Crónicas Murcianas

Febrero 2009


El Pater y la médium

26 de Febrero de 2009 - 18:32:50 - Pablo Molina - 6 comentarios

El Pater Iñaki y la médium de Poltergeist (“Ven hacia la luz, Carol, hacia la luz”) se han lucido en la presentación del libro de ésta última sobre los políticos vascos. En particular, me sorprende que se pongan en ridículo de forma tan obscena, insistiendo en la basura que se ha lanzado sobre María San Gil. Ninguno de los dos personajes tienen talla moral para juzgar a nadie y mucho menos a la política vasca, pero hacerlo para denigrarla sobre la base de unas afirmaciones de carácter personal que nadie más que Leopoldo Barreda escuchó en una reunión parece excesivo incluso para Gabiloldo e Iglesias, convertidos en los hermanos Calatrava del progresismo español.

Incluso si fueran aproximadamente ciertas las referencias al divismo de San Gil (algo que no cuadra con su personalidad según cuentan quienes la conocen muy bien), eso no invalidaría la trayectoria intachable de la política vasca en defensa de la libertad. Sólo por respeto a una biografía que pone los pelos de punta a cualquier persona decente, Iñaki y la médium debieran ser un poquito más respetuosos.

Ni al cura rebotado ni a la médium de Poltergeist le han organizado los proetarras una manifestación bajo la ventana de su domicilio (“María San Gil, vas a morir”), ni han tenido que enfrentarse cara a cara con asesinos etarras y colaboradores, ni han ido a un pequeño municipio tomado por los batasunos a defender a un concejal del PP o del PSOE, como ha hecho incansablemente María a lo largo de su vida política. Al contrario, desde su cómoda equidistancia, los comunicadores de progreso siempre han nadado y guardado la ropa. El que ahora se lancen con tan malas formas a desprestigiar a una señora en horas bajas (gracias Mariano) acota perfectamente la catadura moral de ambos personajes. Tal para cual.

El PSRM-PSOE se ata a un cadáver político

25 de Febrero de 2009 - 20:53:06 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

El PSRM-PSOE, a minuto de ahora (no sé el segundo de a continuación), "no se plantea" el pedirle que devuelva el acta de diputado por la Región de Murcia al ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Pues que se lo plantee, que se lo plantee. De hecho, vienen por ahí unos tiempos magníficos para lamentar amargamente el no habérselo planteado a tiempo. Cuando en el parlamento de la nación se discuta algo en lo que la Región de Murcia se juegue su futuro (hay varias cuestiones pendientes para los próximos meses que resultarán cruciales en los próximos diez o veinte años de Murcia) y a Bermejo lo pille de la próstata en el baño del Congreso, sin poder votar. Que Bermejo en la tele o en fotos sale más joven de lo que parece en la cruda realidad (porque en la distancia corta anda fané, descangayado, con una percha en el escote y el cuero "picoteao", una lástima a lo que pueden llevar, joven todavía, el resentimiento).

Plantéeselo el todavía secretario general del PSRM-PSOE Pedro Saura si no quiere que los murcianos piensen lo evidente, que él ni pincha ni corta ante Zapatero, que no tiene el poder de exigirle a Bermejo la restitución de nada, y menos de su escaño y sueldo, porque, fuera caretas, los escaños que teóricamente pertenecen a la representatividad política de la Región de Murcia en la práctica están a buen recaudo de la Ejecutiva del partido, en este caso el socialista (ocurre igual en el popular, por supuesto).
 
Por lo menos podría protestar un poquito, Saura, y no reírse tanto con esa mueca amanerada suya porque los periodistas que lo frecuentan, malintencionados, ya piensan que a ver si es que se nos ha hecho de la acera de Zerolo (como lo oigo se lo cuento, y le hago un favor). No sé, Saura podría convidarlo a cazar unos gamusinos fuera de los límites de la región de Murcia (dentro de la cual a lo mejor no tiene licencia, porque no es de los territorios que el propio Bermejo nombró como aquellos donde puede desarrollar legalmente su actividad) y, en medio de la confraternización del hecho cinegético en sí, hacerle ver que está perjudicando seriamente, no ya la imagen ya bastante maltratada de la Región de Murcia por ahí fuera, que eso a Bermejo "consideradme-un-murciano-más" le importará un ardite,  sino las posibilidades electorales suyas, o sea, de Saura.
 
Tener a Mariano Fernández Bermejo de cabeza de lista en el Congreso por la Región de Murcia es otro desprestigio socialista para la región (y van...) y sería exactamente igual que tener a Narcís Serra de "cunero" después de cesar en el Gobierno de Felipe González por el escándalo de las escuchas ilegales (o tal vez fue por el escándalo de los trajes de baño de raso negro  "marcapaquete" que gastaba en Mallorca, ya no me acuerdo). Bermejo no es que esté políticamente quemado. Es que ya no está precisamente por fresco. Plantéeselo el PSRM-PSOE.

