Menú

Contra Trump, todo vale, pero nada sirve

0

La semana pasada les hablaba, en el comentario de las noticias de las 8, de la orden de inmigración que Donald Trump acababa de promulgar en Estados Unidos. Y les comenté que aquello no era una orden de prohibición de entrada a los musulmanes, cosa que los acontecimientos se encargaron de demostrar, puesto que en Estados Unidos han seguido entrando musulmanes. Sin embargo, eso no ha impedido que la mayoría de medios de comunicación en España hayan estado difundiendo la consigna de que Trump había prohibido entrar a los musulmanes.

No ha sido la única manipulación a la que hemos asistido. Los medios progres a uno y otro lado del Atlántico parecen empeñados en dejar que se vayan por el desagüe los últimos restos de credibilidad que tuvieran, con tal de atizar a Trump con cualquier excusa.

Así, hemos visto cómo los medios, aquí y allí, difundían la falsa noticia de que Trump había amenazado a México con el envío de tropas para combatir el narcotráfico. ¡Vamos, que Trump poco menos que iba a declarar la guerra a los mexicanos! Aquella información falsa fue desmentida inmediatamente tanto por la Casa Blanca, como por el propio gobierno mexicano. ¿Creen Vds que los medios progres retiraron la noticia y se disculparon? ¡Qué va! La reacción inicial de los medios que habían publicado esa noticia falsa fue decir... que el gobierno mexicano mentía. Solo después de muchos días, los medios empezaron a corregir esa noticia falsa contra Trump...pero para sustituirla por la siguiente noticia falsa.

Lo siguiente que se inventaron era que Trump había colgado el teléfono al primer ministro australiano después de una tensa conversación sobre inmigración. Por supuesto, los titulares y los análisis se volcaron en decir que Trump enfrenta a los Estados Unidos con sus aliados más fieles. De nuevo, la falsa noticia tuvo que ser corregida después de que el propio primer ministro australiano desmintiera, en declaraciones a un medio de comunicación local, que Trump le hubiera colgado.

¿Creen Vds que esa sucesión de patinazos ha llevado a los medios progres de aquí y de allí, a pedir perdón por mentir? ¡De ninguna manera! Al contrario, en estos últimos dos días hemos llegado a leer artículos en los que poco menos que se acusa a Donald Trump de antisemita. Lo cual, teniendo en cuenta que su hija Ivanka es conversa al judaísmo y que uno de sus asesores es, precisamente, su yerno judío, resulta ciertamente cómico.

Contra Trump, todo vale en los medios progres. Pero hay un problema: que a Trump le da igual. Y teniendo en cuenta que el nivel de aprobación de Trump entre los americanos es, en estos momentos, superior al que Obama tuvo durante la mayor parte de su mandato, parece que al pueblo americano también le importan bastante poco las mamarrachadas que los medios de comunicación progres digan.

Lo cual implica, por supuesto, que los únicos que están saliendo desgastados en esta guerra informativa son los medios, que continúan hundiéndose en el abismo de la falta de credibilidad.

Prepárense Vds para unas semanas ciertamente interesantes. La progresía americana parece llevar mal lo de perder unas elecciones, así que recurrirá a cuanto esté en su mano para tratar de torcer el veredicto de las urnas. Aunque resulte increíble, esta semana una columnista progre, que trabajó en la administración Obama, ha llegado incluso a publicar un artículo analizando las posibilidades de deshacerse de Trump, entre las que se citaba expresamente el golpe militar como una posibilidad más.

Pero tampoco se me asusten ustedes. Si pudieran, no me cabe duda de que algunos progres americanos recurrirían al golpe de estado. Pero afortunadamente, no pueden. Los descerebrados hacen mucho ruido, pero tampoco son tantos. Lo que sí son es tontos, vistos los patinazos y el espectáculo dantesco que están dando.

Esperemos que, a lo largo de los próximos meses, los sectores más sensatos de la oposición a Trump se vayan haciendo con las riendas de la izquierda americana y arrinconando a sus correligionarios más montaraces. Porque Estados Unidos y el mundo necesitan que exista una oposición a Trump inteligente y eficaz.

Si no es así, es decir, si la progresía americana sigue insistiendo en suicidarse y termina por volverse irrelevante, entonces sí que Trump podría llegar en el futuro a representar un peligro. Porque quien gobierna sin oposición sí que puede verse asaltado por la tentación de abusar de su poder.

0
comentarios

Herramientas