Crónicas Murcianas

Febrero 2008


"Mariano, dales tensión"

29 de Febrero de 2008 - 14:34:56 - José Antonio Martínez-Abarca - 6 comentarios

A Rajoy, desde la última vez que lo vi, se le ha atenorado la voz, ha adquirido empaque de criador de reses bravas de sexta generación y se ha recortado la barba (que sin embargo no es aparentemente más cana que cuando perdió las anteriores elecciones generales), porque recuerdo que decía un estudio fisiognómico publicado en El Mundo que mantenía que Rajoy tenía cara de dejadez. Si todo un señor registrador de la propiedad que se ha dejado el culo apaisado de empollar es dejado, ¿qué puede ser entonces un vulgar "lisensiado" de la facultad chiringuito de Derecho en León que no ha pegado sello en su vida? Rajoy está ahora en plena forma. Ya no dice "kolossal" a todo, pero ha aprendido a gritar en los mítines, que sabe que eso no se hace con la garganta, sino con el estómago.

Estrenaba ayer el PP, al menos en Murcia, el nuevo tema de campaña, "revuelta popular". En cambio, el tema en sí es poco revoltoso: es una de las aproximadamente doscientas treinta y dos mil coma ochenta y tres canciones que expolían ahora en España al día aquello que en su año hicieron "Los Secretos". A aquello de Los Secretos, Los Modelos, etc. se le llamó "pop baboso", por contraponerlo al sonido más gamberro de las famosas "hornadas irritantes". Y no, no se parece a "Los Nikis", a los cuales se conocía por "Los Ramones de Algete" y daban mucha más matraca. No se me interprete mal. Lo de "revuelta popular" está infinitamente mejor que el "por fin nuevas ilusiones" con que el PP le descuidaba la guitarra a María Ostiz en el 96, porque el tonillo ya no recuerda a una asamblea ecuménica más o menos oscense, sino a una teleserie para preadolescentes, lo cual es bastante. Pero cuarenta y cinco minutos seguidos de canción por los altavoces (lo que duraron los prolegómenos) no me sirvieron para adivinar que detrás del actualizado pop baboso de toda la vida se hablaba de revueltas y tal. Yo hubiese jurado que la cosa hablaba de ford fiestas blancos, de gafas "wayfarer" negras que ocultan lágrimas o de la pudorosa virtud de las lauras, en fin, lo clásico. Pero no: por allí repartían un prospecto con la letra, y no.

Rajoy mandó callar. "Recordadme que os cuente lo de Gabilondo". Por fin se lo recordó una señora que, allá en las pajareras, llevaba un cartel que ponía "Mariano, dales tensión".  "Eso me recuerda lo de Gabilondo". Y contó lo de Gabilondo. Un par de votantes potenciales del PSOE pero que resulta que votan al PP (y que desde luego no tenían nada que ver con esa "sedición con abrigo de visión" que pinta Pepiño Blanco para describir al PP) me daban golpetazos en la colleja, al más puro estilo llano del sureste: "qué huevos tienen estos gallegos, no hay gallego que no tenga huevos". Si lo sabrían ellos, que antes había salido la alcaldesa de Cartagena, también gallega y de apellido Barreiro, y les había recordado lo del coche oficial del almirante Carrero y a la primera esposa de Jesús de Polanco.

-¡Barreiro! Como aquellos motores del año cuarenta, qué huevos tiene la tía, a esta no la mata el marido, no...

-Pero, ¿no se había separado él de ella?

-Si ya te digo, que lo habría "matao" ella a él y el tío no tuvo huevos de quedarse...

¿Es eso o no es esto el "dales caña, Arfonzo" del PP?  Porque el PP no es lo del "speakers corner" para señoritos de la calle serrano instalado junto al escaparate de Loewe, junto a la bandera de Colón, sino, sobre todo, esto, puro pueblo provinciano, pura vida, que diría un costarricense. Esta gente admira profundamente a Rajoy, que de estirado nunca ha tenido nada, otra vez contra la propaganda oficial. Y sin tener Rajoy que ver con la acreditada casa de motores "Barreiros" ni Cristo que lo fundó, lo cual tiene más mérito, si cabe. 

Lo que Vd. no se atrevía a saber sobre el trasvase del Ebro

28 de Febrero de 2008 - 14:14:06 - José Antonio Martínez-Abarca - 22 comentarios

La ministra de Medio Ambiente, Narbona, cuando no había llegado a ministra, era trasvasista o al menos callaba y firmaba y apretaba el botón. Ahora es antitrasvasista, al revés que su compañero Josep Borrell. "Ergo" Narbona no es ninguna de las dos cosas. De las tres: tampoco ministra de todos. Sólo una progre corporativista más que defiende intereses particulares de partido, infiltrada en un servicio público y disfrazada de absurdidad "sostenible". Como todo el Gobierno en general, menos su presidente, quien presume de tener los principios disgregadores y antisolidarios desde la cuna porque los recibe vía tablero "ouija" de su abuelo. "Lo importante no es saber lo que opino de los trasvases", diría esta ex belleza vagamente rumana del Ministerio de la Sostenibilidad, "lo importante es saber quién manda". Manda, ha mandado durante cuatro años, todo lo contrario a lo defendido por el PP. Pongamos Esquerra Republicana. Pongamos el pacto del Tinell.


El agua no necesariamente tiene que ser para quien le llueve. Los negritos de la hambruna tienen derecho a beber algo que no sea de color naranja, denuncian las oenegés, e incluso puede que algunos murcianos, sin temor a exagerar, también. Como decía el difunto Umbral, un trago de agua de vez en cuando, sin engolosinarse, no viene del todo mal. Las desaladoras no sirven. Porque contaminan más que los petroleros hundidos. Porque toda esa formidable y espantosa máquina funciona el día de su inauguración y ni un minuto más. Porque producen agua también contaminante (mata los cultivos, aunque de momento no a la ministra Narbona, que se ha pegado un par o tres de "chupitos" desalados tupidos de boro y otras delicias pesadas). Porque todavía no se ha inventado la tecnología buena para desalar y sin embargo eso que todavía no se ha inventado ya se ha quedado desfasado. Y además porque, siempre y en cualquier caso, habiendo ríos excedentarios son una estafa y además una estupidez.
 

El trasvase del Ebro no es, en absoluto, un asunto aragonés, porque nadie toca su agua, en ningún punto de su comunidad. Tampoco es asunto estrictamente catalán, porque técnicamente sería posible tomar el caudal en el mar, una vez que hubiese pasado todo el rabo de Cataluña.  Es asunto de las anguilas de hábitat dulcesalado, algunas de las cuales, sí, podrían ver reducida su sopa boba por detrimento de residuos orgánicos fluviales. Es urgente convocar unas jornadas de negociación colectiva entre la plataforma anguilesca y la que represente a los muchos millones de seres humanos de todo el levante español que, de hacer caso a lo del cambio climático, tendrán que abandonar esa parte del país en menos de diez años. Zapatero lo tiene claro, porque el abuelo se le ha aparecido en sueños: está con las anguilas.

Parte de los aragoneses, no desde luego quienes viven del Ebro y sus campos (quienes no encuentran dificultades insalvables para beneficiarse), están contra el trasvase por un debate de celos completamente ajeno: el despoblamiento del interior del país y, por contra, la prosperidad periférica. Culpan a la periferia de carencias y olvidos, si acaso, madrileños. El viejo dicho: "joío yo, joíos tos". Cataluña es eminentemente trasvasista, excepto los filólogos de piso que componen Esquerra y los ecoiluminados que cuando bajan del coche oficial sólo pisan mármol o parqué. Las únicas que siguen estando completamente en desacuerdo son las anguilas de la "Entessa", que mandan muchísimo. Y el abuelito, del que no terminamos de salir, que hay que joderse. 

