Crónicas Murcianas

« Bermejo, el rojo, insulta a la clase trabajadora | Principal | LDTV Murcia reanuda las emisiones »

Anatomía de la más abrumadora mayoría absoluta de España (II)

27 de Marzo de 2008 - 01:24:13 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
Hacia mayo del año 95, Murcia no cumplía ni una sola de las condiciones para el ingreso en el primer mundo. El resto de España había hecho la transición de la Ley al Felipismo pero todavía no había arribado otra vez a la Ley. En Murcia no habíamos salido de los falangistones bajo diversas denominaciones. Bajo la neblina provocada por el incendio con gasolina de la Asamblea Regional reptaban diversas familias socialistas mal avenidas, "enanos", "jumistas", "colladistas", "mariantonianos"... todos, por otra parte, igual de amantes de la libertad. O sea, que la diferencia entre aquellos señores de "rispetto" no era ideológica ni metodológica, sino de "quítate tú que me pongo yo". La crisis de la conserva había acabado con la economía tradicional y no había sido sustituida por ninguna nueva. A la vez hileras de enormes árboles pintados de blanco y flotas de camiones que no se sabía qué transportaban ni hacia dónde hacían desistir a todo el que pretendía entrar en Murcia o abandonarla por carretera, como el país de irás y no volverás. El tren te dejaba directamente en territorio hopi o navajo, a la altura de Calasparra, territorio que por cierto acababa de achicharrar por pavoroso incendio los bosques plantados bajo Primo de Rivera. Por avión, sólo podías montar en San Javier en el mismo modelo que llevaba a los padres de Tarzán y resulta que se estrelló en la selva. De vez en cuando se venía no se sabe si en helicóptero (o en cualquier caso por medios que se desconocen) algún subsecretario castigado por su señorito a inaugurar algún hospital vacío o alguna familia socialista más. Todo estaba muy entretenido y además éramos jóvenes hasta nosotros.
 

La transformación de AP en PP, años antes, había producido las lógicas tensiones entre los que no se querían ir y los que pretendían llegar. La vieja guardia, mandada por uno que había sido portavoz de la derecha en el congreso, era casi toda tan colectivista como los propios socialistas, con notables excepciones, como la del propio ex portavoz, que siempre ha dicho ser de la derecha "con principios". Los que los desbancaron no es que digamos que digamos en preparación ideológica, pero al menos habían oído algo, por alguna parte, de la libre iniciativa y el mercado. Y sobre todo tenían unas ganas de morder en carne que los anteriores habían perdido porque nunca la habían tenido. El líder era un joven de cara sudorosa y pelo oscuro al que nadie había prestado atención, porque cuando corría peligro de dejarse ver demasiado se iba a tocar "rondallas" a los coros y danzas municipales y espesos, y, cuando no, hacía una labor callada pero muy efectiva armando el partido en pedanías, diputaciones y villorrios, sin despreciar las gasolineras. Al decir de alguien que llegó a vicepresidente regional, cuando el ex portavoz de la derecha en el Congreso telefoneaba al joven de cara sudorosa lo hacía "desde su palacete y con el batín puesto", para ver si todo iba bien con las bases de manos callosas. Todo iba demasiado bien, por desgracia para el del batín, una gran inteligencia desaprovechada, todo hay que decirlo.


