Crónicas Murcianas

« Cambiamos 100 Zapateros por una Merkel (aunque sólo sea durante seis meses) | Principal | Donde vuelvo a no hablar del Cristo de Monteagudo, pero sí de liberales y católicos »

Al "homo abarquensis" también le gusta Merkel

13 de Febrero de 2010 - 18:40:26 - José Antonio Martínez-Abarca

Compartir:
Menéame Tuenti
Me acusa mi conbloguero Pablo Molina de una serie de impertinencias gastronómicas que no voy a darle el gusto de refutar de nuevo, al menos de momento. La agria polémica seguirá en capítulos posteriores aunque, en bien del lector, no serán entradas al "blog" sucesivas, sino más o menos espaciadas y para rebajar la digestión de asuntos tenidos por más graves. Porque también habrá que escribir de otras cosas, aunque sean menos importantes (en mi opinión, vagamente siciliana, cualquier cosa es menos importante que comer bien).
 
De pasada, eso sí, le reconozco a Molina, quien sugiere que soy una especie de cavernícola, que ha acertado completamente al escribir que yo me abalanzaría indignado sobre el primer hombre que echó un por lo probable maravilloso entrecot irresponsablemente a la hoguera, a ver qué pasaba, porque ese hombre fue el "homo antecessor" de los experimentos del "quimicefa" de Adrià. El origen del mal. En cuestión carnívora, soy de la escuela francesa. O sea, que me gusta "ensanglanté". Aunque respete la otra escuela, la argentina, que se queja de que los afrancesados cárnicos nos comemos la carne "que aún está mugiendo". ¿"Homo abarquensis" comedor de carne cruda? No se equivoca, pero recuerde, señor Molina, que este tipo de hombres primitivos cenaban todas las noches en el hotel Algonquin de Nueva York, en las refinadísimas tertulias literarias de los años 20, y pedían "carne a la bombilla", que como su propio nombre indica estaba inexistentemente hecha, vuelta y vuelta, sólo al calor que despide una bombilla de 25 watios... Le recuerdo que el ambiente cultural de Nueva York, entonces, era una cosa bastante fina y desde luego muy seria. Lo que usted dice primitivismo gastronómico puede tener un refinamiento inaudito.

Le acepto, señor Molina, lo de elegir padrinos, y armas, para dirimir una cuestión que, aunque se lo parezca a muchos lectores, no es menor. Eso si no echamos mano de la forma de solucionar estas cosas entre escritores que lamentaba que hubiese desaparecido en esta insípida actualidad el inmenso ensayista inglés Paul Johnson: con una buena bronca tabernaria por cuestiones intelectuales. Es decir, a puñetazos, a ver quién puede más, si los platos de veinticinco gramos de peso en báscula rellenos de helio y literatura de Adrià con que se defenderá usted arrostrando la posibilidad de desvanecimiento, o la sólida comida de pueblo que me ha cocinado toda mi vida mi ama Pascuala.

Por otra parte, y por olvidarnos de lo que nos desune y apoyarnos en lo que nos une, estoy completamente de acuerdo con la observación de Molina sobre que este país quizás ha degenerado lo suficiente y se ha vuelto tan irresponsable como para no poder gobernarse solo, y no vería con malos ojos una tutela extranjera, por ejemplo, como emplaza Pablo Molina, de la canciller alemana Merkel.  Siempre he pensado que los españoles guardan una formidable fuerza emprendedora y repentizadora dentro de ellos, mayor incluso que la italiana, que nos podría hacer crecer mucho más en mucho menos tiempo que los demás. Pero para ello los españoles necesitan cierto método, determinada disciplina, y sobre todo olvidarse de esa funesta manía celtibérica de convertir al país en el "atolón Bikini" donde se explosionan de manera teóricamente controlada ideologías y sistemas ya viejos y fracasados fuera, desde el "krausismo" decimonónico al sindicalismo no menos decimonónico, pasando por ideologías totalitarias de masas  (por ejemplo, ¿qué país europeo tiene aún una socialdemocracia a la que le repugne el mercado?). Si no, los españoles se convierten en lo que estamos viendo.