Trasvases: El ejemplo de California

27 de Febrero de 2008 - 16:20:04 - Pablo Molina - 9 comentarios

En torno al Plan Hidrológico Nacional, tristemente caído en combate tras singular batalla contra las huestes zapateriles unos días después del 11-M, y especialmente al trasvase del Ebro, fallecido en iguales circunstancias, se ha montado una batalla dialéctica en la que se camuflan intereses partidistas y nacionalistas con un discurso catastrofista que no responde a la realidad.


Si los trasvases fueran tan dañinos, los países más avanzados que el nuestro jamás los pondrían en práctica para paliar las necesidades de agua de algunas regiones. El caso de California es especialmente pertinente porque hasta su clima es similar al sureste español.


Pues bien, el estado de California proporciona agua potable a más de 20 millones de personas y soluciona el riego de sus zonas agrícolas no con uno, ni dos, ni tres travases, sino con cinco. El principal procede del río Colorado, que abastece a prácticamente todo el suroeste de Norteamérica. Además de éste hay otros cuatro que traen el agua desde el Norte de California (donde está el 75% de las existencias hídricas) hasta el sur (donde está el 75% de la demanda).


Las desaladoras allí son miradas con cierta sospecha y sólo se utilizan de forma complementaria y en lugares muy tasados. Son caras, contaminan  más y además consumen muchos recursos energéticos (por si alguno no había caído, las desaladoras están a nivel del mar, obviamente, y la altura a la que deben impulsar el agua desalada en algunos casos es tan importante que el consumo energético duplica el gasto).


Los norteamericanos han llegado a la conclusión inapelable de que los trasvases entre cuencas son más baratos y tienen un menor impacto medioambiental, de ahí que apuesten por ellos sin ningún complejo.


Aquí, sin embargo, la mezquindad de los políticos sitúa por encima de cualquier criterio racional su necesidad de apoyos parlamentarios para trincar el sillón.


Claro que si no pertenecemos a la misma nación y de lo que se trata es de hacernos la guerra unos a otros, entonces la lógica antitrasvase es impecable.

Argentinizando

26 de Febrero de 2008 - 19:45:11 - José Antonio Martínez-Abarca - 3 comentarios

Espero que el Rajoy que vayamos a ver en los próximos años, gane o, El Señor Dios de los Ejércitos no lo permita, pierda las elecciones, no se parezca en nada al del último minuto del debate de este lunes noche y en cambio se parezca todo al del resto de minutos anteriores. Obsérvese que en lo de Rodríguez Zapatero ni entro porque lo suyo, como diría Borges, es "irrecuperable", en estos tiempos en que hasta para el Sida se encuentra vacuna. Porque el último minuto del Rajoy del lunes, el de la niña y el globo, lo podría haber firmado sin que le temblara el pulso (el pulso de la mano de llevárselo) cualquier lider justicialista, rama fascista de izquierdas o derechas, del peronismo argentino, y por contra durante el debate en sí Rajoy fue como el Rajoy que todos conocemos y a algún despistado sorprendió (hay quien se había creído al Rajoy inexistente, reaccionario e incapaz que pintan los programas cómicos de las televisiones, o, peor, los telediarios).


Cuando lo de la niña y el globo, me recordé de mi intenso, inmenso e inolvidable amigo Edmundo Chacour, a quien llevo ya diez años poniéndole falta. Chacour era un "turquito" más argentino que el pasto, es decir, más tópico de allá que el ombú, que había sido torturado por la secreta de Videla porque lo creían "monto", cuando sólo era un peronista sensiblero, como todos (como todos los argentinos, quiero decir).  De él decía un conocido malévolo que, cuando se ponía a hablar de política, "con él no se podía pensar, sino sólo llorar". Una vez le pregunté por qué era peronista hasta la muerte, no pudiéndolo yo entender. "Oíme, pibe Abarca: Evita me dio una pelota y a mi vieja una máquina de coser". Contra eso no se podía, en efecto, pensar, sólo llorar. Igualito que con lo de la niña y el globo del último minuto del debate de este lunes. Igualito que con la nubecilla azul espeso, cargada de emociones líquidas, sobre la que el PP ha puesto sus siglas en los carteles para estas elecciones. Igualito que el lema del PP también para estos comicios, "con cabeza y corazón", que diríase que todavía lleva la etiqueta sociata de Ferraz puesta. Igualito. Obsérvese otra vez que, para no hacerles perder su tiempo, tampoco entro esta vez en lo de Rodríguez Zapatero, tan igual, tan igual que, conociendo su habilidad para la conexión mediúmnica guerracivilesca, sólo cabría decir lo de aquellos tebeos de "Agamenón": "igualico, igualico, que el defunto de su agüelico".

Que el peronismo apele a la siniestra cursilería va en lo suyo. También el "adanismo", en definición de Arcadi Espada, del actual régimen español. Busquen en la mula "películas argentinas" y les saldrá "Perón, sinfonía del sentimiento", pedazo de título que explica de qué va todo esto, o sea, de qué va también lo de Rodríguez Zapatero (y a algún asesor le gustaría por lo visto que también lo de Rajoy)  y al que me veo incapaz de añadir ni quitar nada. Pero a mí si me gusta el líder de la todavía oposición es porque no gobernará con las tripas y es de los pocos que en este país todavía no parece haberse vuelto rematadamente loco. Que para volvernos ahora Argentina tenemos que preparar primero el exilio. 

Mariano, te has pasao

26 de Febrero de 2008 - 00:40:38 - Pablo Molina - 9 comentarios

Si a un votante del PP le hubieran dicho a las ocho de la tarde que Rajoy iba a estar la mitad de bien de lo que ha estado hubiera firmado sin dudar. De hecho es muy probable que en la asesoría del PP, esa mezcla peligrosísima de arriolas y sorayos, se hubieran conformado con un resultado incluso inferior. Gente de poca fe.

El repaso que Rajoy ha dado al presidente por accidente ha sido espectacular y así como Pizarro estuvo fatal con Solbes, el líder del PP ha quedado muy por encima de su rival en todos los órdenes.

No creo que los debates televisivos sirvan para cambiar la orientación del voto en cuantía suficiente para provocar un vuelco electoral, sin embargo son determinantes para estimular o desincentivar a los votantes a la hora de acudir a las urnas. No es casualidad que en el PSOE se insista especialmente en la necesidad de reducir al máximo la abstención. Tras el 11-M la sociedad se movilizó en masa para acudir a votar y eso dio la victoria a Zapo, no sus inexistentes virtudes de estadista, algo que sabe incluso Pepiño.

Aznar no ganó a González porque medio PSOE se pasara en masa al PP, sino porque la náusea insufrible que les provocaba el felipismo y la contundencia de Aznar en los debates le invitó a quedarse en casa.

Con el repaso demoledor que Rajoy propinó anoche a Zapo, más lo que le puede caer encima la próxima semana en la segunda parte de esta confrontación, ni un sólo votante del PP dejará de acudir a las urnas, aunque sea con el gotero puesto. En cambio, muchos de los que votaron a ZP tras el 11-M estarán pensando seriamente dedicar el próximo nueve de marzo a pasar un agradable día de campo o playa. Que así sea.

P.S.: Son las dos de la mañana y Campo Vidal sigue despidiéndose de los espectadores. La madre que lo parió.

