Crónicas Murcianas

Septiembre 2009


Contra Zapatero, ejerzamos la sana virtud del egoísmo

30 de Septiembre de 2009 - 21:26:59 - Pablo Molina - 3 comentarios

Los socialistas son incapaces de crear riqueza y bienestar, en primer lugar porque no saben cuáles son los procesos sociales que hacen que un país prospere, y en segundo porque su ideología tiene mayor éxito cuanto más depauperadas están las clases productivas.

El incremento de los niveles de bienestar en una nación responden al grado de libertad de sus habitantes para perseguir sus propias metas sin que el estado se inmiscuya en el proceso. Un socialista dirá que el bienestar de un país es consecuencia de las "políticas sociales" impuestas por los gobernantes, razonamiento absurdo dónde los haya, pero que acaba calando en la población, principalmente porque ese es el mensaje que le llega desde los medios de comunicación de masas.

La izquierda sólo es capaz de robar a unos para entregárselo a otros a cambio de su voto por medio del proceso que se ha dado en llamar "redistribución". El colmo del agravio ocurre cuando revisten ese evidente latrocinio apelando a la "solidaridad", que es lo que el gobierno de Zapatero viene proclamando desde hace meses para situar a quienes no se dejan robar extramuros de la moralidad pública. 

Pues bien, yo soy insolidario y practico la sana virtud del egoísmo, una actitud que conviene prestigiar especialmente en estos tiempos. Lo que gano con mi talento y esfuerzo lo quiero para mí y mi familia, no para que Montilla encargue estudios de ingeniería sobre el juego de parchís a diez mil euros el folio o los mariquitas de Zimbawe pongan en marcha "políticas de igualdad sexual".
Si defraudar a hacienda ha sido siempre un acto elemental de legítima defensa, con Zapatero en el gobierno se convierte en un asunto de decoro personal que hasta gana indulgencias ultraterrenas.
La última locura presidencial de subir los impuestos indirectos es una declaración de guerra en un contexto en el que cada día cientos de empresarios y autónomos echan el cierre a su negocio. Con Zapatero no es que vayamos a tardar más en salir de la crisis, es que vamos directamente hacia un desastre sin precedentes en todo el mundo en tiempos de paz. Por eso, cuanto menos dinero recaude para seguir con su locura destructiva menor será el daño que va a causar a España.

Decía Reagan, mi intelectual de cabecera (aunque fuera un político) que el gobierno no es la solución, sino el problema. En el caso de ZP, sus palabras se convierten en proféticas.

A la clase media española, la que no puede huir a lugares más civilizados, le cabe tan sólo poner a buen recaudo sus bienes intentando que la voracidad zapateril se incaute de la menor cantidad posible. Y si los sindicatos tienen que sobrevivir con menos millones de euros anuales de los que ya nos roban, tranquilos, podremos resistirlo.

Este clima reaccionario no deja que veamos lo del cambio climático

28 de Septiembre de 2009 - 19:41:19 - José Antonio Martínez-Abarca - 12 comentarios

Me sorprendió encontrarme el famoso lugar común al releer el libro de Plà "La huida del tiempo", que no sé por qué, me debo estar haciendo viejo, necesitaba saber de la llegada del otoño al llegar el otoño: "antes llovía más que ahora", decía Plà en esas páginas tan imitadas por los catedráticos que publican los domingos, pero con esa malicia abstracta marca de la casa que ninguno capta. El "ahora" de Plà sería cuando escribió el libro, hace un buen capazo de otoños, más de los que yo mismo tengo. Ahora también dicen que cuando "el ahora" de Plà llovía más que hoy. Yo también recuerdo que antes llovía más que ahora. Ya decía Borges que la lluvia es esa cosa que cae siempre en el pasado, o algo así. Recuerdo, sí, que antes llovía más que ahora, como recuerdo que antes llovía menos que ahora. Según de qué pasado hablemos. Desde luego recuerdo muchos "antes" donde en el Levante llovía menos que este septiembre, aunque los milenaristas del cambio climático, esos señores tan excitables, ya habían echado las patas por alto al comprobar la modesta cifra de que éste verano había sido el tercero más caluroso desde que se inauguró el decenio y, ya envalentonados, vaticinar que este otoño sería más seco que una pechuga de pollo pasando por el gaznate. Lamento llevarles otra vez la contraria, pero la verdad es que este septiembre está lloviendo muchísimo más que en infinidad de ayeres.

