Mensajes etiquetados Blog Appétit

Fuente bloc.com

Llegó el verano y con él las nada queridas olas de calor que tanto asfixian. Y es que salir a la calle con estas temperaturas se convierte en toda una hazaña. Con este sofoco constante lo único que apetece son comidas ligeras, nada de encender el horno ni digestiones pesadas. Y qué mejor postre que un buen helado, digestivo y refrescante. Y subrayo “buen” helado. Porque helados hay muchos, pero los artesanos y de calidad parece que están en peligro de extinción.

No me considero ninguna experta sobre la materia. Solamente he aprendido algunas cosas desde que estoy en Francia haciendo helado con un grandísimo pastelero que es Campeón del Mundo de Pastelería. Así que este post tan solo pretende servir de orientación, no tiene otra pretensión.

1. Busca helado artesano

Esta entrada es un alegato en defensa del helado artesano. Así que primer consejo: ¡conviértete en rastreador y localiza lugares donde ofrezcan helado de calidad! Parece fácil, ¡pero no lo es en absoluto! No te dejes guiar por los letreros gigantes de “Heladería Artesana Pepito” porque no es ningún indicativo que garantice esta cuestión. No sé hasta qué punto se legislan este tipo de cosas (ya que desde mi punto de vista como publicista, se trata de publicidad engañosa como la copa de un pino) pero lo que sí que sé es que muchos establecimientos que empezaron hace décadas siendo 100% artesanos, con el cambio de generación al cargo del negocio y los tan golosos productos industriales para la elaboración de helado, han dejado a un lado las producciones de toda la vida en un intento de simplificación del trabajo, sacrificando la calidad, el sabor…

Si encuentras helado en una pastelería, no dudes que es artesano. E incluso algunos restaurantes producen o compran helado de calidad.

2. Huye de los colores estridentes

Fuente stylistic.fr

En los últimos años nos hemos hecho muy amigos de los colorantes. Cuanto más chirríe algo, parece que más nos llama la atención.  Yo personalmente huyo de estos productos a no ser que sea “necesario”. Hay pastelerías/heladerías cuya  nota característica son los colores llamativos. Bien. Y venden más, claro. Cada uno está en su derecho de consumir lo que más le guste. Y si un color fosforito para alguien es equivalente a buen sabor, adelante. Pero amigos míos, sed conscientes que por muy “apetitoso” que parezca, es química pura lo que da ese color que parece sacado de ordenador. Y digo esto porque… ¿alguien ha visto alguna manzana triturada que sea verde fluorescente? ¿o algún tipo de alimento azul o color pitufo? ¿o un zumo de limón que sea más amarillo que el subrayador que usabas en el colegio? El uso de colorante no quiere decir que el helado no sea artesano, ojo.

También he de indicar que algunos tonos pueden inducir a confusión… y digo esto porque en Alain Chartier se elabora helado completamente artesanal, y si no fuera porque yo formo parte de esa producción, jamás me creería que un sorbete de fresa, o de frambuesa, o de cactus, o de sidra… pudieran tener ese tono tan intenso y bonito! De modo que el color se debe tener en cuenta, pero algunas tonalidades pueden ser confusas…

nota: el helado de plátano y de limón si son naturales son muy claritos! No amarillo pollito…

Sorbete de frambuesa. Fuente tkapoentje.be

3. Diferencia entre helado y sorbete

Factor fundamental. Y es que no está de más saber qué estamos comiendo… Yo antes pensaba que un sorbete era una especie de granizado o algo así. Era un concepto que no tenía muy claro… Pues bien, sorbete y helado digamos que aparentemente son lo mismo, y digo aparentemente porque a pesar de que su elaboración consta del mismo proceso, se diferencian en su composición y si nos fijamos bien, un poco en su aspecto.

Lo que caracteriza a un sorbete es la ausencia de grasas. Una crema helada habitual contiene leche, yemas, nata… así que la diferencia es bastante grande. Hay quien afirma que el sorbete se caracteriza por la ausencia de lácteos o por la presencia de fruta. Esto no es cierto del todo, ya que también puede haber helado (con lácteos y grasas) de fruta, y a su vez un sorbete puede contener hasta un 2% de leche en polvo descremada. Asimismo, un sorbete no es necesariamente de fruta (en Alain Chartier hacemos sorbete de chocolate, lo que es un sueño para los intolerantes a la lactosa).

También cambia la textura. Un helado es mucho más cremoso que un sorbete.

