Crónicas Murcianas

Octubre 2008


Tras los bancos pidiendo la "morterada", ahora llegan los empresarios

31 de Octubre de 2008 - 19:34:49 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

El presidente de los empresarios de Murcia pide al Gobierno regional una inyección económica "en vena" de las empresas para reactivar la economía. Normalmente suelo estar de acuerdo con Miguel del Toro, que así se llama el presidente, un señor valiente políticamente, arrojado y entusiasta, pero esta vez creo que se ha excedido en su entusiasmo hacia lo que debe o no debe hacer el poder público. Además, este tipo de declaraciones, por mucha crisis que haya, no ayudan precisamente a despejar esa mala fama que desde el felipismo se han ido creando los órganos (pasablemente) representativos de los empresarios sobre que en realidad no buscan la libre empresa ni un marco legal que permita el paso a los emprendedores y a la iniciativa individual, sino la procura de una indisimulada cercanía al poder, para ver si cae algo. Empresarios de cercanías, podríamos llamarlos.
 
Uno creía que los empresarios están básicamente, no para que el poder les resuelva las papeletas, sino sólo para que no lo impida. Para que no los estorbe. Pensaba que quienes están para crear riqueza son los empresarios, no la administración. Si los empresarios trasladan su muy necesario papel a quienes no los pueden sustituir porque no saben, muy mal vamos... Estoy pasmado por la súbita fiebre que le ha entrado a las personas respetables de entregar hasta las escrituras del notario en las zarpas de los políticos, para lo que tengan a bien disponer. ¡Como si los políticos llevaran la toga cándida, incapaces de pecado, nimbados de auroral rosicler!  Estamos a un cuarto de hora de que empiecen a cobrar inusitado prestigio económico hasta los planes quinquenales soviéticos. De repente hay un como tufo a naftalina en el aire, procedente de todos los desvanes para soluciones económicas arrumbadas por la historia y la realidad, a las que ahora se pasa el plumero, empezando por Rodríguez Zapatero, quien cree que la naftalina hiede a ámbar. A Miguel del Toro sólo le ha faltado decir que esa "inyección en vena" de los políticos hacia las empresas debe hacerse en completo secreto, para no "estigmatizar" a las dichas empresas ante la opinión pública.
 
Ya puestos, ¿por qué no pide mi por tantos conceptos admirado Del Toro que la inyección o derrama oscurecida sea a través de maletines de piel de Ubrique, en billetes nuevos, pequeños y sin marcar? Si entre los bancos españoles y ahora las empresas quieren sacarle el tuétano a los listados de gastos de difícil justificación, ¿qué van a dejar para los políticos, que también se tienen que enriquecer a su sabor, los pobres?

El trasvase del Ródano roba el agua a la Humanidad

29 de Octubre de 2008 - 20:48:19 - José Antonio Martínez-Abarca - 4 comentarios

Lo primero que tengo que confesar es que no tengo idea aproximada de por dónde cae el río Ródano, y, como hubiese escrito el difunto Umbral, no me voy a levantar a mirarlo ahora. Sé que es por Francia, lo cual, dándole la razón a mi conbloguero Pablo Molina, parece que para hacer un trasvase cae algo más lejos que el río Tajo, incluso en su tramo medio, o el río Ebro o incluso el Duero, del que también se habló en su momento. En realidad, en la Región de Murcia se ha hablado de la posibilidad de hacer un trasvase hacia el Segura desde todos los ríos excepto quizás el Río Amarillo que pasa por China y el río Zambeze que pasa por África. 
 
Que el agua tenga nacionalidad francesa o española yo creo que es indiferente no ya para regar, sino incluso para distinguir el sabor. Si hay trasvase del Ródano o del Volga o de la cuenca del Ruhr, bienvenido sea. Y si encima lo pueden pagar empresarios privados y no la Comunidad Autónoma de Murcia (o la de Valencia), mejor todavía. Si dejan de haber ríos españoles porque los ríos españoles del mapa escolar de nuestra infancia empiezan a ser ríos exclusivamente gallegos, aragoneses, catalanes o con vitola de "canariedad" (si es que en Canarias hubiese ríos, que me parece que no, pero tampoco me voy a levantar a mirarlo), se admite un trasvase hasta de agua "Perrier". Me dicen en la Comunidad Autónoma que es perfectamente hacedero, no lo de Perrier, sino lo del Ródano. Sería lo que se llama ahora un "emisor submarino" el encargado de bordear la costa española y traer directamente agua a Murcia. Pero seguro que ésto también le parece mal al gobierno catalán, que arguirá que el paso por las aguas territoriales de agua dulce hacia Valencia y Murcia estorba la inmersión lingüistica de la fauna marina en el idioma de Verdaguer y del abuelo de Maragall.  Sobre todo la inmersión.
 
Los franceses están deseando vender libremente su agua y los murcianos están deseando comprársela. El único problema es que entonces dirán los nacionalistas, los ecologistas, los socialistas y los comunistas que el agua puede ser catalana, aragonesa, gallega, vasca o de la "canariedad", pero cuando es francesa entonces no es francesa, sino patrimonio de la humanidad. Y la humanidad, como se sabe, no comprende para esta gente a los murcianos.  

Trasvase del Ródano: comprar fuera lo que sobra dentro

28 de Octubre de 2008 - 13:38:31 - Pablo Molina - 8 comentarios

Las últimas prospecciones políticas del gobierno murciano para dar respuesta a las necesidades hídricas de la región se centran en la región francesa del Languedoc, desde dónde podría hacerse un trasvase que llevara agua del Ródano hasta Cataluña y, por extensión, al Levante español.  Las autoridades murcianas suponen, con buen criterio, que tratándose de un caudal que proviene de otro país (me refiero a Francia, no a Cataluña) y pagando el precio por metro cúbico que fije la empresa concesionaria, no habrá problema para extender esa “aportación puntual de dihidróxido de oxígeno” unos pocos cientos de kilómetros más al sur. De hecho, en los contactos que se están manteniendo con las entidades propietarias de los derechos del agua francesa se manifiesta una total disposición a extender el negocio que van a hacer con los barceloneses a valencianos, murcianos y almerienses , llegado el caso.

La cuestión sería razonable si en España existiera escasez de recursos hídricos, pero como es bien sabido, ése no es nuestro caso. En España sobra el agua; lo que pasa es que está mal repartida. Y como la política de baja calidad es la que decide sobre las cuestiones técnicas, especialmente desde ZP, estamos haciendo el perfecto imbécil para solaz de los franchutes, que se van a poner las botas vendiéndonos algo que en realidad nos sobra.

Los franceses, al contrario que los nacionalistas catalanes y castellano-manchegos como Mariloli de Cospe, tienen las cosas muy claras y si alguien les compra el excedente de sus ríos lo venden de mil amores. En realidad es una cuestión de inteligencia elemental (vender lo que desperdicias), de ahí que anden muy sorprendidos con la actitud de los nacionalistas españoles, capaces de perder un buen negocio sólo para que otras regiones no se beneficien.

Los gabachos hacen lo mismo con la energía nuclear. Mientras que los gobiernos progres del resto de Europa cierran plantas nucleares para tener contentos a los cuatro ecologistas de guardia, Francia tiene cincuenta y ocho reactores funcionando (más otro buen puñado de última generación que entrará en funcionamiento en 2020) y vendiendo electricidad a cualquier país interesado en comprar luz a un buen precio. Para los franceses, primero están los intereses nacionales y después la política. Igualito que aquí.

 

Si recogen firmas, es que no mandan absolutamente nada

27 de Octubre de 2008 - 20:39:10 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Recoger firmas por la calle es el último recurso de los impotentes. De los que están, en realidad, fuera del parlamento o bien fuera de la política. El PP, cuando proponía recoger firmas contra Educación para la Ciudadanía o contra el Estatuto Catalán (¿ocurrió esto alguna vez? parece política-ficción), lo hacía como digo por impotencia, porque le habían dejado fuera del parlamento y fuera de la política, casi fuera del país, porque la primera legislatura de Zapatero fue la del cordón sanitario, y ésta también. Es siempre una manifestación de debilidad, lo de las firmas, porque si tuvieses otros medios más contundentes no echarías mano de ellas. No hay nada más patético que una mesa de playa despatarrada en la calle con unos petitorios de firmas y números de carné contra esto o aquello, firmas y carnés que luego sirven para no tener que comprar papel higiénico por una buena temporada en la supuesta sede de la soberanía popular.

