Menú

El Pater y la médium

6

El Pater Iñaki y la médium de Poltergeist (“Ven hacia la luz, Carol, hacia la luz”) se han lucido en la presentación del libro de ésta última sobre los políticos vascos. En particular, me sorprende que se pongan en ridículo de forma tan obscena, insistiendo en la basura que se ha lanzado sobre María San Gil. Ninguno de los dos personajes tienen talla moral para juzgar a nadie y mucho menos a la política vasca, pero hacerlo para denigrarla sobre la base de unas afirmaciones de carácter personal que nadie más que Leopoldo Barreda escuchó en una reunión parece excesivo incluso para Gabiloldo e Iglesias, convertidos en los hermanos Calatrava del progresismo español.

Incluso si fueran aproximadamente ciertas las referencias al divismo de San Gil (algo que no cuadra con su personalidad según cuentan quienes la conocen muy bien), eso no invalidaría la trayectoria intachable de la política vasca en defensa de la libertad. Sólo por respeto a una biografía que pone los pelos de punta a cualquier persona decente, Iñaki y la médium debieran ser un poquito más respetuosos.

Ni al cura rebotado ni a la médium de Poltergeist le han organizado los proetarras una manifestación bajo la ventana de su domicilio (“María San Gil, vas a morir”), ni han tenido que enfrentarse cara a cara con asesinos etarras y colaboradores, ni han ido a un pequeño municipio tomado por los batasunos a defender a un concejal del PP o del PSOE, como ha hecho incansablemente María a lo largo de su vida política. Al contrario, desde su cómoda equidistancia, los comunicadores de progreso siempre han nadado y guardado la ropa. El que ahora se lancen con tan malas formas a desprestigiar a una señora en horas bajas (gracias Mariano) acota perfectamente la catadura moral de ambos personajes. Tal para cual.

6
comentarios
1 esebarra, día

Me parece muy acertada la compañaración con lo HERMANOS CALATRAVA para confirmar la familiaridad entre LA ALBONDIGA Y EL DE LOS CLAZONCILLOS SUCIOS Y LAS PELOTILLAS AFEITÁS. Enhorabuena

2 vikinga, día

No se qué es lo que despierta tanto odio en la figura de María San Gil. Los socialistas la detestan, cuando en teóría sólo deberían hacerlo los etarras. Son despreciables y si yo fuera María San Gil no me preocuparía en absoluto que un tipo como Gabilondo y el sapo me insultasen.

3 Ostrask, día

("¡Ve hacia la luz, ve hacia la luz...!) ja, ja, ja. No sé si habéis visto lo incómodo que parecía Sor Gabilondo justo antes del acto (perdón, de la presentación). Mascaba algo, seguramente un antiácido, dada la naturaleza de lo posteriormente excretado (perdón, quería decir explicado). Y no paraba de agitar el bolígrafo... Hasta cuando están zahiriendo a una persona a la que no llegan ni a la suela de los zapatos, moralmente hablando, son untuosos. La denigraban aparentando hablar de ella con respeto o lástima. Supongo que a la médium (he leído otras descripciones que la comparan con cierto personaje que se arrastra en "El retorno del Jedi") le habrá costado aparentar esa especie de frialdad en el insulto, acostrumbrada como está a perder los nervios desgañitándose para que no se oiga a su interlocutor. Su 'alteza' Iñaki y su bajeza Maria Antonia... ¡Qué tropa! Saludos

4 PedroMoy, día

Ambos personajillos, que, como es bien sabido, le profesan al PP y a todo lo que tenga que ver con él un odio irresistible, no pueden permitir que alguien como María San Gil haya llegado a ser lo que es, todo un referente de la heroica resistencia frente al separatismo criminal. Por tanto, no han dudado en lanzarse a degüello contra ella para intentar desprestigiarle. Eso sí, para ellos Otegui sí es un hombre respetable. ¡Qué catadura moral, y qué diferencia de categoría ética entre esos maestros de la manipulación y la mentira y quien es objeto de sus venenosas invectivas! Como de la noche al día. http://apuntesenlibertad.blogspot.com/

5 cuervo, día

buenas noches. lo mas lamentable es que el mismo odio que bomitan gavilondo y la igledias lo suscriven algunos de los dirigentes del pp. que pena de partido lo que pudoser y para lo que queda da asco

6 Gorucho, día

Se pregunta Vikinga qué despierta tanto odio a María San Gil. Bueno, no se me debe tomar en serio nunca, pero se me ocurre que lo que despierta odio es el ver que no se mueve, que cree en algo, que no cambia cromos para seguir disfrutando de un carguito. Si, como dijo un lasalliano, María se hubiera enterado que el PP había cambiado, y hubiera presentado un programita más al gusto de los mandamases, estoy seguro de que la pareja de excelsos predicadores laicos no habrían dicho nada de ella, porque nunca dicen nada de los que están en el ajo, por muy malo que sea. Saludos.

Herramientas