Crónicas Murcianas

« Los acontecimientos se precipitan (I) | Principal | Aquella noche con Dragó en el Tokio del sexo »

Los acontecimientos se precipitan (II)

27 de Octubre de 2010 - 11:38:07 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti

    Asisto a la grabación en la tele de una tertulia política entre Isabel Durán, Alfonso Rojo, José Antonio Sentís, Margarita Sáenz Díez y otros habituales de la pequeña pantalla. Deploran tanto las palabras del alcalde del PP de Valladolid sobre la ahora ministra Leire Pajín ("los morritos") como la alusión al supuesto "plumero" de Rajoy por parte del ministro de Fomento. Las deploran, esas frases, y las equiparan. Convienen en que son igual de cochambrosas.

    En ese caso, lo único que rompe el empate técnico son otras declaraciones (también actuales y ésta vez de la propia Pajín), que a mi ver son aún más cochambrosas y desde luego harto más inquietantes, y por los mismos motivos que las otras dos, por lo que dan a entender, por el espíritu de la letra y no por la letra misma: "no me van a desviar [las declaraciones del alcalde de Valladolid] ni un segundo de mi tarea ni de mi trabajo y responsabilidad", ha asegurado la ministra. Reparen un momento. El qué dirán no la va a distraer, a Pajín, ni un instante de su tarea. En el bien entendido: su tarea no es la de naturaleza contingente, la sanitaria, sino la tarea providencial, el cambio por su mano de la "masculinidad" de nuestro Producto Interior Bruto, su capacidad para cambiar un mundo de hombres. De ahí para arriba. ¡Pajín tiene una misión! Los políticos o políticas con misión, que se creen "tocadas" por algún dedo omnisciente que no sea el de un alcalde de la derecha, que piensan que el mundo las estaba esperando, me causan una repugnancia instintiva, porque las "misiones" acaban siempre en el uso contra los demás de la policía, la del pensamiento o la otra. De hecho ya ha venido haciendo precisamente eso Pajín, suma sacerdotisa de la Corrección ambiente. No sé quién dijo que son preferibles las malas y los malos a las tontas y los tontos (como si no fuera lo mismo ser tonta/o y mala/o), porque las mal@s descansan alguna vez pero las tont@s nunca. Pero los que no descansan de sí mismos son los que tienen una misión.

      Me ha recordado la de Pajín, no sé bien por qué, a otra toma de posesión, la del almirante Carrero Blanco como presidente de Gobierno, cuando decía, encopetado, aquello que él, adquiriendo el poder, no tenía ni quería dinero ni empresas ni ambiciones ni le movía otro interés que el del servicio a España. Otro misionero. Por lo menos aquella era la misión del servicio a España. Pajín, en cambio, sirve sólo a la consigna y al pareado, a sus anteojeras de tiro de mulillas. Realmente, tampoco es tan extraño que alguna gente, al ver a Pajín, piense siempre en lo único. No ha demostrado, desde que la soltaron de su círculo social transfuguista, ninguna capacidad ni competencia apreciable que aparte la mente masculina (recuerden aquellos posters freudianos, tan de moda hace treinta años: "what's in a man mind?") de nuestro pensamiento recurrente. La ex ministra Aído, que la debe conocer de algo a tenor del beso fundente en la boca y el amartillamiento de cintura que la administró durante el traspaso de carteras, definió muy bien el problema tenemos los españoles con Pajín: "nada la va a apartar del camino hacia la igualdad". ¿Y qué hacemos mientras con la Sanidad? Nada. La misión es la misión, y el "conceto" es el "conceto", que diría el actor Manuel Manquiña.

  --------------------------------------------------------------------

     "No me va a desviar [las declaraciones del alcalde de Valladolid] ni un segundo de mi tarea ni de mi trabajo y responsabilidad". Pero como el PSOE quiere ganar las próximas generales prevaliéndose sólo del asunto de los "morritos", como factor ganador frente a la crisis económica, ya Pajín, pecando contra su propio mandamiento, se ha desviado, tal que el martes, más de un segundo de su misión: aparte de sentirse "bastante esperanzada" por la respuesta social (sic) contra las declaraciones del alcalde de Valladolid", le exige a éste que "tiene que pedir disculpas públicamente". Con lo de los "morritos" el PSOE y Pajín tienen para pasar el invierno.