Bermejinsky dimite, y yo con gripe

23 de Febrero de 2009 - 22:18:15 - Pablo Molina - 4 comentarios

Amigos, he cogido un virus catarral de esos que circulan por la España de Zapatero. Puto gobierno. Se trata de un virus progresista, conclusión a la que he llegado después de estudiar sus efectos en mi pobre persona:

A.- Es muy molesto.
B.- Me roba las fuerzas.
C.- Es deprimente
D.- No hay forma de echarlo porque no entiende las indirectas (en mi caso paracetamol a cargas).

Y va Bermejinsky, el cabeza de lista del PSOE en Murcia de las pasadas elecciones, y me dimite sin previo aviso.

La huída de Bermejo del camarote de los hermanos Marx(sistas) que constituye el consejo de ministros de ZP, cual liebre cobardica a la vista del rifle de un cazador dominguero, ha sido una sorpresa porque de la chulería del personaje no cabe esperar ese acto de humildad. O sea, que no. Que es Zapatero el que le ha echado, naturalmente no porque crea que es un incompetente (estando él de Presidente no cabe esgrimir el argumento de la solvencia para estar o no en el gobierno), sino porque supone que le viene bien al partido a una semana escasa de las trascendentales citas electorales de Galicia y Vascongadas.

¿Es Bermejo el peor ministro del gobierno de ZP? Habría que repasar muy bien la trayectoria de todos los miembros y miembras, porque la competición se me antoja muy disputada. La única que saldría bien parada de un estudio de esas características sería Bibiana Aído, a la que no cabe imputarle ningún desastre administrativo sencillamente porque todavía no hemos tenido noticia de que haya hecho algo desde que está de Ministra. Es una analfabeta integral, sí, como otros muchos compañeros y compañeras, pero salvo las patadas al diccionario no se ha distinguido por protagonizar ningún desastre llamativo.

A Bermejo, vuelvo al principio, le ha echado del gobierno un señor de la talla de Zapatero, baldón infame del que no se recuperarían los herederos de cualquier persona sensata en varias generaciones. Que te eche Aznar tiene un pase, pero Zapatero, ¡Zapatero!...

Sin embargo, están los tiempos como están y no es cuestión de renunciar a otras gabelas que le van a caer seguramente a Bermejo en pago a su último servicio prestado: recibir una patada en el coxis y simular que todo ha sido idea propia. Habremos de estar atentos al próximo destino del exministro, para el que se habrá preparado un mullido puesto en cualquier cementerio administrativo de elefantes como ocurre en estos casos. Además sigue en las Cortes como diputado. Diputado jabalí, claro, distinción taxonómica que debemos al talento de Ortega y Gasset en tiempos de la II República. Bermejo sabrá honrar a sus antecesores en esa pintoresca labor parlamentaria, no les quepa la menor duda. 

El "caso Milano" o la supuesta corrupción en rebajas

21 de Febrero de 2009 - 14:13:11 - José Antonio Martínez-Abarca - 1 comentario

Cuando el presidente murciano Ramón Luis Valcárcel llegó al poder regional en la primavera, casi primer verano ya, de 1995, y pocos días después del triunfo, yo me dirigí al Palacio de San Esteban, sede del Gobierno, para dejarle a su director general de Comunicación, José Antonio Ruiz Vivo, un paquete lujosamente envuelto que contenía unos reputados zapatos ingleses negros con hebilla plateada, los que por entonces gastaba James Bond en sus películas, de esa clase de manufacturería de las islas que dura toda una vida en buen uso. Entonces lo entendí como un regalo personal no por cierto pelota, sino con su poco de ironía (era fama que Valcárcel, empero ir siempre de punta en blanco, llevaba zapatos como de padecer de juanetes, Brummell de tobillo para arriba y Pío Baroja en la mesa camilla de tobillo para abajo). Pero hoy me hubiesen confundido con "el bigotes" del PP, el tal Álvaro Pérez, ese ridículo pisaverde envuelto en una trama de vuelo bajo donde uno que pasaba por allí le contó a una cogecosas del partido que había sobornado
supuestamente al presidente valenciano Camps con unos trajes de la tienda "Milano". Y me hubiesen implicado en una trama de intento de soborno, y de paso a Valcárcel, con mucha más razón que al "bigotes" con Camps, porque yo todavía estaba obsequiando con un artículo de lujo y "el bigotes", según se sospecha, con trajes baratos de la tienda donde se visten correctamente los oficinistas y los vendedores de biblias "testigas" a domicilio. Por si acaso aquello podía ser entendido como un soborno, Valcárcel jamás usó esos zapatos y me imagino que algún pedigüeño de Cáritas suertudo acabaría calzando como un Príncipe de Gales. Qué bajo han caído los sobornos desde mi época, sobre todo si los investiga "El País", ese diario globoso, más que global. Esto del caso "Milano" es la cutreorgía de Roldán pasada por lo textil.

