Menú

Los dilemas catódicos de Fostiatus

4

Fostiatus ve mucho la televisión, cosa natural en un ser vivo desocupado como él que, además, cada vez va a tener menos responsabilidades a juzgar por el fervor que despierta su figura política entre las masas populares.

Su problema es que no debe entender bien el mando a distancia del aparato, así que en lugar de cultivarse con cadenas progresistas suele caer en las garras de la derechona mediática. Lo que ya tiene mérito, pues de los cincuenta y tantos canales accesibles en cualquier domicilio sólo dos emisoras no defienden el socialismo a capa y espada.

Digamos no obstante, en su disculpa, que con los trompazos que los acorazados de progreso no dejan de darse, la TDT es un universo cada vez un poquito más esquivo al progresismo zapateril. Por piedad no sacaremos a colación el tristísimo caso de CNN+, hoy dedicado a la teletienda, pero entre nosotros nos entendemos.

Apestado en un rincón del areópago político por decisión del cuerpo electoral, Fostiatus cree que lo más conveniente es cerrar las televisiones que no cantan las glorias del socialismo, del que él es uno de sus representantes más principales, a una altura neuronal que sólo es capaz de igualar Zapatero y eso tan sólo cuando tiene un buen día.

Pues va a ser que no. O quizás sí, porque la nueva ley general de telecomunicaciones prevé sanciones muy severas para quien no exalte los principios constitucionales, precisamente los mismos que el gobierno mancilla con su acción. ¿Y quién decide si los contenidos de una televisión ofenden la sensibilidad progresista con argumentos escasamente igualitarios, tolerantes o multiculturalistas? Pues naturalmente el gobierno, qué tontería.

Yo creo que Fostiatus está haciendo méritos para entrar a formar parte del CAC nacional, perdón, estatal, que parece ser que es de lo que realmente entiende. Por supuesto de presidente. Alguien de su solvencia no merece menos. 

4
comentarios
1 Lemures, día

Hola a todos. Antes que nada, querría saludar a mi paisano Don Pablo y felicitarle por su labor tanto en este blog como en la radio. También estaría muy agradecido si Don Pablo me dijese si tiene algún pariente enseñando marketing en la UMU. En lo que al artículo se refiere, el problema es el de siempre: ¿se atreverá el PP a hacer limpieza cuando llegue al poder? Ciertamente, la actitud de ciertos pesos pesados del PP tras el 22-M (empezando por Doña María Dolores de Cospedal) invita al optimismo pero, desgraciadamente, el PP me ha decepcionado ya demasiadas veces como para fiarme por completo. De momento, sólo espero, ingenuo de mí, que los últimos estertores del Zapaterismo (ya Rubalcabismo) no sean demasiado dañinos. Un saludo.

2 fernand5, día

Pues lo lamento pero no estoy de acuerdo. Yo ruego a dios para que vascones y catalanes crucen todas las líneas rojas Ojalá fueran completamente independientes. Los españoles podríamos empezar a vivir una segunda transición sin el chantaje de que "Madrit me mata". Yo quiero que Vasconia y Catalunya sean por fin libres y no tengan que sufrir el yugo español. No quiero que lo pasen mal por falta de acuerdos forales, históricos o económicos. Deseo un Euskadi y una Catalunya totalmente lliures. Que con su pan (con tumaca) se lo coman.

3 AnkHor, día

Así de democrático es el progresismo patrio... digo estatal, estatal don Pablo. Estatal de este estado plurinacional federal asimétrico de nacioncitas de famobil con derecho de pernada sobre las demás regiones que no tienen tantos derechos históricos. Así nos las vemos con esta cuadrilla de imbéciles tipo Fostiatus, que ya adorna su palmarés con paridas múltiples, como las de que la Seguridad Social y la enseñanza pública las implantó Felipe González. Con eso ya nos descubrió el grado de desvergüenza en el mentir que puede llegar a tener un socialista del siglo XXI. Por eso solo era cuestión de esperar a que le saliera la vena totalitaria y liberticida que todos llevan dentro, porque en el fondo, lo que no soportan es que haya medios de comunicación que se hagan eco de sus deposiciones orales y les puedan dejar en el más espantoso de los ridículos con una simple consulta a un historiador o a las hemerotecas y bibliotecas que los fostiatus, las planetarias o las baratarias, no han pisado en su p**a vida (como diría nuestro paisano Pérez Reverte).

4 DasBoot, día

Mendrugus (o indictus)es un claro exponente del ideal progresista de libertad y democracia. Eres libre de decir lo que quieras y de pensar lo que te de la gana, pero que nadie te oiga.

Herramientas