Crónicas Murcianas

Julio 2008


Sentencias didácticas

31 de Julio de 2008 - 10:52:15 - Pablo Molina - 10 comentarios

Creo que existe unanimidad (una "gran unanimidad" que diría el presidente Murciano) en que Federico Jiménez Losantos es, hoy por hoy, la persona más insultada de España.
Un juez expresó públicamente su deseo de que los terroristas que atentaron contra él hubieran apuntado unos centímetros más arriba, al corazón para ser más exactos.
La TV3 programó un ¿documental? en el que un ex-terrorista catalán justificaba el atentado contra FJL.
El director de la Cadena SER le incluyó hace poco en un selecto grupo al que dedicó los más feroces epítetos, la mayoría de ellos de connotaciones sexuales.
En los editoriales del periódico El País se le han propinado los más diversos insultos, los últimos en el reciente número en que celebraban la sentencia que le condena por "menoscabar el honor de la familia Zarzalejos". Es el mismo periódico que se refirió a la mujer de Gómez de Liaño como "su barragana" y el mismo también en el que escribe una simpática columnista que llamó a los votantes del PP "hijos de puta".
En los mítines del PSOE durante el tardofelipismo, González y Guerra levantaban aullidos de satisfacción cuando se referían a FJL en los términos más denigrantes.
Actualmente existen pocos columnistas y opinadores de izquierdas que no hayan vejado a FJL en alguno de sus artículos o intervenciones públicas.
Pues bien, el que tiene que indemnizar a los demás es precisamente el que lleva soportando en su breve, pero sólida, espalda semejante catarata de injurias desde hace más de una década.
En efecto, como dice Bermejo, la sentencia es didáctica. Es una sentencia que distingue a quienes pueden insultar impunemente ("los buenos"; la izquierda) de los que tienen que soportar estoicamente las vejaciones sin ejercer la más mínima réplica ("los malos", la derecha). En la próxima reunión de LD voy a proponer abrir una suscripción pública para tener un fondo de reserva con que pagar las indemnizaciones que seguramente nos van a imponer los juzgados a partir de ahora (no se asusten, es broma). Porque ni FJL ni quienes hacemos LD estamos dispuestos a cercenar ni una milésima de milímetro la libertad de expresión a que tenemos derecho, no porque nos la conceda ZP ni la constitución, sino porque es un atributo del ser humano decente. De eso puede estar todo el mundo seguro.

El compañero ministro Sebastián y los bares de Moscú

30 de Julio de 2008 - 17:43:11 - José Antonio Martínez-Abarca - 9 comentarios

Es muy famosa en mi pueblo la anécdota del fallecido pintor Párraga, quien, junto a otros culturetas de entonces, visitó el Moscú soviético más o menos hacia las fechas en que Felipe González y Alfonso Guerra firmaron en San Petersburgo-Leningrado, frente a los cañones del "Aurora", a la intemperie congelada y con gorros de trampero encasquetados, aquel papelito comprometiéndose a no meter o a sacar a España de la OTAN cuando ganara las elecciones el partido socialista. En los últimos años setenta y primeros ochenta estaba muy de moda entre la progresía y la cultureta irse a Moscú a dejar constancia del "no alineamiento", que en realidad era una manifestación de simpatía hacia el telón de acero. Bueno, pues paseaba por Moscú el pintor surrealista (o lo que fuera esa su pintura, que debo decir que a mí siempre me ha parecido un dolor de cabeza) junto con otros culturetas adscritos al emergente socialismo institucional español, pasando más frío que los soldados de Napoleón y sin ningún sitio abierto en el que pudieran refugiarse. Y Párraga dijo la frase para el mármol, que liquidaba y resumía setenta años de impostura intelectual de occidente con los soviéticos:


- "pero, compañeros, ¿cómo coño vamos a ser nosotros comunistas, si aquí no hay bares?".


Imposible. Si no hay bares, al comunismo que le fueran dando por donde está de moda ahora dar a la gente. Me he recordado de esta anécdota soviética al oír a la autoridad competente del Gobierno de Rodríguez Zapatero decir, con indisimulado desprecio, que la economía española debe tender hacia un modelo que no sea "el del ladrillo" ("el modelo económico del ladrillo se ha acabado", Felipe González, Cartagena 2008), y que por culpa de fiarlo todo al ladrillo nos vemos ahora como nos vemos. Entonces, si eso es verdad, habrá que tirar hacia otros "modelos" más exquisitos, más del gusto de la nueva sensibilidad y menos "alineados". Puesto que el modelo del ladrillo es el clásico modelo turístico, que son la misma cosa, España debe dejar de ser la segunda potencia turística del mundo y buscar una cosa digamos más sostenible. ¿Qué hacer? ¿Volver a la economía de subsistencia repoblando la españa interior con jipis rebotados de toda Europa? ¿Obligar a los trabajadores a cobrar, y sobre todo a malvivir, como los del tercer mundo para que las grandes empresas puedan abaratar costes en España? Aquí no hay recursos. Ni carbón, ni grandes vetas de mineral productivo, ni madera, ni petróleo, ni gas, ni de nada. Por no haber, no hay ni energía. ¿Cuál es el modelo económico que propone el Partido Socialista para España, fuera de los planes quinquenales y las ciento un medidas de los sebastianes?


Porque aquí es muy fácil meterse a comunista de salón, diciendo que vamos a vivir en España de las energías alternativas, de parar cuando cruzan las ancianitas y de andar más en bicicleta, pero... ¿vamos a comer si no hay ladrillo y si no hay ladrillo se para el turismo y si se para el turismo, la única riqueza española, resulta que volvemos a la España de la autarquía y la cartilla? ¿Cómo coño vamos a ser comunistas, compañero ministro Sebastián, si aquí no hay bares?

