Crónicas Murcianas

« Houellebecq y el entusiasmo por la derrota | Principal | Vamos a por ellos, Salvador Sostres »

Los caballeros no llevan mallas

15 de Noviembre de 2010 - 20:37:31 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti

    Un caballero jamás se pone unas mallas. Excepto que se esté comiendo un chuletón con clembuterol que alcance un positivo en el antidoping, y casi que tampoco. España está en manos de un señor que, cuando corre por Seúl con motivo de la cumbre del G-20, lleva una de esas mallas irisadas de cuello largo adquiridas cuando se subastaron entre mitómanos de lo más lóbrego de los años setenta los implementos de aquel "Ballet Zoom" de Lazarov. Con esas mallas se puede hacer lo que decía el homófobo personaje de Jack Nicholson en "Mejor... imposible", que nombren como presidente de los Estados Unidos a un amigo tuyo que "entienda" y que te llame para ir un fin de semana "a hacer locuras a Camp David". Se conoce que lo que hubiese sido censurado por demasiado explícito en un varón en aquellos célebres vídeos de la maoista Jane Fonda para marujas, por aprovechar éstas para hacer "aerobic" en casa durante el horario infantil, está permitido para las autoridades políticas de la economía mundial y para sus gorrones con derecho a silla. Convidan a constatar exactamente en qué situación nos encontramos los españoles esas fotos del "jogging" del conservador británico Cameron, perfectamente ataviado de etiqueta deportiva, y a su espalda alguien que parece llegar muy apurado a la grabación del "super superman" del antaño conocido por Miguelito ("super superman/ ¿cómo te sientes entre los hombres jóvenes? /superbailón, supermovido, supertocado, superamado"). Es una lástima que Zapatero, que no sabe de qué hablo cuando hablo de correr y tampoco sabe de qué hablo cuando hablo de gobernar, parezca haciendo deporte un buitre de cuello pelado una vez que ha sido picoteado por sus congéneres para expulsarlo de la bandada, porque en las fotos coreanas, con su improbable talante deportivo, llevaba el uniforme reglamentario para abrirse de compás y tratar de golpear con el empeine el vuelo de un levísimo plumón de cisne.

  --------------------------------------------------------------------

     A mí el cine de Luis García Berlanga, a quien nadie se ha atrevido a llamarlo "viejo verde" como a Dragó sino "gran erotómano", siempre me pareció el del muy sacralizado Robert Altman (mucho antes de que se supiera nada de Robert Atlman), pero en bueno. En inolvidable. De todo Altman, con todos mis respetos para esos progretas que para razonar sus críticas de cine sacan el mantra de su condición de "francotirador de la Industria", como hacían con el suizo Alain Tanner -el director de la estrictamente ridícula "El diario de Lady M."-, sólo se me ha quedado en la sesera el corte de pelo púbico de la pelirroja Julianne Moore en "Vidas Cruzadas", que hay que reconocer que era más atesorable, para lo que también vamos para fetichistas, que los del marqués de leguineche en "La escopeta nacional". Si Berlanga hubiese hecho algo en Hollywood, Altman, como "francotirador de la industria", como autor de los "grandes frescos contemporáneos" de una cosa o de la otra, a lo mejor con suerte le hubiese lustrado a aquél los zapatos. Las obras de Berlanga eran esos personajes que hablaban todos a la vez, andaban empujándose a la vez, se daban la vez y se agolpaban en cada esquina de la pantalla, cada loco con su tema. A eso lo llamaron "películas corales". Hay que ver muchas veces las películas de Berlanga para descubrir nuevas películas no advertidas en alguno que pasaba por el encuadre, o a lo mejor ni siquiera llegó a pasar. Películas que nunca terminan de decir todo lo que tenían que decir, dijo un italiano sobre las obras maestras.

