Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Censurando a Mark Twain

0

En Estados Unidos, ese manicomio de la corrección política, pronunciar ciertas palabras puede provocar tu inmediato despido. Es lo que acaba de sucederle al Director de Comunicación de Netflix, a quien han puesto esta semana de patitas en la calle.

Para poner los hechos en contexto, cuando alguien se quiere referir a un negro, las formas aceptadas de hablar son "african-american" (afroamericano), "coloured" (persona de color), "black" (negro) y, curiosamente, la propia palabra española "negro". Por ejemplo, decirle a alguien "You are a negro", usando la palabra española, no es considerado insultante.

Sin embargo, se considera extremadamente ofensivo usar la palabra "nigger", que en español se podría traducir por "negrata". Y la razón de que se considere tan ofensivo es que "nigger" era la forma común con que la sociedad blanca anglosajona y esclavista del Sur se refería a los negros. Mientras que "negro" (en español) era un término meramente descriptivo, y por tanto no ofensivo, "nigger" era un término derogatorio, despectivo.

Hasta aquí, todo bien. No hay nada de raro en que haya palabras que puedan resultar ofensivas por su origen histórico o por su uso tradicional. Como tampoco hay nada de raro en que un negro exija que no te dirijas a él, ni a otros negros, llamándoles "negratas".

El problema es que, en Estados Unidos, la fiebre de la corrección política ha llevado las cosas un paso más allá. Resulta lógico que alguien se ofenda si le llamas "negrata", pero resulta que la utilización de la palabra "negrata" ha pasado a considerarse ofensiva en sí misma. Por ejemplo, ha habido casos en que los estudiantes de algunas universidades han presentado quejas contra profesores por usar la palabra "negrata", no para dirigirse a ellos, sino en una clase de filología o de literatura.

Imaginen ustedes que son un profesor de literatura que está comentando la obra de Mark Twain, autor del siglo XIX que utiliza abundantemente la palabra "negrata" en sus textos (porque esa era la forma de hablar en el Sur de los Estados Unidos en el que se ambientan sus novelas). Bueno, pues como profesor no puedes decir frases como "Mark Twain usa la palabra ‘negrata’ en un sentido coloquial", porque te pueden denunciar los estudiantes, diciendo que el mero uso de ‘negrata’ en esa frase sobre Mark Twain les ofende profundamente.

En consecuencia, en Estados Unidos se ha puesto de moda usar un eufemismo para sustituir la palabra "nigger" (negrata). Si necesitas usar la palabra (por ejemplo, porque estás comentando a Mark Twain), tienes que decir "the N-Word" (es decir, "la palabra que empieza con N").

Con lo cual hemos llegado a la hilarante situación de que los profesores universitarios tengan que recurrir a rocambolescos eufemismos para hablar, no sobre alguien, sino sobre una palabra. En nuestro ejemplo, el profesor universitario, para no ser denunciado, tendría que decir "Mark Twain usa ‘la palabra que empieza por N’ en un sentido coloquial". Completamente ridículo.

Hasta tal punto ha llegado el delirio de la corrección política, que los propios libros de Mark Twain fueron retirados del curriculum de algunas universidades, por resultar ofensivos, y en 2011 una editorial sacó al mercado una nueva edición de ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’, de Mark Twain, sustituyendo todas las apariciones de la palabra ‘negrata’ por la palabra ‘esclavo’.

Bueno, pues volviendo al inicio del editorial, resulta que el Director de Comunicación de Netflix participó en una reunión de la empresa para discutir qué palabras NO se podían emplear en las series y programas que Netflix produce. Y en esa reunión, el Director de Comunicación utilizó la palabra ‘negrata’, en vez de decir ‘la palabra que empieza por N’. Y eso resulta que ofendió a otros empleados de la empresa participantes en la reunión. Y por lo visto, algunas semanas después, cuando esos empleados fueron a quejarse a él por usar la palabra "negrata" para referirse a la palabra "negrata", él volvió a utilizar la palabra "negrata"…con lo cual le han puesto en la calle.

Y claro, a la hora de informar sobre el despido, ningún medio americano puede titular "Despedido el Director de Comunicación de Netflix por usar la palabra ‘negrata’ ", porque eso también sería ofensivo, sino que los titulares son "Despedido el Director de Comunicación de Netflix por usar ‘la palabra que empieza por N’ "

Me van a perdonar Vds., pero lo de la corrección política me parece cada vez más una enfermedad mental. Si a alguien le ofende la frase "Se prohíbe utilizar la palabra ‘negrata’ en ninguna película" y exige que digas, en su lugar, "Se prohíbe utilizar ‘la palabra que empieza por N’ en ninguna película", ese alguien necesita ayuda psicológica urgente.

0
comentarios

Herramientas