Crónicas Murcianas

« ¿Por qué no le echan la culpa otra vez al Triángulo de las Bermudas? | Principal | Zapatero castiga, merecidamente, a sus votantes más pobres. »

El murciano Luis del Rivero acertó, con perdón

12 de Junio de 2009 - 18:53:51 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
     Veo en un periódico nacional, estos días, un amplio y no sé si malintencionado reportaje sobre los aeropuertos privados españoles, emparentándolos con el caso de ese complejo que el poder socialista de Castilla-La Mancha quería llamar "de Don Quijote", con la que se creía omnímoda munificencia de la hundida e intervenida Caja Castilla-La Mancha. El reportaje reúne datos todos ciertos para arrojar un resultado que, en algún caso, no es ni mucho menos tan verdadero. Cierto que la aviación comercial está en crisis profunda, con reducción del tráfico en casi todos sitios, "eres" y cosas. Y que sólo unos cuantos de los aeropuertos públicos españoles son, por decirlo así, "viables", aunque el término no es por supuesto aplicable. Y cierto también que están construidos, a medio construir o en estado larvario muchos aeropuertos privados de los que se duda su, ahora sí, viabilidad. Pero esto puede llevarnos a un sofisma o "silogismo vicioso": por ejemplo, "los aeropuertos españoles en general no son viables", "Murcia está construyendo un aeropuerto privado", luego "el aeropuerto privado de Murcia no va a ser viable". No tiene por qué ser así, ni mucho menos. De hecho, muchísimo menos.

     Lo de "don Quijote", es verdad, tiene mal arreglo, y no me extraña que se especule con finiquitar el aeropuerto. Peor arreglo incluso que lo del "Pocero" y Seseña. La idea de que cientos de miles de personas se iban a ir a vivir donde Cristo dio las tres voces (y cogiendo más frío que Cristiano Ronaldo en Manchester) sólo porque podrían trabajar en Madrid si se levantaban un par de horas antes (digamos el día anterior) se antojaba arriesgada. La visión estratégica de que "charters" tupidos de extranjeros se iban a ir allí, en un no parar, a apartar la escarcha para hacerse unos hoyos parece, vista hoy, más arriesgada todavía. No parece que esa inversión fuera de las más preclaras. Lo del aeropuerto de Murcia en Corvera, con sus enormes y por días insalvables dificultades, entre las que no es menor la situación de la empresa mayoritaria, Sacyr, tiene mucha mejor pinta, por mucho que a lo mejor cuando el asunto vea la luz nosotros puede que no la estemos viendo ya. La idea expresada por Luis del Rivero, personaje en quien no tengo puestas todas mis complacencias, en el acto de la primera piedra del aeropuerto sigue siendo acertada, es la única correcta, antes de ayer, ayer, hoy y pasado mañana. La idea de que medio millón más de extranjeros del norte de Europa tengan una segunda residencia en Murcia y utilicen ese aeropuerto de andar por casa pero realmente existente para ir a darle de comer a los perros en su país, y vuelvan la misma tarde. Ya lo he escrito de una u otra forma: Murcia será eso o no será. Puede tardar unos trimestres más o menos, pero tiene que ser.
 
     Por qué lo de "Don Quijote" no y la costera sur de la Región de Murcia sí  (desde luego que sí) no creo que necesite ninguna explicación adicional. Se cuenta por sí solo, por mucho que en Caja Castilla-La Mancha no viesen esto, como no vieron nada que no fuese vivir del socialismo.
Comentarios (1)
1 quasimod, día 14 de Junio de 2009 a las 22:01
Es la diferencia entre la iniciativa privada, la que se pega al bolsillo particular del inversor, y la iniciativa pública o clientelar, que todo lo fía al apoyo financiero de las instituciones, con independencia de que sea negocio viable o no lo sea.. El dinero que se pierde, es público, o sea, no es de nadie "Carmen Calvo, ministra dixit (et pixit)
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899