Tan bien que de repente cesaron las "rondallas" locales y las joticas huertanas que tenían despistados tanto al ex portavoz como a las familias socialistas y el PP, encabezado por aquel tipo que acababa de dejarse la bandurria, cambió la hegemonía guerrista en la Región por su propia hegemonía, que hasta hoy dura, rozando ya la unanimidad. De un día para otro. Yo titulé aquel día de la primavera entrada de 1995: "Ramón Luis Valcárcel gana en ninguna parte". Trece años después, ya conoce que somos alguna parte hasta Rodríguez Zapatero. (Continuará)
Comentarios (8)
1 corzo1, día 27 de Marzo de 2008 a las 14:06
Tienes razón, Abarca. Valcárcel empezó sin hacer ruido y va camino de instaurar en Murcia una monarquía. Veo bien que sea un hombre de partido, de principios, honesto. Pero el 7-3 último le da derecho a levantar la voz, a convocarnos a los murcianos a alguna manifestación, a lo que sea para hacernos notar.
Nos han dejado sin agua, sin ladrillo, sin AVE... Espero que si el Rajoy-Team se avergüenza de quienes le han votado y cambia de opinión en lo básico, el Rey Ramón Luis eche el tablacho y diga:"Hasta aquí".
2 iuris, día 27 de Marzo de 2008 a las 15:12
Y digo yo esta experiencia de Valcarcel no podría transmitirsela a sitios necesitados como Cataluña, vamos si de una Murcia casi totalmente socialista se ha pasado a lo de ahora ¿por qué no se aplica la receta en otros sitios?.
Lo mismo vale para el caso de Valencia más parecida a Cataluña.
3 cuervo, día 27 de Marzo de 2008 a las 18:28
buenas tardes.
de esos politicos como balcarcel mepido seis para cataluña que buena faltan nos acen.
aproposito del agua sabem que montilla si trasbasara agua a barcelona, si combocan una manifestacion avisen que me apunto
4 fuli, día 27 de Marzo de 2008 a las 23:46
Hey chicos, llevaís razón, creo que con esos resultados se puede dar un golpe en la mesa y decir aquí estoy yo. En otras Comunidades muy laureadas (Madrid, Valencia...) por la misma diferencia de 4 diputados se han hecho más que fiestas, BACANALES, y aquí en nuestra Murci querida parece que el tema del agua te da automáticamente esa ventaja, cuando todos sabemos la gran labor, de hormiguita que tanto Valcarcel y los suyos vienen haciendo pues el crecimiento económico no es casual sino fruto de unos cimientos bien puestos y un estímulo y confianza bien llevados a las empresas y agentes económicos. Ello facilita un buen nivel de empleo, el empleo es dinero para las familias y ese dinero puesto en circulación es bienestar para todos. Los empresarios murcianos están respondiendo y los trabajadores aportanto su productividad.
No nos han regalado nada, todo lo contrario, ni agua, ni Ave, ni aeropuerto (está teniendo que ser privado...) ni inversiones, ni leches..... todo a través de la buena gestión de la Cdad. Autonónoma y al empeño de los murcianicos, pues a ver si alguien se entera de una p vez y dejamos de aparecer en los medios por cosas intrascendentes, aparatosas..... y sale de una vez Varcálcel en los maitines de Génova y órganos de dirección y decisión, en las portadas del Telediario inagurando un parque tecnológico o un sistema puntero de riego por goteo, o salen nuestras fiestas y costumbres, desde el Bando hasta el Carnaval del Cabezo pasando por las procesiones de Murcia, Cartagena, Lorca o que sé yo.
En fín, que si haces mucho y no lo vendes puede que sirva de muy poco. Cuando tenga el marketing un poco más desarrollado que deje paso el Sr. Valcárcel a Pedro Antonio Sánchez (portavoz del PP de Murcia y alcalde de Pto. Lumbreras) que seguirá dejando el pabellón muy alto, como Murcia merece.
5 martsal, día 28 de Marzo de 2008 a las 16:26
Y digo yo que ya que hemos alcanzado este nivel de bienestar y progreso, y ya que hemos visto que durante cuatro años no hemos recibido un puñetero euro en inversiones procedentes del Estado, y ya que nos han dejado sin AVE, y ya que nos han dejado sin trasvase y por tanto sin agua.

Digo yo que: ¿ Para qué puñetas queremos al Estado? ¿Para pagar impuestos que en su gran mayor parte se van a Cataluña y Andalucía?

Vamos a proclamar el País Murciano y que le den por saco al Estado.
Total para ser p... y no ganar nada, mejor honrada.
6 peabody, día 28 de Marzo de 2008 a las 22:52
Y si ¿en vez de declararnos independientes nos declaramos un estado de la Unión?. A los yanquis les vendría bien el puerto de Cartagena.
7 martsal, día 29 de Marzo de 2008 a las 00:24
Of course my dear peabody !
8 Duquedes, día 31 de Marzo de 2008 a las 15:26
Valcárcel tiene hoy bastante más poder que hace dos meses, esto es indiscutible. Más poder, más voz. No vamos a pedir imposibles, pero en algunos aspectos sí que tendríamos que tener algo más de peso. Y en muchos ámbitos, por ejemplo el cultural. No sé...yo estoy hasta los mismísimos de que toooodos los malditos años salgan entre pompa y boato en los principales informativos las mismas procesiones de siempre: Sevilla, Zamora, y de regalo, algún extra de X pueblo perdido de la mano de Dios. Oye, que las de Cartagena y Lorca son de Interés Turístico Internacional, ¿esto qué leche es? Que las de Murcia tienen la mejor imaginaría de España con sus Salzillos, que no hay cosa comparable al lujo y al orden marcial que las de Cartagena, etcétera.
¿No se puede hacer NADA más por fomentar y extender más este patrimonio nuestro? He puesto el ejemplo de la Semana Santa por resultarme muy llamativo y bastante cansino el ver y estar todos los años con lo mismo en la TV. Pero podía haber puesto otros, claro. Fuli tiene toda la razón en un comentario que hace en su texto: por mucho y bien que se haga, si no se sabe vender, puede que sirva de poco. Es exactamente así.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899