Menú

Apoyo a la candidatura de Huerta de Soto

5

Los premios Marqués de Santillana, también conocidos como Príncipe de Astuias, tienen este año la ocasión de lavar un poquito su imagen desastrosa premiando a un defensor de la libetad individual y uno de los investigaciones que más ha estudiado los efectos perniciosos del estatismo en las sociedades modernas.
Se trata del profesor D. Jesús Huerta de Soto, catedrático de economía en la Universidad Rey Juan Carlos (antes lo fue en la Complutense). Hace un porrón de años ley su "Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial", y desde entoces sigo su carrera.
Los que vivís en Murcia habeis tenido la oportunidad de escucharle en dos ocasiones, gracias a la Sociedad de Estudios Políticos de la Región de Murcia (y a los afanes de su presydente y el escudero, o sea yo, que anduvimos varios meses como testigos de Jheová mendigando una colaboración económica para organizar esos ciclos de conferencias).
Ruego a todos los lectores de este blog que dirigan un email a la dirección de los premios (info@fpa.e) en apoyo a la candidatura del profesor Huerta de Soto, en mi opinión el liberal más brillante que ha dado nuestra patria desde la Escuela de Salamanca.
El plazo acaba el 3 de junio, o sea pasado mañana, o sea que daos un poquito de prisa y tal. ¿Qué tal si abrís el correo y lo haceis ahora mismo? Recordad que los progres lo harían enloquecidamente si fuera uno de los suyos.
 

5
comentarios
1 JaS, día

Astuias por Asturias, investigaciones por investigadores, ley por leí, habeis por habéis, presydente por presidente, Jheová por Jehová, info@fpa.e por info@fpa.es, haceis por hacéis. No es normal... Gracias por sus entretenidos y acertados artículos. Envío mi mensaje de apoyo a Huerta de Soto, sin esperanza alguna, claro.

2 PedroMoy, día

Sin duda que don Pablo ha escrito este último post de manera bastante precipitada... Lo digo por la redacción y la ortografía, no por el argumento, con el que estoy totalmente de acuerdo. Huerta de Soto es un liberal especialmente brillante, e incluso original, ya que es de los pocos (por no decir el único) que pone a Adam Smith a caer de un burro... Por supuesto que votaré por él, por mucho que constituya todo un milagro que por una vez los comisiarios prisaicos que dominan el Príncipe de Asturias vean la luz y sean capaces de despojarse de todos sus prejuicios sectarios. Si aún así se produjera, habría otra razón más para admirar a don Jesús. http://apuntesenlibertad.blogspot.com/

3 vikinga, día

Hecho.

4 Pablo Molina, día

Acepto cristianamente vuestras observaciones sobre mi pobre redacción. En mi descargo diré que el p... ordenador me lleva por la calle de la amargura. El teclado acepta mis pulsaciones cuando le da la gana solamente. Está hecho un progre. La próxima vez me esmeraré mucho más. Prometido. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, que los autores leemos siempre, aunque a veces no podamos entrar en la conversación por falta de tiempo. Saludos,

5 vivaldi, día

Sí señor, don Jesús Huerta de Soto. Gracias a él y tras leerle varias cosas, me di cuenta de que mis cinco años de licenciatura habían sido inútiles. Ahí va un ejemplo: Siendo yo estudiante, en mi primera clase de economía, el profesor comenzó con una frase sorprendente: “Supongamos que toda la información está dada”. Y luego comenzó a llenar la pizarra de funciones, curvas y fórmulas. Ése es el supuesto que utilizan los neoclásicos: que toda la información está dada y no cambia. Pero ese supuesto es radicalmente irreal. Va contra la característica más típica del mercado: la información no está nunca dada. El conocimiento sobre los datos surge continuamente como resultado de la actividad creativa de los empresarios: nuevos fines, nuevos medios. Luego no podemos construir una teoría económica bajo ese supuesto sin que sea errónea. Los economistas neoclásicos pensaron que el socialismo era posible porque supusieron que todos los datos necesarios para elaborar el sistema de ecuaciones y encontrar la solución estaban dados”. No fueron capaces de apreciar lo que sucedía en el mundo que tenían que investigar científicamente, no pudieron ver lo que de verdad sucedía. Simplemente genial.

Herramientas