¡Hola cociner@s!

Hoy os traigo una receta muy versátil, que podéis adaptar cada uno a vuestros gustos. Y es que yo nunca hago este plato del mismo modo, ni siquiera mi madre… Miro a ver qué tengo en la nevera, y de ahí improviso…

 

Se trata de unos rollos de pechuga de pollo rellenos de carne picada y panceta a la pimienta. Yo normalmente les pongo bacon, pero es que vi en el súper esta panceta con una pinta… que decidí probarla. Y me gustó mucho, tiene un sabor muy parecido al lomo.

De hecho, la panceta se me terminó, y yo tenía todavía pechugas para rellenar, así que tal y como os he dicho antes, abrí la nevera a ver qué encontraba…

Y tenía paté finas hierbas. Pues venga, otra tanda de pechugas con paté!!

Así que ya sabéis: yo os hago una propuesta, y vosotros la adaptáis a vuestro gusto!!

Ingredientes:

 

- Filetes finos de pechuga de pollo (1 bandeja)

- 200 g. de carne picada (yo la puse de cerdo y ternera)

- 1 huevo

- 2 cucharadas de pan rallado

- 200 g. de bacon o panceta. O paté finas hierbas si se prefiere.

- Perejil

- Media manzana (opcional)

- Sal, pimienta

- 1 lata de champiñones enteros

-  4 cucharadas de almendra molida

- 1 lata de cerveza

Elaboración:

 

-  Precalentamos el horno a 190ºC.

-  En un bol, mezclamos la carne picada, con el huevo, el pan rallado, perejil picado, la media manzana, sal y pimienta (la manzana yo la puse porque se me ocurrió en el momento, pero luego no se nota su sabor, así que no la pongáis si no queréis).

-  Salpimentamos los filetes de pechuga,

y les ponemos una loncha de panceta o bacon o untamos con paté.

-  Encima pondremos un poquito de la mezcla de carne picada.

-  Enrollamos el filete de forma que quede hecho un rollo.

-  Ponemos todos los rollos en una bandeja de horno, les ponemos aceite, el contenido de una lata de champiñones y cerveza (echar la cantidad que se desee para que quede un caldito y no se resequen las pechugas).

- Metemos en el horno. De vez en cuando, abrimos y con una cuchara vamos bañando las pechugas con el caldo de la cerveza.

- Cuando veamos que las pechugas están casi doradas, añadimos la almendra molida al caldo y dejamos un poquito más.

Yo para asegurarme de que estaban bien cocidas, saqué una y la abrí con el cuchillo.

Y de forma súper sencilla, tenemos un plato con el que dejaréis con la boca abierta a vuestros invitados!!

Además, cuando tienes visita lo mejor es preparar algo en el horno, que se cocina de forma fácil y te permite mientras tanto, arreglar la cocina o estar con los invitados tomándote un aperitivo :)

Espero que os haya gustado. La semana que viene tengo pensado una súper bombaaaaaaaaa calóricaaaaaaaaaaa!!!! Así que perdonadme, la operación bikini no entra en mis planes… pero es que he encontrado una tarta que madre míaaaaaaaaaaa!!!! Casi me como la pantalla del ordenador cuando la vi…

Espero que paséis un feliz fin de semana!!! Blog Appétit!


3 Comments

  1. patricia's Gravatar patricia
    21 junio, 2012 at 14:03 | Permalink

    Me parece una idea genial, sólo que me dá la sensación de que la carne picada se queda un poco cruda, o al menos el color hace pensar que no está cocida del todo, y a mi la carne cruda……..como que no me gusta.

  2. patricia villalba monzon's Gravatar patricia villalba monzon
    21 junio, 2012 at 14:05 | Permalink

    ¿No se ha quedado cruda la carne picada?
    Me parece una idea genial, salvo por la carne que parece cruda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Otras publicaciones

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899