Preparémonos para el Septiembre Negro

28 de Julio de 2008 - 12:03:52 - Pablo Molina - 20 comentarios

Los primeros datos sobre los efectos de la "no-crisis" son sólo la milésima parte de lo que va a sufrir la economía española en cuanto la ciudadanía vuelva de vacaciones. Hablen ustedes con cualquier pequeño o mediano empresario y sabrán qué es lo que nos espera en septiembre.

Estamos ahora en la fase de la marejadilla revoltosa que precede al tsunami, olas de cincuenta metros que todavía no vemos en el horizonte, pero que están ahí y, lo peor, vienen hacia nosotros con toda su furia.

Me cuentan todos los pequeños emprendedores con los que he hablado estos días (empresas de no más de cien o ciento cincuenta trabajadores), que les han dicho al 80% de sus empleados que llamen por telefono el día 31 de agosto y ya les dirán si tienen que venir a trabajar el día siguiente o a recoger la liquidación y los papeles para el paro. Les juro que es así.

El batacazo del próximo septiembre español, seguramente va a pasar a la historia de la economía como el más catastrófico de los conocidos.

Tenemos además la mala suerte de que nuestro ciclo es asincrónico con Alemania o Francia, de tal forma que hace unos años nosotros íbamos montados en un cohete mientras las otras dos naciones tenían graves problemas, y ahora que nosotros nos encaminamos hacia el precipicio, precisamente es cuando la recuperación económica francesa y alemana está confirmándose.

Eso significa que vamos a ser una rareza europea y que, por tanto, la UE no va reformar su legislación ni sus medidas económicas para ayudar a un sólo país que además pinta bastante poco.

O sea, que de tanto progresar estamos justito al borde del Cañón del Colorado. En estas situaciones, decía Chesterton que no era conveniente "progresar más", pero Zapatero vemos que está dispuesto a protagonizar "el gran salto adelante".

Dice mi compadre Abarca que hemos de ver este otoño los contenedores ardiendo por las calles españolas. Lo dudo mucho. El votante de izquierda es tan pintoresco que prefiere hundirse siempre que sea "con los míos". Además, Zapatero está dispuesto a sacar el dinero que haga falta del bolsillo de los productivos para entregarlo a las manos muertas que le votan (a esto se le llama "gasto social") y taparles la boca.

En otras palabras, tenemos la puta suerte de que el desastre económico de ZP lo vamos a sufrir, precisamente, los que no le hemos votado ni le vamos a votar jamás: profesionales liberales, pequeños empresarios, trabajadores de la empresa privada que nunca hemos entrado en una oficina del INEM (por principios) y medios de comunicación de derechas.

Los artistas, la prensa amiga, las televisiones de los brujos visitadores, los funcionarios, los perceptores del PER, los profesores universitarios, las ONG's ("voy a seguir dando dinero a espuertas, sea cual sea la situación económica", ZP dixit), los estudiantes radicales, los políticos nacionalistas y no nacionalistas y demás clases ociosas, que son quienes le votan, van a ver la crisis desde la barrera.

Sí, la gente decente, industriosa y productiva tiene mala suerte cuando manda la izquierda. Preo resistiremos, faltaría más.

Bajo un cenador en Moncloa estaban Zapatero, Solbes y Sebastián

25 de Julio de 2008 - 12:53:52 - José Antonio Martínez-Abarca - 2 comentarios

El presidente Rodríguez Zapatero ha hecho sus cálculos sobre la crisis. Esta escena, según nos ha contado un mirlo, sucedía antes de ayer, en los jardines de Moncloa, bajo un cenador que se ha hecho instalar el hombre que tiene todas las tardes libres para recibir a sus amiguetes y a sus "brujos visitadores". Eran tres: dos ministros, Solbes, de Economía, y Miguel ¿qué? Sebastián, de Industria, y el propio presidente.

-Presidente, ya te dije que no funcionaría lo de aparecer en televisión para dormir a la gente, diciendo que sólo debían escuchar tu voz. ¿Cómo se te ocurrió que a los parados podrías convencerlos de que no los habían echado del trabajo sólo asegurándoles eso de  "se sienten muy, muy relajados, sus miembros les pesan, les pesan enormemente, y no, no hay ninguna crisis, repita lo que dice mi voz, no siente usted ningunas ganas de ganar dinero porque las ansias infinitas de paz alimentan lo suficiente"? -le recrimina, algo irritado, Solbes a Zapatero-

-Pues yo me he desayunado esta mañana con un par de supuestos para aplicar la eutanasia libre en el futuro y ya no tengo hambre intelectual para todo el día... -dice Sebastián, siempre dispuesto a salvarle la cara a su jefe y a hacerle la pelota-.

-Zapatero, removiéndose incómodo: Bueno, dejáos ya de trabajar. ¿Hemos venido aquí a intoxicar, o no? Pues entonces dejaos de coñas. Mi estrategia de negar lo evidente era buena. Pero los capullos de nuestra televisión, que son todas, cortaron para los anuncios justo cuando mis ojos estaban a punto de convencer a las clases productivas, que son por definición las que no nos votan ni lo harán,  de que la crisis dará más felicidad al conjunto del pluralismo, porque "la felicidad consiste en limitarse" y no tener para pan ese día, como dijo el conejito Tambor...

-Ejem, Goethe -susurra Solbes-.

-¿Qué? 

-Que lo de la felicidad a través de la renuncia no lo dijo ningún conejito colega de Bambi, sino el pensador alemán Goethe.

-Pero, ¿no les habíamos ganado la eurocopa?  ¿Qué hacen los alemanes opinando encima?  Bueno, pues aunque lo digan los alemanes eso de conformarse está muy bien traído, porque nos conviene. Ya tengo la consigna, escuchad.