Y el próximo día, hablaremos de la polémica del Cristo de Monteagudo (ese monumento en lo alto de un promontorio murciano que, como si fuera el toro de Osborne, quiere desmontar ahora una recalcuza de progres, como si el fundador del cristianismo, el más perfecto símbolo de civilización, fuese símbolo de la represión extranjera) y de cómo este tipo de asuntos deben poner en primera línea de nuevo el saludable pacto tácito entre católicos conservadores y agnósticos liberales.


Comentarios (12)
1 corzo1, día 13 de Febrero de 2010 a las 20:07
ABARCA, Ferrán Adriá cierra EL BULLI, para siempre. Eso ha dicho y espero que mantenga su palabra. ¿El motivo? Medio millón de pérdidas al año. No está mal. Si es que no se puede tener el menú diario tan barato.
En fin, de verdad que lo siento porque estaba dispuesto a dejarme invitar, con el riesgo de deformación gastronómica que entrañaría tal acción.
Sobre el Cristo, ¿es posible que haya sido una acción conjunta letrado-periodística? Lo digo porque andan diciendo que son el number one en visitas en la prensa regional...
2 lfb, día 13 de Febrero de 2010 a las 22:09
Si Ferran lo ha declarado en The New York Times, hay que darlo por bueno, cierra, pero antes de meternos (seguir) en harina, ¿Cómo es posible? Veamos antecedentes: Considerado mejor restaurante del mundo, ventas del 100% por adelantado una o dos temporadas, precio medio 400 €, que con ese dinero, no eres capaz de pagar todo el azafrán envasado, en “una sentada” para comer. ¿Qué ha fallado para perder medio millón de euros anuales? Se me acaban de caer los palos del tambalillo de mi experiencia empresarial, y los parámetrso que la condicionaban, algo que ya sospechaba, dados lo resultados que estoy viviendo.
Esta new me ha quitado el hambre, y no es fácil.
Cambiando de tema ¿Qué pasaría si a Mazón no le hiciera caso nadie? Es lo que merece su estúpida iniciativa; este cuellicorto, aprovechando sus conocimientos jurídicos, va a provocar un gasto importante en La Administración de Justicia ¿Quién lo paga? Espero que él solito.
3 lfb, día 14 de Febrero de 2010 a las 10:53
Como no se pueden editar las entradas anteriores, cosa que me parece estupenda (yo no dije eso, jo… si que lo dijiste, etc) pues esta mañana En La Opinión leo que Ferrando Adriano desmiente la noticia de ayer en NYT, por lo que ¡Que haga lo que quiera! que en lo que a mi respecta, y en adelante eso es cosa de Molina y Abarca. Ya decía yo, ¿Cómo iba a perder este medio millón de euros anuales?
Por picar más cerca, voy a ver en que sitio de La Huerta, invito a mi Valentina a comer arroz con serranas a la leña, y que película veo esta tarde (la aparentemente deprimente “Precious”) a misa, y el At. Madrid – Barça) y Ferrando, que le vayan dando
4 AnkHor, día 14 de Febrero de 2010 a las 17:16
Fantástico José Antonio. Me ha encantado tu artículo y sobretodo el final. Pablo dirá lo que quiera pero tiene una cara de gustarle los pasteles de carne, que pa' qué... y el cocido de la abuela.

El Cristo de Monteagudo tiene un blindaje implícito por tratarse de un patrimonio artístico, histórico y cultural sin discusión posible.

Los progres tienen que zurrir el caldero para ver si pillan algo, que son mucha tropa y tienen gustos refinados que cuestan mucho dinero mantener.

Gustos como el de la gastronomía de vanguardia, los últimos estrenos y los viajes a lugares exóticos, que componen la práctica totalidad de sus temas de conversación.
5 antodasa, día 15 de Febrero de 2010 a las 10:31
AnkHor - Entrada anterior

Gracias amigo, por supuesto que está disculpado, yo también le pido disculpas por dirigirme a usted con cierta picardía y malicia.

Saludos.

6 lfb, día 15 de Febrero de 2010 a las 13:16
Yo tambien debo rectificar mi entrada 49 del poste anterior, cuando decía que estaba de acuerdo con ZZZZ, quería decir con martsal.
Nada más.
7 AnkHor, día 16 de Febrero de 2010 a las 10:45
Pelillos a la mar. Muchas gracias amigo.