Este es el Rajoy para esta noche

25 de Febrero de 2008 - 12:31:26 - José Antonio Martínez-Abarca - 7 comentarios

Sobre poco más o menos, así es como debe aparecer Mariano Rajoy esta noche ante los televidentes en su debate con Rodríguez Zapatero. O sea, naturalidad, llaneza, que toda afectación es mala. Lo digo porque lo he visto de pasada haciendo chistes con un tal "el follonero" de La Secta y aparecía tan relajado (entrelazamiento de manos vagamente arzobispal, leve enrojecimiento de la tez debido a la adrenalina de quien espera recibir un golpe en cualquier momento) como si el tal "follonero" le estuviera preguntando por la combinación de la caja fuerte. No. Tiene que sentirse en todo momento como si en lugar de departir con los enemigos, empezando por el supuesto moderador, lo estuviera haciendo mismamente con el que sale junto a él en las fotos adjuntas, que casualmente soy yo (son instantáneas de una de las frecuentes visitas de un entonces recién derrotado Rajoy, tras el 14-m, a la semidesértica localidad murciana de Abanilla, donde es o era fácil fotografiarle en pantalón corto en la residencia de un registrador de la propiedad íntimo del líder popular).

En una de las fotos, que no tienen la calidad adecuada por esas cosas de la translación informática, sale con su característico gesto de lo que yo llamo "la lengua de abuelito", que hace más mayor a Rajoy de lo que realmente es y que le hace parecer que no tiene dentadura o que la utiliza postiza, pero es un visaje perdonable y hasta simpático para los españoles si todo lo demás acompaña, es decir, si no parece que se está defendiendo de un golpe imprevisto por venir. Él nunca, aunque se recorte la barba (que ya se la ha recortado) va a parecer más joven que el Adolescente, pero no hay ninguna razón para que no parezca más fiable. Y debe sonreír a la cámara de la tele, cuando toque, como sonríe a ésta, que es evidentemente la sonrisa conquistadora de quien te acaba de casi regalar un coche nuevo a precio de usado.

Yo, sargento mayor

23 de Febrero de 2008 - 20:00:39 - José Antonio Martínez-Abarca - 6 comentarios

"¡A ver, maricones!"... Así empezaba, si mal no recuerdo, y así se titulaba también, un artículo publicado en la campaña de las últimas elecciones generales que perdió Aznar frente a Felipe González, firmado por un entonces amigo, o en trance de dejar de serlo, del dueño de "la bodeguiya", el socialista José Luis Martín Prieto, hoy estomagado debelador contra la peste del progresismo (¡de qué modo será el progresismo una enfermedad terminal, a fuer de infantil, y por tanto senil, del izquierdismo, que este Martín Prieto se declaraba abiertamente "resentido social" hijo de un "joío cojo" republicano, que era aproximadamente lo contrario de un "caballero mutilado" cuando Franco!).


El viejo artículo, una pieza inolvidable publicada en el todavía no vegetal, pero sí comatoso "Diario 16" (destartalada patera con la que cañoneábamos también en Murcia lo que quedaba de los familiones autonómicos del socialista presidente Collado y el segundomundismo quietista y vagamente extremeño en que chapapoteaba la región), consistía en una explosiva retreta guardiacivilesca contra los asesores, siseñores y elorriagas, o como se llamasen entonces, que habían aconsejado a González presentarse en un debate de televisión maldormido, hinchado por la cortisona y sin haberse preparado nada, perdiendo de una forma inimaginable frente a un Aznar al que todavía se veía como el chico de la gomina de Fachadolid. Aquello fue una conmoción en el omnipotente felipismo, que de todas maneras ganó las elecciones, llevando a Jiménez Losantos a expresar lo de que era al menos la segunda vez que los españoles habían proferido lo de "vivan las caenas", tras lo del Rey Felón (que aclaro que no es una película de dibujos de Disney de casi el mismo título).


Pero, como bien supo ver Martín Prieto en su airado artículo del día siguiente a la madrugada de penas y quebrantos, fue el principio del fin del cortijo, justo el punto de inflexión, aunque todavía quedaran años para desalojarlo. Pues bien, me dan ganas de rescatar de entre ratones, xilófagos de hemeroteca y pececillos de plata, recortar y pegar el mismo artículo de Martín Prieto de hace quince años después del debate Solbes/Pizarro del otro día, y que empezara así, como digo: "¡A ver, maricones!". Porque yo no sé si le echaron algo en la bebida a Pizarro, como dicen unos, o el botellín de agua se lo llevaba puesto desde la cámara elorriaguesca de Génova, como dicen otros, o bien ni siquiera hubo debate porque lo pactado eran monólogos sucesivos, como dicen estotros, pero resulta inimaginable que tal y como está la economía española (como que yo saludé el inicio de año perdiendo un empleo, así para abrir boca) Solbes haya podido salir vivo porque de cien mil veces, cien mil esto no se debería haber producido. ¿Iba bien dormido el grandísimo Pizarro? ¿Llevaba cortisona en las venas, para aliviarle algún dolor, que le abotargaba y ponía los ojos más inseguros y "pirris" que los del ministro? ¿Le habían pasado previamente algún papel sobre cómo debía actuar si Solbes se resistía un poquito al descabello y se querenciaba en tablas? ¿Alguien acabó con las existencias de penthotal monosódico en la sede del Partido Popular, para que el ministro se relajara y contase por una vez la verdad? ¿Qué? ¡Que alguien explique este destrozo!¡Maricones!  ¿De dónde sois, hijos? ¿De Alabama? ¡En Alabama sólo hay vacas, y yo no os veo los cuernos! ¡Y a pelar patatas a ver si despabiláis para lo de Zapo/Rajoy! ¡A Pizarro le laméis las botas hasta dejarlas como jodidos espejos, que no valéis para nada! ¡A alguien le tiene que caer un paquete!

El AUTENTICO manifiesto de apoyo a Z

23 de Febrero de 2008 - 16:30:36 - Pablo Molina - 4 comentarios

Amigos. Tras intensas investigaciones en las que hasta nuestra vida ha corrido serio peligro, hemos descubierto el texto auténtico del manifiesto de los artistas apoyando a ZP. Es un documento secreto que ahora ve la luz, en el que los artistas se muestran, por una vez, totalmente sinceros. Yo me he quedado sobrecogido, pensando que pueda ser realmente auténtico. íAquí lo tienen:

Ante las elecciones generales del próximo 9 de marzo, los hombres y mujeres que suscriben este manifiesto a favor de Z manifestamos lo siguiente.

Muchos de nosotros nos hicimos ricos durante el franquismo. Mientras duró el régimen gozamos de popularidad, fama y dinero. Acaparamos las portadas de las revistas, batimos records de ventas de discos e hicimos cientos de películas comerciales, sin que jamás levantáramos la menor voz contra la dictadura. Al contrario, nos adaptamos a los condicionantes éticos y políticos del franquismo y sólo hicimos aquello que sabíamos estaba bien visto por la sociedad y la jerarquía de la época.

Cada año asistíamos a los homenajes que “las gentes de la cultura” ofrecían a S. E. El Generalísimo y hubo entre nosotros quien llegó a ganar el certamen de canción ligera para conmemorar los veinte años de paz franquista en 1964.

Mientras duró el franquismo vivimos muy bien, y esto nos llevó a la conclusión de que la mejor forma de mantener nuestro tren de vida es mostrarnos lacayunos y serviles hacia el poder político.

Si ahora le practicamos a Z esta vergonzosa felación intelectual, sepan que no es ni por una cuestión ideológica ni porque despreciemos a la derecha y sus votantes. En realidad, con los gobiernos del PP hemos gozado de todo tipo de gabelas. Sin embargo, si bien sabemos positivamente que si el partido popular llega al poder las subvenciones van a seguir anegando nuestros bolsillos, no es menos cierto que la capacidad vengativa de los socialistas es inabarcable. De ahí que salgamos en procesión a incensar a Z, entre otras cosas porque de significarnos a favor de otro partido o no mostrarnos lo suficientemente sectarios a favor del PSOE, el grupo PRISA nos vetaría en su universo multimedia y eso es algo que no podemos permitirnos.

Sabemos que nuestro talento es tan limitado que no nos permitiría ganarnos la vida de forma independiente, así que dependemos del entramado de favores mutuos que con tanta disciplina ha dispuesto el PSOE a lo largo de las miles de instituciones que controla.