-Ando duro de un oído, un ojo no lo tengo muy bien, y además no tengo ganas de nada, pero como te empeñaste en que siguiera cobrando de ministro cuando lo que yo quería era irme a mi pueblo a comer paellas de un grano con conejo y caracoles... -se queja Solbes-

-Ya veo que contigo no puedo contar para nada, siempre estás cansado. Menos mal que siempre me queda Miguel. La consigna, como os decía: la economía capitalista es insostenible, y, valiéndonos de los aspectos positivos de este crisis, debemos ir hacia una pobreza de dimensión humana. Repítelo por ahí las suficientes veces. ¿Véis que pronto acabo yo con las crisis?

-Presidente, eres un tío. ¡Qué idea, la de convencer a la gente que con los buenos sentimientos sí se come!

-Tengo mis momentos. Y ahora, esperad que llamó a mis cincuenta pinches del personal de cocina de Palacio a que nos preparen algo ligero, que no quiero que os vayáis así... 

¿Prevaricó? No. Fue PRISA quien "bacigalupó"

24 de Julio de 2008 - 18:39:15 - Pablo Molina - 8 comentarios

La ingeniería judicial de los analistas del grupo PRISA no deja de sorprendernos por su entusiasmo digno de mejor causa.

Con el caso SOGECABLE,  que el imperio logró convertir en el Caso Liaño, los prisaicos no están dispuestos a bajarse del burro, ni aunque el tribunal de derechos humanos de Estrasburgo les ponga pegados a la nariz cincuenta folios en los que demuestra que el ex-juez Javier Gómez de Liaño fue "bacigalupeado".

- Bacigalupeado:  Participio del verbo "bacigalupear". Dícese de las maniobras extrajudiciales destinadas a convertir al juez que entiende de un caso en el autor del delito. Vid. Caso Liaño.

A Javier Gomez de Liaño le conocí en el entierro de Jaime Campmany. Estuvimos charlando un buen rato, mientras a nuestro alrededor paseaban otros asistentes al sepelio como Martín Villa, consejero de PRISA y el grupo correo en pleno, además de otras curiosas personalidades que dieron al entierro una nota surrealista que hubiera encantado a D. Jaime. Puedo decir que hay pocas personas con la capacidad de sufrimiento, la bonhomía y la educación del Juez Liaño. Esto ocurrió en junio de 2005, cuando ya había sido apartado de la carrera judicial y renunciado a ingresar de nuevo tras el indulto de tapadillo promovido por Aznar.

Para alguien como él, que a pesar de todo sigue creyendo en la justicia, la sentencia de Estrasburgo le habrá proporcionado una apacible satisfacción, al contrario que a los jefes de PRISA, que están que se suben por las paredes.

Si en España aún hay democracia y funciona el estado de derecho, Liaño merece una disculpa pública y que se le repare moralmente por el daño causado. No ocurrirá nada de eso.

Al contrario. A PRISA no le basta con haber hundido a un ser humano decente. Si pudieran borrarían de la memoria colectiva que un día hubo un juez con los cojones suficientes como para tratar a los dueños del Imperio como a cualquier otro ciudadano. El ejemplo podría cundir y eso no es algo que estén dispuestos a asumir los referentes morales e intelectuales del progresismo.

"No hay cojones en España a procesarnos a Janli y a mí".

Pues los hubo, los hubo.

Señor Gómez de Liaño, en nombre de las personas decentes que aún quedamos en esta pobre nación, simplemente gracias.

Sobre un inquietante baño tras el "Tsunami"

23 de Julio de 2008 - 17:13:23 - José Antonio Martínez-Abarca - 0 comentarios

El mar, dicen los grandes maestros en meditación trascendental como Radovan Karadzic, ex carnicero serbio, es el regreso al líquido amniótico materno, el líquido amniótico materno es el olvido, el olvido es el morir (como salir del olvido es el nacer), el morir es la paz y el "tsunami" que arrasó el Índico es todo eso junto y revuelto. El momento en que mejor me he sentido en años, o menos peor, en que era imposible pensar en el Gran Daño, ha sido toda una mañana que he pasado flotando en aguas del último gran "tsunami", frente a la costa de la isla thailandesa de Koh Chang.

El agua, por estar en pleno monzón, no estaba del todo clara y por lo tanto no pude advertir ese cementerio de ahogados entre el limo del fondo del que hablan siempre los relatos de piratas. Pero ese mar tenía temperatura humana, que hubiese dicho de las estatuas de mármol González-Ruano. Estaba justo igual de caliente, ni un grado más ni un grado menos, que al personaje de Willy Fogg, el que dio la vuelta al mundo en ochenta días, exigía a su criado que le preparara el baño londinense todas las mañanas, antes de irse al club. O sea, la misma temperatura de sangre humana que tienen en origen los baños del pueblo de Mula, para dar un referente más cercano. Increíble que en esa bañera de talasoterapia puedan vivir peces, cangrejos porcelana y unos pepinos de mar o abalones del tamaño y aspecto de cagadas de luchador de sumo. Sobrenadando ahí, en espera de la última ola que predicen los aborígenes australianos, en ese líquido espeso tan
 amable como mortal, que según como se levante ese día es la mar de Venus o el mar de Marte, no tienes sensación de cansancio, porque la absoluta falta de hipotermia lo impide.