A veces no hay más remedio que resultar patético, porque ya lo próximo es que te nieguen la existencia o como digo que te echen del país, pero me parece muy fuerte que el mismo partido de los que Gobiernan con absolutismo irreprimible la nación española, el PSOE, se ponga a recoger ahora firmas en las calles de Murcia para que (otra vez) su partido que también gobierna en Castilla-La Mancha no acabe con el Trasvase Tajo-Segura. No cabe mayor muestra de insignificancia, la del PSOE en Murcia. De modo que uno de los cogecosas o paragüeros del presidente Rodríguez Zapatero, del mismísimo Dios laico encarnado con el permiso de Obama, es decir, el líder del PSOE murciano Pedro Saura, se siente en la obligación de despatarrar una mesa de playa por las calles para protestar débilmente, como si pidieran la "tasa Tobin" a favor del Tercer Mundo, contra la política de su propio partido. Y no una política cualquiera: nada menos que la que vertebra el país, la hidrológica. En lugar de poner el tenderete para que los murcianos manifiesten una opinión sobre el Tajo que ya está muy manifestada, ¿no existe el teléfono para que Saura le monte el pollo a los de su partido, que es menos cansado? ¿Y dónde están las influencias políticas, por pocas que sean? ¿Es que a Pedro Saura no se le pone nadie al otro lado? ¿Es que para el PSOE sólo es el que se ríe de perfil en las fotos cuando tiene que recibir a algún ministro que viene de inauguración? ¿Zapatero no le hace caso, a pesar de las carantoñas que le hace cada vez que se ven? ¿Barreda tampoco? ¿Pepiño? ¿Y Leire Pajín? ¿Es que han asumido ya en el PSOE murciano que como España es una confederación de Estados independientes, que se deben tratar entre sí según el principio de bilateralidad, los partiditos socialistitos de cada sitio deben hacer lo mismo? Queriendo quitarse la etiqueta de antimurcianos ante la propia murcianía recogiendo unas firmas a favor del agua que ya están más que expresadas en las elecciones, en realidad el PSOE de la Región demuestra que no es más que un residuo periférico de su partido. Toc, toc. ¿Hay alguien ahí?

No puedo soportar a Ernesto Giménez Caballero, pero...

26 de Octubre de 2008 - 19:58:04 - José Antonio Martínez-Abarca - 0 comentarios

No sé si el librito tendrá circulación o se limitará a ser un "pezqueñín" de bibliófilos, pero recomiendo la lectura de "En la cabellera de un cometa llamado Ernesto Giménez Caballero" (Jerónimo Molina Cano, ediciones "Los papeles del sitio"). Su segunda parte es "Giménez Caballero y Murcia". Debo anticipar que el escritor cósmico-falangista, o lo que fuera aquello suyo, Ernesto Giménez Caballero nunca me ha agradado literariamente. No he podido terminar ningún libro de los que expedía, ni siquiera los de entrevistas a personajes célebres de su época, que fue la de Franco. Para que una entrevista a alguien de quien hubiésemos recogido las boñigas con el objeto de auscultarlas me resulte insoportable de leer ya hay que esmerarse. Y Giménez Caballero lo conseguía. Todo en él me ha parecido siempre artificial, emborronado, un tanto histérico, como aquello que citaba tanto Umbral de "Reino" que supuestamente significa "Rey no" (a los extremos que puede llevar el peloteo al Movimiento, aquella concentración de mastuerzos que cambió el yugo y las flechas por el puño y la rosa sin dificultad alguna, y lo dice un republicano de derechas).

No me gusta su escritura, de hecho es el único escritor de los de "el páramo" del Régimen (Foxá, Sánchez Mazas, Montes, Ruano, por supuesto Ortega y Gasset, etc.) que no me gusta, y no me gustaban tampoco nada sus antiparras romboidales, antecedentes directos de los cebollinos "gafapastas" de hogaño. Aunque sé que esto último no hace al caso, no puedo disimular mi aversión por ciertas afectaciones. González Ruano desdeñaba frívolamente a Lorca porque le parecía un señor con la cara tosca, el poeta José María Álvarez desprecia a Sartre porque piensa que su bizquera estaba emparentada con un alma desaconsejable y si a mí me llega alguien a una tertulia con aquel atavío absurdo de Giménez Caballero me levanto y me voy. Sin embargo, el librito que nos ocupa es fascinante. Un condensado de referencias eruditas no exento de frases perfectas a cargo del profesor Jerónimo Molina, el autor, por las que Giménez Caballero, tan de frases, hubiese vendido al peso toda su obra. "El olvido, siempre dulce y meloso" (de "melós", catalanismo delicioso, que viene de "mel", miel), "Recibió en ella (Caballero, en Murcia) reconocimiento y olvido en desigual proporción"... Para todos los que nos obsesiona aquella hora literaria de España, esto que me ha enviado el profesor Molina, de la Universidad de Murcia (léanse con detenimiento los adjetivos malévolos que le dedica a su santa casa hablando de la época de Giménez Caballero: una universidad "recoleta", "inverosímil" e incluso "un poco escandalosa", con manga ancha), vale mucho más que cualquier libro directo de aquel escritor coqueto y por lo que a mí respecta ilegible que perseguía a Franco con su lengua siempre a la altura del brillo de las polainas.

Rajoy tiende una mano a ZP y éste le roba el reloj

26 de Octubre de 2008 - 02:22:02 - Pablo Molina - 7 comentarios

No aprenden. Ni olvidan, por cierto como los borbones.

Mariano Rajoy Brey dice que no es momento de atacar a Zapatero sino de defender su interés en estar en la reunión de Washington por el bien de España. Podríamos creerle si hubiera aplicado ese mismo argumento a los que hasta ayer compartían partido, valores y principios con él.

Pero Rajoy nunca dijo "no es momento de pasar factura a María San Gil, sino de evitar que nuestros votantes pasen factura al PP por nuestras desavenencias". A la ex-política vasca no le tendió la mano, como a Zapatero. Se la puso en el cuello directamente ("¿y ahora que vas a hacer?").

Los liberales del PP, por otra parte, ya hubieran querido obtener de Rajoy en el mítin de Elche el mismo tratamiento que le da ahora a Zapatero. Al jerifalte socialista hay que apoyarlo. Los liberales del PP, en cambio, ya saben en dónde tienen la puerta.

Que Zapatero esté o no en la cumbre de Washington, D. Mariano, no es ni bueno ni malo para España, porque la opinión de un tuercebotas como ZP, analfabeto funcional en materia económica, no la tiene en cuenta ni el marmolillo de  La Moncloa, y en todo caso, el prestigio de España en los foros internacionales se va a resentir como mínimo un par de décadas despues que los socialistas pierdan el poder (allá por el 2025). La cuestión real es que el único político de Europa que ha ultrajado obscena y conscientemente el legítimo orgullo nacional de los norteamericanos, quiere ahora hacerse una foto con los mandamases para que la saquen sus amigos de La Secta en el telediario con sonido de fanfarrias. Pues va a ser que no. Y si Rajoy se empeña en defender el derecho de ZP a figurar en un sitio al que no está invitado por higiene intelectual y decoro ético, puede que el gallego reciba el mismo tratamiento cuando llegue al gobierno (je).

El patriotismo de la leal oposición debería tener miras más elevadas que el conseguir que el presidente del gobierno reciba un trato cordial por parte del país que más ha despreciado en la anterior legislatura, por cierto la primera potencia mundial, que ya hay que ser inteligente.

Ahora bien, si este asunto es una estrategia diseñada por el gran Arriola retiro inmediatamente lo escrito.

Yo pecador, me confieso a Dios todo poderososo...

