Crónicas Murcianas

« El mito de que los de Izquierda Unida no se corrompen | Principal | ZP decide este miércoles si Murcia echa la llave o sigue abierta un poco más »

Ha habido muchas martas domínguez

20 de Abril de 2011 - 19:42:29 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti

Me tiene dicho un amigo penalista que "los hombres de carácter no necesitamos reputación". Ni buena ni mala. Si acaso, mejor mala que buena. Nunca he sabido a qué se refería el penalista con "hombres de carácter". Si habla de una cierta y pasablemente llevada marginalidad, entonces sí. Ser un marginal te da una serie de privilegios considerables. Pero la gente que no se puede permitir esa clase de "carácter", o sea, la más establecida y menos marginal, sí necesita reputación. Cuando cae sobre ella el aparato represor del Partido, quiero decir del Gobierno, es decir del Estado, sufres una muerte civil, y necesitas al menos cambiarte de planeta para que la gente no hable. Es lo que le ha ocurrido a Marta Domínguez, campeona mundial de los 3000 metros obstáculos y ex concejal del PP, con la que el Ministerio de Interior ha pretendido acabar de forma ejemplarizante con la historia del "doping". La derecha no sólo come grasas y fuma, sino que se coloca.

Los jueces están desmontando la máquina de picar carne donde la metieron las suficientemente conocidas alcantarillas de Interior. Puede que se recupere algún resto de Marta. El resto está en la atmósfera, y ya es imposible controlarlo. Por mucho que un juez diga que el supuesto "dopaje" eran hierbas para tisana digestiva compradas en un herbolario. No existe el derecho de un inocente a la rectificación, tras una acusación pública y consiguientemente publicada, porque no existe la posibilidad de tal rectificación. Lo de publicar una rectificación con el mismo tamaño y en la misma página que la previa acusación es una farsa. No hay tamaño ni lugar bastante para compensar o tapar un falso rumor, que es como intentar atrapar la radioactividad nuclear con un cazamariposas. Un rumor no es solo "la antesala de la noticia", que acuñó Francisco Umbral, sino la única noticia que queda cuando ésta se olvida o ni siquiera ha existido nunca. La sospecha es un organismo anaerobio que una vez inoculado supervive en las condiciones más extremas: aunque Interior, los fiscales, la policía, la prensa pida perdón a Marta Domínguez por lo que nunca han tenido intención de arrepentirse, la atleta y ex concejal del PP siempre será "la dopada". Si acaso, se achacará su posible libre absolución al compadreo entre altas instancias para que los famosos y poderosos no paguen sus delitos. "Ya se sabe", dirán de Marta Domínguez. Qué te voy yo a decir, vecina, que tú no sepas.

Ha habido bastantes casos Marta Domínguez antes de lo de Marta Domínguez, y todos tienen detrás a ese personaje del actual Gobierno que, dicen, quiere presentarse como joven promesa para regenerar España. Muchas veces en los últimos años se ha puesto en marcha la maquinaria de matar reputaciones por motivos políticos. Sólo algún juez despistado ha podido pararla, siempre a destiempo (ya hemos dicho que el animal más rápido del mundo es una acusación infundada: llega a la otra parte del planeta casi antes de emitirse). En Murcia, por ejemplo, desde que se decidió que al PP no lo podían arrojar fuera del Sistema por métodos simplemente electorales, nos hemos pasado apasionantes temporadas viendo cómo funcionan las terminales policiales y fiscales y mediáticas de Rubalcaba. Hay alcalde que se ha tirado un mes en la cárcel por nada. O sea, como aquello del viejo chiste soviético de aquél que le preguntan en Siberia que por qué estaba allí, con cadena perpetua: "por nada", "imposible, aquí por nada sólo te caen 20 años". Primero se destruía el honor, y luego se buscaban indicios que lo apoyaran.