Es la inquietante impresión de que podrías nadar y nadar durante días en esa sopa sin agotarte o siquiera sin agitar la respiración. Naturalmente, me figuro que debe ser una impresión engañosa. De todas formas, me fijo en  una pequeña isla de roca y cocoteros a unos dos kilómetros, y resulta, para mi extrañeza, que llegar a cuerpo es sencillo para cualquiera que pueda valerse de sus manos y piernas. Una vez allí, la tentación es perversa, diabólica: a similar distancia, océano adentro, hay otros farallones a los que piensas que tambien podrías arribar sin mucha más dificultad, y así ir de isla en isla como Burt Lancaster se propuso recorrer Hollywood, en "El nadador", sin andar y sólo cruzando a braza y "a croll" de piscina en piscina. Sería la muerte segura. Hay un especial aturdimiento por la falta de graznidos de pájaros marinos (que me figuro que habrán ido todos a parar a alguna olla, pues, como el refrán cantonés, aquí comen todo lo que tenga patas menos una mesa, y todo lo que vuele menos un avión), por la falta de cualquier sonido. No notas ni esa entre enervante y deliciosa necesidad de rascarte por las picaduras de mosquito que resultan ser pequeñas medusas a las que has rozado en algún momento.

Aquí me doy cuenta que el mediterráneo es en realidad un mar frío, tan lógico como sus habitantes (a los que Pla calificaba como nada románticos), pero este remanente del Tsunami es un mar místico y acariciador que te llama suavísimamente, eliminando la sensación de fisicidad, a que te alejes, te alejes de la orilla... Y todo acabe para tí antes que llegue la gran ola.

¿Es Al Gore el mayor caradura del progresismo?

22 de Julio de 2008 - 10:47:44 - Pablo Molina - 7 comentarios

En primer lugar quiero pedir disculpas por los problemas técnicos que ha tenido este blog en los últimos días, causantes de que haya estado desactivado hasta ayer. ¿Un ataque informático de los defensores del diálogo, el talante, la libertad, la democracia, el mestizaje y el multiculturalismo? Espero que no, porque mi admiración hacia el inframundo progre bajaría varios enteros. Sea como fuere ya estamos aquí de nuevo.
La pregunta que da título a esta anotación es pertinente, porque existe una competición reñidísima entre los iconos progres para ver quién es más sinvergüenza. Aunque me tachen de pelota, yo creo que el más desvergonzado de todos ellos es, en efecto, Al Gore, líder supremo de la Iglesia de la Calentología, a cuya fama de trilero hemos contribuido los españoles otorgándole uno de los galardones más desprestigiados del occidente culto, como es bien sabido.
En este video vemos a los fieles de la secta calentorra acudir a una conferencia del Líder Supremo. Los autores simplemente quieren verificar si aplican en ellos mismos las medidas que exigen al resto de la humanidad. A unos treinta grados de temperatura ambiente, Su Goricidad hablaba a los asistentes de la necesidad de utilizar la bicicleta como medio de transporte (incluso para acudir a la conferencia-liturgia-catarsis) y, en su defecto, usar el metro o el autobús.
¿Fueron Al y Tipper pedaleando en un tandem con la hija de paquete en el portaequipajes de la bici? Ejem... no exactamente. ¿Acudieron en metro? Mmmm... no, tampoco. Mas bien era una comitiva de tres coches de alta gama (uno de ellos una bestia tipo monovolumen-4x4), que además, como se observa en el vídeo, tuvieron el aire acondicionado encendido más de veinte minutos, para que cuando entrara la Sagrada Familia en ellos hubiera una temperatura agradable.
Está en inglés, pero merece la pena verlo aunque no se conozca bien el idioma.
Solamente hay que pinchar aquí.

Cantar las 40 en la Expo de Zaragoza

17 de Julio de 2008 - 17:13:24 - Pablo Molina - 9 comentarios

Conozco levemente al Consejero de Agricultura y Agua de la comunidad murciana, Antonio Cerdá, pero en la única reunión que he mantenido con él, hace ya varios meses, me pareció un tipo honesto sin miedo a expresar sus ideas en público. Entre otras cosas, no hay nadie que haya trabajado más por traer agua a Alicante, Murcia y Almería que Cerdá, gesto que alguna vez tendrá que ser objeto de reconocimiento público

Tenía interés por conocer el guión de su discurso en la Expo de Zaragoza, con motivo del día de Murcia, y debo decir que su contenido no me ha defraudado.

 

El Consejero tuvo, amigos, los santos huevos de reclamar en Zaragoza, el PHN y el trasvase del Ebro, ante representantes del gobierno aragonés que, supongo, aguantaron estoicos el chaparrón (nunca mejor dicho). Ni Rajoy se ha atrevido a tanto, y menos en periodo electoral, que es cuando los candidatos suelen hacer bolos por las autonomías.

Cerdá podría haber hecho un discurso de circunstancias, destacando lo que "nos une" y obviando lo que nos separa. Una cosita centrorreformista y tal, pero en lugar de eso prefirió, como siempre, decir la verdad, reclamar lo que considera justo y ejercer de verdadero representante de los murcianos.

Destaco el hecho porque resulta agradable ver a un político que sí sintoniza con las demandas y anhelos de sus representados y actúa en consecuencia, a despecho del coste personal que eso le suponga.

Dicho queda.

Ah, y la prueba del nueve de que dio en el clavo es el cabreo de algunos. No cabe duda. Acertó de pleno.

Martín, adulador de Z y víctima de su ingratitud

16 de Julio de 2008 - 10:10:59 - Pablo Molina - 11 comentarios

Fernando Martín es ese ilustre gerente inmobiliario que, allá por finales de 2007, hacía suyos los vaticinios del Adolescente en materia económica. Como el Ignorante Insondable, Martín también opinaba que el euribor "había tocado techo" y que el precio de la vivienda se iba a mantener exactamente igual durante un largo tiempo (Santa Lucía, aquí tienes un cliente).

Por supuesto, un tipo supuestamente inteligente como él, sabía perfectamente que estaba mintiendo y que la crisis que se avecinaba era de dimensiones monstruosas, pero le hizo el favor a Z (como Botín, por cierto) y ocupó alguna que otra portada con sus declaraciones obsequiosas hacia el Íletrado hasta muy cerquita de las elecciones. No es descartable incluso que el dueño de MARTINSA votara al PSOE del Ígnaro Inescrutable.

