Crónicas Murcianas

« El suicidio ya no es pecado, al menos si lo comete la COPE | Principal | La Biblia del desarrollo murciano »

El Gobierno abandona el "modelo de desarrollo de la cabra"

13 de Abril de 2009 - 13:14:12 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
"La vicepresidenta económica se vuelca en el turismo y las infraestructuras para reactivar la economía", dice un titular de prensa de estos días. Vamos a situarnos, para no volvernos locos del todo. Aunque parezca mentira, no es la vicepresidenta económica de un Gobierno del ladrillero, antiambientalista e "insostenible" PP. Es la vicepresidenta económica de un Gobierno del cívico, ecológico y sostenible PSOE. Un PSOE que ahora habla de "turismo e infraestructuras" donde debería poner, para sus bienpensantes seguidores, "rutas de senderismo solidario e industria familiar de la leche de cabra y el kefir de amistad hispano-árabe".

Sí, el Gobierno del PSOE de Rodríguez Zapatero, el mismísimo PSOE y el igualísimo Rodríguez de toda la vida, hablando de reactivar el gran turismo, el turismo de verdad, el de masas, o sea, el ladrillo, y las infraestructuras, es decir, el cemento "portland". Ahora. Congratulándose ese mismo Gobierno, o sea, el partido, es decir, todas las delegaciones centrales y provinciales del mismo, lobbys de presión, plataformas, foros y asociaciones de vecinos socialistas, primero, de ir a acabar con el ladrillo en la primera legislatura, y después, en lo que llevamos de segunda, de haber acabado con él ("se ha acabado el modelo de desarrollo del ladrillo", Felipe González, Cartagena, 2008), resulta que el Gobierno se va a volcar... en aquello a lo que contribuyó decisivamente a hundir. No sólo en España (diarios telediarios de la primera mangoneando información sobre territorios supuestamente tomados por promotores ligados al PP), sino en Europa (riéndole las gracias a la "mafia verde" que lleva con vara larga y correa corta lo que se conoce por "ámbito europeo de toma de decisiones", Bruselas y Estrasburgo, que han desembocado en apestosas condenas a España por proliferación inmobiliaria).
 
Me gustaría echarme a la cara, hoy, a los amables debeladores que me vienen insultando regularmente en prensa y foros de internet por haber defendido siempre, y en abierto, lo evidente: que el único modelo de desarrollo sostenible para España es el turismo, con todo lo que ello significa, y que el único modelo de desarrollo sostenible para Murcia es el ladrillo privado, a cuya puerta nos debe llevar el público cemento. Ni las energías alternativas, ni el cultivo de remolacha, ni la alianza de civilizaciones, ni la minería de la hulla del poeta favorito del presidente del Gobierno, ni el republicanismo subvencionado, ni las ciudades modernuquis con okupas y graffiteros. Ladrillo y cemento, turismo e infraestructuras, sol y moscas y, si puede ser, corridas de toros. Qué casualidad, lo mismo que argumenta ahora la vicepresidencia económica del muy progresista Gobierno de España. ¡Pero si se ha llegado a publicar en el diario regional murciano de mayor tirada que al presidente Valcárcel le cayó una roca encima de su coche en la autovía porque la tierra se vengó de él a causa de sus muchos pecados "ladrilleros"! ¡Cuánto espíritu puro opinando! Desde que entró el nuevo Gobierno el ideal moral de la izquierda parece haberse desvanecido. ¿Dónde está el modelo ecoeficiente de la cabra para salir de la crisis, mis bienpensantes enemigos, dónde la industria tradicional del esparto, dónde los molinillos de viento, esas sinfonías a la contaminación visual, dónde las granjas solares, dónde el turismo de chancla y de interior, dónde la lagartija de rabo colorado, la tortuga mora, la lechuga protegida o el pinsapo?
 
Qué poco dura el pestuzo a zamarro y a cabrío en casa del progre: en cuanto el progre se ha dado cuenta de que no es compatible con el tren de lujo que necesita llevar, que si no no sería progre. El progre ha descubierto ahora lo que el cómico Paco Martínez Soria en 1967: que "el turismo es un gran invento". 
Comentarios (4)
1 vikinga, día 13 de Abril de 2009 a las 22:18
Todo se resume en tu último párrafo, los progres necesitan dinero, creado por otros o con cargo al erario público, para vivir en el lujo, dando lecciones diarias de moralina anticapitalista, que incluye la reivindicación de la cabra como potente revulsivo económico, y de desprecio al turismo de playa, porque es una horterada tener un piso en la playa, a menos que sea como los de Villpsoe, donde veranea Pepiño. Eso es clase.
2 PedroMoy, día 14 de Abril de 2009 a las 01:28
¿Y en qué se basan esos planes keynesianos de Zapatero y esas apelaciones a la 'obra pública' para salir de la crisis, sino en el ladrillo y el cemento? Aunque en estos casos el Estado actúa como gran promotor y, como siempre que pretende desempeñar el papel de empresa, con evidente torpeza. Pero, en efecto, tanto poner en solfa al sector de la construcción, para luego a la hora de la verdad asirse a él como clavo ardiendo.
Aunque no me haría yo tantas ilusiones: La misma vicepresidenta, antaño terror de fumadores, bebedores y comilones, nos querrá convencer de que el turismo es compatible con la promoción de las energías 'verdes' y la protección del escarabajo pelotero. Y con la eliminación de los chiringuitos en las playas, por ejemplo. Como siempre, acabaremos haciendo un pan como unas tortas.
Y no conocía aquella identificación del accidente del presidente Valcárcel, del que afortunada y milagrosamente salió ileso, con una especie de castigo divino (o terrenal) por no haber sido un buen 'ecoprogre'. Cosas veredes...
http://apuntesenlibertad.blogspot.com/
3 cuervo, día 14 de Abril de 2009 a las 13:50
eres un fenomeno esplicando las cosas no se puede añedir nada lo esplicas tan sencillo que asta un inculto como yo lo entiende
4 claraisa, día 14 de Abril de 2009 a las 17:24
Los socialistas no es que vieran mal " el ladrillo" y " el turismo" es que lo querían todo para ellos, han arruinado empresas, han devaluado los pisos, la hostelería está en minimos y una vez destrozado todo llegan ellos y se lo quedan todo a precio de saldo, ya pasó con Rumasa ahora lo han hecho a gran escala.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899