Crónicas Murcianas

« Las listas electorales del PP murciano sorprenden por su ausencia de sorpresas | Principal | Ha habido muchas martas domínguez »

El mito de que los de Izquierda Unida no se corrompen

12 de Abril de 2011 - 10:26:52 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
La barba, en la izquierda, antes servía para señalar la indiferencia por las solicitaciones y coqueterías del mundo. Como se echa de ver en la foto, ahora hace las veces de ese pañuelo que se atan los apandadores bajo la nariz, para no ser reconocidos al ir a atracarse. Ya no se puede decir aquello de que "estos comunistas parece que no hubiesen comido en su vida". Precisamente, por esa cara del teniente Rodrigo Torrijos (en la foto, el señor a la izquierda de todos, pero en el centro) de ir a cantar aquello de "del barco de Chanquete, no nos moverán" o por lo menos de ir a darnos en la cresta con un poema de Machado sobre la superioridad moral, precisamente, digo, se nota que estos neocomunistas han comido siempre de estas cosas al menos desde que probaron el poder. 
 En la aún breve democracia española hay mitos considerados intocables, como lo de que el pueblo nunca se equivoca, que el 23-F las masas se echaron a la calle como un solo hombre (en efecto, ¿hubo en España un solo hombre que se echara a la calle?) a parar el golpe de Estado o que los de Izquierda Unida, por propia naturaleza, nunca se corrompen. Este último mito estaba bastante desacreditado ya como consecuencia de la huida hacia graneros más productivos de muchos comunistas de lance y oportunidad, los del PDNI o "el pedín" y otros, que allá que se fueron al PSOE con sus naturalezas alquiladas a cuestas. Pero hubiésemos podido pensar que ésas no eran las verdaderas naturalezas de auténtica izquierda, y que los que se quedaban en Izquierda Unida eran "Les inkorruptibles", por utilizar el nombre de la revista francesa de los nuevos filósofos reaccionarios.
 
Pero con el caso del primer teniente de alcalde de Sevilla y candidato a la alcaldía, ese tal Antonio Rodrigo Torrijos de ortodoxa Izquierda Unida, se viene a caer del todo el mito del desasimiento de la auténtica izquierda, demostrando de paso que no hay naturalezas humanas de izquierdas sino simplemente naturalezas humanas, y que es la misma en todos los casos. Todos tenemos un precio. Aunque, naturalmente, las mariscadas gratis total en el caso de los de Izquierda Unida salen más caras, porque el asco ideológico invencible que les produce aceptar la más pequeña invitación a cigalas sólo se vence con una invitación mucho mayor a lo que haga falta, de modo que tape la mala conciencia. Si los que buscan favores políticos te convidan a una cigala gratis puedes tener la sensación de que te intentan comprar. Si aceptas participar con ellos en los banquetes de Heliogábalo, el que compras eres tú.
 
La foto ya ha sido suficientemente difundida, aunque no ceja en su poderosa fuerza icónica: 
 
 
La barba, en la izquierda, antes servía para señalar la indiferencia por las solicitaciones y coqueterías del mundo. Como se echa de ver en la foto, ahora hace las veces de ese pañuelo que se atan los apandadores bajo la nariz, para no ser reconocidos al ir a atracarse. Ya no se puede decir aquello de que "estos comunistas parece que no hubiesen comido en su vida". Precisamente, por esa cara del teniente Rodrigo Torrijos (en la foto, el señor a la izquierda de todos, pero en el centro) de ir a cantar aquello de "del barco de Chanquete, no nos moverán" o por lo menos de ir a darnos en la cresta con un poema de Machado sobre la superioridad moral, precisamente, digo, se nota que estos neocomunistas han comido siempre de estas cosas al menos desde que probaron el poder. 
 
La barba, en la izquierda, antes servía para señalar la indiferencia por las solicitaciones y coqueterías del mundo. Como se echa de ver en la foto, ahora hace las veces de ese pañuelo que se atan los apandadores bajo la nariz, para no ser reconocidos al ir a atracarse. Ya no se puede decir aquello de que "estos comunistas parece que no hubiesen comido en su vida". Precisamente, por esa cara del teniente Rodrigo Torrijos (en la foto, el señor a la izquierda de todos, pero en el centro) de ir a cantar aquello de "del barco de Chanquete, no nos moverán" o por lo menos de ir a darnos en la cresta con un poema de Machado sobre la superioridad moral, precisamente, digo, se nota que estos neocomunistas han comido siempre de estas cosas al menos desde que probaron el poder.
 