El día en que Zapatero perderá la sonrisa y mudará la color

24 de Octubre de 2008 - 19:44:30 - José Antonio Martínez-Abarca - 8 comentarios

Felipe González ha manifestado que no le gustan los optimistas profesionales. A mí ni los aficionados. En definitiva, no soporto a los "felicianos" ni en la categoría alevín. Y menos en tiempos de crisis, aunque esto más bien que una crisis parece un sumidero. Me parece muy sospechoso que alguien vaya por la vida con flores en el pelo con la que está cayendo. Es que o te la ha hecho gorda o te la está a punto de hacer. Porque a veces el optimismo profesional o de domingo no sólo no crea, sino que destruye puestos de trabajo. El presidente Rodríguez Zapatero, el teleñeco de Pepe "el sonrisas" del primer Barrio Sésamo, se sigue riendo muchísimo. El país se le descompone entre las manos como una cámara egipcia clausurada en la que de pronto entre el aire, y se ríe. "¿De qué se ríe usted?": es la mejor cosa que ha dicho Mariano Rajoy al presidente del Gobierno en lo que llevamos de legislatura, él, Mariano, que antes no le hacía falta vender a su madre para hacer frases perfectas que ahora nos roñosea. Parece un poquito obsceno ya, lo del presidente del Gobierno. A ver si alguien se la quita de golpe de la cara. La diversión.

De alguna forma monstruosa, lo sé, me sorprendo esperando que llegue un día en que el Gobierno de Rodríguez  Zapatero no tenga para pagar la mensualidad a los funcionarios, esas "milicias chavistas" del actual ejecutivo español. Seguro que se reiría menos. Porque el presidente del Gobierno es obvio que se lo pasa muy bien si una empresa no perteneciente a uno de los del círculo de íntimos o un profesional liberal en España se queda sin trabajo, ya que de esas tres palabras, "profesional", "liberal" y "trabajo", al menos detesta dos, las últimas, y a la primera la tiene en cuarentena.  En cambio, se pondría solemne si se entera de que un solo asesor de Moncloa tiene que fichar para justificar el sueldo, además de cobrar, o un solo minero sacado de los poemas de Gamoneda tiene que ir a la mina, con lo bien que están cobrando en sus casas porque sale más barato al Erario.  Zapatero se lo pasa pipa, teta, fetén y chachi en un escenario catastrófico en que los que se quedan sin trabajo son precisamente los que lo tenían, trabajo, digo, y no sólo sueldo. ¡Qué bien habla el sano con el enfermo! En cambio, el día en que empiecen a no tener sueldo los que siempre lo han tenido...

El día en que el Estado no tenga para pagar las pensiones ni de jóvenes ni de viejos (de momento ya me dicen que el INEM se está retrasando en los pagos, y a veces escamoteándolos), el día en que las hordas de asesores de Moncloa tengan que pasar a la cesantía, el día en que nadie compre los bonos del Estado Español, el día en que los funcionarios, exasperados por no tener ni para las cervecitas de después de la enésima manifa contra la guerra de Irak, asalten una sesión de ópera mientras el presidente, en una cualquiera de sus regulares tardes de asueto, asiste a "el anillo de los nibelungos"... Será entonces cuando Zapatero dira unas célebres palabras: "la desaceleración económica provocada por Bush está jugando con mis cosas de comer, coño".

Dando de comer a los "progres", un consejero del PP se quedó sin mano

22 de Octubre de 2008 - 20:54:39 - José Antonio Martínez-Abarca - 5 comentarios

En el último congreso del PP murciano eché en falta al consejero de Kultur, Turismo y Descanso, Pedro Alberto Cruz Sánchez. No digo que no estuviese en algún momento. Digo que lo eché en falta. Lo mismo ni apareció, más por seguir disipándose en el éter, según hace últimamente, que por desmarcarse de los actos oficiales del PP, tan poco "culturales". Dicen que está pasando por malos momentos personales, y desde aquí lo apoyamos en esta delicada tesitura, aunque tengamos nuestras discrepancias con su gestión. Cuentan que los progres de la cultureta se ensañan con él, tanto más cuanto más subvención les ha dado.

Han llegado a publicar artículos hipocritones, no sólo en las "badlands" de internet sino en medios supuestamente muy controlados por el poder, llamándole censor mayor, falso liberal, verdadera cara de la derecha, esnob que coquetea con la izquierda, etc. Ya los progres propietarios de galerías de arte "performancias" a fuer de absurdas lo colocaron literalmente en el centro de una diana en una revista eróticopolítica (Interviú) cuando todavía no era consejero del Gobierno, porque creían que recibían poca pasta para la que merecían. Yo me creo que el origen de la terrible experiencia que está viviendo Pedro Alberto en sus carnes y en su imagen pública, paredaña a la que yo sufrí hará una docena de años cuando se me ocurrió criticar al gran gurú de la izquierda exquisita murciana por farsante y vendecrecepelos antiglobalizadores, reside en que el consejero no ha comprendido nada de la auténtica naturaleza de la cuestión que le aqueja. Por muchas subvenciones que derrame sobre la izquierda exquisita, alternativa o de entretiempo no sólo no lo querrán más, sino que tampoco lo respetarán más que si expulsara a patadas a todos esos de su despacho cuando viniesen a pedirle algo (acción auténticamente revolucionaria que pensaba llevar a cabo el poeta José María Álvarez, cuando todo parecía indicar que lo iban a hacer consejero de Kultur del Gobierno murciano).

La progresía, y aún más la extrema izquierda antisistema disfrazada de gamberrismo artístico, piensa en el dinero que deja de recibir, no en el que le dan, por mucho que sea. Si hay mil millones de presupuesto anual total en la Consejería y les rinden novecientos noventa y nueve a los de siempre, sólo pensarán que el fascismo dominante les ha hurtado un millón al inacabable reconocimiento que merecen.  No reputarán al consejero de independiente (como le gustaría a Cruz que pusiera en recordatorio su lápida), de liberal de centro izquierda (como también le gustaría), ni siquiera como munificiente y generoso, sino simplemente como débil. Como menesteroso. Como, y se lo han dicho abiertamente, esnob que coquetea con la izquierda por tratar de ganarse su favor. Tanto que habla de bares en sus pensamientos y cogitaciones que publica aquí y allá en la prensa regional, el consejero debería aplicarse la regla número dos que debes seguir cuando tratas de ligar de noche: "invitar a copas a tías es mendigar". Invitar desde un Gobierno de derecha a copas, o a lo que sea, a los tíos de la progresía y de la extrema izquierda es mendigar.   La señal que reciben los beneficiarios del incauto dador es inequívoca: a la derecha encima le gusta que les den caña y te pagan por si poco fuera la fiesta. Los perfectos primos.

No por otra cosa se programó, abusando de la confianza del consejero Pedro Alberto Cruz Sánchez, al cristobita o bufón Leo Bassi para una performancia en Murcia contra el propio gobierno que la pagaba. Encima le estaban llamando imbécil en su cara, la del consejero. Y, más que eso, estaban poniendo de masocas o cretinos al resto del ejecutivo murciano. Mucho más de lo que puede soportar cualquier ser humano, incluso sintiéndose centrista. La cosa se podía, claro, haber evitado desde el principio. A condición de que Pedro Alberto asuma que de arte sabe muchísimo, pero de política no tiene ni repajolera. Le ha pasado por absoluta inexperiencia en saber de qué va la película de la izquierda actual en España, en definitiva, por pardillo. Pierda cuidado el consejero, que esta gente nunca le va a perdonar ni el haber nacido. Y lo que le dije una vez a la cara: al final seré yo y otros como yo los que nos afanemos en retirar paladas de tierra de su tumba política.   

Pepiño telefonea al Grupo Risa.

21 de Octubre de 2008 - 01:31:45 - Pablo Molina - 1 comentario

Supongo que hoy lo pondrán en el programa de Federico, pero por si acaso, no se pierdan el espacio "El radiador" de ayer lunes. David Miner, imitando a Ramón Calderón, charla con D. José Blanco a cuenta de su frase en el palco del Atlético de Madrid. El Pasmo de Palas de Rei se traga el anzuelo hasta el corvejón.
Echeverría (no "Etxeberría", ojo), Miner y Blanco lo hacen tan bien que cuando Aznar llamaba a Florentino Pérez, éste le decía que colgara para devolverle la llamada, pues no se fiaba de si era el auténtico Aznar. Igual que Butragueño, que a veces llamaba a algún antiguo compañero del Madrid y le ponían a prueba preguntándole cosas que sólo podría saber el auténtico Butragueño, porque estaban hartos de salir en El Radiador.
Cuando FJL dice que Zapatero ha terminado convirtiéndose en imitador de la imitación que hace David Miner no anda muy desencaminado.