 ---------------------------------------------------------------------- 

     Me horrorizan esos paisajes con energía eólica que parecen un palillero, y a los que sólo le falta el cartelón enorme -"Obra financiada por el Gobierno de España"- en un altozano, en lugar del toro de Osborne, que diga: "Mondadientes torneados redondos finos". No puedo entender que a ningún ecologista le gusten excepto por motivos soviéticos, es decir, los motivos más antiecológicos que jamás se han inventado. Y pensar que todo ese espanto aerodinámico que en algunos sitios de España llega hasta donde alcanza la vista (por ejemplo, el socialismo de los elementos se ha cargado uno de los escasísimos paisajes manchegos que no me producían opresión, el del cielo muy alto y esférico, que con los pinchitos de viento se ha convertido en una cosa sin interés, baja y escayolada como el techo de un piso desarrollista) alcanza apenas para encender la batería de un motocarro. Y dice ahora Zapatero que va a crear un millón de empleos "verdes". Conocía yo hace años a un empresario pionero de las energías con certificado de pureza progre, concretamente de la domesticación del gas metano producido por el aparato excretor de la cabaña ganadera. En su vida se había dedicado a pegar "pelotazos" con ese clásico chalaneo lindante con el Código Penal (a veces paredaño del otro lado del Código), hasta que vio que la pasta de verdad -de qué hablamos cuando hablamos de dinero- está en hacer un llamado a los buenos sentimientos. Como no sé negarme, le escribí, para que lo firmase un pez gordo del emergente sector, un artículo para el "ABC" poniendo el grito en el Cielo laico porque el Gobierno de Aznar iba a retirar las subvenciones a la peste, subvenciones que por supuesto lo eran todo. ¿Quién con un corazoncito ecológico le va a retirar la pasta a la manipulación del hedor con fines planetarios? Nada. El Gobierno de Aznar siguió tupiendo los paraísos fiscales de mi empresario ecogenerador. Ahora Zapatero va a poner a un millón de tíos a hacer lo mismo: a llevárselo. En España no va a caber tanto asaltante, ni en las islas Caimán tampoco. 

Comentarios (6)
1 clavius, día 15 de Noviembre de 2010 a las 21:12
Lo de zp es increíble; las momias de la RAE deberían quitarse la naftalina de los chalecos y crear nuevos adjetivos para el leonés, ese Ser de la Vida.

¿Berlanga? Sobrevaloradísimo. "El verdugo" y poco más; en todo caso a años-luz de Buñuel.

Y los molinillos de la Alianza Nueva y Eterna en el Ser Superior (Gran Arquitecto) pá mear y no echar gota.

Saludos tron,

http://elblogdekufisto.blogspot.com/2010/08/el-mie...
2 Erbilyos, día 15 de Noviembre de 2010 a las 22:36
"...parezca haciendo deporte un buitre de cuello pelado una vez que ha sido picoteado por sus congéneres para expulsarlo de la bandada, porque en las fotos coreanas, con su improbable talante deportivo, llevaba el uniforme reglamentario para abrirse de compás y tratar de golpear con el empeine el vuelo de un levísimo plumón de cisne."

Tan cruel como cierto. Nadie lo había expresado mejor hasta ahora. En cuanto a Cameron, hay que decir que salió ganando con la sesión fotográfica, por contraste con su compañero de fatigas. Yo tengo una foto de hace veinte años de la que estoy muy orgulloso por lo especialmente favorecido que salgo, y gran parte del mérito corresponde al personaje que aparece a mi izquierda. El contraste hace que yo parezca Cary Grant.

----------------

¿Zapatero va a crear un millón de empleos verdes? Pues claro, hay que potenciar la industria "porno". Ahí hay muchas oportunidades por aprovechar.
3 corzo1, día 15 de Noviembre de 2010 a las 22:45
ABARCA, dices que los caballeros no llevan mallas. Pues por eso mismo las lleva Zapatero.
4 AnkHor, día 15 de Noviembre de 2010 a las 23:45
Veo que no soy el único que piensa en ZP como en una especie de buitre. Mi estimado don José Antonio, yo también le veo así. En la mili llamábamos buitres a los mandos, pero también a otros que sin tener mando, se dedicaban a aprovecharse de los compañeros sin ningún tipo de escrúpulos.

ZP es el buitre perfecto. Por antonomasia, le corresponde el título de mayor rango posible pues reúne las dos condiciones de los buitres de la mili. Así no es de extrañar que la figura acompañe al personaje y cada día que pasa, su estampa se parezca cada vez más al buitre que lleva dentro.

¿Para qué necesitan mallas los buitres? Los buitres ya tienen sus plumas (plumero que ya se vió desde la primera orden de retirada de Irak, pasando por el bochorno ante el simio del Orinoco que no se calla, para terminar genuflexo ante el sultán de Rabat) y si hace falta alguna pluma para tapar cierta parte, para eso está Zerolo, que tiene mucho arte.

Por muchas mallas que se ponga, debajo lleva las plumas... las plumas del buitre zejatero.
5 ongietor, día 16 de Noviembre de 2010 a las 14:48
especie de buitre americano: zopilote
6 DasBoot, día 16 de Noviembre de 2010 a las 21:32
Creo que en ingles se dice:

"Gentlemen would walk but never run"

Los Caballeros andan pero nunca corren.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899