Crónicas Murcianas

« Dos progres y un destino: Wyoming y Gallardón | Principal | Rajoy en Antena 3 »

Después del marianismo malo, ¿el marianismo bueno?

15 de Febrero de 2009 - 19:54:05 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
Soy de los poquísimos que aún piensan (naturalmente, me refiero a los que aún estarían dispuestos a votar al PP) que Mariano Rajoy está abducido por el equipo que él mismo nombró, y que si no los elimina es por miedo a que antes, con la ayuda de los archimandritas de la "derecha civilizada", lo eliminen a él. Me niego a pensar que el político al que no he escuchado  más estupideces y sansiroleces que las pronunciadas en Elche (cuando dio la bienvenida al partido a los socialdemócratas y puso morros a los conservadores y liberales) forme parte de la liga de los hombres nada extraordinarios que hay de él abajo. En fin, que en el fondo sigo teniendo un corazoncito marianista, contra toda evidencia pero con una por lo que veo resistente fe. De Mariano me gusta casi todo, excepto su aspecto y su dudosísima capacidad para la dirección de recursos humanos. De su equipo, a la viceversa, muchas veces lo único que me gusta es su aspecto, al menos por la parte femenina (no sé si incluir a Jorge Moragas en este apartado, por la media melenita, más que nada). Hay que salvar a Rajoy, si todavía es salvable, de su equipo.

Hasta puede que, renovado el PP a fuerza de los últimos palos mediáticos y judiciales, es decir, políticos, Rajoy pudiese ser un pasable candidato a presidente de Gobierno con promesa de ser al efecto un presidente magnífico. Y hasta puede (seamos realistas, pidamos lo imposible) que por fin el PP pase a representar un poco a su electorado, sin avergonzarse de él, y sea un partido liberalconservador sin más (o si no puede ser sin más como poco que sea sin menos), homologable a los del resto de las democracias del primer mundo, sin veleidades revolucionarias de ningún tipo, previsible y estable. ¿Es mucho pedir? Lo que está claro es que Mariano no es que no se haya sabido rodear de presencias, sino al contrario, que está rodeado de ausencias. Soraya sigue siendo una meritoria que progresa adecuadamente, y puede que cuando deje de ser la combinación explosiva de joven y mujer (lo que antes llegue de las dos cosas) llegue a algo mensurable en la vida. Cospedal está pidiendo que la vuelvan a subir al tractor manchego del latifundio político de donde nunca se debió bajar. Moragas, ex "chikilicuatre" con su guitarra, es la única encarnación satisfactoria que me he encontrado de la definición de mujer que escribía alguno de esos novelistas decimonónicos y machistas: "ese ser de pelo largo e ideas cortas". Perfecto para Moragas. No digamos nada de los "hereus" de lo más torpe del último aznarismo (Aznar también tuvo a sus inútiles, pues siempre ha tendido a sobrevalorar su filosofía de la estética, muy discutible desde la boda de El Escorial) que aún andulean por las plantas nobles de Génova, 13.
 
Francamente, lo único profesional y aprovechable que sigo viendo en todo eso sigue siendo Mariano. ¿Por qué no ha conseguido éste, pese al mucho empeño que le ha puesto desde que perdió las últimas elecciones generales, que lo hayamos dado aún por irrecuperable? ¿Será, ejem, algo así como el carisma?
Comentarios (5)
1 vikinga, día 15 de Febrero de 2009 a las 22:18
Seamos realistas, pidamos lo imposible: que se vayan los sorayos... y que se lleven a Mariano. Lo siento pero yo ya no lo veo como nada. Ha mostrado tanto servilismo ante Prisa, tanto cuidado en no molestar a la izquierda y pedir perdón por ser de ¿centro? (La frase aquella de "aún nos queda mucho camino por recorrer en materia de respeto y tolerancia" ha sido para mi muy reveladora), que ya no le tengo confianza.
Si nos ponemos a pedir lo imposible, yo pediría un congreso extraordinario y que saliese Esperanza, pero creo que es mucho pedir.
Por ahora le voy a votar a Feijoó, porque no soporto a los nacionalsocilistas, pero a ver si en las generales ya tenemos otro líder más rumboso.
2 Gorucho, día 16 de Febrero de 2009 a las 01:19
¿Hasta cuando, no Catilina, sino los magníficos asesores de imagen, abusarán de nuestra paciencia?

¿Qué mejor imagen para un partido que el saber qué piensa? ¿Nadie recuerda aquel dicho "gerrero" del que quien se mueve no sale en la foto? ¿No se dan cuenta, los políticos y los sabios asesores, que este dicho también vale para "un colectivo" tal y como un partido político?

Saludos.
3 jonsy, día 16 de Febrero de 2009 a las 12:21
Paciencia.... aguantemos hasta las europeas, y digámosle a esta panda de ineptos lo que opinamos de ellos.

Total, el parlamento europeo no sirve para prácticamente nada que no sea esquilmar nuestros bolsillos (que le pregunten si no, a Luis Herrero, cuál es la postura del PE ante su expulsión/secuestro en Venezuela)

Coincido con el artículo de Emilio Capmany: esto es una operación en toda regla del pesoe para mantener a Mariano en la cúpula del PP mostrando a un Alberto borracho y a una Esperanza corrupta. Si tuviera algo de maldad, hasta diría que el artículo de nuestro bloguero está en esa línea... :-)

En Bruselas te espero, Mariano.
4 PPE, día 16 de Febrero de 2009 a las 14:35
D. José Antonio, todavía está D. Mariano a tiempo para poder dirigirse y dialogar con esta plataforma todos los problemas de nuestro partido. Despues será tarde.

La Plataforma Nacional de Militantes y Simpatizantes del Partido Popular, Democracia y Libertad en el PP www.democraciaylibertadpp.es

La democracia interna no se fortalece con venta de humos. La democracia interna para los militantes de partido se fortalece con:

1º Convocar un Congreso Nacional y no lo que se celebró en Valencia y los que se están celebrando en las diferentes autonomías y provincias del país.

2º Listas abiertas.

3º Elecciones libres y democráticas desde abajo hacia arriba en la que la militancia soberana pueda decidir libremente.

4º Primarias en todos los niveles.

5º Todos los militantes serán compromisarios. Un militante, un voto.
Sólo el voto directo de los militantes en una asamblea democrática, hace legítimo a los cargos orgánicos así como a los futuros aspirantes a formar parte de una lista electoral.

6º Una persona, un cargo.
No a la acumulación de cargos.

7º Los cargos tanto orgánicos como institucionales no podrán permanecer en el mismo puesto más de ocho años, (dos legislaturas).


Y decirles a los militantes, simpatizantes y votantes de nuestro partido que se unan a esta plataforma para poder trabajar juntos por el bien de nuestro partido y de España.

Democracia y Libertad en el PP

Sara González
Portavoz Nacional

5 elvis71, día 17 de Febrero de 2009 a las 10:55
Cada día lo tengo más claro, los del pp son unos genios en sacarse las oposiciones más complicadas pero unos inútiles en "marketing", sólo así se explica que con el peor gobierno de la historia europea estén por debajo en intención de voto (vale, la basura de las televisiones/redios y periódicos algo ayudan.

Hay que reconocerlo, los sinvergüezas de la iquierda tienen ganada la "propaganda" (joder, si han ocultado 100 millones de cadaveres)
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899