Martín es también el líder del lobby de las constructoras que contrató a David Taguas, hasta ese momento director de la oficina económica del Indocto, en lo que constituyó uno de los escándalos más sonados de los últimos tiempos, aunque los españoles estamos tan acostumbrados a este tipo de cosas que la noticia pasó desapercibida salvo para la prensa económica, que se confesó horrorizada.

Y llegó el momento de pedir la devolución del favor, a través de un préstamo barato del ICO (es decir, procedente del bolsillo de todos los españoles) para intentar salvar una situación angustiosa de la compañía. La respuesta del Indocumentado fue que el socialismo no paga a traidores, y menos si pertenecen al sector del ladrillo, el "urbanismo salvaje" y el "desarrollo insostenible", por utilizar la jerga de la muchachada del Indocumentado Exorbitante.

Ya ves, Martín, tanto hacer el ridículo con mentiras groseras sobre la crisis para beneficiar electoralmente al Solemne y así es como te paga.

Ah, y conste que estoy absolutamente conforme con la decisión del Adolescente. Las empresas tienen derecho a hacer todo el dinero posible en momentos de bonanza económica y la obligación de asumir las pérdidas cuando la situación es la contraria. Las decisiones empresariales se realizan a "riesgo y ventura" del interesado y no es lícito que los demás paguemos sus errores financieros en momentos de crisis.

Simplemente reseño la ingratitud del personaje que nos gobierna y su condición eminentemente traidora. Que se lo pregunten al grupo PRISA.

Pajín o las virtudes laborales del progresismo

15 de Julio de 2008 - 01:23:17 - Pablo Molina - 5 comentarios

Detengámonos un momento en escrutar el bagaje vital de los recientes nombramientos del Adolescente para dirigir el PSOE. Una nota característica salta a la vista: La mayoría de los dirigentes no ha tenido precisamente, digamos, una trayectoria estimable en el terreno profesional, intelectual o empresarial ajeno al mundo de la política.
Como el Adolescente, hay un sector de dirigentes, mayoritario de hecho, que no ha hecho en su vida otra cosa que medrar en las estructuras del partido.
La tesis de las escuelas de pensamiento liberal que han analizado con más interés el fenómeno del Estado, afirma, por deducción, que entre los sujetos que tienen como objetivo en la vida coaccionar a sus semejantes desde el parlamento o los gobiernos no suelen encontrarse a ciudadanos emprendedores, con iniciativa, capaces de idear formas más eficientes para cubrir las necesidades de sus semejantes y con los arrestos para llevarlas a cabo jugándose su patrimonio. Tampoco aquellos que dedican su vida a hacer avanzar las fronteras del conocimiento humano en los campos de la ciencia, el arte o el pensamiento o con ideales elevados de nobleza que les impiden fagocitar la riqueza del prójimo, sabiendo que no tienen ningún derecho.
Por el contrario, las estructuras de la partitocracia están formadas abrumadoramente por personas convencidas de su derecho a esquilmar el bolsillo de sus semejantes para llevar a cabo sus planes de ingeniería social. En realidad, muerto el socialismo, ya ni de eso se trata. Es decir, quienes se dedican a la política desde los quince años, como la socialista de apellido diminutivo aunque satisfactorio, no quieren traer la revolución, sino hacer carrera dentro del partido alternando puestos orgánicos y de representación pública (según los cambios de tendencia o humor del líder), de forma que con treinta años vayan por derecho propio a cualquiera de los numerosos cementerios de elefantes que la partitocracia tiene establecidos para las cesantías, como los consejos de administración de empresas públicas, las cajas de ahorro por la cuota partidista, las televisiones públicas o cualquier ONG de las que ingresan anualmente cantidades de más de seis cifras, por supuesto procedentes de las arcas públicas.
Leyre es tal vez el paradigma, pero hay muchos ejemplos en cualquier partido, si bien hemos de reconocer que en la izquierda el especimen abunda mucho más por una cuestión lógica que otro día explicaré.
Leyre nació, fue la delegada de su curso en el colegio (¡hizo campaña! contó su madre a las revistas, orgullosa de que en vez de estudiar se dedicara a hacer el chorra imitando a los políticos de la tele), fue a la universidad y allí se convirtió, faltaría más, en representante de los estudiantes y miembra del claustro, lo que sin duda le ayudó a aprobar las asignaturas de la carrera. Terminados los estudios (parece que los terminó y no solamente los "inició" como alguno de sus correligionarios), saltó al parlamento nacional y, gracias al Adolescente, a la secretaría de estado con Moratinos, cuyas andanzas, las de ambos, por tierras sudamericanas repartiendo ciertas subvenciones de forma discreta algún día saldrán a la luz.
Escuchar a alguno de estos funcionarios de la política tiene únicamente utilidad como experimento antropológico, pues nos da la medida exacta del nivel de parasitismo social que la partitocracia promueve. Al cabo de unas cuantas sesiones, cualquier inteligencia media se siente insultada porque estos tiorros y tiorras se autodenominen "nuestros representantes". Cuando las pajines, las sorallas, los pepignos y los lasalles asoman el careto en la tele, mi dedo acciona inmediatamente el botoncito rojo del telemando. Es una respuesta psicosomática que me lleva a admirarme de lo sabia que es la naturaleza, dotándonos de esos mecanismos tan útiles para evitarnos ciertos sufrimientos.


Leyre Pajín, en el parlamento, ganándose honradamente las habichuelas con el sudor de su frente. Obsérvese cómo señala con sus dedos precisamente esa parte de la anatomía para que no queden dudas.

