Crónicas Murcianas

Agosto 2008


El Adolescente se confiesa

31 de Agosto de 2008 - 16:17:17 - Pablo Molina - 11 comentarios

Recomiendo vivamente la lectura de la entrevista a Zapatero que hoy publica el diario El Mundo. No por la solvencia de sus respuestas, todas ajustadas a su guión habitual, sino porque es una pieza muy interesante para fijar definitivamente la estructura mental, intelectual y moral del personaje.

Un Adán de la Historia. Un adolescente intelectual que ha construido una visión del mundo y de la política con los tópicos más rancios de la izquierda y pretende imponer esas ideas sectarias gracias a la fuerza coercitiva del estado que ahora dirige. En mi opinión, reafirmada tras la lectura de esta última entrevista, estos dos rasgos son los que mejor definen a José Luis Rodríguez Zapatero.

Un Adán porque rechaza todo el acervo cultural que nos ha precedido, porque considera no sólo inútiles sino nocivas las instituciones sociales preservadas por siglos de historia en común que nos han permitido ser libres, porque se considera llamado a transformar radicalmente toda convención social que no encaja en sus pobre parámetros mentales y porque para la instauración de su "nuevo orden" no duda en falsificar hasta lo obsceno la realidad histórica de una nación multisecular.

Es interesante comprobar también en la entrevista los rasgos típicos del pensamiento adolescente. Zapatero miente en todas y cada una de sus respuestas, pero lo hace de la típica forma en que lo hacen los jóvenes de quince años cuando sus padres les pillan fumando un porro, pongamos por caso. No hay sentido de culpabilidad ni, por tanto, capacidad de redención a través de un firme propósito de enmienda. Al contrario, Zapatero, como los quinceañeros, no reconoce sus errores sino que blasona de ellos como grandes conquistas. Si alguien le hace ver que ha cometido una canallada protestará por la intolerancia de quienes quieren someterlo a unas reglas morales que rechaza de plano, pues para él, como para los niños malcriados, la única ética es la que le permite conseguir sus objetivos manteniéndole al margen de la crítica exterior. "Yo no fumo porros y, además, aunque fume algún porro, eso no es nada malo, lo que pasa es que vosotros, papá y mamá, sois unos fascistas que pretendeis imponerme unas ideas caducas que no van con los tiempos".

Es impresionante la forma de pensar y de conducirse de Zapatero. Pero lo es aún más que con esos parámetros intelectuales y morales haya encandilado a tantos votantes hasta el punto de revalidar una victoria electoral.

"Nuestro embajador" en la convención demócrata

27 de Agosto de 2008 - 11:59:34 - Pablo Molina - 10 comentarios

Jorge Moragas está haciéndose las américas, en concreto la parte del norte, asistiendo como invitado a la convención demócrata. El tío está chocho, claro, como lo estaríamos usted y yo si nos invitaran a un viajecito como ese a gastos pagados.
Pero no es sólo eso, al hombre se le ve entusiasmado con el aluvión de ideas que los demócratas están proporcionando a los políticos europeos presentes en la cita.
Sostiene Moragas en su blog:

"Hoy hemos comenzado la jornada temprano con una charla de Clinton el Grande(sic).El ex presidente sigue siendo un crack de la comunicación política. Sin papeles, sin telepronter, combinando mensajes serios con chistes habilmente deslizados, el ex Presidente de los EEUU ha vuelto a marcar la diferencia con sus compañeros de panel: Ricardo Lagos, Joscka Fisher, Alejandro Toledo, etc...Clinton nos ha dicho que los grandes ejes de la política global son: 1 la desigualdad, 2.la inseguridad, y 3. El calentamiento global. (...) Bastante de acuerdo (sic) aunque la libertad y el respeto a los derechos humanos no pasan por un momento especialmente saludable."

