Menú

Fallece Paco de Lucía

2

La mañana entraba a cuchillo por la ventana, mientras la fatalidad nos hacía digerir la crónica del fallecimiento del maestro Paco de Lucía. El miedo es tan innato a la esencia humana, como la frialdad que despierta la pérdida de uno de los iconos de nuestra cultura y tradición. Resulta imposible no sobrecoger el alma cuando comienzas a asumir que jamás podrás volver a respirar la magia de sus acordes, como ocurrió en Torrelodones en 1991.


Nacido en Algeciras al albor de las navidades del 47, aprendió a descifrar la poesía oculta en el cuerpo de una guitarra española antes que a escribir. Una educación basada en el arte patrio y la perseverancia, hicieron de él uno de los jóvenes valores del flamenco que asomaban a finales de los años sesenta, viendo en su interpretación el perfecto homenaje a la tradición de Sabicas.

Torres Bermejas sería el cruce de caminos de Paco y José Monje Cruz, con el que grabaría diez discos entre 1968 y 1977, siempre bajo el acompañamiento de su hermano Ramón y la soberanía de su padre. Una etapa de flamenco ortodoxo, que culminaría con un cambio de aires y apertura artística a nuevas generaciones. Entrando en terrenos más populares y mestizos de la mano del jazz, la bossa-nova, el pop e incluso el rock.

Para muchos expertos, la contribución de Paco de Lucía a la guitarra española, se sustenta en la popularización del género, así como difundir términos como, bulería, soleá, rumba o alegrías, a todo el mundo. Siempre bajo un vigor rítmico que definía su virtuosismo y estilo. Pero pocos recuerdan su introducción del cajón como elemento de percusión en el flamenco, tras una gira por Perú. A día de hoy, resulta casi imposible no escuchar dicho instrumento en el flamenco.

Seis cuerdas, seis, le sirvieron para sembrar leyenda en trabajos como, Fantasía Flamenca, Fuente y Caudal, Friday Night in San Francisco junto a John McLaughlin y Al Di Meola, Siroco, Concierto de Aranjuez, o su despedida, Cositas Buenas. Sin olvidar sus colaboraciones junto a Chick Corea o Bryan Adams entre otros.

La pasada noche, la Luna gritó al escuchar llorar a una guitarra huérfana en un rincón. Gracias por tu trabajo, hasta siempre maestro. Descanse en paz don Paco de Lucía.

Diego Cardeña “REV”
@DCardena_CaraB 

2
comentarios
Escribir Comentario
1 Rocker Burgos, día

Una lástima, gran pérdida para la música

2 Paco Cuéllar Osorio, día

Un verdadera lástima su ausencia.

La verdad es que sigue en nuestro corazón pero ojalá siguiera por aquí

Herramientas