Es decir, que tengo en mucho más al presidente valenciano Camps, y no me creo absolutamente nada, ni un tanto así, que se juegue su carrera política por una remesa de honrados trajes marino o marengo del correcto establecimiento para los que andan "cortos de remanente", que diría Paco Rabal. Si en mis tiempos, como digo, mandábamos como regalo en señal de respeto político qué menos que un jamón de reserva o algún detallito bien y de gusto, qué no hubiésemos mandado como intento de soborno. Nada por debajo de mandarle al político al mejor sastre de Saville Row en comisión de servicio permanente, o, si se tratara de "pret a porter", qué menos que Ermenegildo Zegna. ¿Qué es esta película de terror que se han sacado los de "El País", diario que como todo el mundo sabe se ha caracterizado durante toda su ejecutoria por investigar los mejores casos de corrupción, y los socialistas a su servicio de la Fiscalía, la Judicatura y el Ministerio? Hago mía la frase del juez Garzón con lo de la cacería, pero con harta más razón que él: qué poco deben de tener estos para sacar lo de los "trajes Milano". Me suena a aquella gran exclusiva de la hermana de la cuñada del primo de uno que pasaba por allí que una vez
coincidió con un amigo segundo por parte de tío de Zaplana. "El país", siempre a la vanguardia.
 
Como ha dicho alguien, qué mal deben estar las cosas de la supuesta corrupción pasando en veinte años de los frigoríficos para abrigos de piel de Aída Álvarez, aquellos sí, realísimos, a los saldos por liquidación de existencias para políticos del PP que, según creen los investigadores de esta "trama", no ganan lo suficiente para vestirse como sí lo hace un vulgar administrativo mileurista. Si lo de Camps no fuese, como es, otra de esas cosillas cutronas que tiene el "diario amigo", que cuando se pone a investigar acusa la falta de hábito, yo sería el primero en regalarle, no los zapatos de James Bond, sino una limosnita por caridad. Al pobre.   


La izquierda con Chávez y contra Luis Herrero

20 de Febrero de 2009 - 10:50:41 - Pablo Molina - 3 comentarios

La izquierda española, trasunto grotesco de la socialdemocracia europea, no esconde su predilección por las dictaduras marxistas, ni siquiera cuando atropellan a un ciudadano español que encima ostenta un cargo político.

La detención ilegal de Luis Herrero en Venezuela sólo ha suscitado una leve reprimenda"a las formas" del chavismo (no al fondo, claro), no sin antes condenar enérgicamente el hecho de que el eurodiputado del PP dijera en su visita a Venezuela una obviedad: que Chávez se comporta como un dictador.

El argumento para atacarle es que no supo mantener una adecuada imparcialidad, pero es que Luis Herrero no fue a Venezuela como observador internacional, sino invitado por los partidos que defendían el NO a la reforma constitucional de Chávez, cuyos representantes le informaron detalladamente de las últimas canalladas del régimen para evitar la derrota en el referéndum.

Acabo de ver un debate televisivo en TVE-1, con Luis presente, en el que ha tenido que escuchar la regañina de exquisitos demócratas como un diputado del PNV, otro del BNG y otro más, agárrense, ¡de Izquierda Unida!

Ver a todos estos totalitarios paletos atacar a Luis Herrero y defender a Chávez es un insulto a la inteligencia, aunque es también lo más normal tratándose de partidos que a lo largo de toda su historia se han comportado exactamente igual que las hordas chavistas que mantienen tiranizado aquél país caribeño.

Chávez es un dictador, y además bastante peligroso. Vean sólo un ejemplo:

Rajoy en Antena 3

17 de Febrero de 2009 - 13:18:27 - Pablo Molina - 6 comentarios

Anoche pudimos ver a Mariano Rajoy en una entrevista que le realizó la jefa de informativos de Antena 3, Gloria Lomana, lo que nos permitió comprobar la situación anímica del aspirante a La Moncloa.

En honor a la verdad hay que reconocer que más que una entrevista fue un interrogatorio, digamos, muy persuasivo. La primera parte fue un chorreo constante de preguntas y repreguntas en las que se daba por hecho que en el PP hay corrupción. Lo que está muy bien, claro, pero yo no he visto todavía a ningún alto cargo socialista someterse a un fuego graneado de esas características, a pesar del largo historial de fechorías que acrisola la trayectoria de ese partido, tal vez el más corrupto de todos los socialismos mediterráneos, que ya es mucho.

