Crónicas Murcianas

Enero 2009


El espacio-tiempo y la ministra cabrera (con minúscula)

29 de Enero de 2009 - 12:49:10 - Pablo Molina - 8 comentarios

Uno de los problemas al que se enfrentan los socialistas continuamente es el derivado de valorar la inteligencia de todos los españoles en función de la suya y sus votantes. Luego pasa lo que pasa, por ejemplo, que Libertad Digital descubra sin dificultad que el mensaje grabado por la ministra cabrera para celebrar la sentencia del Tribunal Supremo sobre EpC se publique dos días antes de que se produzca el dictamen.
Mas no deberíamos quedarnos sólo en el aspecto chusco del asunto, porque se trata de algo mucho más grave. Con acciones como las de la ministra cabrera constatamos que en España no existe la seguridad jurídica ni la tutela efectiva de los derechos constitucionales. Y eso, que para los socialistas, enterradores de Montesquieu, carece de importancia (siempre que el resultado favorezca su agenda política), es de extrema gravedad para la convivencia cívica.
Queda en evidencia, una vez más, que los altos tribunales son órganos politizados que obedecen lanarmente a la artitmética política de las mayorías que nombran a sus miembros, sin que quepa la menor discrepancia. No de otra forma se puede entender que un ministro conozca el veredicto de un caso antes de ser debatido por el organo jurisdiccional, y además con tanta seguridad que comete la desfachatez de comentarlo y enviarlo a una red pública con un par de días de antelación.
La ministra debería dimitir y todos y cada uno de los miembros del Tribunal Supremo también, sencillamente porque ni la una ni los otros nos valen como garantes de nuestros derechos cívicos. Si quieren gobernar como sus admirados Castro y Chávez que lo digan y obren en consecuencia. No habría mayor problema porque tendrían a su favor a la mayoría de medios de comunicación y a una gran parte de la población española, tan aborregada como suicida. Pero que lo digan. Lo de mantener la ficción de que España es un estado de derecho ya no es ni siquiera un sarcasmo. Es la constatación de que vivimos en un orden totalitario que, encima, cuenta con el consenso de todos los partidos sin excepción. O sea, más bien triste ¿no?

Se abre la veda para la caza menor del niño

28 de Enero de 2009 - 20:38:40 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Es, como escribiría Plà, literalmente impresionante lo del Tribunal Supremo negando el derecho a objetar la asignatura de "Educación para la ciudadanía" y sin embargo aconsejando que no se utilice para enseñar (adoctrinar en) cosas discutibles que generen polémica. ¿Van a poner el Tribunal Supremo un guardia detrás de cada profesor o, como poco, de cada centro y que vigile que se cumplen sus tiquismiquis? Seguramente los colegios donde ya se está adoctrinando por un tubo en cosas discutibles (pero a juicio del Tribunal Supremo que no pueden ser discutidas) y que generan polémica (pero que a juicio del Tribunal Supremo es una polémica pequeñita, de nada) están a estas horas muertos de miedo por la posible reacción de tan alta instancia si a alguien le da por chivarse de lo que pasa en realidad. Todo el peso de la Ley caerá sobre los centros torticeros o sobre los profesores intolerantes que intoxiquen las tiernas mentes de los escolandos con cosmovisiones correspondientes sólo a uno de los lados del espectro político. Han dicho. En el día veintiocho de enero del Nuestro Señor del año de Gracia de dos mil nueve. Cuidadito con cómo se portan en clase, que los jueces estarán "in vigilando", en los ratos que les deje la huelga (etimológicamente y en andaluz, "juerga", que escribía Camba).

Si hasta ahora la tupida red clientelar del PSOE en las terminaciones educativas se conformaba con departir con cierta apariencia civilizada sobre las bondades de la alianza de civilizaciones, el egoísmo liberalconservador, el derecho liberador al aborto obligatorio o el privilegio de una muerte digna (que el malvado Houellebecq interpreta como un juego de palabras que en realidad quiere decir que la sociedad moderna, en su autoasumida "dignidad", se puede librar de los seres no productivos cuando llegan a esa situación paria que repugna a la efebocracia, que es la vejez), pronto advertirá que ha dejado de existir límite alguno para meter en vereda al alumnado suscitando debates con todo lujo de detalles sobre las fornicaciones de Carlos Marx con su criada, que serán interpretadas al modo stalinista como "intervenciones solidarias", psicodramas colectivos para dilucidar sobre cuáles son las mejores peluquerías (en los colegios de Esquerra, "perruquerias") para mandar hacerse una perilla como la de Lenin o controles periódicos para establecer la veracidad científica de la posible inmortalidad del compañero Fidel Castro. Todo está permitido. A condición de que los jueces no se den por enterados de que alguien, en algún lugar, en ese momento, está siendo travieso y no cumpliendo sus prevenciones. 