La desigualdad, Moragas, es un atributo del ser humano, la inseguridad es esa situación a la que "Clinton el Grande" contribuyó notablemente durante su mandato y el calentamiento global es una chorrada liberticida patrocinada por la izquierda con la que usted y sus amigotes están, lógicamente, absolutamente de acuerdo. Pero sigamos.

"Una de las características de esta campaña es que tanto él (Mc Cain) como Obama han tenido siempre sus seguidores más en el caprichoso caladero de los independientes que entre las bases del partido".

Estopendo Moragas, esto confirma la tesis arriolana, nunca rebatida, de que las elecciones se ganan en el centro. O sea, que los peperos vais a volver de la fiestaka demócrata más convencidos todavía de que estais en el buen camino. Que El Gran Arquitecto os conserve la vista. Terminamos con un par de notas estéticas:

"Según la última encuesta de Pew, un 48% de los votantes declara que ya ha escuchado demasiado sobre Obama mientras que ese cualitativo del artazgo (sic, sic, sic y resic) en el caso de McCain asciende sólo al 25 %."

"Entonces, el líder demócrata me ha sonreido y con efusiva efusión (sic) me ha comentado: "Qué bien que hayas venido. Por favor, dale un saludo a Zapatero de mi parte."

Pues esto es lo que hay, amigos, un nivelazo de mil pares trufado de sólidas convicciones liberal-conservadoras, como corresponde a un partido de centro derecha. Les dejo a ustedes que comenten el texto, yo voy a ver si me repongo del shock.

Volar con miedo

24 de Agosto de 2008 - 22:09:28 - Pablo Molina - 8 comentarios

A mí me da un poco de respeto volar, para qué les voy a engañar, aunque hace años que ya no necesito recurrir al 2+1 (2 Johnny Walker y 1 lexatin). Hay veces que en el avión todavía lo paso francamente mal, por ejemplo cuando hay turbulencias. La última vez que volé lo hice con Spanair, en un MD-82 exactamente igual (¿Sería el mismo? Quién sabe) que el de la catástrofe de Barajas. Fue un vuelo agradable y las turbulencias al pasar por una tormenta casi ni se notaron, tal vez porque el MD es un monstruo de aeronave, o al menos eso me parece a mí.
Cuando me enteré de la noticia, no sé por qué lo primero que pensé fue en esos segundos previos al choque, cuando éste se sabe inevitable y el comandante ve que no puede hacer nada. Segundos terribles para el piloto, del que dependen la vida de casi doscientas personas, y sabe que nada de lo que haga va a poder evitar el desastre.
¿Qué puede pasarle a alguien por la mente en un momento así? O por la de un pasajero cuando el avión cae a plomo y llevas a tus dos hijos pequeños sentados contigo sabiendo que vas a morir, sí, pero lo angustioso es que sabes que tus hijos y tu esposa también.
 En cuanto a los afectados, creo que no es de recibo que días después del siniestro aún no sepan por qué causa se estrelló el avión. Es más, sospecho que hay personas que sí saben lo que ocurrió y esperan a que las aguas se calmen. Si fue un problema de incuria profesional por falta de personal de reparaciones o de medios materiales aquí está pringado todo el mundo, especialmente la compañía aérea y los organismos supervisores oficiales.
Lamentablemente es el sino de la España de Zapatero desde que llegó al poder: Gente en la calle gritando ¡Queremos saber!

El futuro de Murcia, si lo hay, pasa por el ladrillo

19 de Agosto de 2008 - 20:01:15 - José Antonio Martínez-Abarca - 4 comentarios

Estoy aguardando tan tranquilamente este verano a que el socialcomunismo nos diga qué otro modelo que no sea el del ladrillo proponen ellos para que la Región de Murcia, no ya se desarrolle, sino simplemente sobreviva, y hasta de vez en cuando coma. Estoy esperando, sí. ¿Debo sentarme?