Muchos de nosotros, además, tenemos a toda la familia a sueldo de las instituciones socialistas, por lo que no hemos tenido más remedio que someternos a la vejación intelectual que supone hacer esos videoclips tocándonos la ceja en honor de Zapatero. En efecto, con los dedos hacemos sobre la ceja derecha el símbolo de la letra “c”, del Canon Digital que Zapatero nos ha prometido instaurar para robarles a ustedes su dinero y meterlo en nuestros bolsillos.

No tenemos ninguna ideología; sólo nos preocupa que el dinero de todos ustedes siga llegando a nuestras nutridas faltriqueras. Por eso pedimos disculpas a quienes se sientan agredidos por las charlotadas sectarias que vamos a seguir protagonizando hasta el próximo nueve de marzo. Esperamos que sepan perdonarnos. No es nada personal. Sólo negocios.  


No es país para Bardemes

21 de Febrero de 2008 - 13:33:46 - Daniel Rodríguez Herrera - 15 comentarios

Si el actor pancartero Javier Bardem va dejando en Hollywood tantos amigos como en España, donde algunos significados "gays" de la cultureta escasamente sospechosos de votar al PP me confiesan que lo tienen "atravesado", va a convertirse en ese extraordinario intérprete en películas realmente trascendentes que ambiciona ser, como se suele decir en Murcia, "cuando San Juan baje el dedo" (o sea, la talla barroca en madera de San Juan, que por tanto no lo va a bajar nunca, el dedo, digo).

Conocí a Bardem en un decadente casino de Murcia, hará casi quince años, en un descanso del rodaje de la no del todo desdeñable película "Éxtasis" de un tal Mariano Barroso, un entonces joven director con patillas de hacha hermano por cierto de uno de los "siseñores" más destacados de Rodríguez Zapatero. Todavía mandaba en Murcia un Partido Socialista que parecía fosilizarse en el poder sin alternativas de cambio, y ni que decir tiene que era el partido que nos cambiaba una espeluznante crisis económica regional por titiriteros y cristobitas, cantidad de circo ya que no eran capaces de heñir el pan, o sea, igualito que ahora. Creo que por allí también paseaba su vejez eterna, sus setenta años desde la cuna (hay ideologías veterovetustas que ajan mucho) el Federico Luppi pre-cordón sanitario. El vernal Bardem por entonces, desmintiendo a ese retrato en plan "espigas y azucenas" que hace su córvida señoría Cayetana Guillén de él, ya iba de prepotente y amacarrado. Se puso hecho un basilisco, casi faltón, cuando a alguien se le ocurrió decirle que, debido a sus particularidades físicas, el cine parecía reservarle papeles de malo. Rodaba aquel día con una horrible camisa estampada y pantalones mugrientos. Se podría haber metido directamente a rodar, en un bucle espaciotemporal, y nadie habría notado la diferencia, esa otra película de la que todos los telediarios, tan patriotas con todo lo que sea la antiespaña que siempre dan noticias falsas sobre "nuestro cine", hablan ahora: No es país para viejos, de los hermanos Coen. Donde vuelve a hacer de malo y de bruto, e incluso de prepotente.

Porque por mucho que quiera la Plataforma de "Agradaores" a Zapatero (P.A.Z.) este señor no se parece al Robert Taylor de "Un yanqui en Oxford". Y si encima en la vida real es bastante indistinguible de sus sobrados personajes, para qué queremos más. Lo convidas a una fiesta de personalidades y se limpia con las cortinas. Vamos, que como comunista de viva el lujo y quien lo trujo tampoco es Luchino Visconti.

Mr. Z., no nos tensione usted más

19 de Febrero de 2008 - 19:24:17 - Pablo Molina - 16 comentarios

Alhaji Mohomodo Nije, más conocido como Biri Biri, fue un excelente jugador africano del Sevilla C.F. que se hizo popular por la frase que le dijo a Goyo Benito, aguerrido defensa del Real Madrid, en un partido disputado por ambos equipos a mediados de los setenta. "Señor Benito, no me pegue usted más". Hay otra versión, según la cual el comentario exacto fue: "Señor Benito, ¿Qué le he hecho yo para que me pegue usted así?". Sea como fuere, lo cierto es que a Biri Biri la estrategia de tensión de Benito le estaba comenzando a resultar bastante molesta.

Pues al PP le ocurre algo parecido desde que los retrasaditos que forman la vanguardia zapateresca han decidido seguir la consigna de su jefe. "No nos tensione usted más".Y es que van ya demasiados "hechos aislados" como para vayamos pensando en emplear otra forma de resumir la situación.

Lo de "tensionar" a la sociedad y ponerse dramáticos es lo que siempre le ha funcionado al PSOE en términos electorales. Lo único que ha hecho Z, con su inocencia característica, es reconocerlo expresamente en mitad de la conversación con un periodista.

Repasemos las ocasiones en que el PSOE ha alcanzado el poder a través de unas elecciones.

  • 1936. Formando parte del Frente Popular, en un ambiente prebélico.
  • 1982. Las siguientes elecciones al intento de golpe de estado.
  • 2004. Tras el mayor atentado islamista cometido en suelo europeo.

O sea que Z tiene razón. Cuando existe calma social y las cosas funcionan con normalidad, el PSOE pierde las elecciones. En cambio, en momentos de zozobra y de grave crisis política suele ganar.

O sea, que prepárense para unas cuantas dosis más de tensión, que aún falta casi un mes para las elecciones.

Esquela de Pepiño Blanco

18 de Febrero de 2008 - 19:32:21 - José Antonio Martínez-Abarca - 15 comentarios

Blanco López, José, Diputado por Lugo, S

Nacido el 6 de Febrero de 1962 en Palas de Rei (Lugo). Diputado en las legislaturas VI y VII y Senador en la IV y V. Casado. Inició estudios de Derecho que continúa por la UNED [sic]. Administrativo. Miembro del Comité Nacional del PS de G-PSOE. Miembro del Comité Federal del PSOE. Secretario de Organización del PSOE.

(Extracto del "Directorio" del Congreso de los Diputados del 2007, VIII legislatura)

Es decir, que el jovencísimo administrativo (en época menos políticamente correcta, pegasellos de oficina) Pepiño Blanco ya estaba ahí, en la curia senatorial (¡si Roma levantara la cabeza!), a tan tempranas bajuras como la IV legislatura. Un vernal machaca o currela que ya lleva nada menos que cuatro legislaturas de Padre de la Patria, para que luego digan. Por comparación, palidece a su lado el noventa y cinco por cien de los más eximios parlamentarios de la historia europea, que duraron mucho menos en sus escaños. La entradilla que disfruta el oficinista Blanco López, José en el "Directorio" del Congreso tiene cinco líneas curriculares, a diferencia del Diputado del PP que justo le antecede, Bertrand de la Riera, Leopoldo, quien sólo llena dos (la extensión de palabras, como las entradas en la "Encyclopaedia Britannica", no es nunca inocente) porque sólo alcanzó a ser ingeniero naval en la vida. Un elitista, que diría la ministra de Educación Mercedes Cabrera.

Por demás, nótese la importancia sacral que le otorga el supuestamente laico "Directorio" socialista a estar casado (le falta añadir que, como sacramento de la nueva religión de Estado, "imprime carácter"), que lo graba a escoplo y mármol en las cinco líneas que resumen la vida (y también el pensamiento) de Pepiño.  Unas misteriosas inscripciones ("Lugo, S" "estudios de derecho que continúa por la UNED") sólo parecen tener función de rellenar más espacio porque, sobre todo en el último caso, se nos ofrece una supuesta información que no hay manera de comprobar.  Con todo, ya decimos, más del doble de lustre en las líneas que lo recuerdan para la posteridad que un ingenierucho naval.

