Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Rufus ha ocupado la Generalitat

0

Los derviches giróvagos son una secta sufí de origen turco, cuya seña de identidad más característica son esas danzas en que los adeptos, tocados con un fez y vistiendo unos largos faldones blancos, giran incesantemente sobre sí mismos.

La secta fue fundada en el siglo XIII y el nombre real que reciben sus miembros es el de mevlevíes. Fueron prohibidos por el régimen de Kemal Attaturk en 1923, pero el gobierno turco terminó levantando la prohibición en 1950, al darse cuenta de que sus danzas atraían a los turistas. Ya saben ustedes, ante el vil metal, los principios se flexibilizan.

La danza derviche se denomina samá y representa una especie de comunión espiritual con el universo. Aunque consta de varias fases, la más llamativa es esa en que los derviches entran en trance girando incesantemente sobre sí mismos, con la cabeza ladeada y las manos extendidas, una de las palmas de la mano apuntando hacia arriba y la otra, hacia abajo.

En Internet puede encontrarse esa danza ejecutada en una iglesia de Bélgica, a los sones de esa maravilla musical que es el Canto Ostinato del holandés Simeon Ten Holt. Les recomiendo que la busquen y la vean. Es una danza que no solo tiene algo de hipnótico para el danzarín, sino también para el espectador. Ese girar y girar sobre uno mismo, sin moverse del sitio, con los vistosos faldones ondeando, termina por hacerte perder el sentido del tiempo.

Desde hace mucho, los políticos en Cataluña no hacen otra cosa que girar y girar sobre sí mismos, no con el fin de entrar en trance ellos, sino intentando que sea la sociedad la que no salga del trance. Todo es un perpetuo volver y revolver sobre propuestas, contrapropuestas, declaraciones, mociones, matices, gestos vacuos, más propuestas, referendos, consultas, declaraciones unilaterales, listas conjuntas, listas disjuntas, independentismo, derechos a decidir, listas de país, listas de presidente, estados asociados, separatismo, constituciones, estructuras de estado, cadenas humanas a golpe de corneta, nacionalismo, sociedades aparentemente civiles, soberanismo, propaganda, plebiscitos, contracontrapropuestas... Y, por supuesto, dinero. Mucho dinero. Porque no hablamos de otra cosa. Imagínense cien trileros girando como derviches alrededor de dos mil cubiletes y preguntando todos a la vez a los pobres catalanes que dónde está la bolita.

Ayer, el medio on-line Crónica Global publicaba el enésimo mensaje que Artur Mas le ha hecho llegar a Oriol Junqueras sobre la supuesta convocatoria de unas elecciones supuestamente plebiscitarias. Esta vez, la vía elegida por Artur ha sido el SMS. No me resisto a transcribirles el mensaje completo:

"Oriol, gracias por la respuesta vía SMS. Me parece que tu interpretación es precipitada, y por lo tanto entiendo tu mensaje como una expresión de vuestra posición pero no como un acuerdo. Para que haya acuerdo tiene que haber una posición conjunta de las dos partes. Y para que sea así la propuesta que mencionas tiene que ser fiel a la que se hizo en la reunión del 27 de diciembre por parte de las entidades soberanistas. Recuerda que SU propuesta era que si ERC insistía en presentarse por separado y hacía imposible una lista conjunta, como tú mismo has ido reiterando en todo momento, entonces se podía hacer una lista SOLO DE ERC y que en la transversal o conjunta fueran las personas que QUISIERAN de cualquier partido y los independientes que también QUISIERAN.

En tu planteamiento se recoge lo contrario, cosa que me hace pensar que sigues simplemente queriendo imponer tu modelo de listas separadas sin más. Recuerda también que cuando las entidades soberanistas hicieron SU propuesta en ningún momento se condicionó a una fecha. No me parece correcto entonces presentar como un acuerdo lo que no lo puede ser si se tergiversan gravemente los términos de la propuesta inicial. Fíjate que en el documento que te envié, cuando se habla de la propuesta tercera, se dice literalmente "los partidos que no apoyasen o no se integrasen en la lista conjunta o transversal se presentarían CON PERSONAS DE LOS PROPIOS PARTIDOS". Es lo que propusieron las entidades y que ahora pareces ignorar. Fíjate también que en el documento de propuestas que te hice llegar SOLO hay fecha concreta en la propuesta primera: convocatoria para antes de las municipales si hay lista conjunta con vosotros. Todavía estamos a tiempo, solo depende de vosotros porque ya sabes que las entidades soberanistas estarían de acuerdo.

Dicho todo esto, y para deshacer malentendidos y alcanzar un acuerdo REAL, te propongo que volvamos a mantener un encuentro como el del 27 de diciembre, esta próxima semana, con el fin de recuperar los términos concretos de la propuesta de las entidades que ese día no aceptaste. Muy cordialmente, A. Mas".

¿Han comprendido ustedes la situación? ¿No? Pues no se preocupen, porque yo tampoco he entendido ni una sola palabra. Ni nadie podría entenderlo. Lo único que me viene a la mente, leyendo este mensaje, es lo de "la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte". Cataluña se ha convertido en la República de Freedonia y Rufus T. Firefly ha ocupado el Palacio de la Generalidad al grito de "¡Más madera!".

Los derviches nacionalistas siguen girando y girando y girando y girando, con las palmas de las manos extendidas (por si les cae algo de pasta), intentando que los faldones se extiendan al máximo posible, para tapar las cuentas en Suiza, los impagos a las farmacias, el robo de dinero de los parados, la legión de enchufados, el robo de dinero del Palau, los quirófanos cerrados, el robo de dinero de las ITV, las imposiciones lingüísticas, las sedes embargadas y la caída en las encuestas.

Y todo se ha convertido en una farsa, en una danza ritual de carácter hipnótico a la que los turistas, e incluso los nativos, asistimos atónitos. Porque un espectáculo como la samá puede aguantarse durante unos minutos; haciendo un esfuerzo, quizá fuera soportable durante unas horas. Pero Artur Mas lleva girando tres años, repitiendo una y otra vez palabras que ni él mismo comprende. Y esto ya no hay dios ni cuerpo que lo aguante.

Uno termina llegando a la conclusión, ineludiblemente, de que lo peor de algunos nacionalistas no es su carácter liberticida, ni su prepotencia, ni su inutilidad como gobernantes, ni su desprecio a los catalanes. Ni siquiera lo ladrones que son. Lo peor es que estos derviches del chalaneo, estos trileros de la girovagia, son un perfecto, prolongadísimo e insufrible coñazo.

0
comentarios

Herramientas