La policía había concluido de Marta Domínguez, siguiendo "diferentes fuentes consultadas": "tiene fama en el mundillo del atletismo de utilizar métodos poco ortodoxos". "Tiene fama", "mundillo". El Ministerio ha mandado a la policía a hacer, no investigaciones, sino la peor literatura "pulp". O, peor, letras de tango populachero: "tu vieja/dice que sos un bandido/ porque supo que te vieron/ la otra noche/ en el parque japonés". El viejo truco del "dicen por ahí": en eso ha acabado la prometedora práctica política del Ministerio de "Freddy", el científico.

Comentarios (5)
1 DasBoot, día 20 de Abril de 2011 a las 21:52
Pues que se vaya preparando el PP.

Segun se acerque la fecha de las elecciones tendremos más y más detenciones "sorpresa" televisadas en directo (con la unidad movil sospechosamente preparada con antelacion) de cualquier persona del PP a la que se le pueda verter una tonelada de mi·erda mediatica, sea o no verdad.

Desde Naseiro llevan haciendo lo mismo.

Ahora con SITEL y los jueces de la AN, todo el camino abierto...
2 vikinga, día 20 de Abril de 2011 a las 21:53
Lo peor es que Freddy parece intocable. ¿No crees que algún día le pueda pasar lo que al juez Garzón y se equivoque en algo o alguien se canse de aguantarlo y lo podamos hacer pasar por los tribunales? Voy a rezar por ello.
3 DasBoot, día 21 de Abril de 2011 a las 20:11


A RuGALqaeda los electores le perdonarán todo.

Faisan, SITEL, Troitiño, GAL, 11m...

Lo que no le perdonarán es la ALOPECIA.

No vale como cartel electoral.

4 AnkHor, día 22 de Abril de 2011 a las 00:36
La otra vez, siendo portavoz del gobierno de Felipe X de GAL, ya dejó plena constancia de que era un perfecto mentiroso y un jeta.

En el asalto a La Moncloa del 2004 tuvo la desfachatez de decirnos que no nos merecíamos un gobierno que nos había echado una mentira.

Seguramente lo que nos merecíamos era un gobierno que nos mintiese a diario y cuando no se dedicaba a enterrar terroristas en cal viva, se iban con ellos de copas al bar Faisán, que para eso tenían a Garzón, que en lugar de instruir, se dedicaba a obstruir y a destruir.

Fue precisamente en un despiste de Garzón, mientras hacía caja en los EEUU con las aportaciones del "querido Emilio" y otros de postín, cuando supimos que éste gobierno es, además de mentiroso, chivato, traidor y colaborador de terroristas.

Por lo demás, opino que Freddy, ZotePé y el resto de la panda, deben ser juzgados y encarcelados por un delito de alta traición, colaboración con banda terrorista y revelación de secretos oficiales.

La Juez Le Vert se sentirá satisfecha y nosotros podremos decir que en España se ha hecho Justicia.
5 latitas, día 22 de Abril de 2011 a las 18:07

Cuando Bono se inventó aquella agresión y acabaron deteniendo a dos ancianitos del PP: El ministro quiere detenciones y las habrá.

Cuando amenazaba la quiebra de España: Detengan a cualquier sospechoso o a Marta Domínguez como me propusieron el otro día. El ministro quiere detenciones y las habrá.

Cuando agredieron al consejero Cruz: El delegado del gobierno quiere detenciones y las habrá. Cojan el album de fotos y detengan a cualquier sospechoso.

En este último caso hasta LD picó y actuó de forma beligerante. Así titulaba LD:

"Ultras de izquierda se manifestarán a favor del agresor de Cruz."

¿Que esperan ustedes del Estado Ladrón?

Que yo sepa LD todavía no ha rectificado en este último caso.

Señor Martínez Abarca, no me diga que usted no conoce como empezó y acabó este asunto. Merecería una notita de disculpa, aunque sea a pie de página.

http://www.libertaddigital.com/nacional/ultras-de-...

Feliz Pascua a todos.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899