 

Comentarios (8)
1 ongietor, día 27 de Octubre de 2010 a las 12:50
Los "meritos" o "morritos" de Pajín.
2 peabody, día 27 de Octubre de 2010 a las 13:15
Los morritos de esta niña....¿no son los de González, el de la X sin despejar?
3 obambi, día 27 de Octubre de 2010 a las 17:38
Yo siempre he pensado que un cargo de ministro-istra lo debería desempeñar un licenciado en la materia.Así el ministro-istra de sanidad debería ser médico(en el caso de ser un gobierno de izquierdas también podría ser veterinario),el-la de justicia juez-jueza,el-la de fomento ingeniero-era y así todos.Estoy expectante por ver la evolución de la sanida española con la señora Pajín al frente,pero me dá que muchos jubilados van a dejar de frecuentar sus médicos,por si se le ocurre al ministerio adelgazar el gasto de pensiones pasaportando a unos cuantos pensionistas.
4 AnkHor, día 27 de Octubre de 2010 a las 20:36
El problema es que han perdido la vara de medir desde que el Zejas le dijo a la madre de Irene Villa que la comprendía muy bien, que a él también le habían matado a su abuelo en la guerra.

Solo un imbécil profundo puede equiparar dos cosas tan distintas como si fuesen lo mismo. Son esa clase de gente que te dice cosas como:
"Vaya día más nefasto, tú has perdido a tu mujer y yo he perdido mi bolígrafo".

Los morritos de L.P. (Lerda Planetaria) éstos hipócritas sectarios con derecho exclusivo al insulto, se lo han tomado por la faceta sexual (como era de esperar) porque corre el rumor de que la niña ha llegado a donde está gracias a sus habilidades feladoras, en las que el volumen de los morritos tiene mucha importancia.

Sin embargo ésto no es cierto. La niña no ha llegado a donde está por hacer felaciones, sino que ha llegado donde está por ser hija de quien es.

De quien ha heredado los ojos achinados, los mofletes gruesos, los incisivos separados y por supuesto, los morritos. Recientemente hemos sabido que también se entera por la prensa de los casos en los que están imputados sus allegados o ella misma.

Hay casos en los que no es necesaria ninguna prueba de ADN, el parecido llega más allá de lo simplemente asombroso, y para colmo, solo hay que ver una foto de José Mª Pajín (el supuesto padre de la L.P.) y comprobar que no se parecen en nada.

El amigo Peabody ha dado en la diana. ¿Que no? Pasen y vean:
http://www.google.es/images?um=1&hl=es&biw...

Y ahora vean la imagen de Chema Pajín:
http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ34a-JGzW...

Saquen ustedes sus propias conclusiones, pero en Murcia se dice que el que no se parece a su padre es un HDLGP.
5 itati, día 29 de Octubre de 2010 a las 12:18
Ya se q no viene a este cuento pero madre mia estoy viendo el funeral del kistcner con el cocalero, la requeteoperada y el farlopas velando su gran cuerpo y me da un miedo pensar q en unos años acabemos como ellos con el zparo de cuerpo presente y la Esteban, el matamoros y el Jorge Javier consolando a la Sonsoles bajo un gran cuadro con el retrato de Fidel q ya habra pasado al otro barrio...me estremezco con solo imaginarlo...pero pensais q todavia queda gente normal,honrada,preparada, vaya con dos dedos de frente en este pais para q este presagio no se cumpla...dejo la pregunta en el aire...pero sinceramente creo q vamos de cabeza hacia el desastre...en ese caso solo pido q por lo menos se nos pegue el acento argentino q mola mazo y es q el murciano por lo menos en la tele queda fatal..
6 Trenti, día 29 de Octubre de 2010 a las 15:05
Señores:

Lo jodidamente absurdo de este pifostio es que se crucifique al tal León al grito de "machista". Kafka estará flipando en 3D desde el más allá si es que sigue la política española. En un giro grotesco y pueril de la historia, la tipa que responde al apellido de González-Sinde se niega a darle la mano al alcalde vallisoletano en una desvaída y ridícula versión del "no te ajunto" de toda la vida. En realidad, debería ser todo el personal de la SEMINCI, alcalde incluido, el que le retirara el saludo a la ilustrísima juntaletras por deponer guiones que serían un indigno recogedor de la caca de mi perro. Lo mismo que a Isabel Coixet, quien se ha unido sin dilación a la turba linchadora, sin duda aconsejada por el psiquiatra de sus plantas.

