Menú

Zapatero en el Vaticano y un bufón apellidado Berlusconi

7
José Luis Rodríguez Zapatero ha visitado al Papa de Roma sin que haya habido que lamentar ningún percance grave en lo físico. Tan sólo lo estético ha sufrido el tradicional "tantarantán" cuando nuestro presidente viaja al exterior y pretende hacerse el ocurrente, que es casi siempre. Ese "pronuncia usted muy bien mi idioma" es una invitación a que le respondan "De usted, en cambio, no puedo opinar porque no habla ninguno salvo el materno", pero el Papa es misericordioso y, con gran elegancia, no aprovechó el lance.
Ratzinger-Z ha tenido en cambio la ocasión de sacar el hisopo de las grandes ocasiones y practicarle a Zapatero un exorcismo en la misma sala de audiencias, pero ya se sabe que la diplomacia vaticana es exquisita.
La imagen de Benedicto XVI asperjando abundante agua bendita sobre la cabeza pecadora de ZP, con el Padre Amorth, maestro de exorcistas, a su lado recitando las imprecaciones que exige el rito, hubiera sido una de esas escenas que justifica por sí misma los seis años que llevamos padeciendo al leonés.
Las legiones del averno que tienen poseído al personaje probablemente no hubieran abandonado su cuerpo, porque para casos extremos como el de ZP hace falta gran disciplina y un tratamiento prolongado, pero probablemente hubiera vuelto a España un poco menos alocado de lo que está con esta crisis que él ha convertido en una de las peores recesiones que se recuerdan "en los países de nuestro entorno".
Pero a cambio de esta carencia en efusión espiritual, Zapatero se ha llevado el dudoso premio de aguantar a Berlusconi haciéndole un desplante de los suyos, que es tanto como hacérselo a todos los españoles, incluidos los que hemos tenido el buen gusto de no votar jamás a la izquierda.
La duda, a estas alturas, es si Berluska ha sido así de payaso siempre o el proceso se agudizó con su última operación de estética, porque la anestesia general a veces tiene efectos secundarios que sólo se manifiestan a medio plazo. Hay una tercera posibilidad: Que la personalidad de Zapatero y su peso específico en el orden internacional sean una tentación demasiado poderosa para un humorista vocacional como el primer ministro italiano.

Temas

7
comentarios
1 Ostrask, día

Pablo: también puede ser justificable lo de Berlusconi. ¿Alguna vez no has tenido la tentación de cerrar la puerta en las narices a un pesado que te está dando la matraca? Pues más o menos es lo que le ha pasado al antiguo cantante; algo natural, teniendo al lado al insufrible de las pausitas y los altibajos de entonación, siempre ahuecando la voz, que es el primer síntoma de un mentiroso. Una hipótesis alternativa es que el italiano, al comenzar a escuchar la sarta de estupideces del zpresidente, evocara sus tiempos de vocalista animador de cruceros y su compañero el pianista, de modo que aprovechara para marcarse un vals por el salón, camino de la puerta. O también (esto ya es más inverosímil) cabe la posibilidad de que Berlusconi sea un fan de Faemino y Cansado, en cuyo caso se habrá dicho: ¿qué hago yo al lado de este gil.ipollas sin mi copa y mi puro?

2 corzo1, día

Ay, qué malo estoy! No veo el fin de esta cosa tan horrorosa que padecemos. Ahora resulta que Mariasno se ha hecho colegui de los sgaeciaos, compi de los que nos cobran por si acaso oimos sus inmortales obras, obras que nadie escucha... ¿El registrador de la propiedad es uno de los suyos o uno de los decentes? ¿Qué hemos hecho para merecer esto? ¿Y el Papa, qué ha hecho el Papa para tener que aguantar al memo? Pobre hombre, que Dios se lo premie... al Papa.

3 Ostrask, día

Por cierto, acabo de ver el vídeo y lo más divertido es la traducción italiano-español de las palabras del sueco de Berlusconi: recibir la "benedición" de Benedicto ha debido ser la repera para el masonazo de ZPlasta.

4 machila, día

A Zapatero hoy le tocaba dar la monserga en el Vaticano, que tantas arcadas le da, pero no olvidemos que lo hacía siguiendo el guión de la Presidencia de la U.E., ese monstruo administrativo que debora millones de euros al día, y por si fuera poco, la rotación cada 6 meses de la presidencia conlleva otra pasta eurica gansísima. Pa na que dicen en Murcia. Lo Chukic no tiene comentario. Lo que si tiene comentario y lo tendrá cuando Pablo lo apruebe es la ruina del Rector Berzosa que llevando la política a la Universidad ha conseguido que entre casi en concurso de acreedores, ¡un fenómeno el Berzosa!

5 DasBoot, día

El desplante al Papa es de lo mas premeditado. Berluscoñi le ha devuelto la bofetada y ya está.

6 Trenti, día

Cuando este risueño bípedo va y larga, delante de todo Cristo, que la Tierra ¨no pertenece a nadie, salvo al viento" o que, por desgracia, en el mundo viven "demasiados ricos" (imagino que, en su delirio, al menos estará excluyendo a su horda de incondicionales pijoprogres), yo no me siento representado. De hecho, a mí no me representa ningún político ni ningún otro cargo público de esta parodia de país, de este decadente vodevil, de esta opereta del mamoneo y del cainismo que solía llamarse España. De esta insultante y sórdida pseudodemocracia. Si nuestros políticos nos representaran de verdad ante la opinión internacional, cualquier guiri que estuviera a la escucha pensaría desde hace mucho que todos los españoles nos encontramos en algún punto entre el cretinismo y la debilidad mental. Y si algún extranjero amagase con cometer ese error, cosa que nunca me ha ocurrido, tendría que hacer dos cosas: primero explicarle que no, que lo que pasa es que ¨Spain is different, dude¨, y luego, como buen español, le mentaría a sus muertos. Pero ya no me siento ofendido si alguien pone en su sitio a uno de nuestros ¨representantes¨, porque habrá que empezar a afrontar que los españoles nunca hemos tenido buen ojo, y es por pura bondad que lo digo así, para elegir gobernantes. Por tanto, me temo que aquí no hay casus belli que valga, ni orgullo patrio ni coñas marineras. Estoy hasta la ceja de tanta zafiedad, de tanto trilero, de tanto cantamañanas y de tanto compatriota indeseable.

7 Trenti, día

Sigo... Todos estos prebostes siempre se amparan, incluso dentro de nuestras fronteras, en la diplomacia y las buenas formas para que nadie les diga en la puñetera cara lo que son. Pero parece que en Europa ya se han cansado de un protocolo que les exige compostura cuando va zapi con su mejor sonrisa a meterles el dedo en el culo a domicilio. Pero es que claro, el que redactó el protocolo nunca llegó a imaginar que habría alguien como nuestro presi. Nuestros vecinos se han cansado de sus muecas y de sus pases mágicos…quizá es porque ya se han enterado de que esto se va al carajo y no están para echarse unas risas. Por mucho que me disguste Berlusconi, yo digo que ayer estuvo soberbio y que dejó a nuestro sideral presidente como el pasmao y nudista intelectual que es. Lo único que eché en falta fue que, tras el apretón de manos, entrara en escena algún trasunto de Lucca Brassi para rematar la jugada.

Herramientas