Lo más tonto de todo es que a alguien le pudiera caber alguna duda sobre cuál sería el sentido de la sentencia del Tribunal Supremo. Si los gobiernos autonómicos del PSOE y del PP ya han dado el visto bueno a EpC (el PP piensa que le está dando sus propios contenidos, que en realidad son los mismos del PSOE, porque EpC será estrictamente socialista o no será) y están adoctrinando esponjosos cerebros pero, chst, en cosas que no generan debate ni polémica (y si generan no se lo cuentes a nadie, no fuere que llegue a oídos de los jueces), el tercer poder, que es en realidad el mismo que el primero porque tampoco hay segundo, no iba a dejar de unirse al "mayoritario sentir social". El "sentir social" de la mayoritaria, exclusiva y excluyente casta política. Pobres niños. Pobriños.

    

El Pueblo examina a Zapatero... ¡y lo aprueba!

27 de Enero de 2009 - 22:36:26 - Pablo Molina - 14 comentarios

 

Interesante el programa “Tengo una pregunta para ZP”, que la primera cadena nos sirvió ayer lunes en horario estelar. Interesante porque nos ofreció un retrato sociológico muy ajustado de lo que la televisión pública entiende por pluralismo y servicio a los ciudadanos. Desconozco cuál es el filtro que realizan en TVE para seleccionar las preguntas y los preguntadores, pero forzoso es reconocer que lo hacen muy bien.

A pesar de que la mayoría de la opinión publicada coincida en que el público puso al presidente del gobierno en serios aprietos y que, en momentos, fue agresivo en sus preguntas, el tono general del programa fue blandito, como corresponde a una televisión del gobierno, con algunas preguntas sobre casos reales de gente que lo está empezando a pasar mal por culpa de la crisis que nunca existió, pero sin excesiva acritud, que decía Gzlez. Podían haber invitado a un trabajador con veinte años de antigüedad al que el banco le ha quitado el piso por no pagar la hipoteca tras quedar en el paro o algún padre de familia que va con los niños a los comedores sociales de cáritas porque el subsidio de desempleo no le da para cubrir gastos. Hay varios cientos de miles de personas en esa situación, pero ya se cuidan mucho los Komissar Politik de detectarlos a tiempo antes de entrar en el plató.

En todo caso yo resaltaría dos momentos muy sugestivos del programa. El primero es el de la pregunta que le hizo el único funcionario del plató, más bien una súplica, para que el gobierno haga una ley del aborto libre y otra para la eutanasia, además de darle una reprimenda a ZP por no quemar la sede de la Conferencia Episcopal ya que, a su pobre juicio, España es constitucionalmente un país laico (no sé de dónde narices saca eso, pero Zapatero estuvo de acuerdo con él).  Se nota que las preocupaciones actuales de ciertos funcionarios van por derroteros distintos a las del común de los trabajadores.

Pero más interesante fue aún la pregunta que le formuló un curita posconciliar sobre el concepto que ZP tiene del derecho a la vida. “¿Cree usted, José Luis, que un feto es un individuo, un ser humano?” La respuesta de ZP fue definitoria de lo que este hombre entiende por derecho a la vida. No contestó, salvo una absurda referencia a que el tribunal constitucional había dado su visto bueno a la ley del aborto actual. Es típico de los socialistas y los totalitarios, valga la redundancia, la sustitución del derecho natural por la ingeniería social impuesta a través de la coacción institucional, de tal forma que si mañana el gobierno dice que hay que esterilizar a las parejas que votan a la derecha y el TC no lo rechaza, caparían a media España con la conciencia absolutamente tranquila.

Lo más aberrante es que el presidente del gobierno piensa, y así lo dijo, que el aborto es un ¡derecho!, en contra de lo que dice toda la legislación sobre la materia, que considera el aborto un delito, si bien queda despenalizado en caso de cometerse en tres supuestos tasados por la ley.

No creo preciso comentar sus respuestas a las preguntas sobre la crisis económica que nunca existió (salvo para los antipatriotas), porque, como es sobradamente conocido, Zapatero mintió antes de las elecciones para ganarlas, aún a costa de dejar de adoptar medidas drásticas que hubieran paliado los efectos brutales de la recesión actual. Esto último se llama “delito de lesa patria”, pero vaya usted a contarle a los votantes de Zapatero que el tipo es un traidor.

Zapatero mintió cada vez que abrió la boca, salvo cuando daba las buenas noches, pero tampoco eso parece interpelar la conciencia del espectador medio y, mucho menos, la del de izquierdas.Ellos ya saben que la culpa de todo lo que nos pasa es de Bush, Aznar y Rouco Varela. Inmediatamente después de emitirse el programa, una encuesta entre los espectadores daba a ZP un aprobado alto, lo que demuestra que, entre los discursos de Pepiño y la realidad palpable de lo cotidiano, el votante del PSOE opta siempre por lo primero.  Para pedir el pasaporte esloveno.

