Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

V.E.R.D.E.

Yo no soy monárquico. Nunca lo he sido. Tampoco soy antimonárquico o republicano. Si analizamos el tema en términos abstractos, veo más lógico el republicanismo: ¿por qué una familia debería tener un estatus especial en una democracia? Pero en términos prácticos, lo que soy es pragmático. Miro las democracias modernas que existen a nuestro alrededor y lo que veo son dos tipos: unas en las que la jefatura del estado tiene poderes ejecutivos (Francia, Estados Unidos) y donde solo cabe una solución republicana, y otras en las que hay una jefatura del estado casi meramente simbólica y donde el poder ejecutivo radica en el gobierno. España pertenece a esta segunda categoría.

Y dentro de los países de este segundo grupo, con una jefatura del estado simbólica, hay muchos que son monarquías (como Holanda o Inglaterra) y funcionan estupendamente, mientras que otros son repúblicas (como Alemania) y también funcionan estupendamente.

Leer más...

Nuestros partidos de los Sudetes (de nuevo)

¿Cuánto tiempo hace que les vengo avisando de que si el gobierno central financia y consiente el separatismo, es porque le interesa utilizarlo para presentar como inevitable una reforma federal de la Constitución? Ayer me entretuve repasando los editoriales que he dedicado al tema y me topé con uno de hace tres años, escrito en plena mayoría absoluta de Mariano Rajoy, y que sigue teniendo plena vigencia. Permítanme que se lo recuerde. El editorial se titulaba "Nuestros partidos de los Sudetes" y decía así:

Los Sudetes son una cadena montañosa situada en Europa central. A principios del siglo XX, buena parte de la zona pertenecía al Imperio Austro-Húngaro, pero la población era mayoritariamente de etnia y de lengua alemanas, por lo que diversos movimientos políticos pedían la incorporación de los Sudetes a Alemania. Es el caso, por ejemplo, del Partido Alemán de los Trabajadores, creado en 1903.

Leer más...

¿Están sordos Rajoy y Sánchez?

La comparecencia del Rey el pasado martes para hablar de Cataluña fue seguida por 12 millones de españoles, tres de cada cuatro personas que estaban viendo la televisión. Sin embargo, parece que lo que dijo no ha llegado a ser escuchado por el presidente del gobierno ni por el líder del principal partido de la oposición, así que permítanme que hoy aproveche mi editorial para rescatar los párrafos más importantes.

Dijo así el Rey:

Leer más...

Tiempo de rebelión

Millones de españoles asisten indignados a lo que está sucediendo en Cataluña. Y cualquiera que tenga Whatsapp puede atestiguar (por la profusión de banderas españolas en los perfiles) que esa indignación es transversal: tanto personas de izquierda como de derecha asisten con un cabreo creciente a la sucesión de humillaciones infligidas por los separatistas a España, a los españoles, a los guardias civiles, a los policías o a los no nacionalistas.

Y esos mismos españoles asisten también, estupefactos, a la inacción de un gobierno, el de Rajoy, que es quien tiene la responsabilidad de poner coto a esas humillaciones y de perseguir los delitos.

Leer más...

Jornada de reflexión

Rajoy lo lo ha vuelto a hacer. El 1 de octubre será otro 9-N, con gente votando, con el gobierno catalán inventando y difundiendo resultados, con la prensa internacional informando del asunto y con el gobierno de España diciendo que eso no es en realidad un referéndum. La imagen de España arrastrada de nuevo por los suelos.

Confieso que, como soy un poco panoli, yo estaba convencido de que Rajoy no se atrevería a dejarse humillar, y a humillarnos a nosotros, por dos veces. Pero me equivoqué. Errar es de humanos. Pero reconózcanme que, esta vez, equivocarse era fácil: lo difícil es concebir que Rajoy pudiera tener tan poco respeto por sí mismo. Y por nosotros.

Leer más...

Rajoy os protegerá

El pasado miércoles, un juez ordenó la detención de más de una docena de altos cargos de la Generalidad, como consecuencia de la denuncia interpuesta hace meses por Vox contra el juez Santiago Vidal.

Ese mismo día, Rajoy compareció para asegurar que la ley se cumplirá, para hacer una llamamiento a la cordura del gobierno catalán y para trasladar un mensaje de apoyo a los alcaldes amenazados y a los demás catalanes que sufren estos días la presión y el acoso de los separatistas. Permítanme que me centre en este último punto: el estado os protegerá, vino a decir Rajoy.

Leer más...

No hablamos de independencia

Cuando eres consciente de que no tienes razón en una pelea, la única salida que te queda es cambiar el tema de discusión. Los separatistas aplican a rajatabla esa máxima: en la discusión sobre la situación en Cataluña, tratan de desviar siempre la conversación con el fin de no entrar en el verdadero fondo del asunto. Y es importante que diferenciemos los temas, para centrar el debate en sus justos términos.

De lo que estamos hablando, de lo que debemos hablar en estos momentos, NO ES de la independencia de Cataluña. A estas alturas del partido, no podemos caer en la trampa de enzarzarnos con los separatistas en si la independencia de Cataluña es buena o mala. Eso es irrelevante, hoy por hoy.

Leer más...

El fin del principio… o no

En la segunda batalla de El Alamein, celebrada entre el 23 de octubre y el 4 de noviembre de 1942, el general Montgomery logró batir al Afrika Korps del mariscal Rommel. A partir de aquel momento, los alemanes se verían obligados a retroceder en el norte de África, abandonando Egipto y Libia, hasta refugiarse en Túnez.

Tras la batalla, el primer ministro inglés, Winston Churchill, pronunció una frase que ha pasado a la Historia: "Esto no es el fin. Ni siquiera es el principio del fin. Pero tal vez sea el fin del principio". Después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, Churchill escribió sobre El Alamein otra frase menos conocida, pero no menos ilustrativa: "Antes de aquella batalla", escribió Churchill, "no obtuvimos una sola victoria. Después de El Alamein, no sufrimos una sola derrota".

Leer más...

¿Qué hacer con Cataluña?

Cuando uno expresa críticas a la respuesta del gobierno de Rajoy al desafío separatista, resulta frecuente que alguien salga con la típica cantinela: "¿Y qué haría Vd.? ¿Enviar los tanques?".

No, no hace falta enviar ningún tanque. Existen herramientas suficientes para abordar un problema que, como decía en el editorial de ayer, se mantiene únicamente porque a la clase política le interesa mantenerlo.

Leer más...

Me importa un bledo el 1 de octubre

No, lo siento. La fecha del 1 de octubre no es importante. Ni lo más mínimo. La fecha que me preocupa es el día 2.

El día 1 de octubre, los separatistas han amenazado con llevar a cabo un referéndum ilegal. No podrán hacerlo. Precisamente porque es ilegal. A lo máximo que podrán aspirar los separatistas es a sacar algunas urnas en algunos ayuntamientos, usando ilegalmente alguna lista censal y a realizar un simulacro de votación, sin miembros de mesa legalmente designados y sin interventores de los partidos. Es decir, en el caso peor, lo que los separatistas podrían conseguir es repetir la charlotada del 9-N.

Leer más...

Herramientas