Estuvo muy bien Mariano Rajoy cuando le insistió a la entrevistadora en que lo de Filesa es cosa de los socialista. No lo estuvo tanto cuando, estando contra las cuerdas, repitió un par de veces la coletilla "hasta donde yo sé". Hombre, Mariano, si eres el presidente tienes que saber si hay corruptos a tu alrededor, porque lo de "obrar en consecuencia" cuando se produzcan las sentencias penales, en su caso, es algo que se da por hecho. Se da por hecho en el PP, porque en el PSOE los condenados por robar al erario público para el partido no sólo siguen en el partido, sino que se dedican a formar a los nuevos cuadros dirigentes, lo cual si se mira bien es algo de lo más lógico.

No me gustó tampoco cuando Rajoy dijo que dejó de contratar a las empresas de Correa y El Bigotes (con esas pintas no pueden ser inocentes), porque le habían contado que utilizaban el nombre del partido de forma improcedente. Si es así debiera haber cursado como presidente la misma orden a todas las organizaciones territoriales del partido, de forma que ahora no estarían empantanados en Madrid y Valencia. ¿O es que a Mariano no le viene del todo mal que en esos dos feudos se le bajen los humos a los dirigentes? No seamos malpensados. O sí.

Un hecho que debieran constatar los sabios de Génova, sobre todo tras la entrevista de ayer, es que no tienen ningún medio de comunicación que defienda una línea filosófica y política cercana al PP actual. Antena 3, que pasa por ser la televisión menos contraria al PP (lo cual ya es heroico en el desierto glacial que dejó Aznar en términos mediáticos), le recetó anoche a Mariano un interrogatorio de órdago. Y aún le falta pasar la tutoría bimensual con Gabilondo, en la que las granadas y los misiles no dejan de sobrevolar el plató.

¿Cuál es la solución? A mí no me pregunten, que para eso ya está Arriola cobrando un huevo de la cara y la yema del otro. Por lo que a los ciudananos respecta, interesaría que existiera un partido político que defendiera una linea liberal-conservadora, acorde con los sentimientos de más de diez millones de votantes, sin complejos y sin estar permanentemente supeditado a las inciativas de Pepiños y Pajines para hacer como que hacen un poco de oposición. Si estás seguro de que defiendes unos valores trascendentales para el bien común, los mismos que comparten la inmensa mayoría de los votantes, no tienes por qué estar a la defensiva, sino al contrario.

Con la que está cayendo y lo que nos queda todavía de esta recesión, son el PSOE y el gobierno quienes deberían estar contra las cuerdas y no el PP, con su presidente dando tumbos por las televisiones eludiendo responder si pondría la mano en el fuego por Esperanza Aguirre.

Ahora que si eso es lo que ordena Arriola no seré yo quien ponga en tela de juicio su proceder. Doctores tiene la Iglesia, y el PP ni les cuento.

Después del marianismo malo, ¿el marianismo bueno?

15 de Febrero de 2009 - 19:54:05 - José Antonio Martínez-Abarca - 5 comentarios

Soy de los poquísimos que aún piensan (naturalmente, me refiero a los que aún estarían dispuestos a votar al PP) que Mariano Rajoy está abducido por el equipo que él mismo nombró, y que si no los elimina es por miedo a que antes, con la ayuda de los archimandritas de la "derecha civilizada", lo eliminen a él. Me niego a pensar que el político al que no he escuchado  más estupideces y sansiroleces que las pronunciadas en Elche (cuando dio la bienvenida al partido a los socialdemócratas y puso morros a los conservadores y liberales) forme parte de la liga de los hombres nada extraordinarios que hay de él abajo. En fin, que en el fondo sigo teniendo un corazoncito marianista, contra toda evidencia pero con una por lo que veo resistente fe. De Mariano me gusta casi todo, excepto su aspecto y su dudosísima capacidad para la dirección de recursos humanos. De su equipo, a la viceversa, muchas veces lo único que me gusta es su aspecto, al menos por la parte femenina (no sé si incluir a Jorge Moragas en este apartado, por la media melenita, más que nada). Hay que salvar a Rajoy, si todavía es salvable, de su equipo.

