Democracia en América
> > > Colombia o Cuando los Demócratas Se Retratan

Colombia o Cuando los Demócratas Se Retratan

- 08:04:26 -

Compartir: Menéame Tuenti
Entre las lindezas que dijo Barack Obama sobre los votantes de zonas rurales, lindezas que con toda seguridad le costarán las primarias de Pennsylvania, hay una, cuanto menos, curiosa: según el senador de Illinois, la “amargura” que lleva a muchos votantes a refugiarse en las armas, la religión y el racismo también les lleva a oponerse al libre comercio.
Obama se ha retratado con su discurso elitista, pero este último comentario nos recuerda a otra situación reciente en que los Demócratas en general y Nancy Pelosi, Obama y Hillary Clinton en particular, se han retratado: el debate sobre el tratado de libre comercio con Colombia. La flamante House Speaker decidió hace unos días “congelar” el acuerdo antes de que se vote en el Congreso. Sus razones son, en teoría, su preocupación por los asesinatos de sindicalistas en Colombia y el deseo de su partido de asegurar los empleos de esos ciudadanos americanos de base que tanto le importan a Obama. Tanto el bebé mesiánico (aunque creo que voy a apuntarme a lo de “Bobama”…) como Hillary Clinton también se han opuesto al tratado, y es de esperar que el vencedor de su lucha por la nominación Demócrata haga peligrar su puesta en efecto en caso de llegar a la Casa Blanca.
El comportamiento de los Demócratas en este asunto va más allá de la “amargura:” supone una de las actuaciones más infames y partidistas que se les recuerda en algún tiempo. Dejemos de lado, por el momento, la opinión de muchos expertos de que el tratado no le cuesta nada a Estados Unidos y que no resultaría en un éxodo masivo de puestos de trabajo hacia su vecino latinoamericano. Dejemos de lado también que negarse al tratado demuestra la deriva proteccionista de un partido que hace solamente ocho años era librecambista (véase también la oposición de Hillary Clinton al mismo NAFTA que negoció su marido). Lo verdaderamente siniestro es que Pelosi, ayudada por sus medios afines (hablando de gente que se retrata, vale la pena leer este artículo del New York Times), intenta vender lo que es un movimiento partidista como un gesto humanitario de preocupación por los pobres sindicalistas colombianos, tan a merced de los escuadrones paramilitares tolerados por Uribe. A falta de argumentos económicos contra el tratado, los Demócratas intentan difamar al mejor aliado que tiene Estados Unidos en Latinoamérica y a uno de los pocos que le están plantando cara a Chávez y sus aliados; intentan vender a Uribe como uno de esos presidentes-terroristas apoyados por los capitalistas norteamericanos tan asentados en las fantasías progres; y hablan de los sindicalistas como si fueran una gran fuerza oprimida en Colombia cuando en realidad (como nos informa el Wall Street Journal) sólo el 4.5% de trabajadores están afiliados a sindicatos. Eso sin contar con que desde que Uribe es presidente, el número de asesinatos de sindicalistas ha disminuido enormemente (de 196 en 2002 a 26 el año pasado).
¿Por qué dañan los Demócratas a un aliado tan importante como Colombia? La respuesta es sencilla, y podemos incluso encuadrarla dentro de la Psicología Según Obama: la amargura de ocho años fuera de la Casa Blanca les ha cegado tanto que anteponen sus intereses partidistas a los de la nación (los españoles podemos recordar los cuatro últimos años como un ejemplo de esta misma situación). Prefieren dañar a los Republicanos y decir que no a Bush a hacer algo que beneficiaría tanto a Estados Unidos como a un país que ha sido un fiel aliado suyo y cuyo presidente está luchando por los mismo valores que los americanos, en teoría, defienden. La hipocresía es particularmente marcada en el caso de Obama, que habla tanto de su talante y de su capacidad de sobreponerse a las diferencias partidistas por el beneficio del país. Aunque tras la infamia Demócrata hay algo más que amargura obamita: el mayor sindicato americano, la AFL-CIO, se opone al tratado y ni los candidatos ni Pelosi se atreven a contrariarle. Y es que cuando los Demócratas se retratan, lo hacen a conciencia.
Comentarios (4)
1 josecho6, día

Bueno, parece que en todas partes cuecen habas. Para los que conocemos poco los USA resulta descorazonador que los candidatos y los partidos se plieguen también allí a los intereses, generalmente bastardos, de los sindicatos y que la política económica y comercial vaya a ser afectada por sucesos tan poco relacionados con lo económico o lo comercial. Respecto a las actitudes proteccionistas, resultan igualmente tan escandalosas y sorprendentes en los USA como en Europa. Recuerdo un capítulo de "El ala oeste de la Casa Blanca" donde el "buenísimo y estupendísimo" presidente dejaba "sin argumentos" a los que se oponían a cierta medida intervencionista, consistente en bajar los precios de la leche por decreto (jorobando a los productores), con una perla de este jaez "¿qué les diremos a los pobres cuando no puedan comprar la leche para sus hijos? ¿que preferimos a los ricos ganaderos que a los pobres?", o una pijada hollywoodiense de ese tipo. Vamos, que los actores y guinistas lo tiene claro, socialismo a tutiplen.

2 iuris, día

Y Bobama, ¿ha leído Camino de Servidumbre de Hayek?.
Aquí un linK, sobre hayek http://libros.libertaddigital.com/articulo.php/127...
Si los Usa han prosperado, es porque en otros paises han combrado sin parar los productos que producía.
La sobreprotección interna de los productos puede ser buena a corto plazo, pero a medio plazo supone tener una economía poco competitiva. Si algo viene de colombia más barato y de igual calidad la gente lo preferirá antes que un producto nacional más caro. Y entonces la industrias que producen estos productos tendrán que ingeniarselas para mejorarlos o producir otra cosa, así ha mejorado el mundo y ya no vivmos en las cavernas.
Y sí Colombia no puede exportar sus productos legales, ¿que quieren? que sigan "exportando cocaína". Claro a lo mejor para toda esa "izquierda caviar" es más chic tomar unas "rayitas" en una estupenda fiesta mientras se compadecen de los pobres "inditos" colombianos a los que machaca el capitalísmo.
Que verguenza.

3 Fanfy, día

Me parece tremendo. O sea que después de toda la parafernalia y el discurso vacuo este tío no es más que un racista y un defensor de los intereses creados. Tremendo que los Demócratas se hagan cada vez más de izquierdas porque los USA deben dar ejemplo al mundo. Flaco favor a la libertad y defensa indirecta del terrorismo contra el que valientemente lucha Colombia.

4 olasarep, día


"aunque creo que voy a apuntarme a lo de “Bobama”…"

¿Es una expresión que indica estupidez, vacuidad, bobería?

Si es así, apuntarse a difundir esa expresión sería imperdonable para un español. Las naderías de Obama recuerdan a ZetaP. Se ha dicho que un alto asesor de Obama ha venido a estudiar a ZetaP. Durante dos o tres años la gente en España estuvo diciendo que era tonto. Hoy todo el mundo se ha dado cuenta que es perverso, nada tonto. Menudo error tomarle por bobo. Ahora lo pagamos muy caro. Sólo nos falta un presidente de EEUU parecido a ZetaP. Hay que tomarse en serio a estos canallas. No hay más que recordar a ese gurú cainita de Obama. Ese es Obama. Mucho peligro. Para tomárselo en serio.

Escribir comentario