Después de varias recetas calentitas, para ayudar a pasar el frío invierno, hoy os traigo un snack que me encanta. Soy consciente de que estos palitos los hará muchísima gente de mil maneras, pero a mí se me ocurrió la idea hace un par de años, y estuve varios días haciendo pruebas con diferentes rellenos. Y he de decir que son una maravilla!

Últimamente traigo recetas muy sencillas que no conllevan apenas dificultad. Esto tiene un sentido: el fin último de este blog es que os animéis a cocinar. Y lo digo tanto para los que os apañáis en la cocina, como para los que le tienen respeto, o les da pereza… y no pasan de la pasta con tomate frito de cartón, la pizza o la fritanga de la sección de congelados.

Hace cuatro años, cuando Blog Appétit comenzó su andadura y fuimos a diversos programas de EsRadio a hablar de este proyecto, ante la pregunta sobre cuál era el objetivo de este blog mi respuesta era que la gente se ilusione con la cocina. Que experimente, que se ponga el delantal. Y ante la pregunta de: ¿cuál es tu consejo para animar a la gente que cocine? Siempre afirmo que cada uno tiene que buscar su pasión. ¿Qué es lo que más te gusta? ¿las albóndigas de tu abuela? ¿el cordero de tu madre? ¿el brownie? Líate la manta a la cabeza y ponte manos a la obra. Puede que la primera vez te surjan mil dudas o tengas pequeños “accidentes” por tu inexperiencia. Pero verás que cocinar es de lo más divertido ¡a mí me resulta relajante, creativo…! Pon música, baila, canta, sírvete una copa de vino… Y verás que cocinar es un placer! Y cuando pruebes lo que has hecho, cuando lo compartas con tu familia, tus amigos, tu pareja… y veas la cara de felicidad que ponen, la satisfacción que tendrás es enorme!

Yo empecé a animarme en este mundillo al independizarme. Cuando vivía con mis padres hacía alguna receta de vez en cuando, pero tener la mesa puesta todos los días hace que la motivación se esconda detrás de la pereza. Y teniendo que buscarme la vida y negándome a alimentarme de la sección de congelados o latas preparadas (como hacían mis compañeras de piso), comencé a preparar mis primeros platos. Pero lo que definitivamente me sacó la pasión gastronómica fue la afición por la repostería. Soy una golosa incorregible, así que comencé preparando la riquísima tarta de almendra de mi madre, tartas de queso, brownie… y a veces comía en casa con mi pareja, otras llevaba al trabajo… y era increíble. Recuerdo una vez en otra cadena, que haciendo un informativo en directo, el realizador me sacó de mi puesto para que fuera a comprarle leche para mojar el bizcocho que esa tarde había llevado. Así que me encontré un viernes a las diez de la noche por Puerta de Alcalá buscando algún bar que quisiera venderme leche para mi jefe! jajajaja

Dadle una oportunidad a la cocina. Sacad vuestra parte creativa. De verdad que es una satisfacción enorme.

PALITOS DE HOJALDRE RELLENOS

Y pongo “rellenos” porque se pueden rellenar de lo que más os guste! De ahí a que os invite a que probéis distintas opciones. Eso sí, olvidad rellenos que conlleven exceso de líquido, porque si no humedecerá la masa y no quedará bien crujiente.

Vamos a necesitar:

- 2 láminas de hojaldre (si es congelado mejor, porque las láminas son rectangulares)

Y para rellenar…

- podemos poner queso rallado

- podemos triturar aceitunas negras con tomates secos hidratados,

- o una pasta de anchoas con aceitunas

- o alcaparras

- o queso azul y nueces en trocitos pequeños

- o atún

- o jamón york en lonchas finas con queso

Las opciones son infinitas!

Y para prepararlos, muy fácil!

- Extendemos una de las láminas de hojaldre y estiramos con el rodillo con un poquito de harina para que no se nos pegue (nos deben quedar las dos láminas más o menos del mismo tamaño)

- Ponemos el relleno elegido por encima. No hay que poner demasiada cantidad, ¡y os lo dice la que siempre pone de todo en gran cantidad! (que se note la sangre andaluza). Pero por mucho que me cueste decirlo, a veces el exceso no es bueno, así que sed moderados repartiendo el relleno, porque si no al enroscar los palitos, el relleno se saldrá por todas partes.

- Cubrimos con la segunda lámina de hojaldre.

- Y ahora con un cuchillo afilado (no hace falta un machete, pero una puntilla que corte sin problema) vamos cortando tiras de 1,5 cm. aproximadamente.

- Ahora tan sólo tenemos que enroscar las tiras sobre sí mismas, dándoles vueltas para formar el “tirabuzón”, o incluso puede hacerse un trenzado a 2 puntas… Al enroscar las tiras, se acortarán los palitos considerablemente. Si aun así queremos algo más pequeñito para picotear, podemos cortar nuestras tiras de hojaldre por la mitad, ¡a gusto del consumidor!

Un consejillo que os doy es que si hacéis una pasta con anchoas, aceitunas, alcaparras o algo similar, ojo porque son ingredientes salados de por sí…

- Pincelamos los palitos con huevo batido, y podemos decorar con orégano, tomillo, semillas de sésamo, almendra picada, piñones…

- Horneamos a 180º hasta que queden doraditos.

Habéis visto que es una receta de lo más sencilla, y os digo que con esto triunfáis! De verdad que a la gente le encanta. Eso sí, tened en cuenta que estamos utilizando hojaldre, por lo que si se come recién hecho es increíble, a lo largo del día estarán muy buenos, pero después irán perdiendo calidad… Así que si os sobran guardad en un tupper para el día siguiente, y antes de comer podéis darles un toque en el horno (aunque dudo seriamente que os sobren, porque de verdad que están riquísimos!)

Que paséis una feliz semana!


4 Comments

  1. Uteco's Gravatar Uteco
    2 febrero, 2015 at 17:35 | Permalink

    En español el condicional ‘si’ más la negación ‘no’ se escribe ‘si no’ (no ‘sino’). Sangre andaluza, vale; pero víctima de la LOGSE no. Yo también soy andaluz y escribo correctamente los ‘sinos’ y los ‘porques’ (que no hay un cristiano que lo haga a derechas en internet -y menos lo harán cuando toque pelo Podemos-).

    Y ya de paso, creo que debería escribir su nombre correctamente: María Jesús (por cierto, muy bonito y españolísimo).

  2. sol's Gravatar sol
    2 febrero, 2015 at 19:07 | Permalink

    No es que tenga acciones, pero para su interés le comentaré que el hojaldre de mercadona también son laminas rectangulares, a mi tampoco me gusta el hojaldre redondo porque soy muy mala dándole forma.
    Espero le haya servido como curiosidad, yo desde luego no le voy a dar una clase, ni mucho menos le voy a decir como escribir su nombre, eso lo hace uno como mejor le parece o le gusta. La reina se llama Letizia y podía haberlo corregido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Otras publicaciones

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899