Una propuesta a considerar para los "Directorios" de próximas legislaturas sería, con el fin aumentar el espacio de la entradilla y por tanto la memoria histórica que dejará este Gobierno para futuras generaciones, ya que no creo merezca figurar en otro libro de más enjundia como no fuere el índice de consejos de guerra por alta traición, incluir el número de casas que cada cual tenga en propiedad (cuatro, la vicepresidenta Fernández de la Vega) o los cientos de miles de euros dedicados a sofocar infiltraciones de agua en cucadas inmobiliarias "patrimonio de todos" (doscientos cincuenta mil, el ministro de Justicia y cabeza de lista para las elecciones por el PSOE murciano, Fernández Bermejo, que dicho sea al paso esta semana reaparecía de entre los muertos y daba un mitin en Murcia junto a un tal Felipe González, a quien pocos del socialismo murciano conocerán, porque la penúltima y quizás también primera vez que vino a esta región llevaba traje de pana con coderas, y la última ya era diseñador de joyas).

Fuerte incremento de la densidad de cretinos por m2 en la UE

18 de Febrero de 2008 - 18:22:33 - Pablo Molina - 8 comentarios

En un hecho científico, comprobable empíricamente, que las instituciones de la Unión Europea y los varios miles de funcionarios de Bruselas tienen como misión principal dar por saco a los ciudadanos de bien. En eso no difieren mucho de sus colegas nacionales, pero quizás por su alejamiento de las cuestiones cotidianas o por el frío bruselense, vaya usted a saber, lo cierto es que, cuando se ponen a escribir chorradas, los burócratas europeos son insuperables.

Vean si no el último documento elaborado por el consejo europeo "para afrontar el desafío de la escasez de agua y la sequía en Europa". No les pediré que se metan entre pecho y espalda quince folios de granítica prosa burocrática, pero les aseguro que su contenido es delicioso.

Porque por encima de consideraciones absurdas sobre el llamado cambio climático, muy oportuno para justificar la existencia de todo tipo de instituciones dedicadas a luchar contra él, el documento de los comisarios llega en un momento del texto a esta sorprendente conclusión. Siéntense antes de leer la siguiente frase, no vayamos a tener una desgracia:

"Toda la producción, incluida la producción de biomasa y los regadíos y todas las actividades económicas, debería adaptarse a la cantidad de agua disponible localmente."

Es decir, que cada zona deberá conformarse únicamente con el agua que es capaz de generar. Bien, el agua es un recurso natural escaso, así que extendamos el ejemplo a otros recursos de iguales características. Si la UE quiere ser coherente debería exigir a continuación algo parecido a lo siguiente:

"Toda la producción y todas las actividades económicas, deberían adaptarse a la cantidad de petróleo disponible localmente".

De esta forma, una comunidad autónoma que no cuente con yacimientos petrolíferos deberá exigir a sus ciudadanos que abandonen sus coches último modelo y vuelvan al gasógeno, además de implantar como forma de energía el carbón (si hay alguna mina en su territorio) o la eólica (si hace suficiente viento).

Igual podríamos seguir haciendo, por ejemplo, con la agricultura:

"Toda el consumo de productos agrícolas debería adaptarse a la cantidad de verduras, frutas y ganado disponible localmente". O sea, que si la ciudad de Madrid no cuenta con jardines suficientes para alimentar a seis millones de habitantes, estos deberán resignarse padecer escorbuto y aún perecer de inanición, según recomienda la UE.

¿Hay que ser subnormal o no hay que ser subnormal, para evacuar un documento así?
Lo más gracioso es que la negativa de la UE a financiar trasvases hacia las cuencas deficitarias está basada en el argumento de que este tipo de decisiones crea conflictos entre las regiones implicadas. Hombre, antes de que los nacionalismos periféricos volvieran al Siglo XIX (gracias Z, no lo olvidaremos) lo cierto es que las transferencias de recursos dentro de una misma nación contribuían a su cohesión territorial. Las zonas deficitarias tienden a estrechar lazos con aquellas de las que proviene el recurso que a ellas les falta. Pagando por supuesto, lo que beneficia también a los ciudadanos de las provincias excedentarias.

En fin, menos mal que los documentos de la UE no se los lee ni El Tato (excelente torero, por otra parte), porque de lo contrario sería para liar con ellos una hermosa partida de calabacines y viajar a Bruselas, con el único objeto de que sus señorías experimenten la gloriosa sensación de una cucurbitacea mediterránea en la retaguardia. Quizás una experiencia sentimental como esa les ayudaría a pensar mejor en el futuro antes de sentarse a escribir.

Devuélvanos, Bermejo, la carta

17 de Febrero de 2008 - 18:53:57 - José Antonio Martínez-Abarca - 7 comentarios

Cuando ser natural de Murcia vestía en el resto de España aún menos que formar parte de una banda de revientapisos albanokosovar, esto es, hasta ayer por la tarde, había un dicho popular que me enseñó mi padre. Podríamos llamarlo "el dicho murciano de la carta". Consistía en que los de Murcia sabíamos perfectamente que vivíamos en una región paria,  un excremento territorial del tamaño del sombrero de un picaor, "la tonta del bote", la llamó alguien cuando Adolfo Suárez nos visitó por vez primera como presidente. Pero, susceptibles como corsos y ternes como aragoneses (nuestros ancestros repobladores venían, al fin, de ahí), no estábamos dispuestos a que ningún forastero nos lo restregase por la trompa.

Cuando algún forastero ponía en Murcia ese mismo morro arrugado como de oler a facha retestinado que permanentemente tiene el señor o señorito ministro Bermejo, cabeza de lista por Murcia para las elecciones generales,  los naturales de aquí le decían: "haga usted el favor de devolvernos la carta". "¿Qué carta?", inquiría el prepotente.  "¿Qué carta va a ser? La carta que le enviamos donde le pedíamos por favor que se viniera por lo que más quisiera a vivir a Murcia".

Pues eso. Señor o señorito ministro Bermejo (no sé el tratamiento que le daría la marmota o fámula en su falangista casona "bien"), usted va de cabeza de lista por el PSOE en Murcia, pero por aquí ha venido poco,  vamos, como los viajes a Nueva York, una vez o ninguna,  y últimamente menos aún, que desde que se descubrió lo de la reforma tropomillonaria de su pisito está usted escondido bajo siete mantas. Eso sí, no le ha hecho falta estar de cuerpo presente en la que para usted es repentinamente su región adoptiva  para causarle, a la región, todo el daño que está pudiendo, a dos manos. Mi colega Pablo Molina lo ha explicado perfectamente. De usted abajo, desde que se le ocurrió asomar por aquí su chatez de perro de presa, se ha instaurado en la región un régimen de terror policial, judicial y fiscal sin motivos legales que lo justifiquen que ha paralizado el funcionamiento de los Ayuntamientos, por puro miedo a mover un papel. ¿Que nadie debe tener miedo si se respeta escrupulosamente la ley? Vaya usted a explicarle eso a alcaldes como el de Totana, que se ha chupado de momento dos meses de secuestro ¿legal? en la cárcel sin que todavía se sepa de qué se le acusa, o a concejales o incluso a señores particulares a los que han destrozado la vida filtrando conversaciones privadas con amantes, tomadas naturalmente sin ningún mandato judicial o con mandato judicial "a posteriori".

El poder absoluto que a Bermejo le gusta ejercer como hombre de izquierdas del falangismo de toda la vida, aparte de corromper absolutamente también causa un miedo absoluto, ni el bedel del Consistorio se atreve a mover un lápiz de sitio no sea que le echen encima al coronel Hernando y quinientos guardias civiles, que aquí pasó lo de siempre, que han muerto cinco cartagineses, si no se mueve el lápiz de sitio todo se paraliza y no se obtiene ni la licencia para conducir ciclomotores, las empresas quedan pilladas en una burocracia de pronto mineralizada y suspenden pagos o quiebran, con lo que el sistema se pone a punto de nata para producir una situación verdaderamente socialista: todos al paro menos el ministro y sus amiguetes. ¿Será por paro? De cuándo aquí ha estado preocupado el PSOE por esa "estupidez", que dice Caldera.