En Murcia ni siquiera hemos tenido este año esas tardes peguntosas, con calidad de caramelo pamplonica de "La cafetera", en que se convierte el verano tras el último levante de agosto y que a veces duran hasta el Tenorio, o incluso más allá del día de Todos los Santos (yo he visto enterrar a gente el día de Todos los Santos en Murcia con treinta y cinco grados a la sombra, en aquellas sequías socialistas de mediados de los noventa, y los enterradores pasando el purgón en camiseta). No. Ha sido un septiembre "como los de antes", como los de muy antes, como aquellos en que los árboles "de agrio" hacían "snorkel" bajo dos metros de riada. El calentamiento global está consistiendo en una cosa francamente disimulada. Todo indica que este septiembre está lloviendo como en aquél misterioso "antes" del que escribía Plà y que este verano ha hecho el mismo calor que antes. Incluso que ha hecho un poco menos calor que antes. Sin embargo, si uno revisa los suplementos de "ciencia" de los periódicos conviene en que está asistiendo, por lo menos sobre letra impresa, a algo fenomenal cuyo efecto se disipa en cuanto mira por la ventana. Estoy deseando ver en qué consiste eso tan famoso y arrebatado del cambio climático, pero el clima realmente existente no me deja.
 
  

El día en que nos partió un rayo

28 de Septiembre de 2009 - 09:26:57 - Pablo Molina - 3 comentarios

Me dicen los técnicos y los responsables de la cadena asociada a esRadio en Murcia, que durante la tormenta de ayer domingo un rayo cayó en la torre donde tienen los equipos de emisión, dañando seriamente las instalaciones.
Así pues, todos los oyentes de esRadio en la región de Murcia no podrán escuchar en las próximas horas nuestra emisión. Esta mañana van a valorar los daños, pero parece que las consecuencias de la descarga han sido bastante serias, por lo que no me pueden adelantar cuánto tiempo va a estar la emisión interrumpida.
Espero que los destrozos no hayan sido irreversibles y en poco tiempo puedan reestablecer la señal, pero eso es algo que en estos momentos desconocemos.
En cuanto tenga más datos los iré incorporando en el hilo de este post.
Este Rubalcaba...
 

EsRadio en Cartagena: 102.0 FM

25 de Septiembre de 2009 - 12:19:52 - Pablo Molina - 15 comentarios

Tal y como les anuncié, hemos cambiado la frecuencia de emisión para la zona de Cartagena y su comarca, que a partir de ahora será el 102.0 de FM.

Sería de gran ayuda que los que viven por allí nos dieran información de los sitios desde donde nos escuchan o, por el contrario, no se recibe correctamente.

A ver si esta vez es ya la definitiva.
PM

Alabado sea el Señor: esRadio ya en Cartagena (y comarca)

24 de Septiembre de 2009 - 09:45:41 - Pablo Molina - 15 comentarios

 Amigos cartageneros, marmenorenses y ciudadanos en general. Esta mañana (en realidad anoche) hemos comenzado las emisiones de esRadio en la zona de Cartagena y su comarca (Cartagena ciudad, campo de Cartagena y Mar Menor). Nos pueden sintonizar en el 97.8 del dial de FM, aunque en estos primeros días será necesario realizar algunos ajustes técnicos y quizás la recepción no sea de la máxima calidad en algunas zonas. Esperamos que a partir del lunes la señal se reciba con todas las garantías, pero los más ansiosos a ya pueden sintonizarnos.
Les agradeceré que me cuenten si hay algún problema de recepción en su zona o si, por el contrario, se recibe bien, para pasar la información a los técnicos de forma que vayan ajustando el sistema para llegar al máximo número de hogares posible.
Gracias a todos.

