Crónicas Murcianas

« La Unión contra la dársena del Gorguel. Pero sólo los concejales y el camachuelo | Principal | Los acontecimientos se precipitan (II) »

Los acontecimientos se precipitan (I)

22 de Octubre de 2010 - 19:56:15 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti

     -Veo el apasionado beso en la boca (no me atrevo a decir "en los morros", contraviniendo el tradicional decir de mi tierra, después de lo que ha ocurrido con el alcalde del PP de Valladolid: "morros" o "morritos" a partir de ahora son palabras que no existen en mi vocabulario) entre Leire Pajín y Bibiana Aído y presidiendo la escena "la señorita Trini", durante el traspaso de carteras en el Ejecutivo. Si ese beso colosal hubiese ocurrido entre hombres, se estaría hablando de posible homosexualidad oculta, o al menos de "heteroflexibilidad" manifiesta ("heteroflexible", palabra que tomo prestada de los ya polvorientos números de la revista "Zero", que en paz descanse). Pero como ocurre entre miembras, hay que hablar, en progresista, del típico "lenguaje corporal femenino", perfectamente extendido hoy. Y yo, como ordinario ejemplar de mi género que, bajo el aparente refinamiento, no tengo gustos muy alejados del hirsuto y camioneril "cerveza, sicalipsis y rock and roll", me encuentro muy feliz de que las mujeres nos lleven tanta ventaja en eso. Que sea por muchos milenios, y nosotros que lo veamos. Siempre que veo ese beso de la ministra pienso en lo mismo, que diría el alcalde de Valladolid. En el progreso.

     -Me dice un joven alto cargo del PP que quiere ser ideólogo de mayor (como se entere Mariano se va a enterar de lo que vale un peine, por crispar) algo que creo muy en sazón: "igual que Europa y Obama intervieron económicamente al Gobierno español, ahora el Partido Socialista es el que ha intervenido al Gobierno. Es un Gobierno vigilado por el Partido".

     -Un juez saca de la cárcel al ex número uno de ETA Txelis porque "es una persona distinta". Naturalmente. Cada siete años se renuevan totalmente las células, y, si dejamos pasar el suficiente tiempo, todos resulta que somos personas distintas, e incluso incompatibles, y ya todo lo que vivimos les pasó a otros. Y si dejamos pasar un poco más de tiempo, es posible que seamos tan distintos que sólo se nos reconozca, como Chateaubriand ante la calavera monda de María Antonieta, por nuestra encantadora sonrisa. Llegados a ciertas bajuras de la vida, nos miramos una mañana al espejo y nos sorprende que seamos nuestro padre, en la "photo finish" que hicimos de él en la infancia. Pero uno pensaba que no se soltaba a los etarras por el hecho biológico inevitable del ir siendo personas sucesivas que nunca se llegan a conocer ni a recordar entre sí, sino porque habían pagado su deuda con la sociedad. El juez ha debido pensar de Txelis lo que la madre de Norman Bates de su hijo, en "Psicosis": que cómo podemos dudar de que, ahora, no sería capaz ni de matar a una mosca.  

Comentarios (3)
1 Erbilyos, día 22 de Octubre de 2010 a las 23:16
El beso de marras podría perfectamente ser un homenaje al que se propinaron Breznev y Honecker.

Para la próxima década, y como expresión del progreso galopante representado por nuestros amados líderes, tal vez hayamos pasado ya a una fase más avanzada, y podrían sorprendernos nuestras ministras con un poco de anal fisting lesbiano. El que ponga objeciones es un amargado y un reprimido reaccionario.

Lo de Txelis me tiene un poco intrigado, incluso diría que resulta algo inquietante. No es broma, ni mucho menos; parece cosa de fantasmas. Si el que está en la cárcel no es Txelis ¿quién es ese pavo? Y, sobre todo, ¿dónde está Txelis? ¿Ha habido un cambiazo, o ha sido más bien una metamorfosis o transfiguración? ¿Llamamos a Iker Jiménez, o invocamos al fantasma de Jiménez del Oso para que nos explique este extraño fenómeno?
2 obambi, día 22 de Octubre de 2010 a las 23:28
Aunque el beso cupular,de cúpula,de cúpula,que son dos miembras de la cúpula socialista española,es muy sensual y bonito para el sector heterófilo masculino debería ser reprobado por el sector recatado censurador de los labios de la ministra Pajín,porque pronto vendrá el Zerolo dando lengüetazos a diestro y siniestro y este es muy escandaloso-osa relatando los orgasmos que le proporcionan sus hombres amados.En cuanto a lo de la eta opinar que vienen tiempos difíciles para la dignidad de las víctimas de eta,porque este gobierno pretende usar el fin de eta como arma electoral y eso conllevará,seguro,injusticias en la justicia.
3 Imperter, día 23 de Octubre de 2010 a las 01:32
Claro que txelis es una persona distinta, eso es muy normal en nuestros dias. Mire usted por ejemplo a Enrique (hoy Enric) Dapena, de fervoroso adepto al Opus Dei a beligerante anticatólico. Persona distinta, sin duda, mas que nada porque éste se sube al carro que va siempre en cabeza, lo pilote quien lo pilote.

Mi abuelo (q.e.p.d.) decía, cuando veía algo semejante entre la Pajín y la "seaido" que, "tortilla al canto", porque éstas cosas ya se daban hace tiempo, muy poco y a escondidas, eso si, pero se daba. Así que, tortilla al canto, si es posible de patatas con cebolla, que me encanta.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899