Menú

Vacunando a los indios

0

El primer país del mundo en poner en marcha una campaña de vacunación masiva de la población fue España. Y esa campaña de vacunación contra la viruela ordenada por Carlos IV no se limitó al territorio peninsular: a partir de 1803, la famosa Expedición Balmis llevó la vacuna a todos los territorios de ultramar de la Corona española e incluso a China.

El esfuerzo de aquella campaña de vacunación resulta aun más notable si tenemos en cuenta que se produce 37 años antes de que el gobierno inglés comenzara a proporcionar gratuitamente la vacuna a su propia población. Y eso que dicha vacuna había sido descubierta por un inglés, Edward Jenner.

Así narra Mariano Alonso Baquer, en su obra "Españoles, apaches y comanches", la llegada de la vacuna a la Nueva España:

El día 10 de abril de 1804 llegó a Veracruz la vacuna contra la viruela, que fue inmediatamente transmitida a unos niños expósitos. Y de allí a México en donde fue vacunado, junto a los demás niños de la ciudad el hijo del virrey, de 21 meses de edad. A petición del comandante general de las Provincias Internas, Nemesio Salcedo, el 21 de mayo una expedición de vacuna llegó a Chihuahua, desde donde se transmitió a toda la Nueva Vizcaya, y desde allí a Nuevo México, donde fueron vacunados, tanto los hijos de españoles como de todas las tribus indias sedentarias y los de las nómadas que aceptaron, como los apaches navajos y los comanches. La vacuna también fue trasladada por barco a la Nueva California. En poco más de cuatro años, la vacuna había llegado desde España al centro de norteamérica, librando de la viruela a todas las tribus indias relacionadas con los españoles.

Es decir, tres décadas antes de que los niños de clase humilde fueran vacunados contra la viruela en Inglaterra, los españoles ya habíamos vacunado a los hijos de los apaches, de los comanches y del resto de la población del México actual.

Como para que ahora venga el imbécil de López Obrador a decirnos chorradas.

0
comentarios

Herramientas