Cuando el articulismo era rellenar huecos entre la publicidad

21 de Septiembre de 2009 - 18:53:07 - José Antonio Martínez-Abarca - 1 comentario

Leo en este mismo periódico que da cobijo al "blog" que los expertos en marketing aconsejan a las empresas no quitar la publicidad de los medios cuando hay crisis. "Es como anunciar a los cuatro vientos que estás en crisis". Eso al parecer echa a la gente para atrás a la hora de consumir los productos que antes veía anunciados en la publicidad, con lo que la crisis por falta de ventas de esas empresas se ahonda.
 
Sin embargo, como el pánico en la Bolsa, o el fuego en los teatros de madera, el retirar la publicidad cuando hay crisis es algo instintivo e irracional, e imposible convencer a la mayoría de los empresarios de que con los recortes en publicidad en realidad están recortando su empresa. Los que hemos trabajado toda la vida en periódicos sabemos de qué va la vaina. Las crisis, desde la prensa (la prensa es un medidor excelente, por extremadamente sensible, de los cambios en la barometría del Producto Interior Bruto de un país), se notan en que llamas al departamento de publicidad de las empresas para que te pongan publicidad y te dicen dos cosas: uno, que ha desaparecido el departamento de publicidad porque ya no les servía para nada y, dos, que tampoco te van a poner publicidad porque también piensan que la publicidad cuando hay crisis no sirve para nada.  En la prensa siempre se ha dicho que "los periódicos son el espacio que hay que rellenar en el hueco que deja la publicidad". Hace años escribía en un diario boyante donde mis artículos siempre salían en posturas extrañas. Publiqué allí miles de artículos y creo que ninguna columna. Quiero decir que nunca salieron en el recuadro para el que estaban pensados teóricamente, de arriba abajo de la página, con esa limpieza de líneas circunspecta y un poco ática que es fundamental en cualquier sección de periódico que quiera que la tomen en serio, y sobre todo que la encuentren al pasar las páginas. Y todo porque vivíamos en época de vacas gordas, y la fluente publicidad acogotaba, aplastaba mis artículos hasta hacerlos irreconocibles. Mis palabras debían quebrarse hasta lo inverosímil, ocupando espacios inéditos en la página, por ofertas de muebles "al detall" o por nuevos tratamientos para el pelo. Cuando mis artículos no salían en forma de "L" mayúscula salían en forma de regleta de sepulturero, y cuando no los hacían continuar en otra parte (a veces se olvidaban de qué parte).
 
Eso naturalmente ha desaparecido por completo. Hoy en cualquier periódico podría publicar unas columnas tan perfiladas e imponentes como las de los templos griegos de Sicilia porque espacio es lo que sobra, pero falta la única razón de ser de los periódicos, al menos a juicio de los que los dirigen: lo que no es el relleno que se pone luego, la publicidad.  Por fin, con la crisis, podría publicar columnas hechas y sobre todo derechas, pero ya la publicidad que hace años me aplastaba hasta los bordes de la página no me las pagaría.    

Destrozaron la educación, pero no es suficiente

16 de Septiembre de 2009 - 18:13:16 - Pablo Molina - 8 comentarios

La izquierda en todas sus versiones (y son millares) no tuvo bastante con dinamitar hasta los cimientos el sistema educativo español y cargarse el futuro de varias generaciones de españoles. Está tan satisfecha de su obra que ni siquiera admite que otros puedan poner un simple parche para aliviar el destrozo cometido desde que Rubalcaba, Maravall y Marchesi entregaron el poder educativo a la legión de psicopedagogos marxistizados con el encargo de hacer con la educación española exactamente lo que vemos.

Viene esta reflexión a cuento del anuncio de Esperanza Aguirre de otorgar al profesor rango de autoridad, medida absolutamente de sentido común que, precisamente por eso, tiene soliviantada a la sección "educativa" (es un decir) del socialismo, con curiosa fenomenología fuera de las fronteras madrileñas.

Atención a la deposición en un periódico murciano del presidente de la muy socialista Federación de Asociaciones de Padres y Madres de la Región de Murcia:
Reivindicarla (la autoridad) como principal solución puede ser síntoma de incapacidades e impotencias personales. Quien quiere imponer la autoridad por coerción está admitiendo que no le quedan otros instrumentos para hacerlo. La autoridad se va haciendo dinámica y constantemente en la medida en que alguien crece y se desarrolla.