"El estado invierte aquí", tararí

26 de Enero de 2009 - 19:42:09 - José Antonio Martínez-Abarca - 1 comentario

Circulando hace unos años por el no me lo dejen por menos que desastroso sistema viario de la vieja democracia costarricense (ese país que presume de ser pacifista y de no tener fuerzas armadas pero llama a las norteamericanas cuando se producen desastres naturales: qué bien habla el sano del enfermo, así cualquiera), donde el socavón más pequeño es aproximadamente como el de la "operación ogro" que mató al almirante Carrero Blanco, me llamó poderosamente la atención un modesto puente de hierro sobre un río infestado de cocodrilos que no era, como solía suceder, un amasijo de chatarra retorcida que debías cruzar bajo tu cuenta y riesgo. El puente exhibía una pomposa leyenda también en hierro fundido casi más grande que el propio puente: estábamos circulando sobre una obra pública que se había hecho gracias a los desvelos del presidente Oscar Arias. Pensé que en realidad la obra pública era un subproducto de la placa, y no, como sería lo lógico, a la viceversa. Que se notaba demasiado que habían construido el puente como acompañamiento y coartada de la placa, como el entero sistema de carreteras del país era el contraste natural con el propio puente (si en lugar de caminos de cabras donde no ví cabras ningunas hubiesen autopistas con calidad alemana, la virtud munificiente del presidente Arias no hubiese resaltado ni mucho menos tanto).

Me he recordado de aquel puente concedido graciosamente cuando he visto en Murcia, concretamente en la estación decimonónica de Renfe de la capital, esos carteles del ministerio de Fomento de Magdaleni Álvarez donde pone "el Estado invierte aquí", y que son con frecuencia más grandes y lucen más que la propia obra pública que están publicitando. El Estado, es decir, el Gobierno, o sea, el partido de Rodríguez Zapatero, qué tres patas para un banco, mueve un lápiz de sitio, y en el lugar donde se mueve un lápiz de sitio erigen un cartelón impresionante cacareándolo. Mucho más impresionante el cartelón que el propio lápiz, claro. Ni que decir tiene que esos cartelones se ponen años antes de que allí haga nadie nada. ¿Será por autobombo? ¡Menudos anuncios! Tupidos con profusión de sellos oficiales, escudos de organismos, estrellitas de la Unión Europea y en los que uno casi cree advertir hasta la elegante firma del ex Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, dando autentificación y prosopopeya como en los "marianitos" de dos mil pesetas de antes.

¿Cómo que "El estado invierte aquí"? En fuerza de invertir, cada vez llega menos e incluso lo que llega ni se ejecuta. Aquí se invierte si acaso en cartelones, porque las obras que anuncian están donde tienen que estar: en Cataluña. ¿"Plan E" de Zapatero que obliga a los ayuntamientos a publicitar que las obras se financian gracias a la mano rota y a la liberalidad de la Ceja Providencial? ¡Pero si Magdaleni Álvarez, esa mente privilegiada, ya inventó mucho antes todas las letras del abecedario gastándose lo destinado a obras en letreros, que es de lo que se trata! ¡Una pionera de la nueva estrategia del Gobierno es lo que es!

La catetada progre se nos hace pro-yanqui

20 de Enero de 2009 - 22:21:29 - Pablo Molina - 11 comentarios

Están con el reverendo hecho gatorade. Todos, sin excepción. Si ustedes han visto hoy un sólo minuto de cualquier televisión generalista habrán oído mencionar la palabra Obama al menos una docena de veces. Desde Ana Rosa a Gabilondo, de Milá a Piqueras pasado por los mariloli que hacen información del cuore, están todos entusiasmados con Obama y más proamericanos que los granjeros de Kansas.

Son así, qué se le va a hacer. Me parece bien, o sea, yo me divierto mucho viendo agitar la banderita con las barras y estrellas a los mismos que hasta ayer consideraban a los Estados Unidos un reducto nazificado de analfabetos imperialistas. Y parece que van en serio, es decir, que realmente creen que ha llegado a la presidencia norteamericana el avatar moreno de su Zapatero, dispuesto a cambiar de arriba abajo el orden social y las tradiciones yanquis.

Me encanta ver a todos nuestros progresistas, tan antiamericanos, tan progres, tan ateos y tan rojos, celebrando por todo lo alto, realmente emocionados, la toma de posesión de un señor que se encomienda a Dios en su juramento, que después hace una oración en el Capitolio y que basa su discurso inaugural en la defensa inalterable de los principios y valores que han hecho de los Estados Unidos de América la patria de la libertad.

