Menú

El Pacto del Tinell

0

El 14 de diciembre de 2003, Pasqual Maragall del PSC, Joan Saura, de Iniciativa per Catalunya, y Josep_Lluis Carod-Rovira, de ERC, firmaban el famoso Pacto del Tinell, en el que se comprometían a ahondar en el autogobierno catalán a través de un nuevo estatuto y en el que se establecía el cordón sanitario al Partido Popular, en los siguientes términos: "Los partidos firmantes del presente acuerdo se comprometen a no establecer ningún acuerdo de gobernabilidad -acuerdo de legislatura y acuerdo parlamentario estable- con el PP en el Gobierno de la Generalidad. Igualmente se comprometen a impedir la presencia del PP en el Gobierno del Estado y a renunciar a establecer [con el PP] pactos de gobierno y pactos parlamentarios estables en las cámaras estatales".

A pesar de que, en teoría, los firmantes representaban tan solo a partidos de ámbito catalán, lo cierto es que el cordón sanitario quedaba establecido para toda España y fue asumido por el PSOE en su conjunto. También fue asumido por un partido, Convergencia i Unió, que no estaba entre los firmantes originales, pero cuyo líder, Artur Mas, compareció ante notario el 13 de septiembre de 2006 para dar fe de que no establecería pactos permanentes o estables con el PP.

La historia posterior a la firma del Pacto del Tinell es conocida: atentado del 11-M, victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero y cuatro años de legislatura a cara de perro en los que el PP recurrió a la movilización en la calle contra el nuevo estatuto catalán, contra la negociación con ETA y contra las leyes ideológicas de Zapatero.

Sin embargo, solo un mes después de la segunda victoria de Zapatero en 2008, Rajoy protagonizaba un espectacular giro en el congreso del PP, en el que hacía aquel famoso exhorto: "Si alguien se quiere ir al partido liberal o al conservador, que se vaya". El Partido Popular había decidido zafarse como organización del cordón sanitario, que ahora quedaría aplicado exclusivamente a las ideologías y votantes tradicionales del PP, solo que ahora con el propio Partido Popular en el bando de los tejedores del cordón.

A partir de ahí comenzó una legislatura de oposición "responsable", que comenzó por la aceptación de la negociación con ETA. El PP se desmarcó de los mismos movimientos sociales en los que se había apoyado en la legislatura anterior para intentar sobrevivir y oponerse al Pacto del Tinell, y la crisis económica trajo consigo un cambio de gobierno que tenía más de turnismo pactado que de verdadera alternancia. La primera legislatura de Rajoy prolongó todas y cada una de las políticas ideológicas de Zapatero contra las que el propio PP se había manifestado hasta 2008. Y el cordón sanitario se aplicó, aunque no de forma expresa sino tácita, al único partido, UPyD, que quiso zafarse de los planteamientos implícitos en aquel Pacto del Tinell. Lo que sucedió posteriormente con UPyD ya lo conocen Vds.

Y en esas seguimos. Miren a su alrededor: observen a quiénes se intenta aislar actualmente en la vida política española, aunque no se use expresamente el término "cordón sanitario". Y saquen sus propias conclusiones.

0
comentarios

Herramientas