Hasta puede que, renovado el PP a fuerza de los últimos palos mediáticos y judiciales, es decir, políticos, Rajoy pudiese ser un pasable candidato a presidente de Gobierno con promesa de ser al efecto un presidente magnífico. Y hasta puede (seamos realistas, pidamos lo imposible) que por fin el PP pase a representar un poco a su electorado, sin avergonzarse de él, y sea un partido liberalconservador sin más (o si no puede ser sin más como poco que sea sin menos), homologable a los del resto de las democracias del primer mundo, sin veleidades revolucionarias de ningún tipo, previsible y estable. ¿Es mucho pedir? Lo que está claro es que Mariano no es que no se haya sabido rodear de presencias, sino al contrario, que está rodeado de ausencias. Soraya sigue siendo una meritoria que progresa adecuadamente, y puede que cuando deje de ser la combinación explosiva de joven y mujer (lo que antes llegue de las dos cosas) llegue a algo mensurable en la vida. Cospedal está pidiendo que la vuelvan a subir al tractor manchego del latifundio político de donde nunca se debió bajar. Moragas, ex "chikilicuatre" con su guitarra, es la única encarnación satisfactoria que me he encontrado de la definición de mujer que escribía alguno de esos novelistas decimonónicos y machistas: "ese ser de pelo largo e ideas cortas". Perfecto para Moragas. No digamos nada de los "hereus" de lo más torpe del último aznarismo (Aznar también tuvo a sus inútiles, pues siempre ha tendido a sobrevalorar su filosofía de la estética, muy discutible desde la boda de El Escorial) que aún andulean por las plantas nobles de Génova, 13.
 
Francamente, lo único profesional y aprovechable que sigo viendo en todo eso sigue siendo Mariano. ¿Por qué no ha conseguido éste, pese al mucho empeño que le ha puesto desde que perdió las últimas elecciones generales, que lo hayamos dado aún por irrecuperable? ¿Será, ejem, algo así como el carisma?

Dos progres y un destino: Wyoming y Gallardón

11 de Febrero de 2009 - 11:07:50 - Pablo Molina - 17 comentarios

Alberto Ruíz Gallardón puede no ser el político más inteligente del Partido Popular, pero de lo que no cabe duda es de que es el más honesto. Gallardón no esconde sus filias ni, mucho menos, sus fobias. Con los medios de la derecha sólo se habla en sede judicial, querella por medio, sin embargo, cuando se trata de los más furibundos enemigos de la derecha sociológica el tío babea como un cineasta a la vista de una subvención.
Debemos agradecerle su sinceridad, porque de esta forma todo el mundo sabe a qué atenerse, por ejemplo si se hace efectiva la teoría lisérgica de que Aznar tiene previsto volver a la presidencia del PP a lo Florentino, con Gallardón de candidato a la presidencia tras el presumible batacazo rajoyesco en este primer semestre de 2009.
Aquí tienen a Gallardón haciendo declaraciones a una reportera del programa El Intermedio de La Secta, el mismo espacio en el que diariamente se vierte todo tipo de porquería sobre el PP, lo que no es preocupante, y sobre sus votantes, lo que es ya un poco más molesto. Véanlo, véanlo en su salsa.
Por cierto, no deberían perderse esta noche en LDTV, tras la tertulia, nuestro zippy-zapping en el que daremos cumplida cuenta de esta performance gallardonita.

Cuando las lechugas se vendan sólo en farmacias

9 de Febrero de 2009 - 20:02:44 - José Antonio Martínez-Abarca - 7 comentarios

Me llamó la atención, la pasada semana, en la "fruit logistica" celebrada en Berlin, contemplar cómo venden los alemanes y en general los centro y noreuropeos sus frutas y verduras en los grandes mercados internacionales: como si las expendieran en una farmacia. El diseño de los "stands" es decididamente prehospitalario (como poco, de Casa de Socorro). Esa ambientillo a gasa aséptica e hidrófila y hasta a linimento era inequívoco. Aquello, más que despertar las ganas de comer, despertaba preocupaciones por el Más Allá, como cuando uno hace pasillo en La Arrixaca. Vendían aquellas frutas y verduras como si fuesen aquellos "potitos" de los de antes, que, como el no va más de la tecnología, esperaban a las mamás modernas en la botica de confianza, porque se acordarán los más viejos de entre los lectores de cuando los "potitos" se vendían exclusivamente en farmacias...
 
Bueno, pues para los alemanes, los suecos o los ingleses los cogollos de lechuga o las zanahorias hay que presentarlas a un público que habla bajo como si llevaran dentro el prospecto de la afamada casa Bayer, con los efectos secundarios de la ingesta accidental de guisantes o de remolacha. Con razón me dijo una vez el difunto politólogo francés y miembro de la academia de gastronomía, entre otras academias, Jean François Revel, cenando en el Rincón de Pepe, que en Europa la verdura que se cultivaba era perfecta, salvo que no olía ni sabía a nada en absoluto, y que Murcia era de los últimos lugares donde todavía recordaba que aquello había salido un día más o menos lejano de la tierra.
 