Mariano Rajoy ha abandonado el edificio, gracias y buenas noches

20 de Octubre de 2008 - 18:27:50 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Me gustó el discurso del reelegido presidente del PP regional Ramón Luis Valcárcel en la clausura del Congreso popular celebrado este último fin de semana, y por lo mismo que me gustó el de Valcárcel no me gustó ni mucho menos tanto el de Mariano Rajoy, aunque Rajoy dejara gotas de su inmenso talento, que últimamente le da por no utilizar. Me gustó el discurso de Valcárcel porque improvisó y fue a lo que importaba al público y no me gustó el discurso de Rajoy porque parecía improvisado (tan desordenado que seguramente lo llevaba aprendido de otros y tan generalista que a lo mejor era el mismo que le habían pasado para el congreso de Valencia).

Valcárcel es interesante, un orador con transmisión y contenido, cuando no prepara, e insufrible cuando le preparan los contenidos y se lleva papeles. Rajoy es divertidísimo en sus apostillas y sus comentarios a pie de discurso, cuando sale el registrador con puro después de una buena comilona que hay en él, pero poco creíble y hasta un poco delicuescente cuando está ante los leones y pasa de lo que tiene que hablar y no quiere a lo que quiere hablar y no debe. En el Congreso de Murcia, celebrado casi simultáneamente al de Valencia, Rajoy quería hablar de Rodríguez Zapatero y las bases de la Región lo que querían es que hablara del agua, que habló, y que hablara concretando, que también concretó, pero que lo hiciera dando los nombres que los murcianos querían oír, que no lo hizo. Los murcianos querían escuchar la palabra "Tajo" asociada a "trasvase", y se quedaron con las ganas. Rajoy se comprometió ("os pido que confiéis en mí": ¿de quién me suena a mí esta misma petición?) a que cuando él gobierne hará el Plan Hidrológico Nacional, porque ya da por supuesto que sólo podrá gobernar si obtiene mayoría absoluta (entonces, ¿para qué tratar de entender la "distinta sensibilidad de los nacionalistas" a que le están llevando los nuevos cachorros de Génova si sabe que no mandará con ellos?). Pero no se comprometió, porque no salió de su boca, a que cuando él gobierne o no gobierne seguirá manteniendo la necesidad del trasvase Tajo-Segura contra lo que opina su secretaria general. Rajoy, digo, lo que quería es hablar de Zapatero y estuvo sembrado porque parece que ya se recupera del síndrome de Estocolmo postelectoral, pero quizás de lo que tuvo que hablar habló poco o simplemente no habló.

No salió a hombros, aunque hay que reconocer que tampoco le tiraron almohadillas. Sólo un par de gritos entre el público impaciente y una miaja rústico, a los que Rajoy atendió con una expresión helada y retardo en responder. Mariano más bien salió muy rápido y se despidió extrañamente cariacontecido (yo fui el último que le dio la mano ¡Don Mariano!, como si yo fuese de Caiga quien Caiga) de Valcárcel. Parecía un poco fastidiado. Me supongo que sería solo porque el plan del fin de semana junto al pepón de media melenita, o sea, Moragas, le parecía un coñazo, no por ninguna diferencia política con los anfitriones, que desde luego no escenificaron, pues sigue dando la impresión de que se profesan admiración y hasta afecto, no necesariamente por este orden ni mutuamente las dos cosas. En el congreso de Murcia, que no sé por qué ganó Valcárcel con dos puntos menos de porcentaje de voto que Camps en el suyo, Rajoy pegó cuatro mantazos bien administrados, con profesionalidad y solvencia, se alivió con el pico de la muleta de la ironía, hurtó la pata sin que lo advirtiesen las fotos, fuese y no hubo casi nada. "Señoras y caballeros, Mariano Rajoy ha abandonado el edificio, gracias y buenas noches", me pareció escuchar por los altavoces, aunque pegaba un solapio en la calle de padre y muy señor mío.

¿Por qué los "errores técnicos" nunca perjudican al PSOE?

16 de Octubre de 2008 - 22:53:12 - Pablo Molina - 9 comentarios

Por cálculo de probabilidades, es practicamente imposible que todos los "errores técnicos" de las televisiones progresistas (la TVE felipista y posteriormente las cadenas amigas del gobierno) siempre perjudiquen al Partido Popular. El cartelito de "Vota PSOE" durante las retransmisiones del mundial de fútbol de Méjico-86, cuando estaban al frente del engendro el actual director de un panfletillo digital que no leen ni en el PSOE (menudo carrerón) y una nada esbelta comentarista con serios problemas de agresividad, tal vez de origen psiquiátrico, fue la primera operación de este tipo llevada a cabo por los comunicadores de progreso. Después han habido algunas más, como las de la cárcel de Abu Grahib con imágenes indexadas de Rajoy, hasta llegar al último "error técnico", esta vez padecido por La Sexta.

Lo cierto es que éste último caso es el colmo de la puntería. No sólo es que se les metiera una imagen congelada de Rajoy en una información sobre violencia en los fútbol, sino que además, pásmense, el líder del PP aparece en el punto exacto en el que la voz en off pronuncia la frase "la imagen de un payaso".

Las disculpas obligadas tras la metedura de pata, escriben a su vez un nuevo capítulo en la breve historia de los "errores técnicos" de las cadenas progresistas, porque más que una disculpa, el speech de la locutora fue una reprimenda los dirigentes del partido popular, por su fea costumbre de protestar cuando les denigran.

Por desgracia para Milikito y los brujos visitadores, La Secta tiene una audiencia, digamos, lamentable, por debajo incluso de La Cuatro, que ya es ser torpe. Andan bordeando la quiebra técnica, cosa de lo que me alegro mucho. A ver si con un poco de suerte la crisis hace su trabajo echan la persiana junto con Digital +. Ese sí sería un buen par de "errores técnicos".

Aquí está la perversidad del sistema político español

15 de Octubre de 2008 - 21:16:34 - José Antonio Martínez-Abarca - 8 comentarios

El sistema político español es perverso, viciado en su misma esencia. Yo no sé si es una democracia formal, una democracia pendiente, una democracia orgánica o qué, pero en cualquier caso perverso. Churchill no estaría nada satisfecho. Se ve claramente en casos como el votado esta semana en el Congreso, la Reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha. Los diputados por Murcia, menos tres (mejor dicho, dos y uno que le pilló estratégicamente meando), votaron a favor de la admisión a trámite de una serie de disposiciones radicalmente anticonstitucionales que, no en la letra pero sí en el espíritu, vuelven a consagrar la doctrina catalanoaragonesa de que los ríos son propiedad de las comunidades autónomas, y concretamente de los políticos que en ese momento las gobiernan. Y el Tajo lo es, propiedad digo,  de Castilla-La Mancha. No dejan lugar a dudas. El estado aquí no pinta nada.
 

Lo que sí dice la letra del nuevo estatuto de la tierra del queso, bien clarito, es que en el Tajo no hay agua para dar a Murcia, y que el trasvase Tajo-Segura debe ser finiquitado como sea. Pues bien, más de la mitad de los diputados murcianos han dado el visto bueno a siquiera discutir eso. ¿Era esa la voluntad de los ciudadanos murcianos que les han votado y que han delegado en ellos su representatividad política? Permítasenos que lo dudemos muy seriamente. El PP, elección tras elección, saca poco menos o poco más del sesenta por ciento de los votos en la Región de Murcia, más que por las realizaciones concretas, por ser el único partido que lleva en su programa la defensa de los trasvases como primera solución al problema del agua. El PP se presenta a las elecciones tanto nacionales como autonómicas y municipales con este programa. Programa que luego es desobedecido por los propios diputados del PP, una vez que tienen los votos en la talega. ¿En nombre de quien tuercen la voluntad inequívoca de los ciudadanos? Sí, ya sabemos que las listas cerradas y bloqueadas, una vez votadas, pueden hacer lo que les dé la gana pero, ¿no queda en esta ocasión demasiado obsceno, cuando es tan evidente? Pura pornografía política.