Ustedes me corregirán, pero a mí me parece que está en contra. En contra de que los profesores puedan ejercer la autoridad que representan con el sustento legal oportuno. Y si éste es el que representa a las madres y padres progresistas, qué podemos esperar de los que urdieron el actual desastre educativo y aún lo gestionan.

Como nota de sensatez, añado que en la misma noticia aparecen unas declaraciones del presidente del sindicato ANSE aplaudiendo la idea de Esperanza Aguirre. Como Valcárcel huela que puede haber polémica ya pueden despedirse los docentes murcianos de gozar del estatus de sus colegas madrileños. Aquí, heroicidades las justas. Es que el PP gana en Murcia sólo por 40 puntos de diferencia al PSOE, y comprenderán que no va arriesgarse con medidas valientes estando el poder en la cuerda floja.

La pedánea consulta independentista de Arenys de Munt

13 de Septiembre de 2009 - 19:28:26 - José Antonio Martínez-Abarca - 12 comentarios

¿Habrá algún cava fabricado en las cavernas, nunca mejor dicho, grutescas grutas y otros sótanos sociopolíticos de Arenys de Munt? Tendremos que mirar las etiquetas. Aunque estoy seguro de que no hará falta ningún boicot: la coherencia política independentista no nos obligaría a abstenernos de comprarlo, porque ellos antes se abstendrían sin duda de vendérnoslo. ¡Cómo van a vender ellos nada, los desprendidos separatistas catalanes, estando por medio la construcción nacional! Los seguidores de Joan Laporta no perdonarían jamás la opresión de que labios meseteros contaminaran tan simbólico néctar (tan simbólico al menos como el cuadro de Dalí que luce en el despacho del Rey Juan Carlos y que Carod reclama para "el disfrute de todos los catalanes"), que debiera ser bebido convenientemente en cráneos como los supuestos normandos de Astérix hacían con el "calvados" y los vikingos con el hidromiel.


Por mi parte sé decir que no lo bebo nunca, pero no por motivos políticos, sino por salubridad: los pequeños agujeritos de ese vino, a los que al principio no se da la debida importancia, se terminan subiendo a la cabeza y asociando entre sí para formar la gran oquedad que observamos en las conductas de los identitarios, quienes no paran de brindar con el líquido por cada derrota del Estado (cómo olvidar el descorche a orillas del río Ebro cuando Zapatero pegó el decretazo contra el trasvase).

 
Lo que está claro es que, sea cual sea el resultado de la consulta independentista en Arenys, localidad sin duda pintoresca de cuya existencia no tenía noticia, para su desgracia recuerda, mucho más que a una consulta quebequesa, a esas gansadas que de vez en cuando hacen en la Región de Murcia los vecinos de la diminuta pedanía, o lo que sea, de El Algar. Cuando los vecinos de El Algar se quieren separar de Cartagena, cortan el tráfico de la autovía con Murcia como los de Arenys quieren cortar las relaciones diplomáticas con España. En un caso sólo logran cabrear a los conductores como en otro a los falangistas tradicionalistas de las juntas de ofensiva nacional-sindicalista y de los grandes expresos europeos. Al final, los segregacionistas de El Algar y de Arenys de Munt se aburren, entra gazuza, el sol pega, no ven que el resto del mundo aplauda demasiado ni envíen corresponsales acreditados de las principales cabeceras, el entusiasmo parece mucho menor que por la mañana y el cava que reservaban para el triunfo político se agría aún más de lo que de por sí está siempre. Y a otra cosa.

