Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Una felicitación a Albert Rivera

0

Como en otras ocasiones he criticado duramente a Ciudadanos por sus ambigüedades, permítanme que por una vez alabe al partido de Albert Rivera. Lo justo es justo.

Ha pasado bastante desapercibida en los medios una noticia que, sin embargo, puede tener un gran alcance: la negativa de Rivera a reincorporarse a la comisión creada en el Congreso a solicitud del PSOE para estudiar cuestiones territoriales. Esa comisión no era otra cosa que aprovechar la tensión separatista para tratar de colarnos a los españoles una reforma constitucional en sentido confederalizante. Es decir: regalar a los separatistas de manera legal lo que de manera ilegal no han podido robarnos.

Fue Pedro Sánchez quien impulsó esa comisión y el PP y Ciudadanos se incorporaron a ella de forma aparentemente no muy entusiasta. Y Ciudadanos acabaría retirándose de ella a mediados de marzo, cuando el PSOE se negó a que acudieran como comparecientes a esa comisión diversos cargos socialistas de años anteriores, como Alfonso Guerra o Rodríguez Ibarra, conocidos por sus posturas algo menos complacientes con el separatismo.

Pedro Sánchez ha intentado en las últimas semanas convencer a Rivera de que Ciudadanos se reincorpore a la comisión, pero sin éxito, según informa hoy OKDiario. De modo que esa comisión está técnicamente muerta, ya que en ella solo quedan PSOE, PP y Unión del Pueblo Navarro. Una comisión para resolver problemas territoriales a la que no pertenecen ni los partidos separatistas ni la formación que ahora encabeza las encuestas, es papel mojado.

¿A qué se debe que Ciudadanos, que al principio sí aceptó incorporarse, decidiera después retirarse y ahora se niegue a volver, condenando a esa comisión al cierre? Pues probablemente a que el clima de opinión ha cambiado y mucho, y los votantes que buscan refugio en Ciudadanos al percibir la pasividad de PP y PSOE con el nacionalismo, no entenderían que Rivera avalara aventuras confederales.

Quizá a alguien esto le parezca oportunismo, pero como ya he dicho muchas veces, yo lo que quiero son políticos que escuchen a los españoles, en vez de intentarnos colar a piñón fijo sus delirios, como hace por ejemplo Pedro Sánchez con sus tonterías territoriales. Si oportunismo es escuchar el clamor mayoritario de los españoles en favor de una España no sometida a tensiones perpetuas, pues bienvenido sea el oportunismo.

Como digo, lo justo es justo. E igual que he criticado a Ciudadanos cuando ha traspasado las líneas rojas, transigiendo en cuestiones territoriales (por ejemplo, cuando firmó el infame pacto de investidura con Pedro Sánchez), vaya ahora mi felicitación por hacer algo correcto, que es dejar morir esa comisión territorial estúpida y peligrosa.

Lo que toca ahora no es compadrear ni contemporizar con los separatistas, sino destruir democráticamente de una vez por todas un separatismo que para lo único que sirve es para hacernos perder a todos los españoles tiempo y dinero. Un tiempo y un dinero que no nos sobran y que estarían mejor invertidos en resolver otras cuestiones, como por ejemplo la viabilidad de nuestro sistema de pensiones.

0
comentarios

Herramientas