4. Si tienes alguna alergia alimenticia, ¡cuidado!

¿Todo el mundo tiene claro que el helado contiene yema de huevo? Porque creo que no… Y cada vez hay más alérgicos al huevo… Y los alérgicos a la proteína de la leche no toméis sorbete confiados en que no contiene lácteos, porque puede tener polvo de leche 0% grasa, lo cual es bueno para los intolerantes a la lactosa, pero no para los alérgicos a la proteína, ¡así que cuidado! Normalmente un sorbete no lleva leche en polvo, ¡pero puede que sí! Así que lo mejor es interrogar a nuestro heladero de confianza. Y digo interrogar, porque normalmente quien está atendiendo no tiene la menor idea de qué se compone el producto que vende… de modo que deberemos ser un poco insistentes para que se informe y consigamos una respuesta fiable.

5. No comas helado ultra congelado

El helado se debe vender a -17º aproximádamente, pero su degustación no es tan fría. El helado no tiene que dejarnos la boca inmovilizada como si chupáramos un glaciar. Así que lo ideal es esperar un poco para que suba unos grados. Ahora bien… hay vitrinas de heladerías con mil sabores permanentemente abiertas que  no están bien climatizadas, de ahí que a veces nos acaban de servir una tarrina ¡y ya nos chorrea por todos lados…! También es cierto que cuanto más aire tenga el helado (sí señores, al helado se le mete aire. Pagamos por aire. Y cuanto más industrial, más aire. Lo que se traduce en mayor rendimiento económico) más fácilmente se derrite. De ahí que los helados de la marca de moda goteen a la mínima que nos descuidamos un poco.

 6. Beneficios del soft o “helado de yogur”

Este tipo de helado se ha hecho en unos años bastante común por su distribución en grandes cadenas. Es una crema helada menos calórica que el helado habitual (pero más que el sorbete). Contiene leche, nata, yema… y yogur.

Normalmente en estos establecimientos hay una gran oferta de los conocidos toppings que suelen resultar bastante tentadores. Hay toppings muy saludables como son los trocitos de fruta, y otros que son de los que encogen la ropa. Así que para quienes consuman este tipo de helado por aquello de engordar menos, os diré que no sirve de nada si después lo recubrimos con mil millones de chocolates y golosinas. Es como aquello de tomar el café con sacarina y acto seguido zamparse un donut.

fuente marketing4food.com

7. Barquillo crujiente ¡gracias!

Es una cuestión de calidad en el servicio. El barquillo es un producto delicado que reblandece fácilmente en contacto con el ambiente, estamos de acuerdo. Pero si pago un dinero por un cucurucho, que tenga un barquillo en condiciones. Y sí es artesano, mejor.

8. Haz caso omiso de los helados de moda

Sé que pueden resultar tentadores, que son los más fáciles de encontrar, que son más baratos… Pero son más calóricos, con más conservantes, colorantes y demás químicos, y por supuesto, es mejor contribuir con un artesano y productor local que nos va a vender calidad, que no con la multinacional de turno.

9. Olvida las decoraciones grotescas y los toppings innecesarios

Porque si el helado es bueno, no le hace falta ningún complemento. En Alain Chartier la carta de sabores es casi infinita, y mucha gente me pregunta cuál es el mejor. Y os puedo decir que el “simple” helado de vainilla o de fresa puede hacer que se te salten las lágrimas. Porque si el producto es bueno, el helado puede ser un placer de dioses.

10. Consume helado todo el año

Porque el helado es digestivo y aporta múltiples beneficios. No limites su consumo a los meses de verano. Yo estoy ahora mismo en Bretagne (Francia) produciendo helado, y os puedo asegurar que aquí tenemos de todo… menos calor ;)

Feliz verano!

Blog Appétit!

Hace mucho que no escribo, así que primero de todo ¡perdón por la ausencia! Si normalmente llevo una rutina un poco atareada, en este último mes se ha sumado el final (o pausa) de mi etapa en Barcelona y comienzo de una nueva en Francia. Sí… he dicho Francia!!! Así que ando por la verde Bretaña chapurreando francés, disfrutando de su gastronomía y aprendiendo muchooooo de pastelería y heladería. Pero eso os lo contaré en otro post ;) LEER MÁS »

Finalizada la pascua igual puede parecer extraño publicar un post sobre el dulce típico de estas fechas: la mona. Pero a veces el tiempo parece que se esfuma y no hay forma de sacarlo todo adelante.