Eso es lo que ha venido a hacer Bermejo a Murcia, como "murciano más" que tiene el pillo los cojinetes de nombrarse. Devuélvanos la carta, háganos el favor, ministro, qué carta va a ser, hombre, la carta donde le pedíamos que se viniera de cabeza de lista por el PSOE para arruinar el crecimiento de la región. Y váyase usted mucho con Dios por donde vino.  Que usted, señorito falangista (o como fuere el tratamiento que le daba su marmota cuando sus amiguetes le telefoneaban y ésta respondía: "el compañero señorito no se puede poner, que me ha dicho que hasta las dos no lo despierte") puede ser todo lo fresco que le plazca, pero mejor en casita. Que además la casita dicen que no está pero que nada mal.

La crisis de la construcción: las consecuencias y los culpables

17 de Febrero de 2008 - 10:43:44 - Pablo Molina - 6 comentarios

Los empresarios no suelen perder su tiempo convirtiéndose en "abajofirmantes", como si fueran pancarteros al servicio del circunflejo. Lo suyo es gestionar sus empresas, crear puestos de trabajo y contribuir a la riqueza del país. Fíjese querido lector en que esta frase anterior, que es simplemente la constatación de un hecho, en la Zetapaña del circunflejo es una afirmación polémica. Porque gracias a Z, lo que antes era sólo la expresión radical de los movimientos de ultraizquierda, empeñados en acabar con la libre empresa para instaurar el socialismo real, ahora es en Zetapaña una política del gobierno. Vean lo que ha ocurrido con Pizarro. En cuanto se conoció su candidatura, el PSOE le atacó, no acusándolo de haber cometido un delito, sino de ser un rico empresario. La izquierda, por principio, considera sospechosa a toda persona que alcanza el éxito en la vida con su propio esfuerzo y el empresario, como paradigma del hombre libre, es en Zetapaña una presa codiciada.

Acaba de llegarme un documento de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia, en el que avisan de las consecuencias de la crisis y dan interesantes pistas sobre los responsables de su desencadenamiento. Vale la pena extractar algunas frases:

Somos conscientes de que durante los dos últimos años ha habido una gran hostilidad contra nuestro sector, protagonizada en gran medida por Entidad asociada a la FEDERACIÓN REGIONAL DE EMPRESARIOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE MURCIA y a la ASOCIACIÓN DE PROMOTORES-CONSTRUCTORES DE ESPAÑA algunos grupos de escasa representatividad social pero que han obtenido una gran proyección en los medios de comunicación, con el objeto confesado de paralizar nuestra actividad, y lo han hecho sin medir de forma irresponsable las consecuencias tan negativas que en términos de desempleo ello acarrearía. Nosotros lo hemos venido denunciado una y otra vez, y las consecuencias, tal y como alertamos, ya están aquí. Es hora de que cada uno asuma sus responsabilidades (...)

Se refieren los empresarios murcianos a algunas pintorescas asociaciones supuestamente ecologistas, con denominaciones de fino aroma totalitario tales como "Murcia no se vende" ("por nuestros cojones", les faltó añadir). El objetivo de estos grupúsculos no es exigir limpieza en los proyectos urbanísticos, o que se castigue a quien haya cometido un delito, sino acabar con "el modelo de desarrollo regional, basado en el ladrillo". Es decir, acabar con una actividad económica que da trabajo a más de cien mil familias murcianas, cosa que evidentemente a ellos no les preocupa pues, dada su condición de funcionarios (la mayoría de la rama universitaria), jamás han tenido que bregar en un entorno libre para ganarse la vida. Pero esto no es lo sustancial, porque en todos los sitios hay alguna decena de borarates que necesita sublimar sus frustraciones personales aparentando cierto radicalismo adolescente aunque frisen la cincuentena. Lo realmente grave, y como no lo dicen los empresarios en su nota lo digo yo, es que se utilice esta situación desde el gobierno para acojonar a una región entera, dando por bueno el discurso de la ultraizquierda.

El candidato del PSOE murciano en las últimas elecciones autonómicas lo dijo centenares de veces a lo largo de la campaña: "Hay que acabar con el modelo de desarrollo económico basado en el ladrillo". Después tuvo que recular, como cuenta Martínez-Abarca en otra anotación, y cuando llegó la crisis de la construcción, provocada por quienes como él situaron a un sector económico bajo sospecha, con cientos de procesos judiciales abiertos, especialmente en la costa, entonces se manifestó como el más firme defensor de los subsidios a los empresarios perjudicados. Es la receta clásica del socialismo: Primero destruye un sector y después lo subvenciona con el dinero ajeno.

La operación desatada en la región de Murcia desde que Bermejinsky apareció como candidato no es más que la culminación de un proceso sociológico que empieza por extender la sospecha generalizada, continúa por convertir a los empresarios en delincuentes potenciales y "enemigos del pueblo" y finaliza con una ofensiva judicial generalizada para obtener réditos electorales. El daño causado al tejido empresarial de una región pujante y con futuro como Murcia y a su imagen exterior no es algo que preocupe al gobierno. Para paliar el desastre ya están las subvenciones, llegado el caso. Sin embargo, las consecuencias de una situación de terror generalizada como la que se vive en Murcia, (donde desde hace meses ningún funcionario de tercera se atreve a firmar la compra de una caja de lapiceros), durarán mucho tiempo después de las elecciones del 9-M. Pensemos por un momento en un matrimonio del norte de Europa que quiere comprar una vivienda en el sureste español. ¿Donde decidirán ubicar su inversión? Desde luego, a poco que se informen de lo que está saliendo en la prensa Murciana estos últimos meses, llegarán a la conclusión de que esto es como Sicilia, y a los europeos educados ésta no es precisamente una situación que les entusiasme.

Hace ya algunos años, en el mesofelipismo, recordarán ustedes que el pusilánime de José Borrell desató una campaña de terror fiscal generalizado desde el ministerio de Hacienda, que tuvo como hito el procesamiento de La Faraona. Pues bien, por aquellas fechas recuerdo perfectamente lo que contó cierto famoso escritor de origen mallorquín. Fue en una zona comercial de la provincia de Barcelona, que desde unos años antes venía experimentando un formidable crecimiento en volumen de negocio. Cierto día desembarcó allí un destacamento de inspectores fiscales, que dedicaron casi un mes en inspeccionar las cuentas de cada empresa allí ubicada, (almacenes, industrias y pequeños comercios incluidos). De aquella operación de terror fiscal tardó en recuperarse esa zona más de cinco años. Y es que el recuerdo de los clientes siendo atendidos por el mancebo mientras el jefe rellenaba sudoroso formularios frente al inspector de turno, es algo que daña más a un negocio que la multa de hacienda.

El socialismo, cuando se aplica con ortodoxia, es devastador. En Murcia ya lo sabemos. Vayan preparándose en el resto de España, porque esto no ha hecho más que empezar.

No se vayan todavía, aún hay más

15 de Febrero de 2008 - 20:30:30 - José Antonio Martínez-Abarca - 15 comentarios

Menos empezar a arrancar orejas a mordiscos, cortar a navaja lengua y nariz, sacar ojos y poner testículos en boca, como se hizo en el 36 con el párroco de la iglesia donde por cierto fui bautizado, no sé me ocurre en qué más pueden tensionar la campaña electoral los socialistas que no lo hayan hecho ya en Murcia, ni en qué más pueden dramatizar estratégicamente en Murcia, según lo que le aseguró El De Las Cejas al palanganero, en la tele, otro día. Para drama electoral de los buenos, de los que dan votos, aquello del cura, y no seré yo quien calumnie a los socialistas diciendo que han desechado ciertos métodos, si las encuestas se les ponen tiquismiquis y demasiado garantistas para el PP a última hora.