La derecha británica no es centrorreformista

14 de Julio de 2008 - 13:00:10 - Pablo Molina - 6 comentarios

Excelente discurso de David Cameron en Glasgow, dentro del congreso del partido conservador. Los que sepan inglés pueden leer aquí su intervención de forma íntegra. No obstante dejo algunas frases traducidas para que se pueda ver el tenor de su intervención. ¿Alguien en el centroreformismo español es capaz de decir algo así? ¿Mariano, Loli Cospy, Gallardone? Ah, que no están. Se han ido al centro y parece que no tienen pensado volver. En fin...

"Nosotros, como sociedad, hemos sido demasiado sensibles. Para no herir los sentimientos de los ciudadanos, con objeto de evitar parecer excesivamente críticos, hemos dejado de decir lo que hay que decir. Llevamos décadas en las que se han ido paulatinamente erosionando la responsabilidad, las virtudes sociales, la autodisciplina, el respeto mutuo, las conquistas a largo a cambio de la satisfacción inmediata".

 "Por el contrario, preferimos la neutralidad moral, no entrar en juicios de valor acerca de lo que son comportamientos adecuados o equivocados. Malo. Bueno. Correcto. Impropio. Son palabras que nuestro sistema político y nuestro sector público apenas se atreven a utilizar".

"Renunciar al uso de esas palabras –malo, bueno; correcto, impropio- implica una negación de la responsabilidad personal y una caída en el relativismo moral".

"Corremos el riesgo de convertirnos en una sociedad amoral, donde ya nadie diga la verdad acerca de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es correcto o resulta impropio. La consecuencia es terrible: la ausencia de límites hace que nuestros hijos piensen que pueden hacer lo que les parezca ya que ningún adulto intervendrá para ponerles freno. Ni siquiera, a menudo, los propios padres. Y eso tiene que terminar".

La inteligencia de Bibiana Aído despierta pasiones

9 de Julio de 2008 - 17:04:08 - Pablo Molina - 7 comentarios

Javier Valenzuela, plumilla progre que hasta hace poco ejerció de asesor de Zapatero, se confiesa fascinado por la inteligencia, la cultura y la eficacia de la novísima ministra Aído. En la anotación del pasado 26 de junio de su blog, Valenzuela comparte con sus lectores su elevada opinión acerca de la solvencia intelectual de la ministra de igualdad, ante la que se declara fascinado.
Después de leerlo dos veces de arriba abajo, he de reconocer que estoy ¡por primera vez! de acuerdo con un antijudío, antiamericano y proislamista como él. Les aseguro que no tiene desperdicio.

El PSOE mete y saca la cabra

7 de Julio de 2008 - 22:11:30 - José Antonio Martínez-Abarca - 8 comentarios

Había un rabino muy sabio al que vino a ver un vecino judío que tenía ciertos problemas con su vivienda. El problema, según él, es que en casa estaban metidos todos los parientes de su mujer y necesitaba perentoriamente una casa más grande. "Mete una cabra en tu casa, y pasado un tiempo me vienes a ver", ordenó el sabio. No cabían los que estaban y encima le ordenaban que metiera una cabra en su casa. El vecino no entendía nada, pero acató. Pasado el tiempo, regresó a ver al sabio. la convivencia, que ya era inviable con todos los parientes de su mujer metidos en un reducido espacio, se había hecho insoportable con además la presencia y el hedor de la cabra. "Saca a la cabra de tu casa, y pasado un tiempo me vienes a ver". Tampoco entendió nada el vecino, pero acató. Pasado el tiempo, regresó a ver al sabio. El vecino estaba encantado con los consejos del rabino, ya que sin la cabra la convivencia en casa se le figuraba que había mejorado muchísimo y hasta parecía que sobraba espacio para los parientes. Esto dicen las enseñanzas hebráicas, y la moraleja está clara. Todo depende de con qué se compare. Las comparaciones no son nunca odiosas.

El PSOE murciano ha aplicado la enseñanza de la cabra hebráica a su política hídrica. Los murcianos querían el trasvase del Ebro, del que Aznar colocó la primera piedra, y al no tenerlo se sentían frustrados, encolerizados, molestos, pero hay una manera de hacer que se olviden y hasta se sientan a gusto con lo que les han quitado: amenazarles con quitar además el previamente existente trasvase del Tajo. El trasvase del Tajo, o más bien su ausencia, es la cabra que ordenó meter el PSOE en casa de los murcianos. Los murcianos temen muy seriamente que les quiten "esa obra faraónica propia de tiempos dictatoriales", al decir de los políticos del PSOE castellano-manchego y también del PP de María Dolores de Cospedal. Así que el PSOE murciano pretende que les estemos agradecidos por haber "conseguido" (sic) que las conclusiones del congreso nacional del partido contemplen la posibilidad de que existan trasvases, en algún lugar, en determinado momento, en ciertos planetas.

¡Qué bien se figuran que estamos sin trasvase del Ebro, ni del Ródano, ni del Tajo medio, si a cambio son tan buenos que no nos retiran lo que ya teníamos! Sin embargo, los únicos que parecen encantados no son los electores, que siguen votando nada al PSOE en Murcia no porque no conozcan sus propuestas sino porque las conocen demasiado bien. Los únicos encantados son los chicos de la prensa, que han recogido obedientemente en sus portadas regionales, con gran pompa y circunstancia, el inmenso favor que nos hace Zapatero al ofrecernos vagamente (el congreso ha concluído que los trasvases puede que no sean del todo fachas) la dádiva de lo que ya teníamos por la UCD desde hace treinta años. Los delegados murcianos del PSOE vienen de Madrid más anchos que largos. Bueno, tampoco es difícil ser cualquier cosa menos largo tratándose del "líder meñique" (como bautizó a Aznar un columnista ya fallecido) el pachequero Pedro Saura. Impresionante lo de los socialistas con Murcia. ¡Han conseguido retirarnos de casa aunque sea momentánea y condicionalmente a la cabra!