Que vayan los diputados a explicarles a los ciudadanos que su voto de ahora no quiere decir nada, y que se opondrán radicalmente a las inconstitucionalidades del nuevo estauto castellanomanchego cuando lleguen las deliberaciones, vayan. A ver quién entiende esas sutilezas. Y quién se fía de ellas. La verdadera razón de por qué más de la mitad de los diputados murcianos han votado a favor de lo incomprensible, que niega a sus votantes el pan de sus hijos y de sus nietos, es porque la secretaria general de su partido, antitrasvasista "tajonera" confesa, ha dado precisas instrucciones a su conseguidor en el Congreso, el señor González Pons, y éste al grupo parlamentario. Instrucciones de votar como bloque, prietas las filas, y desde luego en un único sentido: el antitrasvasista.  Pudiera ser que, llegado el caso, algunos diputados se quieran oponer de verdad al articulado del nuevo estatuto pero, ¿cabe creer que lo terminen haciendo si la secretaria general de su partido, con mando en plaza para hacerles caer en desgracia o promocionarles, ya ha emitido su perentoria opinión y "sensibilidad" sobre el particular? Yo desde luego no apostaría toda mi fortuna a este número, porque tampoco confío en la banca. Todo lo demás que nos cuenten de por qué los diputados murcianos han votado a favor lo que jamás deberían haber votado a favor son historias para no dormir, y menos regar. 

Se derrumba la cotización del decoro nacional: tres votos

15 de Octubre de 2008 - 00:01:31 - Pablo Molina - 13 comentarios

Al igual que la Bolsa desde hace unos meses, la dignidad del Partido Popular está en un claro tono bajista desde el aquelarre valenciano, que algunos llamaron búlgaro. Hoy, el PP ha perforado las últimas resistencias técnicas, y se encuentra ya en caída libre en cuanto a su supuesto papel de defensor de los intereses nacionales.

Dos diputados del PP, Arsenio Pacheco (una noche, hace un par de años, nos dió a Abarca y a mí muy bien de cenar y mejor de beber, Dios se lo pague; era cuando la tragedia familiar aún no había tocado su puerta), Alberto Garre y, como no, Rosa "10", que nunca falta a la cita cuando la decencia nacional la convoca, son los únicos que han evitado que 467.462 murcianos vomitáramos al conocer el resultado de la primera votación sobre el Estatuto de Castilla- La Mancha, ese cuyo principal mojón es la cancelación irreversible del trasvase Tajo-Segura para satisfacción de la secretaria general del Partido Popular, que tanto ha luchado para que esa cláusula vergonzante llegara al parlamento nacional sin cambiar ni una coma.

María del Pilar Barreiro Álvarez, Vicente Antonio Martínez-Pujalte López, Andrés José Ayala Sánchez, Jaime García-Legaz Ponce y Lourdes Méndez Monasterio, diputados todos ellos elegidos en la circunscripción electoral de Murcia por el Partido Popular (casualmente los cinco primeros de la lista), han votado a favor de la admisión a trámite de un estatuto de autonomía que establece la supresión de un trasvase de agua vital para la supervivencia de sus paisanos. Honrémoslos como se merecen de ahora en adelante.

Me adelanto a la justificación que mañana, todos ellos, darán en la prensa regional para maquillar su fechoría. "La dirección del Partido Popular", asegurarán con la mejor de sus sonrisas, "nos ha asegurado que se el texto final del estatuto aprobado será absolutamente constitucional". Bien, ellos acaban de votar a favor de un estatuto de autonomía que:

A.- Es abiertamente inconstitucional, puesto que la CE establece que "La legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una Comunidad Autónoma", es una competencia exclusiva del gobierno de España.

B.- Contradice flagrantemente lo que el PP hizo figurar en el programa electoral, sometido al criterio de los electores y que funciona a modo de contrato con sus votantes, también los murcianos y valencianos, a saber:  "En materia de Agua, se propone recuperar la planificación hidrológica y el carácter nacional del recurso, rompiendo la actual tendencia a su territorialización, y resolver los déficit hídricos en España, que tienen unas grandes repercusiones económicas, ambientales y sociales".

Si ya en su texto inicial se incumplen de forma tan grosera esas dos garantías, ¿Por qué votan a favor de su admisión, con la esperanza (fingida) de que alguien arreglará el desaguisado? ¿No sería más lógico, tras constatar la evidencia, votar en contra para que sea devuelto al lugar del que nunca debió salir?

Pues bien, estos cinco sujetos, que supuestamente deberían defender los intereses de quienes les votaron, han preferido doblar la cerviz y acatar las órdenes de Mariloli de Cospe, a la que le encaja como un guante el papel de dómina de látigo, cuero y látex. Tal para cual. A final de mes trincarán el sueldo, pasarán las dietas y a vivir que son dos días.

Pacheco y Garre son el último reducto de dignidad de la representación murciana en las cortes españolas. El hijo de Arsenio, en el cielo, está hoy muy orgulloso de su padre. Y yo también.

Vale.

Los señores del ladrillo seguirán siendo señores en el cementerio

13 de Octubre de 2008 - 18:44:04 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Con las excepciones de siempre (la primera de todas en la Región, la empresa "Polaris World", que ha entendido perfectamente de qué va esto y adapta sus ventas a un mercado real), los promotores inmobiliarios que operan en Murcia y supongo que también en España, los del ladrillo, en definitiva, aún no quieren entender algo que cuanto antes lo hagan, mejor para ellos y para todos: no pueden seguir actuando ante la crisis, su crisis, como si no hubiese crisis. La soberbia, y peor aún, la avaricia les sigue cegando. ¡Insensatos, con la que cae!
 

Y mira que es fácil de captar. La B con la A, BA. Si no quieren bajar los precios de los inmuebles, que es lo que hacen, quiero decir, no hacen hasta ahora en la medida en que deberían, peor para ellos y para los inmuebles. "Sería un agravio comparativo para los compradores que hace unos meses adquirieron las casas a un precio mayor". Ja. Y también, cepillos Profidén. No se les mete en la cabeza que probablemente ya nunca el mercado inmobiliario volverá a ser lo que ha sido, entre otras cosas porque la confianza se ha quebrado para siempre entre el poder político y los bancos, y a su vez entre los bancos y las promotoras. Si quieren llevar las cosas hasta el final, muchas constructoras y promotoras serán las que más inmuebles tengan sin salida de mercado en el cementerio. Porque todavía no han empezado a caer de verdad, no en concurso de acreedores, sino en quiebra patatera, promotoras inmobiliarias, que empezarán. Que sepamos, la amnistía financiera que se le ha hecho a los bancos no les alcanza a ellos. Y tampoco ese compromiso europeo para que hasta que se acabe la crisis no pueda quebrar ningún banco: nadie ha hablado de los que tienen un abultado paquete de pisos y los "chaletes" muertos de risa y esperando que los dinamiten los artificieros, porque, como me dijo una vez un empresario del ladrillo, la casa construida que no se vende se hace inhabitable en poco tiempo. Se hace arenilla, como las catedrales.
 

De momento lo único que mantiene con vida (asistida) a muchas promotoras son dos factores, a saber: uno, que aquí nadie está pagando a los bancos por los créditos riesgosos concedidos que no pueden, pero sobre todo quieren, devolver (ya saben el dicho popular: "no hay que darse prisa en pagar, por si hay perdón general", y vaya si puede haber perdón, vaya: de hecho es el próximo paso a seguir por nuestros intervencionistas y munificientes líderes políticos, tras absolver a las entidades financieras), y dos, que, igual que los aviones se sostienen en el aire por el miedo de los pasajeros, el mercado inmobiliario sólo muestra una apariencia de aguantar por la codicia redomada de los que se metieron a esto como se podían haber metido a cobrarles la protección a los tenderos de Chicago y la intermediación a sueldo a quien no la solicita. Ya lo he leído por alguna parte de un señor del ladrillo: "antes que bajar todavía más los precios, le regalo la casa al banco". Pues las dos cosas: tendrán que bajar los precios (según los buenos empresarios que lo han pensado o ya lo han hecho, un 25 por ciento más) y tendrán que regalarle casas al banco. Por listos. Desde luego, si esta clase de gente con moral de buscador de oro en Sierra Madre, tras que la crisis arrecie y, si está de Dios, escampe, se queda sin ganas de volver a intentar nada en un mercado que debe ser bastante más serio que hasta ahora como el inmobiliario, eso que le tendremos que agradecer a los malos tiempos.