Digamos que ha quedado en una espuma de viento terrateniente a la zetapé, con crujiente de fumé de Guadalajara sobre brotes verdes al vapor del agua del Ebro, especialidad de la casa.

Saludos.
8 vikinga, día 16 de Febrero de 2010 a las 11:08
Venga, bronca tabernaria por favor y con aviso previo, que no me gustaría perdérmela.
En cuanto a la polémica del Cristo de Monteagudo, dentro de muy poco, con la nueva ley de libertad religiosa, su retirada no será polémica, será aplicar la ley y ya está. Vamos apañados. Ya sé que estoy despertando a Antodasa pero no lo puedo evitar (y no se enfande, que es una broma).
Un saludo.
9 antodasa, día 16 de Febrero de 2010 a las 11:48
Mazón: Recurso para que San Raimundo no sea el patrón de los juristas

Que afán de protagonismo tiene este hombre. A mi me parece muy bien todo esto, a ver si los católicos todos vamos espabilando y nos enteramos de la película. Nos está haciendo un gran favor.

Esta es la consecuencia natural de la religión laicista, por eso menos hipocresías y al pan pan y al vino vino, y que no me digan nada si yo propongo un estado confesional católico pues eso en principio no me hace diferente de los que piden un estado confesional laicista, solo que con lo segundo solo viene la destrucción y con la fe de Cristo lo que tenemos es esperanza.
10 antodasa, día 16 de Febrero de 2010 a las 11:50
#8 vikinga

A ver si voy a tener que pedirles a los dueños de la bitácora una "comisioncita" por animar un poco la bitácora, porque entre suflés y lamentos parece que somos otros los que informamos y damos vida a este pedazo de terruño digital murciano.
11 antodasa, día 16 de Febrero de 2010 a las 11:56
Una cosa mas y presten ustedes mucha atención.

Busquen el amor de Dios Padre, arrepiéntanse y conviértanse sinceramente, pidan mediante la intercesión de Nuestra Señora la Virgen María, nuestra Santísima Madre. Dios te ama y te está llamando a su grey. Están sucediendo eventos importantes, puede que no haya mucho tiempo y el Señor nos anuncia que nos está dando en estos momentos un tiempo de gracia para la conversión sincera. Arrepiéntanse y crean.

Bienaventurados los que creen sin haber visto. Bendito y alabado sea por siempre tu santo nombre, Señor.

Que Dios les bendiga y les enseñe el Camino. Pido por todos ustedes en mis oraciones. Crean y sean salvos. Dios los ama, Dios los llama, acudan con Él.
12 antodasa, día 16 de Febrero de 2010 a las 12:10
Por cierto, queridos autores de la bitácora, a este paso para cuando dejen de decir tonterías culinarias y se decidan a hablar de lo de Monteagudo seguramente ya habrán liquidado la mitad de la parroquias de España y estará por comenzar el desmantelamiento de las catedrales, empezando por la de Murcia o la misma ex-colegiata de San Patricio de Lorca, todo ello en virtud de la ley de la religion laicista de libertad religiosa, como nos recuerda vikinga.

Hombres de Dios, espabilen, y si son cristianos espabilen mas todavía y actúen como verdaderos cristianos en la medida que sus jefes se lo permitan.

Y efectivamente, pasa el tiempo y en LD (diario digital, que es lo único de LD a lo que me arrimo) que yo sepa del asunto Monteagudo ni mutis, y de la clausura del Valle de los Caídos menos todavía.

Les adelanto un confidencial: se dice que los monjes de la Santa Cruz del Valle serán expulsados en breves semanas.

Esto de no informar en LD de ciertos temas me parece sangrante, así pues que luego no vayan FJL, CV y tuti cuanti presumiendo de ser mejores que los otros, pues no lo son.

Queridos lectores, no me cansaré de decirlo: piensen por ustedes mismos, hasta el propio FJL tiene esto por lema de LD, háganle caso en esto y no se dejen engañar por las demás mentiras.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899