El aeropuerto murciano, entre "nike" y las Torres Gemelas

4 de Julio de 2008 - 16:10:12 - José Antonio Martínez-Abarca - 1 comentario

Como no todo iba a ser dicha infinita en el acto de colocación de la primera piedra del nuevo aeropuerto regional murciano, que va a permitir crecer a la región muy por encima de la media española (en cuanto el turismo represente para el Producto Interior Bruto de la Región un porcentaje similar al del resto de regiones mediterráneas, algo justo, necesario y lógico), diré que el logotipo de esta gran obra, aparte que resulta viejuno, que dirían los de "muchachada nui", porque es puro diseñata años ochenta, convida a concomitancias algo más inquietantes. El logotipo, que pronto veremos en esta misma página en "banners" de publicidad institucional, es básicamente un rayajo sobre las palabras "aeropuerto internacional región de Murcia", que a primera vista representa un avión despegando (aunque también podría ser un tiburón saltando).


Pero hay que fijarse bien. Porque si uno no se fija bien entramos en terrenos subliminales. ¿y a qué recuerda subliminalmente el rayajo del nuevo aeropuerto internacional de la región de Murcia? Pues no a otra cosa que a aquel paralelismo que hizo la extrema izquierda entre el logotipo de "nike", su "slogan" y el atentado contra las torres gemelas de Nueva York. Lo del clásico rayajo de "nike" describiendo la trayectoria de los aviones contra las torres bajo la leyenda "just do it", "simplemente hazlo". De hecho, si leemos y vemos el cartel del aeropuerto regional de Murcia de izquierda a derecha, que es como lo mira todo el mundo a menos que sea versado en escritura árabe, no vemos un avión, sino un trazo como digo inquietante que describe una trayectoria descendente, de pronto sube en vertical y cae a pico. No hace falta que aclare qué sugiere esto en cuanto a seguridad aérea. Seran tiquismiquis, pero es que los tiquismiquis  tienen una
 importancia fundamental para esa mayoría de población que, por mucho que esté convencida de que el avión es el medio más seguro, todavía necesita drogarse con orfidal, tomarse un par de whiskies, no mirar por las ventanillas o trucos similares para olvidar que en el fondo tienen pavor a volar.


Desafortunado rayajo. Aunque sea elogiable todo lo demás.

La primera piedra del Aeropuerto de Murcia

3 de Julio de 2008 - 23:38:07 - Pablo Molina - 5 comentarios

El 3 de julio de 2008 pasará a la historia de la región de Murcia como el día en que empezaron las obras de su aeropuerto internacional, infraestructura por la que han luchado insignes murcianos desde hace más de setenta años, comenzando por el ingeniero de la Cierva.

El acto protocolario estuvo muy bien, y el catering incluso mejor, a pesar de que al inicio nos sirvieron unas patatas fritas con almendras, momento en el que muchos pensamos "joder con la crisis". Pero no, D. Luis del Rivero, presidente de Sacyr y principal participante en el consorcio privado que va a llevar a cabo la obra, se estiró como corresponde a una compañía de su prestigio y lo cierto es que nos pusimos hasta arriba de tapas deliciosas. Además sin costarle un euro al contribuyente, lo que hizo que las degustáramos con más fruición.

Brillante el discurso del consejero de obras públicas, José Ballesta, trufado de referencias literarias e históricas (fue rector de la Universidad de Murcia, a pesar de lo cual conserva un exquisito gusto intelectual), mientras que el del presidente Valcárcel estuvo más apegado al terreno político, poniendo de manifiesto una realidad incuestionable: los murcianos estamos acostumbrados a hacerlo todo con nuestras propias fuerzas, sin ayuda de nadie. Porque sabrán que el aeropuerto de murcia es una infraestructura financiada con capital privado y de la comunidad autónoma. O sea, que zapatero el solidario no pone ni un euro, haciendo honor a su condición de presidente de todos los españoles, incluidos los murcianos.

Estuvo también el consejero de turismo, gran impulsor de esta instalación desde tiempo inmemorial, a quien ví hasta un poquito emocionado, a pesar de que casi nadie se acuerde ya de que él era uno de los pocos, si no el único, que afirmaba allá por los noventa que hasta que Murcia no tuviera un aeropuerto comercial no podríamos competir como destino turístico.

Brillante el discurso del consejero de obras públicas, José Ballesta, trufado de referencias literarias e históricas (fue rector de la Universidad de Murcia, a pesar de lo cual conserva un exquisito gusto intelectual), mientras que el del presidente Valcárcel estuvo más apegado al terreno político, poniendo de manifiesto una realidad incuestionable: los murcianos estamos acostumbrados a hacerlo todo con nuestras propias fuerzas, sin ayuda de nadie. Porque sabrán que el aeropuerto de murcia es una infraestructura financiada con capital privado y de la comunidad autónoma. O sea, que zapatero el solidario no pone ni un euro, haciendo honor a su condición de presidente de todos los españoles, incluidos los murcianos.

Estuvo también el consejero de turismo, gran impulsor de esta instalación desde tiempo inmemorial, a quien ví hasta un poquito emocionado, a pesar de que casi nadie se acuerde ya de que él era uno de los pocos, si no el único, que afirmaba allá por los noventa que hasta que Murcia no tuviera un aeropuerto comercial no podríamos competir como destino turístico.


Verán en el reportaje fotográfico que eludí la corbata y el traje, al igual que Martínez-Abarca, con quien asistí al evento en representación de todos ustedes, queridos lectores, tras la amable invitación del presidente, pero es que el termómetro exterior del coche marcaba 41 grados cuando llegamos al secarral. En todo caso, verán que el presidente murciano iba también sin corbata, así que disculpados estamos. Supongo.


