Menú

Fallece el escolta del delegado de Telefónica, Enrique Cuesta

0

A media mañana del 31 de marzo de 1982 fallece en el Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián el policía nacional ANTONIO GÓMEZ GARCÍA, consecuencia del atentado que, cinco días antes, acabó con la vida del delegado de Telefónica en San Sebastián, Enrique Cuesta Jiménez, del que Antonio era escolta.

Rememorando el asesinato de su padre, Irene Cuesta cuenta en Olvidados, de Iñaki Arteta y Alfonso Galletero, que "Antonio Gómez murió con él [su padre] intentando salvarle, pero no pudo hacer nada".

Antonio fue alcanzado por dos disparos, uno en el hombro y otro en la cabeza, con orificio de entrada y salida, que le produjo estallido craneal con pérdida de masa encefálica. Operado durante dos horas en la misma tarde del viernes 26 de marzo, la víctima había permanecido desde entonces en estado de coma profundo.

Antonio Gómez García, de 24 años, estaba casado y tenía un hijo de pocos meses. Era natural de Bornos (Cádiz) y trabajaba habitualmente en el servicio de escoltas. En ocasiones había acompañado a políticos vascos. Así, fue escolta del secretario general del PSE, Txiki Benegas. Desempeñando esta labor vivió el asalto de Tejero al Congreso el 23 de febrero de 1981.

Herramientas