 

Comentarios (9)
1 clavius, día 12 de Abril de 2011 a las 11:44
¡Qué asco! ¡Pobres camareros!

¡En pie famélica legión!

http://elblogdekufisto.blogspot.com/2011/04/bajo-e...

Barbudos Bastardos
2 corzo1, día 12 de Abril de 2011 a las 14:13
ABARCA, yo no creo que sea un mito. Con lo bien que comen es normal que se conserven incorruptos. Otra cosa sería que tuviesen que alimentarse con yogures caducados, o a punto de estarlo, pan de dos días, carne congelada cuando Franco era cabo. Entonces sí correría riesgo su salud. Pero, comiendo cosas como las de la foto, dudo mucho que puedan contraer salmonella o algo parecido.
Mala cagalera les dé...
3 atroma, día 13 de Abril de 2011 a las 07:10
En la foto veo que además de ser unos orgullosos en gastarse el dinero ajeno, unos cara duras, también son horteras. Esa servilleta negra colgando del cuello de la camisa, ese brindis con cerveza al cámara, y ese cuenco con almendras, imagino que saladas, los delatan. Y por ahí sí que no paso. Si han de tomarnos el pelo, prefiero que sea un tipo con clase, con compostura y mejor gusto. Además cuento que hay 6 copas de cerveza, por lo que imagino que fueron con sus respectivas. Exijo que esa foto de familia deba hacerse público de inmediato. Ver si sus mujeres llevan el pelo cardado, rubias del tinte nº 5 de hacendado, collares de perlas por encima de la blusa, y bolsa de Carrefour para las sobras.

En mi localidad, la representante máxima, mi imagino que será la secretaria general local de izquierda unida (a estos los títulos les gusta más que a un tonto un lápiz) regenta una tienda de antigüedades. Nada de extraño ¿verdad? Teniendo a uno de sus guías espirituales momificado, y vender una ideología caduca. Pues esta señora de bien te puede meter un crujido al bolsillo si entras a su tienda con intenciones de comprar algo. Y es que según parece esta señora no ha entendido bien la teoría máxima del plusvalía que dice defender.

En fin, que los de izquierda unida son cuatro trasnochados.
4 jaritos, día 13 de Abril de 2011 a las 10:31
Yo vivo en Sevilla y estoy seguro de que vds. no se pueden ni figurar el grado de caradura y sectarismo que gasta el sujeto llamado Antonio Rodrigo Torrijos.
5 Schwarzw, día 13 de Abril de 2011 a las 16:26
Abarca, estupendo comentario sobre el verdadero carácter del PP. Sencillo y claro, como todos los tuyos.Va a resultar que estamos votando a gente que nada tiene que ver con nosotros, o, a lo peor, estamos votando a un PSOE-B.
Hace falta un verdadero partido liberal en España, y, mientras tanto, votemos con cuidado.
Un abrazo.

Eapaña y Libertad.
6 DasBoot, día 14 de Abril de 2011 a las 16:43
Y ¿podemos estar seguros de que la cosa acabó en la mariscada? ¿la celebraron despues con algunas señoritas...?
7 DasBoot, día 14 de Abril de 2011 a las 16:45
PD. ¡¡¡ Regado con cerveza !!!! es que al rojerío le falta clase...

(Menos mal, porque dependiendo del vino, la factura se dispara)
8 cuervo, día 16 de Abril de 2011 a las 13:17
quien siga crellendo que los comunistas no se corrompen una de dos es un igenuo o un comunista.
pasen por esta cataluña y comprueben los psisos de lujo del señor saura y su compañera sentimental en el mismo centro de barcelona pequeños eso si 250M. sin contar sus posesiones en mallorca,el señor saura el unico trabajo conocido fue tomando nota en los contadores de endesa
9 DasBoot, día 16 de Abril de 2011 a las 17:21
Yo creo en que los comunistas no se corrompen.

Ya estan totalmente corrompidos desde que acetan el comunismo.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899