Ha sido un gran día, tanto para los murcianos como para todos los españoles, pues lo que beneficia a una parte beneficia al todo y nuestra pequeña economía no es más que una porción del total nacional. Así que enhorabuena a todos y a ver si es cierto que en 24 meses lo vemos en funcionamiento.



El presidente Valcárcel dando las últimas instrucciones a su cuadrilla para poner con éxito la primera piedra.


La moda "perroflauta" causa furor entre los compañeros de la prensa. Observen la exquisita combinación de colores entre calcetín y chancla y la elegancia formal del conjunto.


El consejero de obras públicas echando "la peoná". Valcárcel le decía con coña que lo estaba estropeando todo. No es cierto. Puso el cemento con gran eficacia, como corresponde al personaje.



Diana Asurmendi, Ascensión Carreño y Teresa Marín, tres políticas del PP de primera fila y forofas de Libertad Digital. El caballero, al contrario de lo pueda pensarse, no es George Clooney sino un servidor.



JoséAntonio Ruíz Vivo, ex portavoz del gobierno regional, con el autor, antes de reñirnos a Martínez-Abarca y a mí, como siempre. Pero lo hace porque nos quiere. Y nosotros a él más.


Mitos sobre el agua en Murcia

2 de Julio de 2008 - 09:57:34 - Pablo Molina - 15 comentarios

Como es bien sabido la izquierda sustituye el pensamiento riguroso por la consigna, el análisis serio por el mantra y la reflexión solvente por el eslogan. Generalmente la operación les sale muy rentable porque, en general, sus votantes detestan los agumentos complicados. Prefieren una frase demagógica, fácil de aprender y de esgrimir en la barra del bar cuando tienen que hacer frente a los razonamientos de quienes no piensa como ellos, es decir, fascistas de toda laya y condición.
El problema de la escasez hídrica y su gestión en la zona levantina no iba a ser una excepción. Revisemos a continuación algunos dogmas absurdos impuestos por la izquierda como una verdad ontológica y su relación con la realidad.

Mantra número 1: "Lo que tienen que hacer murcianos, alicantinos y almerienses es depurar más e invertir en procesos que disminuyan el consumo por habitante e industrial".
Las ciudades levantinas, en concreto hablo de Murcia, son las que cuentan con sistemas más modernos de ahorro de agua para el consumo humano e industrial. Hace unas semanas, la prensa daba a conocer las últimas técnicas empleadas en el municipio de Molina de Segura, cuyos habitantes consumen de media exactamente la mitad que en el resto de España. Ni que decir tiene que la sensibilización de los ciudadanos con el problema de la escasez de agua lleva a que las costumbres cotidianas se hayan adaptado a esta situación y, salvo algún inconsciente que sale por las mañanas a dar unos manguerazos de agua a la placeta, nadie desperdicia ni una sola gota de agua en consumo doméstico.

Mantra número 2: "Los levantinos quieren el agua para regar los campos de golf".
Para conceder la licencia de construcción de un campo de golf, el estudio de impacto mediambental exige que el agua para riego del césped proceda de la depuración. Así pues, todos los campos de golf de Murcia se riegan con el aguas fecales procedentes de las urbanizaciones de viviendas anexas, una vez depuradas. En otras palabras, ni una sola gota de agua potable o procedente de trasvases se destina para el riego de campos de golf, al cotrario de la consigna esparcida por la izquierda y el movimiento ecolojeta. Por otra parte, y esto ya es una reflexión mía, no debería nadie escandalizarse por utilizar un recurso común en esta labor, puesto que el turismo es la principal fuente de riqueza de esta zona (y de España, por cierto) y sería absurdo dejar perder un chollo de estas características una vez garantizado el suministro para el consumo humano. No obstante, insisto, el agua de riego de los campos de golf la proporciona la propia empresa gestora con la depuración de aguas residuales.

Mantra número 3: "Lo que deberían hacer almerienses, murcianos y alicantinos es utilizar técnicas modernas de riego agrícola, en lugar de desperdiciar el agua en riegos inapropiados".
Murcia es, tras Israel, la región pionera en la implantación de técnicas de opitimización de riego agrícola. Desde hace un par de décadas, los técnicos israelíes que convirtieron el desierto del Neguev en un vergel, vienen visitando la región para intercambiar experiencias y enseñarnos a aprovechar hasta la última gota de agua. Cualquier almeriense que haya visitado un invernadero podrá contar los sorprendentes procesos automatizados para optimizar el riego puestos en marcha por las empresas productoras.

Mantra número 4: "Las regiones deben adaptar su modelo de crecimiento a los recursos naturales que les da su tierra".
Esto ya es apto solamente para sujetos con un grave retraso mental. Si llevaran el razonamiento hasta sus últimas consecuencias, solamente las regiones españolas con yacimientos petrolíferos suficientes y una adecuada industria de refino tendrían derecho a usar el automóvil. La consigna es tan grotesca que sobra cualquier otro comentario.

Por cierto, amigos nacionalistas, más del veinte por ciento de la energía usada por el resto de España procede del Valle de Escombreras, Cartagena, Murcia. ¿Estarían dispuestos a aceptar que los murcianos cerraran el grifo de la electricidad como la izquierda en general y los nacionalistas catalanes en particular sugieren respecto al agua?

Al final, como ven, el razonamiento circular basado en la insolidaridad mutua nos lleva a conclusiones que harían enrojecer de vergüenza a cualquier ciudadano de un país serio. ¿Nos haremos mayores algún día o seguiremos siendo unos adolescentes intelectuales como quiere la izquierda?

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899