¿Por qué se enfadan con Miguel Sanz?

11 de Octubre de 2008 - 13:16:44 - Pablo Molina - 7 comentarios

El destino del PP, forjado desde los tiempos de Fraga, es oponerse a las canalladas institucionales de sus rivales, y a contuniación no sólo aceptarlas, sino reclamar su parte de protagonismo como copartícipes del engendro. El título VIII de la Constitución hacía que Fraga se subiera por las paredes del hemicilo. Hoy el PP considera que el estado de las autonomías ha sido la conquista más brillante de la constitución. La persecución lingüística del castellano en algunos territorios periféricos hizo a los populares plantar aguerridas batallas. Hoy no sólo aceptan esta situación de hecho, sino que la promueven en lugares donde gobiernan. El estatuto de Cataluña ocupó cientos de horas de declaraciones y discursos encendidos en el parlamento. ¿Alguien tiene alguna duda de que cuando el tribunal (anti)constitucional se pronuncie a favor del texto, Alicia Camacho será la primera en felicitarse? Qué decir de las negociaciones políticas con partidos nacionalistas. Ahí hemos visto también un giro de 180 grados sin que a los líderes centrorreformistas les haya quitado el sueño el coste que ya han empezado a pagar. Que se lo pregunten a San Gil.
Con esta trayectoria, resulta chocante que amenacen a UPN con romper la coalición si se abstiene en la aprobación de los presupuestos generales y no sigue la disciplina de voto del PP. Sanz, en última instancia, está siguiendo milimétricamente la nueva filosofía del PP, según la cual hay que llegar a entendimientos con los partidos nacionalistas, como el partido socialista de Navarra, especialmente si de ello depende que el PP gobierne en algun territorio.
Miguel Sanz, por tanto, está perfectamente dentro de la ortodoxia implantada en el Partido Popular tras el congreso de Valencia. Rajoy y sus sorayos deberían aceptar la evidencia y dejar de hacer el ridículo.

Días de lluvia y Federico & Baily

10 de Octubre de 2008 - 00:29:25 - Pablo Molina - 7 comentarios

Me encanta ver llover. Los cielos gris oscuro derramando lluvia me provocan una euforia vital que para muchos resulta absolutamente injustificada. A la mayoría de las personas los días lluviosos les deprimen. A mí me pasa justo lo contrario. ¿Por qué? No lo sé. Pero cuando llueve y tengo que pasar la tarde en casa me pongo de muy buen humor. Los niños no, claro, y te hacen pagar la frustración de no poder salir al parque con sus amigos, pero es un precio que pago gustosamente.
Se me ocurren dos explicaciones para justificar la alegría que me provocan las tormentas. Una es gastronómica (las gachasmigas con tropezones me salen de narices). La otra tiene que ver más con los sentimientos espontáneos que se producen en la gente de zonas rurales.
Yo creo que es lo mismo que le pasa a Federico, nacido en también en un pequeño pueblo. ¿Han notado la alegría con que FJL comenta el parte meteorológico cuando se prevén lluvias generalizadas? Es el único locutor que se alegra. Y es natural. Para la gente de la ciudad, la lluvia es un coñazo. En los pueblos que viven de la agricultura, en cambio, es una bendición. Y si están en el sur ni les cuento. Parece un detalle sin importancia, pero les aseguro que a la gente humilde de los pueblos que escucha la COPE no se les escapa el matiz.
Encima esta noche, mientras la lluvia caía mansamente, comenzaba la nueva temporada del programa de FJL en Libertad Digital, dedicado en exclusiva a entrevistar a Jaime Baily. Si no lo han visto háganlo en nuestra web. La química evidente que hay entre ellos ha convertido la hora y cuarto de programa en un placer intelectual que ha pasado rapidísimo. No se pierdan el análisis psicológico de urgencia que le ha hecho Baily al alcalde de Madrid. Ah el amor, el amor...

Mientras los billetes de banco no críen empollándolos

8 de Octubre de 2008 - 19:37:11 - José Antonio Martínez-Abarca - 5 comentarios

Lo único bueno que tienen las crisis económicas no es que salgas de ellas más "fortalecido" (en todo caso, sales de ellas más mayor y con menos dinero que antes) sino que hacen que el catastrofismo parezca una rama del arte de la prudencia. No me termino de creer que la próvida derrama económica (tan franquista) que acaba de hacer Zapatero sobre los bancos españoles en previsión de que bajo el miedo algún banquero se le pase al PP (tan inimaginable) o, peor, al liberalismo, salga de la máquina de hacer billetes que tenía mi bisabuela María bajo el colchón.

Rodríguez Zapatero, ese vago, en el sentido más difuso del término, cree que la economía es lo que él decide que es la economía, como el diccionario, y tiene sobre los billetes de banco la misma opinión que mi bisabuela, digo: piensa que, empollándolos el suficiente tiempo al calor del cuerpo, crecen y se multiplican, porque para mi bisabuela los billetes de banco no eran una cosa, sino una especie de animal doméstico. Mi bisabuela murió en la firme creencia de que si ponías veinte duros con la cara de Manuel de Falla antes de acostarte e ibas a comprobar si habían descansado a la mañana siguiente te encontrabas la cara de Manuel de Falla repetida, o sea, dos billetes de veinte duros. Con lo que la siguiente mañana, por el mismo procedimiento, serían cuatro y así en adelante. Rodríguez Zapatero piensa con la misma firmeza que mi bisabuela que para que el dinero crezca y pueble el mercado como los conejos basta con desearlo y sobre todo decirlo. Pero insisto en que nunca me terminé de creer toda aquella historia tan como de pensamiento mágico "progre", y sospecho más bien que el dinero sale de algún sitio concreto y por motivos proteicos, además. Sospecho que todo lo que se está gastando Rodríguez Zapatero en "piulas" es dinero que no aparecerá por otra parte.

Por ejemplo, yo me creo que en los próximos años estos huecos van a aparecer donde menos se lo esperan algunos progres, como efectos no deseados y daños colaterales de lo de ahora. Sin ir más lejos, por fin resulta que va a ser verdad aquello con lo que amenazaban catastrofisticamente algunos fachas de que el Estado de Bienestar va a ser literalmente insostenible porque además de que la pirámide productiva seguirá invertida, el Estado no tendrá recursos para seguir manteniendo el teatrillo de los sueños. Pero en esta ocasión el lobo vendrá de verdad. Los efectos de lo que ahora está pasando pueden ser lo nunca visto: por ejemplo, podríamos ver hasta que los funcionarios se quedan sin cobrar y los liberados sindicales sin liberar. ¿Catastrofista? Pues demuéstrenme que los billetes crecen al empollarlos...

Escenas de sofá, o cómo pervertir la democracia

7 de Octubre de 2008 - 11:25:13 - Pablo Molina - 4 comentarios

Lo más insultante del régimen actual en términos intelectuales es el doble juego, ese sobreentendido que impera entre los ciudadanos alimentado por los medios de comunicación, según el cual los debates políticos se sustentan en el parlamento y se deciden por el voto libre y responsable de los representantes de los ciudadanos. Por supuesto no es así.

Aquí las grandes cuestiones se deciden en un sofá entre el presidente del gobierno y el líder del segundo partido. Punto. Al llegar el asunto discutido versallescamente por los dos grandes líderes al parlamento, el portavoz hace una seña con los dedos y todos los diputados de su grupo, como el reflejo de Paulov, apretan el botón correspondiente. Algunos hasta se equivocan.

Los acuerdos sobre empleo y políticas sociales se llevan a cabo con los sindicatos y la patronal, los económicos con los presidentes de los grandes bancos, los territoriales con los líderes nacionalistas, apenas con representación nacional, y los políticos con el jefe del segundo partido. Esta es la democracia orgánica que ideó Franco, no la democracia liberal que nos llevan intentando vender desde la GTE (Gloriosa Transición Española).