En su ignorancia, suponen que Barak Hussein Obama es un socialista mediterráneo que va a reescribir la guerra civil norteamericana o a llenar el territorio de molinos de viento para fomentar las energías renovables, así quiebren todas las petroleras americanas. Pues va a ser que no.

Hombre, el tipo tiene un regomello progresista que ha sabido utilizar muy bien en la campaña electoral, pero a la hora de dirigir un país como los Estados Unidos de Norteamérica hay cosas que no son negociables, precisamente todas las que nuestra borregada piensa que va a revolucionar el nuevo presidente.

Contemos los días hasta que los mismos que hoy consideran a Obama como el nuevo Mesías del progresismo universal, comienzan a quemar banderas norteamericanas en sus algaradas habituales. Yo les doy seis meses. Y soy generoso.

Yo también quiero apretarme el cinturón como la ministra Aído

20 de Enero de 2009 - 11:56:21 - Pablo Molina - 5 comentarios

En tiempos de crisis el Gobierno debe dar ejemplo a los ciudadanos, reduciendo los gastos hasta lo que el decoro institucional permita. Zapatero nos dice en su video del Plan E que es hora de hacer sacrificios y nos pide a todos que nos apretemos el cinturón hasta que pase el temporal, allá por el dos mil catorce, lustro arriba, lustro abajo.

Por eso resulta estimulante ver a ministras como Bibiana Aído dando ejemplo de austeridad. Bibiana, cuyos servicios a la nación nunca serán bien ponderados, ha gastado sesenta mil eurazos en amueblar su despacho, que es lo mínimo que usted o yo nos gastamos cuando queremos dar un lavado de cara al mobiliario de nuestra vivienda. Los muebles son de diseño, como corresponde a una ministra superfashion de la muerte, porque no pretenderá el fascio irredento que reciba a las visitas en un sofá de escay con trapitos de ganchillo en los brazos y el respaldo. No. Cuando vienen a verla las presidentas y presidentos de los varios miles de asociaciones que luchan por la igualdad entre los sexos a trincar la subvención, qué menos que atenderlos en una estancia acogedora a la vez que futurista y sentarlos en unas sillas de última generación, de esas con las que sufres una luxación de cadera a poco que aguantes diez minutos apoltronado en una posición antianatómica.

Sesenta mil euros, amigos, concedidos digitalmente sin concurso público que es una cosa muy socialista también. La beneficiaria es la hija de Pitita Ridruejo, cuyo prestigio como diseñadora está fuera de toda duda. Además, igual la madre de Claudia Stilianopoulos, que así se llama la artista, aprovecha para visitar a la clienta de su niña y regalarle a la ministra sus libros sobre las apariciones marianas. Quién sabe, igual la convierte y hacemos de ella una mujer de provecho.

El Ministerio de Igualdad ha sido desde su creación una chorrada conceptual, sin competencias ni un objetivo claro, cuyos resultados han sido hasta el momento, siendo piadosos, bastante discretos. Pero eso va a cambiar radicalmente. Con un entorno estético claramente progresista, del despacho de la ministra van a empezar a salir programas y disposiciones como si de un festival de fuegos artificiales-jurídicos se tratara. Mucho me extrañaría que en un año no tuviéramos que dar cuenta aquí de las grandes conquistas de Aído en tan sólo un ejercicio.

Y aún habrá quien diga que es un gasto superfluo o un robo los ciudadanos...