Porque todos saben decir que la culpa de todo es haber apostado por un modelo insostenible. Bien, yo también pienso que era insostenible, porque es imposible que todos se dediquen a lo mismo, como venía ocurriendo, y la demanda deba crecer al mismo ritmo. El problema, y gordo, viene de que todos los modelos propuestos como "sostenibles" para la Región son hambre para hoy y muerte por inanición para mañana. Podríamos cifrar en tres los grandes modelos sostenibles que han venido proponiendo los socialistas, los comunistas o simplemente los indolentes mentales y los desoficiados (los "punks", que diría el inspector Harry Callahan en "Dirty Harry"-cita cortesía de mi conbloguero Pablo Molina-). Uno es un modelo ya fracasado y en avanzado trance de desaparición. Otro no existe si antes no existe el ladrillo y otro, finalmente, es inviable. Hay un cuarto, sí, pero ningún político de los de la casta cerrada y bloqueada de ahora lo mentaría siquiera, por si le quita algún voto o por si Enric Sopena lo saca en alguna foto junto a Rajoy en su periódico progre, como me ocurrió a mí el otro día, y entonces son las madres mías.

El modelo fracasado es por supuesto el agrario. El tercer mundo, en igualdad de condiciones arancelarias, es imbatible, en calidad y cantidad. Llegará un día en que los campesinos franceses tendrán que dedicarse mejor a poner bombas en los mcDonalds para protestar contra la globalización que elimina sus privilegios. Aquí no es diferente. Todavía leo a algún pazguato hablar completamente en serio de la pérdida de  "la huerta de Europa" en favor del ladrillo, como si aún estuviéramos en los años cincuenta y lo único que se trajera a los colmados desde el áfrica tropical fuera el cola-cao.

El modelo que no es modelo es el del sector terciario, de servicios. No hay servicios que valgan si antes no hay ladrillo, y no sólo ladrillo, sino campos de golf. Creo que con eso se terminó la discusión.

¿El modelo industrial? No parece que las grandes industrias estén locas por localizarse de su actual deslocalización y volver a producir en el reino de la baja productividad, la cintura de uralita del mercado laboral y el gangsterismo sindicata, apoyado de manera entusiasta por el Gobierno, el de Zapatero y antes el de Aznar. Olvídense de que las grandes industrias se nos localicen de nuevo donde podamos verlas.

Vamos a nombrar la bicha: podría haber un modelo energético. Que pasa sí o sí por las centrales nucleares. ¿Energía solar? Puede que con ella nos duchemos caliente y así nos sintamos ecosostenibles, pero parece más difícil vivir de ella. Las otras alternativas ni las menciono, porque soy de risa fácil. Los políticos de todos los partidos sólo se atreverán, porque somos así de diferentes, a cambiar la hipotética peligrosidad nuclear por la certísima peligrosidad del petróleo, la electricidad y el gas. Siempre les quedará el recurso de fomentar empresas extremadamente contaminantes o incluso explosivas a gran escala, y no es una metáfora, como las que están poniendo en Escombreras. Al final, volvemos al tercer mundo más contaminante cuando el tercer mundo ya empieza a dejar de estar en eso.

Así, el único modelo serio para la Región es precisamente el insostenible, el ladrillo. La región de Murcia será turística por completo o no será. De momento no parece que vaya a ser. Nos hemos quedado, espero que temporalmente, sin modelo de desarrollo. Y con los huertos solares no comemos pollo los domingos.

Jesus Neira

18 de Agosto de 2008 - 11:57:45 - Pablo Molina - 4 comentarios

El profesor Neira, que sigue en coma y en estado crítico tras intentan defender a una señora de su noviete politoxicómano, estuvo en Murcia hace unos años dictando una magnífica conferencia. Le trajimos la primigenia célula liberal Murciana (el profesor Jerónimo Molina y un servidor de ustedes), para un ciclo de conferencias sobre las ideas políticas del Siglo XX, en el que también participaron el catedrático emérito de la Complutense Dalmacio Negro y otros ilustres ponentes

Jesús Neira es, tal vez, uno de los referentes del realismo político español, tan fructífero desde los años cuarenta del siglo pasado. Sus últimos ensayos, publicados principalmente en Razón Española, han constituido unas muy interesantes aportaciones científicas sobre las formas del Estado y, especialmente, sobre el problema de la representatividad (la falta de representatividad en realidad) de nuestro sistema democrático.