Dolç par Yann Duytsche

LEER MÁS »

Hay chicas que pueden pasar horas y horas mirando ropa. Otras son unas locas de los zapatos. A mí soltadme en una librería, que podéis dejarme toda la tarde y venir a recogerme en el cierre… Adoro perderme por las estanterías, mirando, leyendo, descubriendo. Y a pesar de este amor incondicional, no leo ni la décima parte de lo que me gustaría. Vista mi obsesiva pasión culinaria, parece que mi tiempo se reduce a leer y aprender todo lo referido a esta temática. Antes compraba libros de cocina y repostería a montones, ya que los dirigidos a un público amateur tienen unos precios asequibles. Pero desde que esta afición pasó a ser profesión, y mis inquietudes cada vez más complejas, casi dejé de comprar libros. Menuda paradoja, ¿verdad? Pues para quienes no lo sepan, las editoriales se ceban en los precios de los libros para profesionales, y ten suerte si encuentras alguno por debajo de 80€!!! Así que aprovechando que este post va sobre lecturas gastronómicas, desde aquí mi collejón a las editoriales, que parece ser que se piensan que los profesionales de la cocina somos millonarios…

He de decir que desde hace un par de años algunos se han relajado y han bajado mínimamente los precios, pero aún así, estos siguen picando al bolsillo… Vale que son ediciones súper chulas, con unas fotofrafías increíbles y muchísimos contenidos… pero, pero, peroooo!… Una excepción son los Cuadernos Apicius, que son joyas transformadas en papel que te maravillan. Me declaro enamorada de todo lo que pasa por las manos de Javi Antoja y Guillermina Bravo.

Fuente: libreriagastronomica.com

Y volviendo a lo que nos ocupa… Estuve visitando varias librerías, ojeando las estanterías de la sección de gastronomía…  y he podido comprobar que continúa de moda la repostería creativa, con un sinfín de libros que desde mi punto de vista, son muy parecidos y que raro es el que aporta algo diferente o destacable.

Debido a mi especialización profesional, mis exigencias a la hora de elegir un ejemplar de esta materia han aumentado. O igual podríamos decir que antes cualquier compendio de recetas me entusiasmaba, y ahora no. Aún así, se pueden encontrar obras de altísimo nivel dirigidas a aficionados y amantes de la buena cocina en su hogar. He aquí la prueba :)

.

  • COCINA CON JOAN ROCA

 Joan Roca Fontané

 Planeta Cocina

Joan Roca es un hombre que me emociona. Transmite tanto amor a la profesión, que su libro no podía ser menos. En sus páginas encontrarás lecciones de base (desde las diferentes partes de una carne, los cortes de los vegetales, distintas técnicas de cocción…) y toda una serie de recetas increíbles acompañadas de una completísima guía fotografiada.

.

  • LA COMIDA DE LA FAMILIA

 Ferran Adrià y el equipo de El Bulli

 RBA

Cuando me despedí de Madrid hace ya más de un año, mi amigo Diego Cardeña me sorprendió con este maravilloso regalo. Recopilación de menús baratos, sanos, variados, completos y de calidad. Comienza dándonos nociones básicas a la hora de hacer la compra, de ir al mercado, consejos para ahorrar tiempo y dinero a la hora de cocinar, y recetarios básicos como un buen fumet o un caldo de verduras. Seguidamente tenemos toda una serie de menús explicados paso a paso, con adaptabilidad en función del número de personas para el que queramos cocinar, sustitutivos que podemos encontrar si algún ingrediente es un poco complicado, y una serie de fotografías que hacen que su elaboración esté al alcance de todos.

.

  • BOLLERÍA/PAN/COCAS Y TORTAS

 Xavier Barriga

 Grijalbo Ilustrados

Antes de mudarme a Cataluña solo conocía a Xavier Barriga por el boom de sus libros. Desconocía quién era este profesional y por qué se había hecho tan conocido en el mundillo. Hasta que fui a Turris, su imperio del pan. El pan, las cocas, las focaccias, los croissants… todo es absolutamente espectacular. La suerte/desgracia es que paso por un Turris todos los días a la vuelta del trabajo, así que son muchos los días en los que me “premio” con una de estas delicias. Así que sin duda, recomiendo todos los libros de este creador de delicias. He intentado apuntarme a diversos cursos, y siempre los tiene llenos! Así que desde aquí, mi mensaje a Xavier: me voy de Cataluña con la pena de no haberte conocido y ver de primera mano tu trabajo :(

Fuente: La Vanguardia

Tiene una mirada tan entrañable y tan humilde, que de verdad que me encanta!