Al menos fuera de aquí guardan algo más las formas. De hecho, hay semanas en que el presidente francés, alemán, inglés o italiano no recibe en su palacio oficial al representante del segundo partido, cosa que aquí ocurre con toda normalidad. La mayoría de periodistas e intelectuales aplauden efusivamente este clima de acuerdo constante entre los dos grandes partidos, es decir, entre Rodríguez Zapatero y Rajoy Brey, sin más testigos que el marmolillo de La Moncloa, que encima no concede declaraciones. No sólo eso, el sector progre de la comunicación, exige que la política nacional se conduzca así, pues por lo visto no confían en el criterio individual de los diputados y senadores. Si los acuerdos se producen para intervenir con más fiereza nuestro sistema productivo, entonces el trasero se les hace gatorade. ¡Salvemos nuestro sistema financiero! Es decir, robemos más la riqueza legítima de los ciudadanos para entregarla a quienes no han sabido rentabilizar sus negocios. Esa es la consigna actual, que R. Brey y R. Zapatero van a cumplir a rajatabla a espaldas del populacho, que en el mejor de los casos también aplaude por aquello de no ir contracorriente.

Pues bien, supongamos que yo, Pablo Molina, no estoy de acuerdo en que el gobierno me robe para entregar mi dinero, con el aplauso de la oposición, a unos malos empresarios que, encima, abominan del sistema de libre competencia porque están acostumbrados a hacer negocios a la sombra del poder (recuerden las penúltimas declaraciones de la CEOE, abogando por la estalinización de nuestra economía). ¿Y? ¿A quién reclamo? ¿Quién es mi representante en el parlamento? Ni idea. Voté a una lista cerrada con unas personas que ni siquiera conozco y que cuando llegan a las cortes se limitan a obedecer a su jefe. Que no soy yo, sino el presidente del partido. Su puesto, en realidad, no me lo deben a mí, que les voté, sino al dirigente que incluyó sus nombres en un puesto alto de la lista electoral. ¿Qué intereses van a defender? ¿Los míos o los del jefazo? La respuesta es obvia.

Así pues, las listas cerradas obligan a que exista una férrea disciplina de voto en los parlamentos, pues el diputado no lo es por decisión directa de sus votantes sino por las estructuras del partido que lo ha colocado en un lugar determinado de la lista electoral. Sin embargo, "La Nicolasa" prohibe taxativamente el mandato imperativo, que los partidos vienen vulnerando de forma flagrante desde el 78 hacia acá. ¿Son todas las leyes aprobadas desde entonces inconstitucionales? Algún estudioso habrá que plantee la duda, ya lo verán.

Al menos en Estados Unidos, el representante de Montana tendrá que explicar a los granjeros que le votaron por qué ha aceptado el rescate chavista de Bush a costa del dinero de sus cosechas y arrostrar su responsabilidad en las próximas elecciones. Aquí, los diputados, ni siquiera se creen obligados a dar explicaciones del latrocinio. Otra diferencia, quizás la principal, entre una democracia real y otra aparente.

Un comunista prosoviético que se casa por la Iglesia Católica

6 de Octubre de 2008 - 19:35:00 - José Antonio Martínez-Abarca - 5 comentarios

Voy a llevarle la contraria al obispo de Segovia, monseñor Ángel Rubio Castro, quien recomienda a los que se casan por la iglesia pero no creen o no practican o ninguna de las dos cosas que se casen de otra forma. Monseñor no le da valor alguno a la "estética" de la ceremonia, sino a la ética, o sea, al significado del rito. Pero si fuera por la ética, ¿cuántos matrimonios por la Iglesia se celebrarían, conociendo el percal de los actuales españoles? Voy a ser más malo aún: ¿Cuántas comuniones de masas tendrían lugar si aplicaramos las recomendaciones del obispo segoviano y nadie acercara a su niña a la Iglesia vestida de "barbie novia" o de "nanonovia" o de "vernonovicia", o sea, de aperitivo social de la futura boda de la dicha niña? Me temo que se nos vaciarían los domingos de mayo. Con el consiguiente daño para la industria nacional de la hostelería especializada del "nosotros "habemos" (sic) grandes salones para bodas y comuniones", ahora que Rodríguez Zapatero convida a consumir cuanto más, mejor.

No. Por la Iglesia católica, a mi ver, se debe seguir casando todo el que quiera y pueda. Una boda es ya de por sí un espectáculo bastante hortera como para restringir el derecho de admisión a las bodas por la Iglesia, arrojando a buena parte del público a las espeluznantes zarpas de los concejales del pueblo, el arroz comprado en el chino veinticuatro horas y el encaje acrílico. No digamos ya si se hiciese lo mismo con las comuniones: surgirían tipos con una pinta parecida a la del político Joan Puig o a la del cristobita del cine español José Luis Cuerda exigiendo su opción a celebrar para su niña una comunión laica, o sea, por lo civil, lo cual por cierto ya ha ocurrido. El género del "mondo cursi" está ya lo bastante extendido como para fomentarlo más por la mano de los exquisitos monseñores.

Voy a contar una anécdota real. El próximo noviembre se casa en Murcia, muy ilusionado, ya madurito y por la Iglesia Católica naturalmente, el que en las últimas elecciones generales fue el candidato de Izquierda Unida al Congreso de los Diputados, mi amigo Joaquín Dólera. Esto no por sí solo no dirá nada o casi nada al lector. Dirá bastante más si aclaro que mi amigo Joaquín Dólera es comunista prosoviético de estricta observancia. De los que cuando la invasión de Afganistán por los tanques del ejército rojo dijo en la asamblea del partido, contra los eurocomunistas, que se trataba de una "intervención solidaria" para mejorar las condiciones de vida de los camaradas del pueblo afgano.  Yo no sé, o mejor dicho, sí sé, si el comunista prosoviético Dólera (que jamás se ha arrepentido, que conste: su frase es "el Partido Comunista no desaparece, el Partido Comunista se reafirma") es creyente, practicante y sigue las sutilezas del sacramento católico. Pero me voy a callar porque sólo faltaría que el obispo de Segovia se le echara encima y el zagal no se nos casara por el único rito aceptable. Sólo faltaría. Para un comunista de los de antes que nos queda, buena gente, y lo vamos a expulsar del templo...

Anson reconoce, al fin, los méritos de Felipe González

4 de Octubre de 2008 - 17:55:18 - Pablo Molina - 17 comentarios

Luis María Anson, nacido Ansón, (ahora supongo que pronunciarse "einson") acaba de hacer una glosa del felipismo muy ajustada a la realidad. Para Anson (nacido Ansón), Felipe González Márquez es el político más importante del Siglo XX... menos mal que añadió "El rey aparte", porque algunos estábamos a punto de caernos de la silla.

Pues sí, sí, Felipe González Márquez ha sido el político más brillante del Siglo XX para Anson (nacido Ansón), si bien es cierto, como añade el propio periodista, que cometió "algunos errores". Rumasa, BOE, Roldán, Paesa, Fondos Reservados, el ministro del interior y el secretario de estado de seguridad en la cárcel por ladrones, Filesa, Malesa, Timesport, GAL, comisiones del AVE, de la Expo de Sevilla, etc. son, a botepronto, algunos de los pequeños errores que, como todo gran estadista, el gran Felipe González Márquez también cometió.

Anson (nacido Ansón) denunció al sindicato del crimen (Los dos Herrero, Jiménez Losantos, Pedrojota, García, Albiac, Cela, et al.) porque, a su juicio, siempre ponderado, habían acordado "elevar el listón de la crítica" para hacer que Felipe González Márquez, el gran estadista, abandonara el poder por las malas, ya que por las buenas se les resistía. Esto fue a comienzos de los 90 y aún recuerdo la entrevista, impresionante, que le hizo el inolvidable Antonio Herrero al día siguiente de hacer esas declaraciones a El País, hasta obligarle a retractarse en directo de todo lo que había evacuado el día anterior.

Después de aquél servicio a la democracia, Anson (nacido Ansón), vuelve ahora a poner las cosas en su sitio para que a nadie se le olvide a quien debemos la democracia y la libertad. A Felipe González Márquez. Ni siquiera a Don Juan, que a pesar de haber sido el primer franquista cuando sospechaba que el dictador podía hacerlo rey, y el primer antifranquista a partir de que constató lo contrario, no es merecedor a juicio de Anson (nacido Ansón) del título que ahora le otorga a Felipe González Márquez.