Sin embargo, en Murcia vamos también hacia la "farmacia hortofrutícola". Al menos, la fruta y verdura que se vende dentro, porque la mejor la exportamos fuera (aunque luego se la administre una capa de "minio", perdón, de cera para que brille más y se acerque al concepto casi quirúrgico que tienen por ahí del aspecto que debe tener un albaricoque o una sandía). De momento no hemos pillado todavía la asepsia absoluta, y de vez en cuando nuestros productos incluso recuerdan a lo que debieran seguir siendo. Todo el mundo está de acuerdo en que lo que le falla aún a Murcia es el diseño industrial de sus exportaciones, demasiado rústicas y poco científicas para el gusto de la Europa aburrida. Harían bien los empresarios murcianos en "farmaceuticar" lo que sale de la huerta, económicamente hablando. Gastronómicamente hablando, ya es muy otra historia... Y ya no tenemos entre nosotros a Revel para que nos lo recuerde.  

El vivir p'ayudar es lo que tiene

8 de Febrero de 2009 - 23:08:13 - Pablo Molina - 4 comentarios

Toda generalización encierra una injusticia, salvo si se refiere a las relaciones entre corrupción y política, en cuyo caso no hay peligro de equivocarse. La única diferencia entre el PP y el PSOE es que el primero siempre ha tenido cierto pudor en la utilización del poder coercitivo del estado contra su rival político, cosa que en los socialistas no hay el menor riesgo de suceda jamás.
Recordemos que Aznar inauguró su primer mandato colocando en el ministerio de defensa, que entonces incluía el CESID, a Eduar Serra, por mal nombre "Serra el Chico", algo que no es que no se le ocurra al que asó la manteca, es que no se le pasa por la cabeza ni ni a los que van al cine a ver películas españolas, que ya es ponerse.
El PP de Mariano Rajoy, que está p'ayudar, acaba de recibir el pago oportuno a sus desvelos consensuales. Todavía quedará la propina, pero esa se la reserva Fernández Bermejo para cuando falten sólo unos días para las primeras elecciones de este año. En Murcia ocurrió exactamente lo mismo en las últimas generales, con el titular de justicia en primer lugar de las listas socialistas. Un par de meses antes de las elecciones, los juzgados eran una romería de altos cargos del PP entrando y saliendo día y noche. Además, no es que se filtraran datos de las investigaciones a la prensa amiga (amiga de los socialistas, es decir, el 99 por ciento), sino que se citaba por SMS a los medios sobre el lugar y la hora en que iba a ser detenido tal o cual alcalde o concejal del Partido Popular, de forma que pudieran sacar las imágenes en todos los noticiarios del día y la primera portada de la prensa del día siguiente.  
¿Se extrañan Rajoy, Soraya o Mariloli de Cospedal, a la que tanto queremos en esta tierra, de que los órganos judiciales les estén llenando de porquería, con filtraciones interesadas de sumarios secretos incluidas? Si es así tendremos que convenir en que son algo más torpes de lo que parecen, que no es poco.
Si de verdad creían que estando p'ayudar los socialistas iban a jugar limpio por primera vez en su sucia historia, está muy bien que reciban esta garzonada. Pero no escarmentarán. Ellos han venido al mundo de la política a pedir perdón por tener votantes de derechas y a reclamar un lugar en el centro siguiendo los consejos de Arriola. En Cataluña no acuden a defender el derecho a utilizar libremente la lengua que cada uno prefiera (en Galicia han ido a pescozones y porque hay elecciones a la vista, que si no tampoco) y en cuanto a la gestión de la crisis económica, ya hemos visto que su postura es similar a la del PSOE de Zapatero salvo algún matiz voluntarista que no engaña ni a Pepiño. Todo lo que sea menester con tal de no desentonar en el paisaje de progreso de esta España plural, no sea que les llamen fachas o la derechona. Y lo que pasa es que se lo llaman diez veces más y encima les azuzan a Garzón para llenar una semana las portadas de los periódicos nacionales.
Ahora que si esto es lo que quieren no seré yo el que intente privarles del placer de saborear las mieles del consenso con Pepiño y Pajín. Hala, a disfrutar que son dos días (en el caso de Rajoy al frente del PP la expresión se me antoja casi literal).

La crisis obliga a volver al agro

4 de Febrero de 2009 - 11:19:40 - José Antonio Martínez-Abarca - 6 comentarios

En tiempos en los que el país no puede vivir con los mismos vuelos que hasta ahora ni de lo que ha venido siendo tradicional, el turismo, que en el fondo implica también el ladrillo, vuelve la vista a lo más tradicional aún, la agricultura. Aparentemente no ha estado de moda todos estos años de "boom inmobiliario", pero siempre ha estado ahí. Callada, eficiente y, cuando vienen mal dadas desde Bruselas, sufriente.

