Menú

Criminalidad e inmigración

0

Hace un par de semanas, el periódico El País publicaba un interesante artículo, titulado "Así se mata en España", dedicado a un informe que el Ministerio de Interior acaba de publicar sobre los homicidios cometidos entre 2010 y 2012 en nuestro país.

El informe es antiguo: abarca el periodo 2010-2012 porque este tipo de informes no se pueden elaborar hasta que ha finalizado el periplo judicial de los casos y se producen las condenas en firme. Además, el informe es parcial, porque solo recoge datos de algo más de la mitad de los homicidios cometidos y deja fuera los cometidos en Cataluña, País Vasco y Extremadura. Pero, a pesar de todo, la iniciativa de elaborar y publicar el informe es loable, porque al menos nos permite disponer de datos oficiales para analizar los problemas.

Los datos del informe son elocuentes. Los extranjeros representaban (en 2012) el 12% de la población en España, correspondiéndoles el 47% de los asesinatos relacionados con actividades criminales, el 35% de los homicidios en general y el 32% de los casos de violencia de género.

Por tanto, es FALSO que la mayoría de los casos de homicidio o violencia de género correspondan a extranjeros (como sostienen algunos bulos en Twitter). Pero es CIERTO que la tasa de homicidios y de violencia de género es significativamente mayor entre la población extranjera.

El periódico El País trataba de ofrecer una explicación de este hecho, diciendo que "si desgranas la pirámide de población en España, hay un mayor porcentaje de extranjeros entre los jóvenes, que son los que más cometen homicidios. No tiene nada que ver con que los extranjeros sean más violentos".

En efecto, la mayor juventud de la población inmigrante podría ser una explicación para el hecho de que la tasa de criminalidad sea mayor entre la población extranjera. Permítanme aportar otra justificación que intuyo: el estatus socio-económico, más bajo en el caso de la población foránea.

Por supuesto que tiene razón El País cuando afirma que si hay más crímenes entre la población extranjera NO ES porque sea extranjera. Son otras las variables responsables (edad, entorno socio-económico…). Pero la realidad estadística es esa: la tasa de homicidios es mayor.

Dado que ya tenemos datos, aunque sean antiguos y parciales, ¿qué tal si discutimos racionalmente sobre el problema, dejando aparte los apriorismos ideológicos? Por ejemplo, ¿qué tal si dejamos, por un lado, de difundir bulos xenófobos, que exageran el problema? ¿Y qué tal si, por el otro, reconocemos que la inmigración mal controlada SI QUE HACE que se eleve la tasa de criminalidad?

Con respecto a esto último, si aumentar la inmigración eleva la tasa de criminalidad, ¿Vds. creen que a la gente le importa si eso se debe, en realidad, a que los inmigrantes son jóvenes o menos acomodados? Cuando la gente ve un problema, quiere soluciones, no tesis sociológicas. Y si no le dan soluciones, la gente tiende a generalizar de manera injusta.

En España, afortunadamente, no tenemos un problema de criminalidad tan grande como en otros países. Al contrario: la tasa de criminalidad es baja. Tampoco el problema de la violencia de género es tan grande como en otros países. Al contrario: España es, pese a lo terrible de algunas noticias, uno de los países más seguros para las mujeres. Y en España tampoco existe, al menos de momento, un problema migratorio grave.

Así que la forma correcta, y más efectiva, de abordar estas cuestiones es con información y transparencia. Si los problemas no son tan graves, no hagamos que una actitud poco transparente lleve a la gente a percibirlos como más graves de lo que son.

La mejor manera de luchar contra los bulos y contra la desinformación son los datos. Y la honestidad a la hora de atajar los problemas, antes de que se vuelvan verdaderamente serios.

0
comentarios

Herramientas