.

  • BIZCOCHOS/PAN/RECETAS PARA CADA MOMENTO

 Webos Fritos

 Aguilar

No es la primera vez que os hablo de Webos Fritos, el que para mí sea el blog puntero en España tanto en recetas como en fotografía. Susana prepara las recetas, y su marido Jesús la fotografía. Ella es abogada, él arquitecto. Y a pesar de sus ocupaciones y de ser padres de familia, ponen una profesionalidad, un saber hacer y un amor en cada post, que parece mentira que no se dediquen laboralmente a la gastronomía. Recomendable cualquiera de sus libros. Y si puedes ir a alguno de sus cursos o firmas y conocerlos en persona, no te lo pienses! Son extraordinarios!

.

  • LA COCINA DEL QUIJOTE

 Lorenzo Díaz

 Alianza Editorial

Libro que me llamó poderosamente la atención, tal vez por ser una gran amante de las recetas de toda la vida, o tal vez por mi devoción hacia tal obra maestra de la literatura. Mis expectativas eran bastante bajas, ya que este tipo de ejemplares apenas explican nada y son más un producto de márketing que otra cosa. Pero cuál fue mi sorpresa cuando comprobé que dentro están todas y cada una de las recetas, con su proceso explicado. Y es que donde estén unas buenas migas con torreznos, que se quite el perrito caliente y su primo el kebab.

 

Obviamente, en esta humilde lista no están todos los destacados. Es tan solo una mínima selección. Aceptamos sugerencias :)

 

 

© Photos Le Fotographe

Como cada dos años, Lyon ha sido la sede la Coupe du Monde de Pâtisserie. Dos días llenos de nervios en los que 21 equipos de diferentes países del mundo luchan por el premio de mayor prestigio dentro del mundo de la pastelería. Finalmente Italia, a pesar de las dificultades, se alzó con el título seguida de Japón y Estados Unidos. LEER MÁS »

Después de varias recetas calentitas, para ayudar a pasar el frío invierno, hoy os traigo un snack que me encanta. Soy consciente de que estos palitos los hará muchísima gente de mil maneras, pero a mí se me ocurrió la idea hace un par de años, y estuve varios días haciendo pruebas con diferentes rellenos. Y he de decir que son una maravilla! LEER MÁS »

Visto que después de las contundentes navidades mucha gente hace propósitos de año nuevo (que a veces cumple, a veces no) he pensado preparar una receta muy saludable, de elaboración muy fácil, y que a mí personalmente me sorprendió bastante, ya que nunca había comido pepino estofado. LEER MÁS »

Os confieso que tal vez deberíamos empezar con platos navideños… pero es que hace un frío que pela! En Barcelona hoy hace un viento huracanado, y si a esto sumamos que no estoy demasiado navideña, la receta de hoy tenía que ser otro plato caliente. Y es que en invierno la felicidad se reduce a un chocolate caliente, un bizcocho recién horneado, un plato de cuchara, una mantita, sofá… Pequeñas cosas que nos reconfortan en estos fríos y cortos días en los que oscurece tan pronto. LEER MÁS »

Con el grandísimo Jordi Roca en El Celler de Can Roca

No me gusta demasiado hablar de mí. Lo reconozco. Muchos bloggers cuentan en sus posts hasta las veces que les suena el despertador por las mañanas.  El caso es que llevo ya unos cuantos posts en los que os cuento los líos en los que ando metida, que básicamente son: abandono Madrid y mi profesión anterior por motivos personales, me vuelvo a mi Alicante natal y decido hacerme pastelera de la mano de Paco Torreblanca. Bueno, pues la historia sigue! Y me gusta contaros mis aventurillas porque sé que son de ayuda para muchas personas que están planteándose tirarse a la piscina tal y como hice yo. LEER MÁS »

No sé vosotros, pero yo tengo la sensación de que está siendo un otoño un tanto extraño. Llevo 1 mes viviendo en Barcelona, y puede que sea la adaptación al clima de aquí… O puede que en el resto de España esté haciendo el mismo tiempo cambiante y yo no me haya enterado. El caso es que sigo con otra receta sencilla y fresquita, porque sigue haciendo muuuchoooo calorrrr… Y a este paso me veo la nochebuena cenando en el jardín ;) LEER MÁS »



Otras publicaciones

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899