El gobierno comienza a decir alguna que otra verdad

19 de Enero de 2009 - 11:06:23 - Pablo Molina - 1 comentario

Ha costado más de un año que Zapatero y Solbes pronunciaran la palabra crisis, y algo menos que comiencen a reconocer que la recuperación económica no se espera hasta finales de 2010. O sea, que hasta finales de 2012 podemos irnos preparando para vivir una espectacular recesión, a juzgar por la exactitud de sus vaticinios económicos hasta la fecha.
En la cadena SER le han dicho a ZP que los taxistas sabían en diciembre de 2007 que se nos venía encima una crisis de caballo. Lo curioso es que para tratarse de un gremio que trabaja a pié de calle estuvieran tan despistados, porque cualquier empresario ya te decía en septiembre de ese año que íbamos a entrar en barrena en cuestión de medio año. Pues bien, Zapatero, inmune a la realidad (como buen socialista), insiste en que en diciembre de 2007 no había más síntoma que una ligera desaceleración del sector de la construcción, lo que indica que este hombre no se entera de nada o que tiene algo más de cara de lo que suponíamos.
En todo caso, el gobierno da por perdidos este año y el próximo, y se limita a cruzar los dedos para que no superemos los cuatro millones de parados (lo haremos, y de largo), y a rezar al Gran Arquitecto para que las arcas públicas tengan dinero suficiente para pagar los subsidios, porque la obtención de créditos en el mercado internacional es un albur poco probable, dada la calidad de nuestra posición según las agencias de rating.
Y en marzo tenemos el magnífico programa de recuperación económica gracias a la obra pública municipal, que va a dar puestos de trabajo a cascoporro. Es el PER, pero extendido por todo el territorio nacional, conquista social con la que el PP, como no podía ser de otra forma, está absolutamente de acuerdo. Pondremos a unos parados a abrir zanjas y a los del segundo turno a cerrarlas, además de arreglar las pistas de monopatín y quitar alguna que otra placa franquista, o sea, lo que se dice una inversión productiva. ¿Y cuando se acaben los diez mil millones de euros? Pues de nuevo todos al paro, pero eso sí, los desempleados podrán patinar en unas instalaciones primorosas.
Más el tiempo discurre inexorable, el paro seguirá aumentando y el dinero público es finito ya que el Banco de España no tiene la capacidad de fabricar moneda. ¿Qué conejo sacará Zapatero de la chistera este verano, cuando la crisis llegue a una situación de barbarie? No lo sabemos, pero en cambio estamos seguros de una cosa: Sea del pejale  que sea, el conejito le parecerá a los sorayos una auténtica monada.

Qué hay detrás de la foto erótica de Soraya

16 de Enero de 2009 - 20:55:45 - José Antonio Martínez-Abarca - 6 comentarios

A la foto de Soraya Sáenz de Santamaría aparecida hoy en el diario "El mundo" sólo le falta el legendario "flou" del fotógrafo Hamilton, alguna rosa roja robada del atrezzo de "La Bestia" de Walerian Borowzyck o un hilo musical con canciones "socarrat" de Susana Estrada (cantando, por ejemplo, "ámame ya") para ser clasificada "S" o para que un quiosquero de los de antes con gafas como televisiones se la vendiera a los niños bajo mano en el patio trasero de su quiosco, al abrigo de las miradas reprobatorias de parejas con bitotito (él y ella) de aquellas que paseaban su ranciedad en domingo. Una foto como esta hubiese motivado hace treinta años una esquelita en la sección de cartelera del periódico que pusiese: "esta foto está clasificada rigurosamente para mayores de dieciocho años. Se podrá exigir a la entrada del reportaje la presentación del D.N.I" Esa falda de tules desparramada, esos labios promisorios, la pose extática de estar esperando la escena cumbre, esa mirada de "ven, guerrero mío, a tu descanso nietzschiano"..., a lo que el otro, el que fuere, respondería: "Deberéis contener mi ímpetu, oh, mi grey". Y dice que Mariano Rajoy "la engatusó". ¿Qué mira carnívoramente en esa foto, al gatito Mariano acaso?

Entiendo perfectamente, no ya la valentía, sino la necesidad de figurar en una foto así de Soraya Sáenz de Santamaría. Es la urgencia que tenemos los antiguos patitos feos para fijar para la posteridad la mejora que hemos experimentado con los años. Con la edad cada cual tiene la cara que se merece, y la de Soraya hay que reconocer que le saca muchas cabezas de ventaja a la que figura en ese vídeo que han hecho los del PP donde salen de adolescentes, y donde curiosamente los más feos son Soraya y... María Dolores de Cospedal. Mi deber de notario de la realidad me impide en esta ocasión, lo siento, la caballerosidad, porque además nos lo han puesto a huevo. La adolescente Soraya, la pobre, no era precisamente para que la cogiera Louis Malle a hacer de lolita en "La petite", como a Brooke Shields. Yo me caí de los álbumes de fotos al llegar a los quince y no volví a figurar en alguno hasta llegar a los treinta y tantos. Si sabré yo de qué va la cosa de Soraya. ¡Solidaridad con el feminismo de calendario Pirelli de Soraya! También yo he aparecido en poses oferentes en revistas, sólo por el narcisismo: es nuestra venganza, verdad, Soraya, hacia aquella juventud que no nos colmó con sus dones en su momento. Con su erotismo un poco forzado y nada oportuno de ahora, pero del todo comprensible, la aparente "minsa" le está dando su merecido a un aspecto que no mereció cuando eso, el aspecto, era todo lo que contaba para presentarte en sociedad.

Y menos mal que está felizmente casada, que si no me la veo en el "Gayarre" como madurita ataviada de "leoparda" intentando que la admiren por la adolescente que, de haberse portado el mundo de otra manera, hubiese podido ser...

Las divisiones de Lulú

13 de Enero de 2009 - 09:58:34 - Pablo Molina - 14 comentarios

Almudena Grandes es una lideresa destacada en la clasificación de los peores novelistas que ha dado España en los últimos nueve siglos, a juzgar por la crítica literaria más solvente.

