Crónicas Murcianas

« El Adolescente se confiesa | Principal | Las "progras" y sus hábitos ¿higiénicos? »

¿Por qué no ponen a la rana borracha en el lugar de Mahoma?

1 de Septiembre de 2008 - 21:23:51 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti

Hay o había, ya que murió por causas me imagino que poco naturales, un imbécil probablemente degenerado (si Josep Pla llamaba "degenerado" nada menos que a Dostoievski, no me imagino qué hubiese llamado a este socio) que tiene expuesta una de sus "obras de arte" en un museo italiano que se ha enfrentado al Vaticano. Lo habrán leído u oído ustedes por algún sitio, lo de la obra de arte: un crucifijo con una rana de plástico en lugar del Cristo, la cual rana tiene en la mano una pinta de cerveza y saca la lengua para simbolizar no sé qué purulencia humana.  Últimamente menudean muchísimo este tipo de obras de arte tan positivamente impresionantes. Y no sólo las obras en sí: las hay que llevan la creatividad hasta en el título, como "Me cago en Dios", una cosa estrenada en el Círculo de Bellas Artes madrileño.

No, a diferencia de otros muchos, no me siento vejado ni aludido porque una rana de plástico me salude desde un crucifijo como el último borracho del bar apoyado en la viga maestra del local. Salvador Dalí también puso sobre un crucifijo inexistente una especie de mojama del Greco reblandecida que me niego a considerar como el enviado e hijo de Dios, una obra de arte reproducida infinitamente en los años setenta en aquellos pechos tapizados que nunca se rasuraban y que contenían todavía el calor de una copa de Magno.  Precisamente lo que me escandaliza es que el imbécil me imagino que con problemas de identidad o tal vez otros peores que se hizo pasar por artista o "performer" de la angustia vital y al que otros igual de impostores que él compraron su excrecencia lo que pretenda es escandalizarme con algo que ya no escandaliza ni a las abuelitas, porque las abuelitas han hecho callo con todos los otros imbéciles impostores que se le han adelantado al que nos ocupa con sus respectivas excrecencias exactamente iguales. En el mundo mundial hay tropocientos millones coma uno de crucifijos con ranas blasfemas con una pinta de cerveza en la mano y sacando la lengua, o si no los hay ocurre algo peor: lo parece. ¿Cuántos supuestos "polemistas" tratan desde que el "arte" es lo que el artista pretende que es arte (¿y quién es el artista? El que dice a los demás que lo es) de provocar con sus "obras" la pena y la conmiseración de la Iglesia Católica? Como digo, Tropocientos mil millones coma uno, medio arriba o medio abajo. Porque en realidad no son artistas ni provocadores ni reventadores ni exaltados ni librepensadores ni niños terribles ni nada que se le parezca, sino simples pedigüeños que muestran de la manera más facilona, como vagos que son, sus taras y sus muñones morales como escribía Julio Camba que hacíamos los articulistas que se exponen diariamente al juicio del público. Están pidiendo la caridad de que los cristianos se les enfaden, para sentirse auténticamente pobres hombres. ¡Tanto se desprecian!

Son injustos quienes dicen que para provocar de verdad deberían poner la rana borracha en el lugar de Mahoma, a ver qué ocurre. Eso sería crear polémica, de la de verdad. ¡Polémica estos necesitados, estos impedidos! Nada más lejos. Si se les enfadara alguien, pero de verdad, se echarían a llorar desconsoladamente. ¡Sí solo querían excretar un poco de pus para ganarse el jornal y los canapés de los happenings! Todos esos artistas tienen perfecto derecho a sentirse la hez de la hez, a arrastrarse por las portadas de las catedrales de la Iglesia Católica implorando siquiera una mirada, tienen derecho a limosnear indignación baja en calorías , siempre no se la gasten en vino.

Comentarios (5)
1 Nick2, día 1 de Septiembre de 2008 a las 23:03
Maldito cobarde.
2 TheFlash, día 2 de Septiembre de 2008 a las 11:45

¿Maldito cobarde?...que críptico...
3 corzo1, día 2 de Septiembre de 2008 a las 15:13
No la ponen, ABARCA, porque no tienen lo del caballo de Espartero.
No la ponen porque es la diferencia entre el cristianismo y los pacíficos moritos. El cristiano es un ser violento y agresivo, que es consciente de esas violencia y agresividad y que, por ello, se comporta normalmente de forma educada y pacífica en sociedad, para enmascarar sus taras. Sin embargo, el morito es una criatura casi divina que, debido a su natural bondad, está obligado a ser un aguerrido muyaidín, a capar hembras, a rebanar gaznates, a descuartizar infieles, todo ello para que el violento y agresivo cristiano no abuse de su condición pastueña.
Baste recordar lo que ocurrió con las viñetas nórdicas, casi la T.G.M.
4 cuervo, día 2 de Septiembre de 2008 a las 19:48
buenas tardes.
no pone la rana como sifuera el profeta por su cobardia y bajeza moral por miedo a sus consecuencias, sin embargo ofender a los cristianos sale gratis.dios dijo si te pegan en la cara pon la otra mejilla pero no dejo escrito una vez puesta la otra mejilla que decision tomar.creo que ba siendo hora que los cristianos empecemos defendamos nuestras creencias con algo mas que descalificaciones para con estos sugetos
5 TRIUNFO, día 3 de Septiembre de 2008 a las 14:35
Este tipo de artistas como los pseudoprogres de España,necesitan reforzar su ego con cualquier actuación que pueda llamar la atención a la gente vacía y aburrida de nuestro entorno, que por desgracia son más de lo sque nos imaginamos.
Mahoma nunca aparecerá en una obra así porque le cortarían los gmelillos del sur.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899