Aunque su modestia le ha impedido siempre hacer uso de sus relaciones, es conocido que su opinión ha tenido una gran influencia en los líderes políticos de la derecha española desde la transición. Su hombría de bien, suficientemente destacada en algunos medios de comunicación, y probada en última instancia con el suceso que le ha llevado al hospital, quedó patente en algunas situaciones muy concretas.

Cierta vez asistía en Madrid junto a otros profesores y teóricos del derecho público a una cena promovida por un famosísimo líder del nacionalismo “moderado” catalán. En un momento de la sobremesa, alguien (no diré quien, porque yo no estaba allí y hablo por referencias, aunque de absolutísima confianza) hizo un comentario de pésimo gusto sobre los que movían el árbol en las vascongadas y quienes recogían las nueces en otras regiones. Jesús Neira fue el único que se levantó de la mesa y abandonó la sala en respuesta al exabrupto. Jamás volvió a participar en ese cenáculo.

Cuento esto porque leo en internet comentarios absurdos y totalmente desinformados, que pintan al profesor Neira como un pusilánime “feministo” o un progre al que el tiro le ha salido esta vez por la culata. Nada más lejos de la realidad. Es un hombre decente, un intelectual brillante de ideas conservadoras y llamarle “progre” es un insulto que debería evitarse. Sólo faltaba...

 

 

Los faraones son aceptados en el club del progresismo

13 de Agosto de 2008 - 20:30:44 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

Los trasvases hídricos eran "faraónicos", en definición del actual poder central en España. Más concretamente: eran realizaciones (o proyectos, en el caso del Gobierno Aznar) desfasados, nada sostenibles, faraónicos  y, cómo no, qué boda sin la tía Juana, franquistas. Lo faraónico era un invento, otro, del franquismo, porque para los progresistas el franquismo explica todo lo que ha ocurrido en el universo desde hace miles de años y todo lo que va a ocurrir en otros tantos. El franquismo siempre ha estado ahí, igual que Maruja Torres mantenía hace años, durante una muy tensa cena con servidor, que el columnista Jaime Campmany, por entonces infamado por "El País" a cuenta del "caso Liaño", había fusilado rojos en la Guerra, a pesar de que por entonces apenas podía sostener la cuchara de sus papillas, porque los franquistas para ella no tenían ni principio ni final, así que las fechas biográficas y los hechos históricos no sirven con ellos, porque son así de malos.  Al final de la cena yo también había fusilado rojos en la guerra, con sus correspondientes mujeres y niños. ¡El franquismo, esa ameba espaciotemporal que todo lo comprende porque todo lo engulle!
 

Llevar agua desde un sitio donde hay a otro donde no hay era "faraónico", propio de dictaduras donde emplean a los represaliados como argamasa para autopistas.  Pero ha sido poner a buen recaudo los votos que el PSOE puede obtener y obtiene de los nacionalismos radicales y que los faraones puedan ya entrar con la "efe" mayúscula en el "hall of fame" progresista, con todos los honores. El PSOE habla ahora sin lavarse la boca con lejía de trasvasar agua (o sea, no "aportes puntuales de agua", sino auténticamente trasvasar) entre el tramo del Tajo que pasa por Extremadura y la cuenca mediterránea, porque han llegado a la conclusión de la que partieron hace muchos años: las desaladoras no sirven.
 