Es Radio en Murcia y Cartagena. Últimas novedades

9 de Septiembre de 2009 - 14:18:52 - Pablo Molina - 10 comentarios

Queridos amigos, pido disculpas por haber desatendido el blog en unos momentos en que más necesidad de noticias existe en torno a Es Radio. Trabajamos a destajo, sin horarios, para que la señal llegue a la mayor parte del territorio regional y eso impide atender otras obligaciones como la de mantenerles a ustedes informados.
En efecto, desde ayer la emisión de Es Radio en Murcia está suspendida por la sencilla razón de que estamos cambiando todo el sistema radiante y la localización de los emisores, de forma que podamos llegar también a Cartagena, el Mar Menor, Mazarrón, Aguilas y posiblemente Lorca, aunque hasta que las ondas no comiencen a circular no sabremos exactamente qué territorio abarcamos.
Algunos de ustedes comentan que en la frecuencia de Es Radio en Murcia (96.8) se escuchaba ayer Onda Regional. No deben preocuparse. Se trata de que esa emisora ocupa el 96.5 y cuando nosotros dejamos vacío nuestro espectro se ocupa con ella por inercia. En cuanto todos los sistemas de emisión estén en funcionamiento, Es Radio se oirá en Murcia capital y vega media en el 96.8, y en Cartagena y el resto de demarcaciones mencionadas en otra frecuencia que en este momento no podemos precisar.
Esperamos reanudar las emisiones para Murcia esta misma tarde y para el resto de demarcaciones antes del fin de semana.
Tengan un poquito de paciencia. Cumplimos nuestro compromiso de que en Murcia se escuchara Es Radio "el 7 a las 7". Ahora se trata de hacer un buen trabajo para que la emisión llegue lo más lejos posible. En todo caso, miles de disculpas por las molestias ocasionadas y un abrazo a todos.
 

El "por motivos ideológicos" de Federico Jiménez Losantos

6 de Septiembre de 2009 - 19:30:31 - José Antonio Martínez-Abarca - 19 comentarios

Me llamó mucho la atención una línea que Federico Jiménez Losantos dedicaba, en la más reciente entrada de su "blog", a cómo había sido posible cerrar un acuerdo para que su no sé si flamante, oriflamática o flamígera "esRadio" pudiese ser escuchada en Murcia a partir de este lunes. Escribía FJL que en esta parte de España había sido posible hallar voluntades dispuestas a asociarse a "esRadio", o a permitir que emitiera, "por motivos ideológicos", lo que sólo puede resultar milagroso, es evidente, tratándose de una Comunidad Autónoma y también una capital de provincia gobernadas desde el año 95 por el PP. No es una ironía: demasiadas veces la política de medios del PP es complicado diferenciarla de la que gasta el Tripartito. El cordón sanitario hacia todo lo liberalconservador también la aplican las propias víctimas del cordón sanitario.
 

A estas alturas de la película resulta chocante, y desde luego reseñable como hace Losantos, que en un territorio gobernado con mayoría aplastante por el PP pueda trabajar libremente una radio que defiende exactamente los mismos principios liberalconservadores con los que se refundó el PP tras el cretácico fraguista. Resulta chocante que se produzca lo que debería ser obvio (¡tiempos oscuros en que hay que explicar lo obvio!) porque lo normal es lo contrario. Lo normal en no pocas ocasiones es lo decididamente subnormal, y lo atípico, lo que ha pasado en Murcia, o mejor dicho ha pasado en esta ocasión, porque por desgracia no siempre la cosa está tan de Dios.
 

Ahí es nada: que en Murcia una serie de señores cercanos o adscritos al PP se muestren abiertos a que una emisora que va a dotar de munición intelectual a la mitad del país (la que no se resigna a tener sólo un ministerio de la Oposición) pueda operar en su territorio como una radio normal y con las mismas garantías constitucionales que cualquier otra. Casi parece una anomalía, según la experiencia de quienes llevamos algo de mili en esto, y me atrevo a decir que desde luego no todo el PP de Murcia sentirá que su coherencia, sus valores y su cosmovisión reclaman tal cosa, sino más bien lo contrario. "Por motivos ideológicos" lo que habrían hecho no pocos en el PP es blindar la Región para que Losantos no pasara de Venta del Olivo, y si acaso darle otra campañita de publicidad más a la SER, para quitarle el susto y "engrasar" su buena voluntad.  Pero por fortuna aún hay gente del PP que piensa en Murcia (es posible que en otras partes de España ocurra lo mismo) que si Zapatero tiene un plan, mucilaginoso y pestilente plan, pero plan, para transformar el país, la Oposición también debería tenerlo y debería consistir en justamente lo contrario de lo que pretende la paloma de Rodiezmo. Y ninguna voz que pueda ayudar a conseguirlo puede ser ociosa y, menos, enemiga.