La oronda fusileta tiene, no obstante, una justificación para su incuria profesional y es que su verdadera vocación no son las letras sino las ciencias exactas.

Fruto de sus investigaciones en la materia es el espléndido artículo que ofreció ayer a sus lectores en el diario global, cuyas conclusiones están ya siendo estudiadas en las facultades de matemáticas de las universidades europeas y norteamericanas.

La rolliza apologista de la violación de monjas ha descubierto lo que deberíamos llamar desde ya "El Teorema de Grandes", y cuyo enunciado viene a ser el siguiente: "Cuando dividimos progresistamente dinero entre personas, si el dividendo y el divisor tienen un porrón de cifras, al cociente habrá que añadirle tantos ceros como cifras tenga el mayor de los dos primeros".
La Academia sueca está estudiando seriamente suprimir las deliberaciones para el Nobel de Matemáticas de este año, pues de confirmarse el Teorema de Grandes, su autora sería la única candidata con derecho a obtenerlo. El panel científico de la Academia está realizando las oportunas comprobaciones, aunque se trata de una mera cuestión de trámite, puesto que la autora misma hizo la operación al revés y el resultado era exactamente el mismo.

Las consecuencias de este descubrimiento van a ser trascendentales para los gobiernos que lo integren en sus contabilidades nacionales. Un ejemplo: Según esta nueva teoría de los grandes (Grandes) números, si dividimos un millón de euros entre un millón de artistas, intelestualeh, actores, cómicos, dirigentes de OSG's, escritores de izquierdas (valga la redundancia) y directores de cine español (valga el oxímoron), tocan ¡a un millón por cabeza!

Se acabó por tanto la crisis. Tengo la sospecha de que el plan E de Zapatero está basado en la utilización del Teorema de Grandes. En cuanto lo confirme escribiré un artículo al respecto, por supuesto atribuyéndole el mérito correspondiente a la nueva Einstein de Chamberí. Lulú se lo merece.

A continuación, y para deleite de mis queridos lectores, les coloco el ya famoso texto, con una absurda fe de erratas del periódico, que no sé por qué la propia autora comparte.

FE DE ERRORES El resultado de dividir los 775.000 millones de dólares del plan de reactivación económica norteamericano por los 6.700 millones de habitantes del planeta es de 115 dólares y no 115 millones de dólares como erróneamente se decía en la columna titulada 'Experimento' de Almudena Grandes en la edición de EL PAÍS de hoy lunes, 12 de enero. Este cálculo erróneo ha sido difundido por Internet desde hace unas semanas y ya fue objeto de una reflexión de Rosa Montero en una columna titulada 'El tópico', que apareció también en la última página el 23 de diciembre de 2008, y en la que la escritora subrayaba el éxito que estaba teniendo en la red a pesar de que 'la cuenta está mal hecha'.

 

Grandes ha escrito este mensaje dirigido a los lectores: "Quiero pedir disculpas a todos los lectores de ciencias, y a los de letras también, por mi ineptitud aritmética. He suspendido matemáticas muchas veces en mi vida, pero nunca lo he merecido tanto como después de escribir mi columna".

EXPERIMENTO

Ejercicio de economía recreativa. Fácil, limpio, instructivo, para cualquier edad. No precisa más que una calculadora, un cuaderno, un lápiz y una goma. El experimento consta de tres fases, y la primera es una simple división, 775.000 millones entre 6.700 millones. Si la realiza, obtendrá como resultado 115, con una serie de decimales que despreciaremos para simplificar. ¿Y dónde está la gracia?, se preguntará usted. La gracia está en que el dividendo representa los 775.000 millones de dólares del plan de reactivación económica diseñado por Obama. El divisor somos los 6.700 millones de personas que existimos en este planeta. Y el resultado son los 115 millones de dólares que nos tocarían a cada uno si los repartiéramos entre todos. ¿Lo prefiere en euros?, 84 millones por barba.

¿Está usted diciendo "no puede ser", "no me lo creo", "es imposible"? Bien, pasemos a la segunda fase del experimento. Fuera calculadora. Divida usted a mano, con las benditas tablas de toda la vida. ¿Cambia el resultado? No, ¿verdad? Haga la prueba, 115 millones por 6.700 millones. Por más que borre y multiplique, obtendrá siempre 770.500 millones, porque antes hemos despreciado los decimales, y además, desde que empezó usted a leer, habrán nacido un montón de niños que nunca llegarán a cobrar lo que les toca. Ahora, si se atreve, sume al dividendo los 700.000 millones de dólares del plan de Bush, más las inyecciones europeas, etcétera.