Hablamos de la exportación de frutas y verduras españolas. Sus grandes empresarios no suelen aparecer en las listas de los más ricos, ni son invitados a grandes recepciones, ni se pasean por las moquetas con los zapatos lustrados del que apenas se baja del coche oficial u oficioso. Pero en estos momentos de crisis es casi el único sector productivo español que puede absorber aún puestos de trabajo no demasiado cualificados, que mantiene la balanza import/export en un desigual equilibrio (pues seguimos necesitand más de lo que nos necesitan) pero sin dejarla caer a plomo como ocurriría si se prescindiera de las exportaciones alimentarias, y que tiene futuro, y sobre todo presente, por delante y no a las espaldas. Hermos podido estar in situ en "Fruit Logistica", la anual feria internacional de frutas y verduras que se celebra en Berlín. Hemos visitado el stand de una región exportadora desde prácticamente los tiempos del primer Plan de Estabilización franquista, que lo lleva, pues, en la masa de la sangre. A pesar de su pequeño tamaño relativo, como comunidad autónoma uniprovincial, y de también relativamente modesta aportación al producto interior bruto nacional (como corresponde a un millón y medio de habitantes entre alrededor de cuarenta y cinco del país), la región de Murcia aporta nada menos que el 20% de todas las exportaciones de frutas y verduras españolas a los mercados internacionales. Esta feria de Berlín es la más importante del sector, la que decide el "quién es quién", y llama poderosamente la atención que en tiempos en que las ferias internacionales en general se retraen o sencillamente se ausentan por la crisis encontrar un gigantesco stand como el murciano en Berlín, equivalente al total que para sus ocho provincias ha dispuesto la paredaña Andalucía.

Como estamos en Alemania, donde pierden la compostura con cualquier cosa que tenga que ver con el pimiento (una debilidad o incluso perdonable perversión del paladar teutón), el stand murciano se ha decorado con variedades de "capsicum" de todos los colores, hasta parecer un bodegón, lo cual entronca con la tradición visual de abundancia en el memorial colectivo de la huerta. "Alimenta tus sentidos", es el lema elegido. Alrededor de cascadas de tomates no hidropónicos, naranjas ventripotentes que dejan ver su ombligo y otros estratégicos colores cálidos, excepto oel recurrente verde fresco que recorre y da sentido a la propia feria, celebrada en una ciudad invernal perfectamente adaptada a la conservación de alimentos, muy poco por encima de los cero grados.

Tiene razon el consejero de agricultura murciano, Antonio Cerdá (PP): la Murcia de hoy o es agricultura o no es. No anda demasiado lejos España de esa afirmación. O exportamos más y mejor o nos abandonaremos por completo a ser un país dependiente e insostenible. O la agricultura, junto con los sectores que han podido buenamente salvar de la crisis, tira del carro, o no lo harán desde luego los silentes sindicatos a sueldo de Zapatero, ni los amigos banqueros del Gobierno.

Mañana, en LDTV, una cita ineludible

3 de Febrero de 2009 - 17:16:48 - Pablo Molina - 5 comentarios

Mañana miércoles, después de la tertulia, comienza en Libertad Digital Televisión una nueva etapa de nuestro zapping televisivo, que tantos momentos de regocijo nos ha dado en el pasado.

Esta vez cambia el formato y será presentado por Leticia Vaquero, con la inapreciable colaboración en bambalinas del mejor guionista político de la historia de la pequeña pantalla, que casualmente soy yo.

Lo cierto es que el gobierno de zapatero y los comentaristas progres de las televisiones mayoritarias (tal para cual) nos estaban dando demasiados argumentos para hacer un programa de estas características, que consiste, básicamente, en reirnos de ellos, cosa que nunca está de más. Los progres no se cansan de ridiculizar a quienes no comulgan con sus chorradas, llegando hasta el insulto cuando les parece oportuno. Bien, ha llegado el momento de que prueben su propia medicina.

Espero que les guste y que, si es así, lo recomienden a sus amigos, pero especialmente a sus "enemigos", que es lo que realmente produce satisfacción, para qué nos vamos a engañar.

Tocaremos temas de actualidad y utilizaremos las imagenes de las cadenas "de progreso" (unas más que otras) para intentar que pasen un rato divertido viendo en su salsa a progres de todos los pelajes, una de las actividades que a mí personalmente más placer me produce.

También podrán colaborar con nosotros si lo desean enviándonos a zippizapping@libertaddigital.tv videos graciosos (o no) sobre los temas que más les interesen. No hemos establecido todavía un premio semanal, pero todo se andará. En cuanto se resuelva esto de la crisis.