Anson (nacido Ansón), experto en presidir jurados de Miss España, siempre dejando las cosas claras.

Manuel Fraga no es el único superviviente

3 de Octubre de 2008 - 21:13:11 - José Antonio Martínez-Abarca - 0 comentarios

Hollywood, como la Historia, contará lo que no pasó a cargo de alguien que no estuvo allí. Hablo del incidente de Palomares, Almería. El famoso chapuzón de Manuel Fraga con aquel traje de baño de cuello alto que luego heredaría Julián Muñoz, alias "Cachuli". No es cierto lo que dice Manuel Fraga. "Sería lógico que hablaran conmigo ya que soy el único superviviente de aquello". Por lo visto, para Manuel Fraga los fotógrafos de prensa no son "alguien". Y no sólo fotógrafos de prensa. Que yo conozca personalmente, hay al menos dos supervivientes más que Manuel Fraga. Sin duda habrá más.

La historia que me contaron, hace algunos años, es más o menos la siguiente: resplandor y estruendo en un cielo claro en la costa norte de Almería. Un agricultor de Águilas, el último municipio de Murcia al sur, que lo advierte. El agricultor llama a alguien, y éste da el chivatazo a un periódico de Murcia, por ser la capital que le quedaba más cercana. Estamos hablando antes de que se enterara el Estado Mayor norteamericano. Antes que nadie. Se allegan, en un utilitario, unos periodistas a la zona, a husmear una exclusiva de interés social, que era lo único que se podía husmear entonces. Preguntando, llegan hasta un bancal. Fuselaje de un avión. Olor a quemado. Restos de ocupantes calcinados, me dijeron (¿sería su memoria manipulada sin saberlo, que mejora, quiero decir, empeora las cosas?). No saben en ese momento que están pisando tierra con unos zapatos que, días más tarde, hará croar como un sapo al contador "geiger" de radioactividad. Fraga prefirió el agua de una playa cercana, la de Quitapellejos, de nombre poco tranquilizador. ¿Había sólo cuatro bombas, como se dijo, o al menos otra no fue encontrada jamás? Es cierto que no consta que ninguno de los "no supervivientes" de aquello, incluido el embajador norteamericano, murieran años después de manera directa por causas derivadas de las bombas atómicas con plutonio que milagrosamente no explotaron, quizás por no llevar la espoleta montada o por algún mecanismo que aún hoy permanece secreto. Algunas liberaron radioactividad, pero no se supo entonces hasta qué punto. Alguna gente de allí empezó a llevar plutonio en su organismo. Al menos Fraga no acabó como John Wayne y todo el equipo dos décadas más tarde de filmar "Gengis Khan" en un desierto nuclear. Sigue superviviendo. Pero, contra lo que dice, no sólo está él para contar lo que vio. Y lo que se calló. Y lo que no se publicó. Nunca.

Solbes pide tranquilidad y a la gente le entra el pánico.

2 de Octubre de 2008 - 13:06:14 - Pablo Molina - 6 comentarios

"Los ciudadanos pueden estar muy tranquilos y no tener ninguna duda de sus ahorros no corren peligro en ninguna institución financiera española”. Fue decir esto Solbes y colapsarse todas las centralitas de atención al cliente de los bancos y de las asociaciones de consumidores, con llamadas de miles de pequeños ahorradores que, ahora sí, empiezan a temer por su dinero.
Es lo normal cuando echamos un vistazo a las últimas afirmaciones del ministro koala
"No estamos ante una crisis económica"
"Son sólo unas ciertas dificultades financieras que nuestro sistema financiero resolverá sin afectar a la economía".
"Es una ligera desaceleración"
"El crecimiento económico español va a seguir a buen ritmo"
"No es previsible un aumento del paro a corto plazo"
"El Euribor (estaba a 4,70) casi con toda seguridad ha tocado techo".

Ahora dice que la gente puede estar tranquila respecto a la seguridad de sus depósitos bancarios. O sea, que lo más probable es que en cuestión de un mes se derrumbe una docena de bancos y cajas de ahorros, y los depositantes tengan que sacar número en la cola del Fondo de Garantía de Depósitos para recuperar, al menos, una parte.
Sí, ya se que el FGD garantiza veinte mil euros por cliente y entidad, pero eso no significa que te lo vayan a devolver inmediatamente. A día de hoy, cuentan con 6.500 millones de euros para responder del batacazo, así que echen cuentas.
Con Felipe González, Solbes situó nuestra economía a niveles africanos. Con Zapatero quiere pulverizar su propia marca. Está en el camino.

La ministra sabe de qué pie cojea el diputado Ayala

1 de Octubre de 2008 - 18:38:52 - José Antonio Martínez-Abarca - 1 comentario

Por una vez, le voy a dar la razón a la ministra de Fomento, de momento, Magdaleni ("nadie me llama Maleni") Álvarez. Si el señor Andrés Ayala, un diputado del PP natural de Cartagena, que fue abogado de la célebre firma de esa especie de esmalte de uñas que es el "Licor 43", aparte de otras grandes fortunas, y por tanto debe conocer bien por qué cosas se puede llevar a alguien a los tribunales y por qué cosas no, la ha amenazado con llevarla a los tribunales, lo que es menester es que lo haga a la voz de ya. "Pero no bravuconee si luego se arruga", desafía Álvarez. La verdad es que Magdaleni-nadie-me-llama-Maleni, por encima de su insobornable incompetencia, me suscita la simpatía de las antipáticas y su lema en la vida, "antes partía que doblá", comparto plenamente porque también es el de la mía (aunque con otras palabras: "o todo o nada", que va a ser nada, claro). Pero si hay que llevarla a los tribunales, se la lleva. Si hay que ir, se va, aunque sea ir para nada, o sea, tontería.

El diputado Ayala se aprovecha de que los sillones del Congreso de los Diputados lo aguantan todo: no hubiese durado mucho como duelista cuando las cosas se dirimían más mordiendo que ladrando. Le hubiesen recogido todos los guantes, y sin duda su ejecutoria no hubiese sido lo larga y provechosa (no quiero escribir aprovechada) que está siendo. El diputado Ayala, a quien pese a su insobornable engreimiento (tal que su padrino, Federico Trillo-Figueroa: dos cabalgan juntos) le tengo esa ternura que me provocan todas o casi todos los figurantes de mi pasado y ya no le guardo resquemor por nada, recuerdo que me amenazó en su año con más o menos lo mismo que a la ministra Álvarez, sólo que por escrito. "Me reservo las acciones legales pertinentes", respondió a un artículo mío que calificó de "insidioso". Se las debió reservar en algún lugar bastante escondido, porque esas acciones legales nunca llegaron.  Y, por tanto, los tribunales tampoco. Y no llegaron porque Ayala, que no es precisamente tonto ni desavisado, sabe que la ironía, la sutileza, la triple lectura, la administración homeopática de vitriolo o las víboras del jardín del murciano maestro de todas ellas, Jaime Campmany, no "hacen madre" en los tribunales de Justicia, o al menos no hacían hasta que condenaron a Jiménez Losantos en dos veces por cualquier cosa imaginable menos por insultar o vejar a nadie. Ahora no las tengo todas conmigo sobre qué hubiese podido emprender alguien más decidido que el diputado Ayala con aquel artículo mío, ante según qué jueces por el turno de noche cerrada. La jurisprudencia que se va sentando en España desde luego ya va siendo inquietante.

La ministra Álvarez le ha dado en todo el papo a Ayala, dejándolo como un boqueras insustancial si no trata de empapelarla. La ministra, que no es noble pero pretende ser brava, lo ha citado al amanecer con padrinos sin que le tiemble la mano, y un caballero con honor debe darle satisfacción sin poner como excusa que no le ha sonado el despertador. Sin duda no se va a esconder el señor Ayala enfrentado a su responsabilidad, pues no esperamos menos de un parlamentario tan arrojado y bigardo, casi milhombres. Que no le pase como la otra vez conmigo, donde perdió la oportunidad de haberse convertido en un icono progre, echando mano de los tribunales para lo que no le gusta leer u oír. No se nos arrugue, que media oposición del PP depende de usted, letrado. Al banquillo con Magdaleni.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899