Así llegamos a unas sombrías conclusiones. Si no hay dinero en el mundo para respaldar estas cuentas, malo. Si lo hay, peor. Y si ésta ha sido la evolución natural del capitalismo, ¿a qué intereses obedecen quienes pretenden refundarlo, para llevarnos a la ruina una y otra vez? Lo único que nos ha enseñado esta crisis es que nuestros políticos trabajan para los bancos. Nosotros somos apenas su excusa, o su mercancía.
 

Titiriteros con chilaba

12 de Enero de 2009 - 10:30:29 - Pablo Molina - 13 comentarios

Los actores y demás miembros del gremio artístico (los mismos que, con excesivo optimismo, se autodenominan "gentes de la cultura"), se reunieron este fin de semana para apoyar la eliminación de Israel y acusar a su gobierno de genocida, nazi, etc. etc. etc, y acabar lanzando piedras a la fachada de la embajada israelí. Ellos no, claro, porque sólo utilizan las manos para recoger (subvenciones), no para lanzar piedras.
Los actores y otras gentes de la kurtura son no sólo ateos sino furibundos anticatólicos. La religión es para ellos un signo de sumisión intolerable, que la razón humana debería haber desechado muchos siglos atrás. Las religiones, según esta tesis, son el invento de unas jerarquías vinculadas a la burguesía y el capitalismo para mantener oprimida a la sociedad e impedir su avance científico, moral y social. Por supuesto, la lucha por la liberación de la mujer y la consecución de derechos civiles para los homosexuales exige eliminar previamente la pátina religiosa que ha impregnado a las sociedades occidentales desde que los romanos nos trajeron el cristianismo.
Bien, entonces pregunto yo, ¿Qué hace un montón de ateos y luchadores contra la religión manifestándose al lado de unos tíos que gritan"Alláh Akbbar" y no entienden otra sociedad humana que la regida estrictamente por los principios de la ley coránica? ¿Qué narices hace una tía de esas tocada con el pañuelo que simboliza la sumisión femenino-religiosa? ¿Qué pinta un homosexual defendiendo a unos señores que si le tuvieran en sus manos le colgarían de una grúa como exije la Sharia? Ya sé que estar contra Israel y a favor de Hamas es lo moderno y que en los saraos progresistas no se tolera la entrada de quienes no comparten ese principio, pero no obstante, estaría bien que algún portavoz del gremio nos explicara algún día esta clara contradicción.

Este calentamiento global es la mar de raro

8 de Enero de 2009 - 11:58:00 - Pablo Molina - 15 comentarios

La Tierra se está calentando. Es un hecho, no científico pero incontrovertible desde que Al Gore lo anunció en su documental repleto de falsificaciones y escenas robadas a películas de ficción. Pero no me entiendan mal, Gore lo hizo para que todos ustedes creyeran la verdad irrefutable de que el planeta se aproximaba inexorablemente a una era de calor insoportable y subidas del nivel del mar de varios metros. Hasta Zapatero vendió el chalete de Vera, en primera linea de playa, para que Sonsoles no tuviera que dar sus clases semanales de buceo yendo del salón a la cocina.

O sea que sí, que esto se está poniendo más caliente de la cuenta. Lo que pasa es que es un calor muy raro. A falta de que las organizaciones SI gubernamentales dedicadas a vaciar nuestros bolsillos chantajeándonos con sus mensajes apocalípticos y Al Gore, ese científico, nos aclaren, por ejemplo, cómo es que llevamos el invierno más frío de las últimas décadas o que está nevando ahora mismo en zonas de Murcia en las que no lo hacía desde hace más de treinta años, me permito avanzar una posible solución al enigma:  El fenómeno del calentamiento global del planeta Tierra ha mutado en sus efectos aparentes por causa del capitalismo, que todo lo degenera.

Así es, amigos, el desarrollo industrial y económico es tan destructivo, los países pobres que quieren incorporarse al mundo desarrollado a través de la industria son tan insolidarios y la derecha mundial tan nefasta, que han conseguido pervertir incluso un fenómeno lleno de bondad y ortodoxia como el calentamiento global que, recuerden una vez más, es un hecho. Pero no un hecho, cualquiera sino un Hecho. El Hecho, de hecho. De tal forma que La Tierra se calienta, sí, pero enfriando a sus ocupantes en castigo a nuestros muchos pecados ecológicos.
Ardo en deseos de ver a los calentólogos explicar la aparente paradoja de que mientras siguen requisando dinero ajeno para montar sus chorradas publicitarias y justificar el latrocinio asustándonos con la subida implacable de las temperaturas, toda Europa y casi la totalidad de España, incluido el sur, estén tiritando de frío desde el pasado mes de noviembre. A ver si se produce la foto de La Giralda nevada y la incluimos en el dossier. Mientras tanto, si tienen a mano el libro de Al Gore, utilicenlo de la única manera sensata con este tiempazo.



