Menú

Platos especiales para San Valentín: Merluza Rellena

6

¡Hola cociner@s!

¿Cómo va la desintoxicación navideña? ¿Habéis dejado de comer dulces? Yo por mi parte, hoy os traigo una receta muy especial.

Y es que dentro de un mes es San Valentín, y para los que estéis enamorados, o para los que simplemente queráis dar una sorpresa a una persona querida (de vez en cuanto está muy bien hacer algo especial para nuestras madres, por ejemplo) os traigo un plato magnífico, muy sencillo y que está delicioso. Se trata de una merluza rellena de salmón, gambón y dátiles.

A los que no os guste el pescado os animo a probarla, porque está francamente buena.

De todas formas, estaremos durante todo este mes haciendo recetas estupendas para una cena en pareja… ¡o con amigos!. Y ya sabéis que no puede faltar un buen postre, así que próximamente traeremos deliciosas propuestas.

Las cantidades que os indico son para unas 6 personas, así que si queréis hacer para menos, calculad proporciones (también podéis congelar y comer otro día).

Ingredientes
  • Una merluza de 1,5 Kg. apróximadamente (indicarle a vuestro querido pescadero que os la deje bien limpia)
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 lomo de salmón
  • 8 gambones
  • 6 dátiles
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 4 cucharadas de nata líquida
  • Un chorreón de sidra (unos 80 ml.)
  • 3 patatas medianas

Elaboración

-   Ponemos el horno a precalentar a 200º.

-  Pelamos los dientes de ajo y los partimos (quitamos el centro si queremos que repita menos).

-   Ponemos sal en el mortero, y echamos los dientes de ajo y el perejil. Machacamos.

-   Cubrimos con aceite de oliva y removemos con una cuchara.

-   Ponemos la merluza limpia en la bandeja del horno.

-   Bañamos con la mezcla que hemos hecho en el mortero (en mi tierra a esta mezcla se le llama picadillo).

-   Por otro lado, partimos la cebolla en trozos pequeños y la pochamos en una sartén a fuego suave.

-   Quitamos la piel al lomo de salmón

y  lo cortamos en cuadrados.

-   Cuando la cebolla esté hecha, le añadimos el salmón. Ponemos sal.

-   Pelamos y partimos en trocitos los gambones.

-   Añadir los gambones al sofrito cuando el salmón esté un poco hecho.

-  Echamos a la mezcla las 4 cucharadas de tomate frito y las 4 cucharadas de nata (si queréis que tenga más salsa, podéis echar más).

-  Mezclamos bien, y al minuto ponemos la sidra y dejamos que reduzca a fuego muy suave (probadlo de sal y corregid a vuestro gusto).

-   Deshuesamos los dátiles, los partimos en trozos y los incorporamos a la sartén.

-   Pelamos las patatas y hacemos rodajas de un dedo de grosor. Les ponemos sal.

-   Cuando el sofrito haya reducido, lo apartamos del fuego.

-   Abrimos la merluza y con una cuchara repartimos el sofrito. Si hay demasiado y se sale, no os preocupéis, no pasa nada. Echadlo todo porque luego se queda muy jugoso. Cerramos la merluza.

-   Colocamos las patatas alrededor. Si el relleno sobresale, poned patatas encima para que no se seque demasiado en el horno.

-    Poned por las patatas un poco de la mezcla que hicimos en el mortero de ajo, aceite y perejil.

-   Meter en el horno y cocinar a 200º hasta que la merluza se tueste un poco por su cara externa (estad atentos para que no se haga demasiado, porque sino queda seca).

Espero que os haya gustado la receta de hoy. Es ligerita y muy sencilla de hacer.

El próximo día traeremos un nuevo postre ¡que ya lo echo de menos!

Feliz fin de semana y Blog Appétit!



6
comentarios
Escribir Comentario
1 elisabet, día

qué buena pinta, voy a probar hacerla!!!!

2 La Nena, día

Creo que del proximo fin de semana no pasa que comamos en casa esta merluza rellena, tiene una pinta estupenda ya te contaré.

3 calimero, día

Me parece una receta genial, la pienso hacer!!! solo de pensarla ya tengo hambre!!!!

4 Maria Jesus Navarro, día

Jajaja, pues ya nos contarás ;)

5 MACARIO, día

Mi opinión sobre esta merluza rellena (mejor "reventada", para eso mejor poner el ¿relleno? como guarnición): Otro plato sin ton ni son ... Que la merluza haya que aderezarla, en ocasiones más allá de un sofrito de ajo ..., bueno. Pero endilgarle a la pobre ese conjunto de aditamentos parece excesivo y arriesgado, tanto que la pobre parece que, con buen sentido, los expulsara. En otro orden de cosas, y tal como se plantea la horneada, o la merluza queda pasada de punto o las patatas quedan crudas, a no ser que se horneen solas previamente, algo que no dice usted. No se enfade por el comentario, que es sólo una opinión. Además tiene usted la valentía de abrir su blog a críticas, cosa que otros más avezados del ramo no se atreven. Saludos.

6 Maria Jesus Navarro, día

Macario gracias por tu comentario y por leernos. Las patatas si las cortas finas no quedan crudas. Además, estarás de acuerdo conmigo en que el punto de las patatas es algo muy subjetivo, porque hay gente a quien le gustan duras y gente que le gustan "quemadas" (al igual que la carne).
Opinión más que respetable, pero te aseguro que es un plato exquisito, y no estoy de acuerdo con quien critica sin haber probado.

Herramientas