El Tajo medio, y el tajo enmedio de Perico Saura

2 de Febrero de 2009 - 18:15:43 - Pablo Molina - 1 comentario

La portada del periódico La Verdad (grupo Vocento) de ayer domingo, ofrecía a sus lectores en grandes caracteres la última gran fazaña del secretario general de los socialistas murcianos, Pedro Saura, curioso personaje de la política española que, con la inestimable colaboración de Fernández Bermejo encaramado al primer puesto de las listas electorales, consiguió batir todas las plusmarcas en descenso de voto para el PSOE en tierras murcianas.
Según ese periódico, Perico Saura se habría reunido el sábado con la plana mayor del ministerio de medio ambiente para tratar, con éxito, el asunto del trasvase de agua desde el tramo medio del río Tajo hasta el Segura.
"Mira que bien", se dijeron algunos, "por fin un socialista haciendo algo de provecho". Oiga, pues no. La ministra del ramo desmiente hoy en una nota enviada a las agencias que se esté estudiando ese asunto. Tampoco que Pedro Saura, el gran Perico, tuviera reunión alguna con personal de su ministerio, salvo haber asistido a un ágape multitudinario en el que Perico estaba, sí, pero con trescientas personas más, incluido el consejero de agricultura y agua murciano.
La anécdota revela, por una parte, la alegría con que los socialistas mienten (cosa conocida), pero también su terrible mala conciencia tras la canallada de suprimir el trasvase Ebro-Segura, que les lleva a ponerse el dogal al cuello con tanta facilidad.
La idea de traer agua desde el tramo extremeño del Tajo no fue de Pedro Saura ni del ministerio de Elena Espinosa, sino del propio Valcárcel. El presidente de Extremadura, con gran sensatez, vio con buenos ojos la realización de esta infraestructura, que iba a llevar un buen puñado de millones de euros a aquellas tierras. Sin embargo, los derroteros de la política (anti) nacional del PSOE van por otro lado y hoy podemos decir que el trasvase del Tajo en cualquiera de sus secciones está, si no muerto, con respiración asistida en la UCI administrativa.
Un panorama como para que el lider del socialismo murciano encima haga cuchufletas en las primeras páginas de los periódicos. Si tiene mala conciencia sólo le cabe vestirse de nazareno y hacer penitencia un par de meses. Lo de pegar bocinazos en la prensa amiga sin nada sólido que contar queda demasiado ridículo incluso para Saura. Que ya es decir.

Carceleros y fusiletas por la libertad cubana

1 de Febrero de 2009 - 19:07:52 - José Antonio Martínez-Abarca - 6 comentarios

Lo que realmente me ha molestado de la manifestación en defensa de la dictadura cubana celebrada en Madrid no es el trasfondo vocacionalmente carcelero y fusileta de cuantos la componían, que eso la izquierda lo suele llevar de regalo como los suplementos y las colecciones de los domingos, sino el uso inapropiado del lenguaje. La nula exactitud. Que se comporten como gentuza muy a su sabor si con ello se realizan, pero si pervierten el instrumento con el que nos entendemos todos, de forma que ya nadie sabe qué significa cada palabra y esto se convierte en un Sindios que no hay quien se aclare, entonces voy y me enfado. ¿Qué es eso que se dijo de que en la isla se está "profundizando en los logros de la libertad"? Bueno, bueno, bueno.

La libertad sólo significa una cosa. Y es, precisamente, ser libre. Lo puedes mirar desde abajo, desde arriba o desde los lados, y seguirá siendo eso. Y tengo la impresión de que los manifestantes no se referían exactamente a esta cuestión, por muy zumbados que estén. Ni siquiera Fidel Castro, en cincuenta años, le ha interesado romperle el esfínter a este término como ahora lo hacen sus admiradores españoles, que pronto hablarán también de un "liberalismo revolucionario". ¿O es que toda la libertad que no sea obligatoria a cargo de una dictadura es una "libertad formal", como aquello de la "democracia formal"? Si tenían para elegir los manifestantes pro-dictadura  conceptos para despojarlos de contenido: que si la igualdad en Cuba, que si la sanidad, que si la justicia social, que si las bondades para expeler pedos de la ingesta diaria del "congrí" (habichuelas con arroz frito)... Pero ya no se paran, no ya ante el más mínimo aseo espiritual, sino peor, ni ante el diccionario. Se empieza asesinando, exiliando y encarcelando y, por no darle la debida importancia, se termina hablando el castellano de "bigote" Arrocet.
 
Quiten, carceleros y fusiletas, sindicatas y cristobitas del cine español todos, sus sucias bocas de la palabra "libertad". Y luego lávense los dientes con lejía, como hacían las mamás con los niños que se comían los mocos.   
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899