CODA: Observen este detalle. Cuando hay una subida puntual de las temperaturas en verano, los telediarios de las cadenas generalistas, es decir, progresistas, pronuncian "calentamiento global" una media de seis veces por minuto. ¿Han escuchado ustedes alguna mención al respecto en las noticias sobre las olas de frío polar que venimos padeciendo desde el pasado noviembre? Pues eso.

El "pliegue cósmico" en La Habana

5 de Enero de 2009 - 20:12:27 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Conocí hace muchos años, durante un congreso Liberal al que alcanzó a asistir, aún muy vivo, Jean François Revel, al que muchos tienen por el presidente del exilio cubano, Carlos Alberto Montaner. Era la consideración y la "finezza" en persona. Ojalá llegue algún día a ser elegido en ese archipiélago (pues Cuba no es sólo una isla) que, según le dije a otro opositor a Castro, "es el mejor sitio del mundo para vivir, excepto que es imposible hacerlo allí".
 
No lloré como hizo el patrón Fraga al llegar por primera vez y única a La Habana, pero debería haberlo hecho, por motivos distintos: a Fraga le recordó a sus padres y ancestros, que habían sido habitantes cubanos, en esa edad en que lo único que se puede hacer ya es llorar y aguardar. A mí sin embargo me recordó a mi infancia. Entiéndaseme: nunca había pisado aquello, pero el penetrante olor a gasolina sin refinar me transportó automáticamente, en uno de esos pliegues espaciotemporales del folio cósmico del lineal transcurrir que trató de demostrar Einstein, a la España mediterránea de los primeros años setenta. El calor picante hizo el resto: era, fuera de "revivales" romos cuando no amañados que en nada remiten a aquel tiempo, como si reverberara en el aire la canción del verano a cargo de algún héroe de los coches de choque, fuéramos a comprar "panteras rosas" a la cola del supermercado único y entretuviéramos el tiempo lento entrechocando dos bolitas de madera, como cerezas unidas por un cordel. Todo eso por un simple olor, que es la memoria más potente. Debió ser porque ya estaba sugestionado, pero La Habana me pareció luego una de esas poblaciones de pescadores españolas, no del todo echadas a perder todavía en los años setenta, en las que se celebraban precisamente festivales de habaneras en homenaje a la propia Habana... 
 
Dicen que a Fidel Castro le queda de vivir su último telediario lo que resta de éste hasta que sale la información meteorológica. Su hermano tampoco parece eterno. "El mejor sitio invivible del mundo para vivir", que lo ha sido durante los últimos cincuenta años, a tiro de piedra del país más desarrollado (a veces he pensado que, arrojando desde el Malecón un pulido guijarro plano de forma apaisada y con la suficiente fuerza, llegaría a Miami) pero con casi ninguno de los inconvenientes de la sociedad norteamericana, pasará a ser pronto, simplemente, el mejor sitio de los vivibles, sin estrés, sin frío y sin unas ganas especiales de volver a hacer la revolución por lo menos en los cinco próximos siglos. 

El nuevo "PP amable" cornea a un periodista liberal

4 de Enero de 2009 - 00:13:56 - Pablo Molina - 22 comentarios

Víctor Gago, el que hasta hace poco era redactor jefe en esta casa, ha sido demandado por la jefa de comunicación del PP Amable de Mariano Rajoy. El motivo es un comentario de Víctor en un programa de Radio Intereconomía en la que atribuyó a la querellante la autoría de unas filtraciones perjudiciales para la imagen de Aznar.

Vaya por delante que considero un error de Víctor que no hiciera el comentario utilizando inteligentemente el lenguaje, cosa que sabe hacer sobradamente, para decir lo mismo sin que hubiera materia querellable, porque lo cierto es que hizo una afirmación rotunda sin pruebas. Ahora bien, no sé por qué le meten una querella por calumnias, cuando no ha acusado a nadie de cometer un delito (filtrar noticias no lo es).

No obstante vayamos a lo sustantivo, y lo relevante es que mientras el PP le hace la pelota a sus enemigos declarados, a los que tolera todo tipo de insultos (incluidos a sus militantes; recuérdese la frase de Maruja Torres en El País y tantas otras fechorías del progrerío), empitona a un periodista de derechas sin la menor vacilación.

Lo que podría haberse resuelto con una llamada telefónica y una petición pública de disculpas, a lo que una buena persona como Víctor Gago se hubiera prestado de buen gusto, se salda con un proceso que le puede costar a éste último un dinero que no tiene.

Este es el PP Amable. Sólo queda decir lo que Pío Cabanillas padre: "Al suelo que vienen los nuestros".
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899