Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

En Irán no oprime la talla 38

0

Déjenme que comience el editorial con una canción: Mujeres en el metro de Teherán

Eso que escuchan ustedes es la canción que tres mujeres iraníes interpretaron en el metro de Teherán hace dos días, tras quitarse el velo islámico, jugándose con ello la cárcel. Pero de eso no habrán ustedes escuchado nada en los medios de comunicación españoles.

"No a la discriminación de género". "No a las leyes laborales discriminatorias". "Salarios iguales y justos para las mujeres". "Libertad, igualdad y justicia"… Son los lemas que coreó un grupo de unas pocas docenas de mujeres iraníes que se atrevieron a concentrarse el jueves delante del ministerio de Trabajo, en la Avenida Azadi de Teherán. La policía del régimen disolvió la concentración a golpe de porra y arrestó a 20 manifestantes. Pero de eso no habrán ustedes escuchado nada en los medios de comunicación españoles.

Touran Mehraban, Leila Hosseinzadeh, Faezeh Abdipour, Yasamin Mahboubi, Soha Mortezaii, Negin Arameshi, Neda Ahmadi, Sepideh Farhan… Son algunas de las estudiantes iraníes detenidas por protestar contra un régimen donde a las mujeres se les niegan los derechos más elementales. Un régimen donde, por ejemplo, la mujer maltratada no tiene ningún derecho frente a su maltratador, ni siquiera el derecho de escapar de él. Pero de eso no habrán ustedes escuchado nada en los medios de comunicación españoles.

Más de 400 mujeres iraníes han sido arrestadas en las protestas en favor de la apertura política desde el 28 de diciembre pasado. Muchas de ellas han sufrido malos tratos en prisión y durante los interrogatorios. Doce han muerto a consecuencia de las torturas, según el Consejo Nacional de la Resistencia Iraní. Pero de eso no habrán ustedes escuchado nada en los medios de comunicación españoles.

Shaparak Shajarizadeh,Vida Movahed, Azam Jangravi, Maryam Shariatmadari, Hamraz Sadeghi… Son algunas de las 35 mujeres detenidas por quitarse el velo islámico en público y colgar el vídeo de su desafío en las redes, según informa Amnistía Internacional. Han sido acusadas de "incitación a la corrupción y a la prostitución". Varias de ellas han sufrido castigos físicos. Alguna se encuentra encarcelada en condiciones de aislamiento. La madre de Maryam Shariatmadari fue torturada para que revelara el paradero de su hija, según declaró su abogado. Pero de eso tampoco habrán ustedes escuchado nada en los medios de comunicación españoles.

Aquí, en España, el Día de la Mujer Trabajadora no ha tenido el más mínimo recuerdo para las mujeres detenidas, torturadas o muertas en Irán por defender los derechos de la mujer. Ni el más mínimo recuerdo por parte de los políticos. Ni el más mínimo recuerdo por parte de la inmensa mayoría de los medios. Nadie le ha hecho ante las cámaras a Irene Montero la pregunta del millón: ¿cómo se atreve usted a hablar de feminismo mientras el jefe de su partido colabora con la televisión de un régimen que detiene, tortura y asesina a las mujeres que reclaman sus derechos más básicos?

Los diez países donde la mujer cuenta con más derechos son capitalistas, así que las supuestas feministas españolas han convocado una huelga a través de un manifiesto donde se ataca… al capitalismo. Los 10 países donde la mujer cuenta con menos derechos son de mayoría musulmana, así que las supuestas feministas españolas han llenado el jueves de pintadas insultantes… las puertas de varias iglesias católicas.

Y mientras en Irán las mujeres se juegan la libertad y la vida por defender la igualdad, aquí en España un nutrido grupo de niñatas se manifestaba por la calle gritando "La talla 38 me aprieta el chocho". ¡Qué triste y qué ridículo es el activismo en los países ricos y libres!

Dejadme que me avergüence por vosotras, queridas y supuestas feministas españolas, ya que vosotras no parece que tengáis mucha capacidad de avergonzaros de vosotras mismas.

0
comentarios

Herramientas