0 comentarios

Como escuchar esRadio en la región de Murcia

3 de Septiembre de 2009 - 23:47:25 - Pablo Molina - 15 comentarios

A partir del próximo lunes (ya saben, "el 7 a las 7"), todos los ciudadanos de Murcia capital y su área metropolitana, vega media, valle de Ricote y amplias zonas del altiplano y noroeste, podrán escuchar esRadio en el dial 96.8, muy fácil de recordar porque es el prefijo telefónico de la región.De hecho, desde hoy jueves pueden escuchar en esa frecuencia los indicativos, anuncios, sonidos y saludos de esRadio.

Un par de días más tarde podrá escucharse también en la zona de Cartagena y Mar Menor, aunque en una frecuencia distinta de FM aún sin determinar.

Todo ha sido gracias al acuerdo llevado a cabo con una emisora murciana llamada "Cadena Radio", que de esta forma se convierte en nuestra emisora asociada para la región de Murcia.

Ha sido un mes de agosto intenso y de mucho trabajo por parte de todos los implicados, con el único objetivo de que todos ustedes puedan escuchar la programación de nuestra radio desde el primer día. Si no hubiera sido por el néctar vivificante del gintonic del Cabezo de Torres, que nos levantó el ánimo en los momentos de mayor dificultad, creo sinceramente que no lo hubiéramos conseguido.

Tranquilícense pues, porque todos ustedes van a escuchar a Federico, a Luis, a César y a todos los compañeros que hacen esRadio desde el primer momento. ¡Hasta es posible que acaben escuchándome a mí al mediodía! Si es que cuando nos ponemos nos ponemos.

Ah, y corran la voz, que eso siempre viene bien y, además, no tenemos suelto para hacer una campaña monstruosa de publicidad. Dios os lo pagará.

Contra el insomnio persistente: Copemazín comprimidos

1 de Septiembre de 2009 - 11:43:56 - Pablo Molina - 12 comentarios

Había un interés perfectamente descriptible por escuchar a Ignacio Villa en su estreno como director y locutor de La Mañana de COPE, no obstante lo cual algunos sintonizamos el dial correspondiente para ver lo que el nuevo equipo puede llegar a dar de sí.

Por resumir, no creemos que Villa vaya a pulverizar todos los records de audiencia de la radio española, al menos de momento. No es que el prestigioso periodista no tenga la brillantez necesaria para llevar adelante el programa señero de la radio española que FJL dejó muy bien parapetado, sino que, no sabemos por qué, el programa provoca somnolencia. Ni siquiera el gran Juan Carlos Girauta ha sido capaz de levantar el tono monocorde de una tertulia bastante aburrida en términos generales. 

Dice Villa, cuyos altercados en los platós televisivos son ya legendarios, que él va a huir de la zafiedad y del tono exasperado. Muy bien. Nunca es tarde para cambiar y, además, Jorge Verstrynge, con el que una vez en Telemadrid por poco acaba a hostias, se lo agradecerá desde lo más profundo de su corazón.

Sus referencias, o mejor dicho, la ausencia del menor comentario a su antecesor, retratan en cambio al personaje mucho mejor que las cuatro horas cansinas que ha propinado a sus oyentes.

Ni siquiera ha sabido mencionar correctamente la trayectoria de Antonio Herrero, al que le ha atribuido la paternidad del programa La Mañana de COPE, cuando es bien sabido por todos los que le seguíamos que su espacio en COPE se llamaba "Primera Hora", sucesor del mítico "El primero de la mañana" que hacía en Antena 3 Radio. Por otra parte, declararse tácitamente sucesor de Antonio Herrero demuestra un optimismo quizás excesivo, porque todo el mundo sabe quién es su heredero intelectual y profesional.

La izquierda más radical está muy satisfecha con esta nueva COPE, al contrario que la Dirección General de Tráfico, que ya está estudiando la posibilidad de prohibir escuchar La Mañana durante la conducción de vehículos por razones más que obvias. Cosas de "Pera" Navarro, que es un coñón.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899