Menú

La esencia del socialismo

0

Ayer me llegó a través de Twitter un fragmento de un discurso de Donald Trump en uno de sus mítines políticos. Permítanme que se lo transcriba. Decía así el presidente americano:

El socialismo promete unidad, pero produce odio y discordia.

El socialismo promete un futuro mejor, pero siempre vuelve a los capítulos más oscuros del pasado. Nunca falla: siempre es así.

El socialismo es una ideología triste y desacreditada, anclada en la total ignorancia de la Historia y de la naturaleza humana, lo que hace que tienda a desembocar en la tiranía. Y siempre lo termina haciendo.

Los socialistas dicen que aman la diversidad, pero siempre exigen una conformidad absoluta.

Sabemos que el socialismo no tiene que ver con la justicia, ni con la igualdad, ni con mejorar el nivel de vida de los pobres. El socialismo solo tiene un objetivo: conseguir poder para la clase dirigente. Y cuanto más poder tiene, más poder anhela.

Quieren dirigir la atención sanitaria, los transportes, las finanzas; quieren gestionar la energía, la educación, manejarlo todo. Quieren poder para decidir quién gana y quién pierde, quién está arriba y quién está abajo, qué es verdad y qué es mentira e incluso quién vive o quién muere.

Por resumir, todos los que estamos aquí hoy sabemos que no hay nada menos democrático que el socialismo.

En cualquier momento y lugar en que aparece, el socialismo se abre paso bajo la bandera del progreso, pero al final solo ofrece corrupción, explotación y decadencia.

Y para aquellos que querrían imponer el socialismo en los Estados Unidos, nosotros tenemos un mensaje muy simple: los Estados Unidos no serán nunca un país socialista.

Fin de la cita.

Donald Trump será todo lo que Vds. quieran. Pero convendrán Vds. conmigo en que, en esto, tiene más razón que un santo.

0
comentarios

Herramientas