Menú

1 + 2 + 3 / 9 11-9 / 200º

5

Pues eso, que ya hemos vuelto a la radiociudad, con el primer programa de la segunda temporada que verdaderamente es la tercera, si claro que no olvidamos esa primera en la tele de nuestros amores.

Y lo hemos hecho este sábado, noveno aniversario del formidable Once de Septiembre; hablando de libros que nos evocan la fecha infausta, o la Guerra contra el Terror que es también contra el Islamismo: La crisis del islam de Bernard Lewis, Occidente contra Occidente de André Glucksmann, Poder y debilidad de Robert Kagan; Dostoievski en Manhattan de André Glucksmann, Viaje al futuro del Imperio de Robert Kaplan, El hombre del salto de Don DeLillo...

Nos queda un misterio por desvelar en ese simulacro de jeroglífico: el ducentésimo hace referencia a la Argentina, quién te ha visto y quién te ve, que está de cumpleaños. Y con Horacio quisimos saber; cómo leerla:

BorgesPerón, tal vez la historiaLas dos muertes de GardelBuenos Aires, vida cotidiana y alienaciónCrítica de las ideas políticas argentinasEl atroz encanto de ser argentinosYofreFacundoAlberdiJuan B. JustoSanta Evita.

***

Hubo más: Gina hablando de lo último de Vendela Vida y Gago de Chéjov. Y Gago de nuevo DeLillo. Y yo urgiendo a la traducción de lo más reciente de Bruce Bawer, Surrender. Appeasing Islam, Sacrificing Freedom, porque

Those who can give up essential liberty to obtain a little temporary safety, deserve neither liberty nor safety,

que dijo Franklin, seguro que con una mueca de asco.

***

Lecturas: Nomad, de Ayaan Hirsi Ali, otra qué tal y cómo la difaman, los Exquisitos, los Aplacaores, los muy malos y los muy cobardes y los muy necios.

5
comentarios
1 Justivir, día

Yo no entiendo lo de los doscientos grados. Habría entendido lo de los 451 Fahrenheit, pero lo de los 200º no.

2 crico, día

Pues pensaba que era un poco torpe porque yo tampoco entiendo lo de los 200ª. Respecto a las lista de libros es muy, muy, muy interesante. Poco a poco intentare leerlos y/o comprarlos. En cuanto al libro de Ayaan ¿lo hay en castellano? He encontrado este otro de ella para los niños "Adan y Eva": http://www.casadellibro.com/libro-adan-y-eva/1614650/2900001349720

3 Justivir, día

No tiene nada que ver con el 11-S ni con Argentina, pero estando en España y siendo aún verano ya me saco yo las coincidencias necesarias para reproducir aquí un breve extracto de una carta del premio Nobel más bestia del que tenga noticia: “El paraíso para mí sería una plaza de toros en la que yo tuviera siempre reservado dos asientos en barrera y afuera un arroyo con truchas en el que yo fuese el único autorizado a pescar y dos lindas casas en el pueblo; en una de ellas tendría a mi esposa y a mis hijos y les sería fiel y les amaría de verdad y con dedicación y en la otra tendría a mis nueve hermosas amantes cada una de ellas durmiendo en un piso diferente y en una de las casas los baños estarían provistos con copias del Dial a modo de papel higiénico y en la otra con ejemplares del American Republic y del New Republic. Y habría una buena iglesia como en Pamplona en la que me detendría a confesarme mientras fuera de una casa a otra (...)” ¿De quién se trata? (Pista: el autor olvida incluir una fuente de la que constantemente manase vino, un vino excelente que se acumularía en un pilón, de modo que él pudiera elegir entre escanciárselo a chorro o abrevarse en el dicho pilón)

4 Justivir, día

Bueno, pues me da lo mismo que nadie se anime a postear aquí; ya lo haré yo. Y con mucho gusto. Richard P. Graves, sobrino de Robert, escribió una biografía de T.E. Lawrence en la que recogió el hermoso poema que, tras disparar accidentalmente a su camello en el cerebro durante una carga y rodar por los suelos, recitó para si quien temía acabar sus días pisoteado por los camellos de los compañeros: Libre de elegir entre todas tus flores, Señor, Escogí las tristes rosas del mundo, Y por ello están mis pies ordestrozados Y mis ojos cegados por el sudor La serenidad del desierto recogida en cuatro versos

5 vikinga, día

¡Qué versos tan bonitos Justivir! Postea please, ya que los demás no estamos inspirados.

Herramientas