Menú

Los peores augurios

0

Ayer publicaba El Mundo una nueva exclusiva sobre el 11-M que viene a añadir todavía más preocupación a lo que vamos conociendo. Si algo no se le puede negar a El Mundo es que, además de hacer buen periodismo de investigación, sabe presentar las informaciones de manera que se capta de un vistazo la esencia del mensaje. En este sentido, la fotografía de la portada resumía perfectamente la realidad, la tenebrosa realidad, de lo que a día de hoy sabemos: de los tres presuntos terroristas encapuchados que aparecen en uno de los vídeos de reivindicación, uno estaba controlado por la Policía, otro por la Guardia Civil y el tercero por el CNI.

Mientras que el Congreso de los Diputados daba por zanjada, después de meses de inactividad, la Comisión de Investigación del 11-M (¿alguien puede decirme qué ha investigado esa Comisión?), los españoles íbamos conociendo por los medios de comunicación detalles que iban confirmando, noticia tras noticia, los peores augurios. A fecha de hoy, lo que vemos es que todos los principales implicados en la masacre, o eran directamente confidentes o estaban estrechamente controlados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o por el CNI. No hay ninguno de los actores de este drama que no fuera conocido, controlado o utilizado. ¿Cómo es posible, entonces, que este atentado llegara a producirse?

SOBRE LOS COMENTARIOS DE LOS LECTORES

Para Aviador: la cuestión de la trazabilidad en los explosivos es más peliaguda de lo que parece. Algunos explosivos en estado puro (como el RDX y el C4) son muy difíciles de detectar tanto antes  de la explosión (por ejemplo, mediante máquinas detectoras), como después de la explosión (analizando los restos). Es por eso que se obligó a los fabricantes, hace ya años, a incluir "marcadores" químicos en la composición de esos explosivos, que permitieran tanto detectar un transporte de los mismos com o identificar el origen del producto utilizado en una determinada explosión. Pero si alguien elabora en un laboratorio casero esos explosivos, evidentemente no incluirá esos marcadores químicos, así que la trazabilidad de un atentado no siempre es sencilla. De todos modos, para poder "trazar" los explosivos del 11-M deberíamos partir de conocer qué componentes químicos se detectaron en los trenes. Pero, por alguna razón, no se conocen los informes originales de la Policía Científica ni sobre los 10 focos de los trenes, ni sobre las dos mochilas señuelo detonadas por los Tedax. ¿Qué componentes químicos exactos se encontraron y dónde están esos informes?

Para Luis Fernando Arean: Planteas temas muy interesantes ("¿Qué importancia tiene realmente la metenamina encontrada en la furgoneta de Alcalá?" "¿Qué cantidad de explosivo hacía falta?"). Creo que tus observaciones son muy pertinentes, así que iremos comentando los distintos !  temas en futuros posts. En cuanto a tu petición de que publique en mi blog los informes completos de los Tedax, creo que quien tendría que haber hecho públicos esos informes hace mucho tiempo (para conocimiento de todos los españoles) es el Gobierno. ¿Por qué no lo ha hecho? Habría que preguntárselo al Gobierno. En cualquier caso, yo ni puedo ni debo entrar a publicar indiscriminadamente documentos del sumario. Puedo (y así lo haré) publicar ocasionalmente alguna página o algún documento específico, pero nada más. De todos modos, si tienes mucho interés en comprobar esos informes, lo que sí puedo es indicarte el folio del sumario donde aparecen (por si tienes acceso al texto del sumario por alguna otra vía).

0
comentarios

Herramientas