Si no querías agua, toma dos faraones. El PSOE dice que va a recorrer toda España en horizontal con una raya de cemento (no sabemos si con represaliados dentro) porque ahora el antiguo egipto ha salido de la influencia perniciosa del franquismo. No se le va a hacer ascos a Amenofis IV o a Tutankhamon si se hacen manitas con Hugo Chávez. ¡Si hasta Zapatero se quiere eternizar, con niñas y todo, en la mastaba de Moncloa, acompañado de los sumos sacerdotes del culto al doctor Montes! 

¿No han encontrado un sitio más horrendo para los juegos olímpicos?

7 de Agosto de 2008 - 18:47:08 - José Antonio Martínez-Abarca - 15 comentarios

Beijing, antes Pekín, es un lugar ciertamente extraño para celebrar unos juegos olímpicos. El cielo es siempre de un color más amarillo que el agua del famoso río que lleva ese nombre. El cielo de Beijing es color vieja carta de la abuela, en definición que me imagino que hubiese agradado a don José Plá, siempre en busca de este tipo de comparaciones. Cuando el viento llega del interior, de Manchuria o de Mongolia o de por allí, deposita una especie de polvillo del desierto sobre la plasta de contaminación, con lo cual el aire se vuelve espeso, bechamel, pelo de camello, el equivalente chinesco al ya extinto "puré de guisantes" londinense, que era provocado por el fuego de turba, ese carbón fresco y húmedo que tanto hizo por ocultar a los destripadores y los estranguladores en las calles de la inglaterra victoriana.

La capital del Celeste Imperio no es nada celeste, sino más bien un poblachón horrible lleno de taxistas bruscos y sin modales (no tener modales son los modales pekineses), cinturones y circunvalaciones, avenidas que cruzan media asia y la inexpugnable voluntad china de cargarse cualquier arqueología que moleste el paso del asfalto. Han ido a celebrar los juegos olímpicos en un agujero inmundo que como digo en nada recuerda al Olimpo ni al Empíreo, sino a una especie de mazmorra para oficinistas a las órdenes de una gerontocracia que de vez en cuando lava con sangre la plaza de Tiananmen, que es una especie de macroaparcamiento del "Carrefour" con gran foto de Mao pintada reventona como aquellas postales de los años cincuenta de Sarita Montiel.

Por todos lados hay policías con ese tipo de gorra que yo sólo he visto en los países comunistas, y que anuncia peligro: altas como la proa de un paquebote, a veces más altas que el propio policía, y llenas de chatarrería dorada, para que se vea bien que todos esos policías son una especie de almirantes del terror que no están ahí precisamente para cruzar ancianitas de acera. Cuando atarcede en Beijing, el cielo se pone de ese exacto tono verdoso que tenía la dentadura podrida de Mao, cuyas concubinas se quejaban de que no se los lavaba jamás, junto con otras partes aún más comprometidas. ¿En qué lugar de ensueño celebrarán los juegos la próxima vez? ¿En la sana atmósfera de Teherán, oreada y cristalina para no perderse a distancia la visión de los ahorcados en grúas? Lo de la candidatura de Madrid peligra. A no ser que el presidente Zapatero se la regale enterita a la alianza de civilizaciones.

Murcia en el Capitolio... y Zapatero en Doñana

6 de Agosto de 2008 - 12:26:04 - Pablo Molina - 6 comentarios

Tenemos unos anunciantes de altísimo nivel, por otra parte como corresponde a una publicación de prestigio como este blog.

El último reconocimiento a la labor del sistema de emergencias en la región de Murcia es su invitación a participar como ponentes en la próxima reunión norteamericana sobre seguridad, a celebrar en el Congreso de los EE.UU.

A Zapatero y Moratinos, en cambio, no es que no los inviten por allí, es que tienen fichado su adn para impedirles el acceso si algún día se les ocurre acercarse por la zona.

Esta es, me parece a mí, la cifra del nivel político actual en España. Dirigentes regionales del PP en el Capitolio impartiendo clases magistrales de seguridad ciudadana... y Zapatero correteando detrás de las garcillas en Doñana, acompañado de su suegra.  Cada uno en su lugar.