Casi todo lo demás, salvo reeditar los linchamientos físicos, lo han hecho ya los socialistas en Murcia. En la oposición por supuesto, pero también en el Gobierno, pues debe ser la única comunidad autónoma del mundo mundial, tras la Palestina de Arafat, a quien la halitosis le olía al azufre de la pólvora, donde uno que llegó a presidente regional del PSOE había querido anegar años antes a la población de su tierra poniendo una bomba en el dique de contención de un pantano.  De pretender ahogarlos a gobernarlos, que si bien se mira quizás sea la misma cosa.

Con el PSOE murciano en la oposición, insisto en que casi todo ya lo hemos visto. Portadas de El País dedicadas a humillar bajo un capirote y encerrar en un cepo las manos y cuello de profesionales liberales inocentes que se ganan la vida de la buena imagen pública. Dedos acusadores contra empresas concretas  que se caracterizan precisamente por negarse a "engrasar" concejales (tal vez precisamente por esa osadía). Retratos al aguafuerte de los murcianos como vampiros del agua, que roban a los pobres "calçots" y las pobres anguilas del delta del Ebro lo que reparten entre ricos hacendados que no necesitan el agua porque sólo beben whisky. Insultos públicos a la murcianía argumentando que si no les votan es porque somos todos corruptos. Envío de tropas especiales a territorio comanche: Bermejo, el coronel Hernando, lo más selecto de la informática de la Guardia Civil,  delegados del Gobierno tránsfugas, fiscales y jueces indistinguibles de antiguos "secretas"...

Y aún nos dice El De Las Cejas que lo mejor está por venir. Que para tensión y drama del fino, lo que vamos a ver en próximas semanas. Yo de los curas me quedaría todas las tardes donde no les vayan a buscar tomando chocolate con picatostes.

Hundid el Bismark... y glorificad a los náufragos

15 de Febrero de 2008 - 14:22:37 - José Antonio Martínez-Abarca - 9 comentarios

Aparte de la crisis de las hipotecas blandas estadounisenses y el cómo me la maravillaría yo que nos cuentan incluso los más "centricos" economistas de la derecha para exculpar de la próxima recesión mundial al Gobierno del Vagaroso (que, como diría Woody Allen, viene del coito entre dos palabras, "vago" y "astroso"), lo cierto es que la crisis inmobiliaria que es presuntamente mundial aroma un tufo autóctono, inequívocamente sociata, que tira de espaldas.

Viajemos en el tiempo, a hace apenas unos meses. Campaña orquestadísima (y muy bien afinada, por cierto) de medios estatales, privados, nacionales y, por "unte" de alguna instancia pública, también internacionales, contra el llamado "ladrillo". Telediarios, los de las seis cadenas, abriéndose y cerrándose con supuestas amenazas de la UE contra el "crecimiento insostenible" y tenebroso en comunidades "como las del levante español" (curiosamente, todas gobernadas por el PP). Empresas privadas boyantes, eficientes y perfectamente cristalinas se ven infamadas, negro sobre blanco, sobre páginas par de ese periódico prestigioso que le marca el camino a seguir al Gobierno. Bueno.

Cuando alguien, quizás Solbes, de ese Gobierno del Vagaroso (vago y astroso, decimos) se da cuenta de que su demonización y acoso al "ladrillo" hace que no le cuadre la lista de la compra a final de mes, se producen declaraciones gloriosas de altos cartos del PSOE que hasta una hora anterior habían llamado corruptos a los mismos a los que ahora tienden la mano abierta y más abierta aún la caja: "hay que ayudar a los constructores, que lo están pasando mal". Dice un tal secretario general del PSOE en Murcia, que por su absoluta irrelevancia no presentaremos. Después, el propio presidente Vagaroso lo mejora, ordenando a los bancos y cajas, ante el descojone general, que mantengan abierto "a tope" (sic) el grifo para los promotores y constructores. Y la humillación final: se habla de "ayudas oficiales al sector". Tras haberlo perseguido por tierra, mar y aire, por editoriales, scoops, agencias de noticias y escaños de estómagos satisfechos en Bruselas y Estrasburgo. Como recibir el mandato de hundir el acorazado Bismark, el que escoltaba la buena marcha económica,  y después nombrar hijos predilectos a las víctimas, si se han ahogado mejor.

No. La recesión económica española, de producirse, tendría culpables fuera del país, pero los principales están casi todos aquí dentro. Lástima que todavía no dentro de la cárcel, que es su natural arrimo, aunque todo se andará.

Apoteosis del pinchazo

14 de Febrero de 2008 - 19:07:36 - José Antonio Martínez-Abarca - 10 comentarios

Dicen las malas lenguas mejor informadas que "el espadón de Ginebra", es decir, el coronel Hernando que viajaba tanto a Suiza en los tiempos de los GAL, tiene a quinientos tíos de la UCO y subcontratados, quinientos, pinchando más que los practicantes de farmacia y escuchando conversaciones telefónicas ajenas, ajenas a cualquier relevancia penal, me refiero, sólo en la Comunidad de Murcia. Vamos, como si fuera la telefónica de los años cincuenta, cuando los teléfonos tenían tres o cuatro números y tenías que pasar sí o sí por la operadora. Ahora tienes que pasar sí o sí por el Guardia Civil a las órdenes de Hernando, Bermejo y Cándido, que te está pinchando para saber si todos los días te cambias de bragas.

Así que, siendo una región uniprovincial que no llega al millón y medio de habitantes, calcúlese que si en Murcia hay quinientos números nada más dedicándose a espiar indebida y probablemente de forma ilegal intimidades ajenas (que ya están provocando zozobras en más de un matrimonio), cuántos debe de haber en comunidades autónomas con más provincias y muchos más habitantes, como Valencia o la mismísima Madrid, los otros dos grandes objetivos de la Lubianka zapateril.

La sorna popular en torno a estos generalizados pinchazos telefónicos, que en el sur hasta a lo más siniestro del totalitarismo le sacamos punta, ya hace que en Murcia se hable por teléfono con el lenguaje de los sordomudos, que en la calle la gente se tape la boca como los mafiosos para que no le deletreen las sílabas a distancia y que las conversaciones por cualquier medio se cierren siempre con un saludo al Fiscal del Tribunal Superior de Justicia y al ministro Bermejo, "que nos estarán oyendo y a los que aprovechamos para saludar".  

Ante esta balaustrada, juro...

14 de Febrero de 2008 - 18:29:26 - José Antonio Martínez-Abarca - 8 comentarios

Me imagino que, ahora que el ministro Bermejo, Bermejor o Bermelujo dicen que se ha reformado una "todo-esto-que-contempláis-hasta-donde-se-pierde-la-vista-es-mío-y-aquí-no es donde más tengo", o sea, una casopla "de to por to" (que se dice en delicioso castellano donde este hombre de izquierdas es cabeza de lista para las generales, en Murcia), el antedicho habrá emitido ante su magna obra de cuarto de millón de euros el famoso juramento de la señorita Escarlata en la película más famosa de todos los tiempos:

– Ante esta balaustrada alicatada de mármol hasta el gollete juro y a los compañeros de Fiscales para la Democracia pongo por testigos que como hombre de izquierdas que actúo nunca más volveré a pasar hambre...