Los graznidos de los patos que viven en un estanque cercano a mi casa tienen más sentido que las palabras que emite Leire Pajín, quien nos ha regalado hasta la fecha una ristra de apotegmas que pondrían verde de envidia a Séneca. Baste su archifamoso teorema del PIB para ilustrarlo. "Ahí queda eso", pensó ella tras enunciarlo, y acto seguido debió de quedar muy descansada.

No me parece noble, ni en un político ni un sexador de pollos, el difundir calumnias sobre la paternidad de la peña. Aquí el amigo León ha metido la pata hasta el fondo y por ello ya ha pedido disculpas, pero claro, la izquierda no conoce el perdón ni la piedad. Y cuando digo izquierda me refiero también a gente como el osito Esteban González Pons, el hombre que perdió el botón de arriba de la camisa (y nunca lo encontró), quien ha calificado esas declaraciones como "inaceptables e impropias de un dirigente político". Y en eso tiene razón el descamisado Esteban, pues todos los dirigentes políticos y sus acólitos periodistas hablan como unos jod*dos autómatas, usando nauseabundas e irritantes perífrasis sin significado alguno durante minutos y minutos.
7 Trenti, día 29 de Octubre de 2010 a las 15:08
Sólo le ha faltado al amigo Pons el ponerse de rodillas en la puerta del Sol y, entre lágrimas moratinas, pedir perdón de rodillas por la existencia del PP.

No voy yo de santurrón célibe por la vida, pero reconozco que las interpretaciones sexuales de las palabras de León me llenan las mejillas de vergüenza. Porque ya hay que estar salido para pensar que el alcalde hacía referencia a las habilidades de Leire como felatriz. Confieso que el lazo de consanguinidad con una persona incógnita, llamémosla X, se me había pasado. Porque yo en principio pensé que León quería decir que Leire, y no me andaré con rodeos, tiene cara de cerda; ojo, nobilísimo animal que ha salvado más vidas que la penicilina y muchas más que las que salvará la nueva ministra de sanidad. Y es que Leire, reconozcámoslo amigos, es una choni en toda regla. Una choniprogre, pero una choni. Igual que Soraya Sáenz de Santamaría, que aunque tenga nombre de heroína medieval ficticia, con su aliteración y todo, es una chonipija de tomo y lomo. Evoluciones ambas de la cepa original chonensis hispaniensis belenestebanicus.

Como decía el inextricable Vidal Quadras el otro día, está completamente fuera de lugar el hacer alusiones al físico de otras personas en la alta política. Y, añado yo, en cualquier otra situación de la vida medianamente seria donde todo el mundo haya superado la adolescencia sin traumas. Pero qué quieren, yo soy un duendecillo del bosque y estoy familiarizado con la fauna. Así que pienso en quebrantahuesos y comadrejas cuando veo a Rubalcaba, o buitres leonados cuando veo a su felizmente desaparecida (políticamente) antecesora en el cargo. Y entre leones, ositos, comadrejas y buitres, ya tenemos el zoo montado.
8 Trenti, día 29 de Octubre de 2010 a las 15:10
Sin olvidar a los tertulianos y todólogos en general, como los mencionados al comienzo de la entrada del blog. Con rarísimas excepciones de gente original y coherente en alguna cadena "facha", como Intereconomía, LD o Veo7, son la mayoría un elenco lamentable de tramoyistas, pianolistas y apuntadores en este vicioso vodevil titulado España.

Un vodevil en el que da lo mismo que Leire "Peggy" Pajín haga declaraciones propias de una altermundista logsiana de quince años que se acabase de fumar medio Afganistán. Eso da igual, que nadie se meta con ella porque nos lo cargamos socialmente. Y ahí la tienen ustedes. De ministra. ¡Chupaos esa, malditos fascistas!
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899