Pepe "el sonrisas" debe convocar elecciones ya

1 de Agosto de 2008 - 19:45:12 - José Antonio Martínez-Abarca - 7 comentarios

Debe ser por la cosa de reescribir la historia al gusto regresista o progrérado, pero me parece inaudito que, en los programas de la tele de ésos de a ver quién es más sabihondo (aunque sabihondos ya no quedan tras tres décadas de "Logse", dejémoslos en unos pocos medianamente preescolarizados),  que todos los niños de más de cuarenta años, que mienten sobre lo que sí recuerdan, y todos los niños de menos de quince, que mienten más aún sobre lo que jamás han podido ver, muestren su nostalgia "dirigida" por aquellas marionetas de felpa que salían en "Barrio Sésamo" y se olviden siempre de la misma marioneta. Por qué será.
 

Como diría Vito Corleone en "El Padrino", desde que nos gobiernan estos tipos de ahora me he vuelto muy supersticioso, y ya no creo en las casualidades. Se habla ahora siempre de la "gallina Caponata", que siempre me pregunté si lo de vestirse de gallina tenía algo que ver con las veces en que la que iba dentro del disfraz, Emma Cohen, se desnudaba por exigencias del Partido Comunista en las pelis de la transición, de la rana Gustavo, del "profesor Siesta", de Triki, más conocido por "el monstruo de las galletas", de "Supercoco", de la "jaca Paca", de "Epi" y de "Blas", del "conde Draco", en fin, sobre todos se aplica la mitomanía hacia una época oscura, si bien no tan oscura como la de ahora. Pero falta siempre uno y siempre el mismo. Nadie se acuerda de Pepe "el sonrisas", que era una especie de pisaverde longilíneo y con cara petrefacta que parecía estar de tómbola perpetua, aplicando el optimismo antropológico a sus ventas de burras cojas al público que quería oírle, y que decía aquello de "¡al rico helado de piña para el niño y la niña!".
 

El tal Pepe "el sonrisas" era ridiculizado sin piedad por los guionistas de la serie (quiero decir, los guionistas norteamericanos, los únicos serios), y simbolizaba al tonto peligroso o al buenista desastroso o al malvado disfrazado, pues todo es la misma cosa, que va siempre a piñón fijo, alienado del mundo y la realidad, en procura de sus particulares intereses de bajo vuelo. Pepe "el sonrisas". ¿No les recuerda vivamente, incluso en el físico de teleñeco, a alguien que también se llama Pepe, o José Luis, y no se sonríe menos y tan sin venir a cuento? ¿No les parece sospechoso que haya quedado laminado de la memoria colectiva un títere que hacía tanto reír a los niños y que ahora debe ser políticamente incorrecto mentarlo! ¿Que cuál habría sido la receta de Pepe "el sonrisas", el antiguo, para salir de la crisis? Pues exactamente la misma de su homólogo u homónimo, del peluche de resorte que nadie sabe muy bien por qué se ha escapado del horario juvenil y anda presidiendo la que decían que era octava potencia económica del mundo.


El monigote Pepe, cualquiera de los dos, cuya sonrisa recuerdo que al parlar interminablemente de chorradas le partía la cabeza por la mitad y se daba calabazadas con el culo, manifiestamente no va a sacar al país del agujero porque lleva el discurso no retornable, grabado en uno de esos discos que llevaban las muñecas de antes en la barriga, así que cuanto antes se acabe el horario juvenil y empiece la programación para mayores, convocando nuevas elecciones a pocos meses de celebradas las anteriores, será menos peor para todos. ¿Qué que piensa la "dinastía sonrisas" de las medidas de choque contra la crisis? ¿Qué va a ser? ¡Al rico helado de piña para el niño y la niña!


 O lo que es lo mismo: "¡A trabajar y a consumir!"
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899