Menú

El carnicero de Mondragón asesina al guardia civil Modesto Martín en 1982

0

Minutos después de las 15:00 horas del lunes 15 de marzo de 1982, ETA asesinaba a tiros en la localidad guipuzcoana de Rentería (Guipúzcoa) al guardia civil MODESTO MARTÍN SÁNCHEZ

Tres terroristas dispararon contra su automóvil, en el que también viajaban su esposa, embarazada de siete meses, y su hijo de cinco años, al que iban a llevar al colegio. Cuando ya estaba dentro del coche, dos terroristas, uno con metralleta y otro con una pistola, se colocaron en la parte delantera del vehículo y le dispararon varias veces a través del parabrisas. Modesto estaba sentado en el asiento del conductor y su mujer intentó impedir que los terroristas dispararan, pero los pistoleros le dieron un empujón para apartarla. Tras ametrallar al guardia civil, huyeron a pie. Posteriormente se recogieron en el lugar de los hechos numerosos casquillos del calibre 9 milímetros parabellum de fabricación francesa y belga.

Modesto murió casi instantáneamente. Trasladado urgentemente al Hospital Militar de San Sebastián en una ambulancia de la Cruz Roja, ingresó cadáver en el centro médico, con heridas mortales en el corazón, la boca y el pecho, a la altura de los pulmones.

La capilla ardiente con sus restos mortales quedó instalada a última hora de la tarde en el Salón del Trono del Gobierno Civil de Guipúzcoa. El funeral estuvo presidido por el vicepresidente Martín Villa, el delegado del Gobierno Oreja, el consejero Retolaza y el alcalde de San Sebastián, además de representantes del PSOE y UCD. A continuación fue enterrado en el cementerio de Rentería.

ETA reivindicó el asesinato el 22 de marzo mediante una llamada telefónica al diario Egin. Del mismo se responsabilizó en 1984 el etarra Jesús María Zabarte Arregui, el carnicero de Mondragón, detenido tras un enfrentamiento con la Guardia Civil en Hernani el 15 de junio de ese año en casa de la familia Miner.

Un mando de la Guardia Civil dijo a un periodista de El Diario Vasco que el crimen fue visto por, al menos, cincuenta personas, pero que nadie se atrevía a dar información a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Modesto Martín Sánchez era cabo 2º de la Guardia Civil, cuerpo al que pertenecía desde 1965. Trabajaba en el Servicio Fiscal del Puerto de Pasajes, aunque vivía en Rentería. Natural de Pinofranqueado (Cáceres), tenía 41 años. Estaba casado, tenía dos hijos y su mujer estaba embarazada de siete meses en el momento del asesinato.

Herramientas