¿Que la frase de Escarlata en la película más famosa de todos los tiempos no era exactamente así, porque no incluía la palabra "balaustrada" ? Pero tiene que haber balaustrada en el nuevo palacete para dos meses del ministro, hombre, porque cuando Bermejo llegó a Murcia de número uno en las listas para las próximas elecciones dijo: "soy un murciano más". Y, haciéndole caso, si es un murciano más su casa de nuevo rico debe tener balaustrada fijo, si lo sabremos nosotros. O tiene balaustrada o la casopla del ministro no es la de un murciano nuevo rico como él. Una de esas balaustradas que aparecen en los cuadros de a tanto el centímetro de tafetán rojo de mi admirado pintor Falgas, solicitadísimo entre los nuevos ricos levantinos para que ponga a sus legítimas (embutidas en "balconets" a la Federica) sobre grandes escalinatas de caliza de Abanilla o de Macael donde podría volver a filmarse la escena de la represión a las masas de "el Acorazado Potemkin".

Para ser un auténtico cabeza de lista socialista por Murcia la dilapidadora mejora que se ha ordenado hacer Bermejo, Bermejor o Bermelujo en el que llama "patrimonio de todos" (pero unos iguales son más patrimonios que otros) debe tener balaustrada, caída a varias aguas, tallas a tamaño natural de náyades meando en la piscina, mamparas color champán, el puño y la rosa bordadas en "petit point" y el wáter color de rosa o "inodoro rosé" rescatado del cuarto de baño que se mandó hacer hace años otro ilustre sociata en otra memorable reforma, el también ministro Eguiagaray Ucelay. El ministro "murciano" Bermejo, Bermejor o Bermelujo y quien lo trujo, que desde que ha venido a la región que no lo llamó hay que reconocer que está mejorando mucho la cobertura de los móviles (para poder pincharlos todos, con dudosísima legalidad, en comandita con el coronel Hernando y su UCO de la Guardia Civil) no tiene, como izquierdista austero que pretende ser, perras para cuchillas de afeitar que le den menos pinta de guarrete, pero como murciano autoadoptivo que ha pegado el pelotazo e incurre en los vicios de la tierra sí tiene, y cómo, para balaustradas de cuadro de Falgas de a tanto el centímetro al óleo de tafetán rojo, sobre todo que salga bien el rojo, bermejísimo.

Ya nada más le falta al todavía ministro la esclava de oro a la muñeca y aparcar el mercedes de gama alta en el bancal para que, como cabeza de lista sociata de una autonomía castigada por su gobierno, le sea concedido un título muy de la tierra, reservado a la suprema horterez trufada en dispendio: "perullo". El tragacuras y comefachas resultó no ser más que un vulgarísimo perullo.

Bienvenidos al lado decente del cordón sanitario

13 de Febrero de 2008 - 21:55:01 - Pablo Molina - 23 comentarios

Si lo mejor de la derecha española son sus votantes, lo mejor de Libertad Digital son sus lectores. Acabo de darme un paseo por el blog de Federico y nuevamente compruebo la inteligencia, la solvencia intelectual y el sentido del humor de los que participan en sus comentarios. Es decir, lo que corresponde a su titular.

Arrancamos hoy este otro blog, cuyo título es suficientemente descriptivo. En este espacio, Martínez-Abarca y yo escribiremos diariamente sobre la actualidad  española y daremos cuenta de algunas cosas que ocurren en Murcia, que en realidad no difieren de lo que sucede a escala nacional. Desde que Bermejinsky El Proletario (250.000 razones le avalan) aterrizó por estos lares para encabezar el nuevo descalabro del PSOE Murciano en las generales, están sucediendo cosas de lo más extraordinario. En fin que lo pasamos muy bien últimamente por aquí.

Esperamos contar con su colaboración. Siéntanse libres de aportar lo que quieran en la sección destinada a sus comentarios. Los leeremos todos y contestaremos a la mayoría (uno también tiene otras dos o tres mil cosas que hacer durante el día). Y en todo caso esperamos que este blog sea un lugar de encuentro para disfrutar leyéndonos unos a otros.

Nos vamos a divertir un huevo, ya lo verán.

El diario global, azote de los corruptos murcianos

12 de Febrero de 2008 - 21:52:00 - Pablo Molina - 7 comentarios

La prensa regional murciana lleva un par de semanas aventando las escuchas telefónicas a que han sido sometidos determinados altos cargos del partido popular. En lo de llenar diariamente seis páginas de texto sin decir nada concreto, hay que reconocerle a nuestros colegas murcianos un notable virtuosismo. Hay alcaldes y consejeros cuya honorabilidad está siendo puesta en entredicho. No sólo eso, los hay también imputados en procesos judiciales sin que hasta el momento se sepa de qué se les acusa, salvo cosas como el afirmar que el fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Murcia es un “tonto del capullo” (sic), aunque en esto, como en todo, habrá división de opiniones.

Pero por fin hemos podido conocer los graves delitos que se imputan a algunos constructores y alcaldes peperos. Gracias a nuestro compañero Tono Calleja y al diario El País, ya conocemos algunos datos que justifican el que el nombre de unos señores haya sido arrastrado por los medios de comunicación. En concreto nos vamos a centrar en Facundo Armero, de profesión constructor (exsocio de Polaris World) y su relación con el alcalde de Torre Pacheco, localidad murciana cercana a Cartagena, donde Polaris World comenzó a edificar su emporio. Ambos, alcalde y promotor, han sido sometidos a escuchas telefónicas desde hace casi un año y esto es, según el diario global, lo más sustancial de lo descubierto hasta el momento. Atención porque la cosa es grave.  

Primera acusación: "Armero empezó como albañil y ahora es propietario de 44 sociedades".

El delito es flagrante, pues el hecho de que un obrero prospere y se convierta en  propietario de varios negocios es para el socialismo una ofensa a su sagrada doctrina, según la cual el proletariado tiene que formar una masa homogénea, sin disidencias burguesas. Los iconos progresistas, en cambio, sí pueden crear un entramado de sociedades opacas para evitar las garras de Hacienda, pero es que ellos lo hacen por el bien de la humanidad. ¿Hay algún progresista de esos que se tocan la ceja en el video del PSOE que tenga menos de cincuenta sociedades o negocios paralelos? El diario global no lo aclara.

 Segunda acusación:  "Ganó 300 millones por la venta de su participación en Polaris World".

Polaris World es una de las empresas más importantes en el sector del turismo de alto standing a nivel europeo. Su volumen de negocio ha batido todos los records, simplemente porque encontró la clave para atraer al turismo nórdico a tierras murcianas a un bajo coste. En efecto, Armero vendió su participación en el holding y un grupo de empresarios, con el apoyo de un fondo de inversiones suizo, se la compró. Para El País, vender una participación en una empresa al precio que el comprador está dispuesto a pagar por ella, es un grave delito del que Facundo Armero deberá dar muchas explicaciones.

Tercera acusación: "Daniel García, alcalde de Torre Pacheco, fue su abogado".

Es decir, que si un alcalde del PP se ha ganado la vida en una profesión liberal antes de dar el salto a la política (en la izquierda no ocurre eso porque los cuadros empiezan a mamar de la teta del partido desde mozalbetes), conviene que sus exjefes cuiden sus conversaciones telefónicas, pues esa circunstancia es, como vemos, sospechosa de convertirse en un delito andando el tiempo.

Cuarta y definitiva acusación: A una pregunta directa de su hermano en vísperas de las últimas elecciones autonómicas y municipales, Facundo Armero le contestó que, en su opinión, debía votar al Partido Popular.

Aquí ya no hay defensa posible. El hecho de recomendar a su hermano, en medio de una conversación telefónica privada,tos que vote al PP, es un hecho que justifica sobradamente la apertura de varios procesos judiciales. Hombre, si al menos le hubiera aconsejado que votar al PADE de Juanra Calero…

En fin, que el Diario Global, fiel a su compromiso histórico, ha hecho un nuevo favor a nuestra democracia poniendo negro sobre blanco la catadura moral de quienes gobiernan la región de Murcia y, no contentos con ello, encima aconsejan a los demás que les voten. O sea corrupción al por mayor.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899