Menú

En el corazón del cava

2

Con el permiso de la sidra y del gaitero, el cava es sin duda la bebida navideña por excelencia, más todavía desde que ha dejado de ser algo local (aunque en ningún sitio creo yo que se bebe tanto como en Cataluña) y, primero por el consumo y ahora también por la producción, casi toda España es tierra de cava.

Sin embargo, justo es reconocer que la idea nació en una región de Cataluña, el Penedés, con una larga trayectoria vitivinícola y que, además, desde muy pronto se empezó a relacionar las bodegas y las cavas con el turismo o, al menos, con una comprensión de la importancia de la propia bodega como bandera e imagen de la firma.

Así, ya en 1915 se inauguraban bodegas tan espectaculares como las cavas de Codorníu (la palabra designa tanto al vino como al lugar en el que se elabora), una verdadera maravilla modernista encargada a uno de los arquitectos punteros del momento, Josep Puig i Cadafalch.

Gracias a ello probablemente Codorníu nos ofrece ahora la bodega más turística del Penedés (con el permiso de Freixenet y Torres, también visitas muy recomendables) en la que al interés que tiene conocer la historia y el cuidado proceso de elaboración de este vino espumoso se le une la posibilidad de hacerlo en unos edificios realmente hermosos y que son un ejemplo muy notable y no demasiado habitual de arquitectura modernista aplicada a un uso industrial para el que, como podemos ver, era capaz de ofrecer una excelente solución.

La visita empieza en el espectacular edificio de recepción, una sala con una estilizada bóveda que le da un cierto aspecto de iglesia y que nos acerca más a un entorno religioso que vinícola, aunque si tenemos en cuenta que para muchos el vino y el cava son casi una religión la cosa tampoco está tan desencaminada.

Después se nos ofrece el típico vídeo informativo – promocional – publicitario sobre la marca, su historia y sus logros en todo el mundo, que sorprendentemente no llega a hacerse soporífero si bien no deja de ser un largo anuncio.

Y tras el saludo grabado de la presidenta de la compañía empieza lo más interesante: entramos en lo que hoy en día es el Museo de Codorníu y en su día eran las salas en las que fermentaban los mostos. Hoy se pueden ver en su interior algunos de los instrumentos que se usaban para la elaboración de vinos y cavas, además de varias pilas de barricas, alguna de ellas de tamaño enorme.

Curiosamente, junto a estas salas están ahora los depósitos, mucho más modernos por supuesto, en los que el día de mi visita, en pleno mes de agosto, coincidió que estaban llegando las primeras cargas del inicio de la vendimia, así que un peculiar olor nos llegaba mientras recorríamos la zona.

Luego, no sin recordarnos cómo por estos mismos lugares pasó en su día Alfonso XIII y le escribió una carta a su madre, la visita desciende por las enormes cavas en las que el espumoso envejece durante un mínimo de nueve meses y, en el caso de los mejores caldos, hasta 30.

Las cavas están excavadas a varios niveles y tienen antigüedades entre más de dos siglos y apenas pocas décadas, su tamaño es tan descomunal (unos 200.000 metros cuadrados) que en la visita sólo conocemos una pequeñísima parte, aún a pesar de que durante el recorrido se toma un pequeño tren que nos lleva a lo que parece una velocidad de locos por las estrechas galerías. Este es el momento de la visita que más gusta a los pequeños, a los que por supuesto todas las explicaciones sobre la elaboración del cava, realmente interesantes, les quedan mucho más lejanas.

Los mayores, por el contrario, suelen preferir el último paso del tour que es, lo han adivinado, una pequeña degustación en la que se prueban dos de los mejores productos de la casa: el Codorníu Pinord Noir (el primer cava elaborado 100% con este tipo de uva) y el Gran Plus Ultra.

Tras la estratégica salida por la preciosa tienda nuestra visita habrá terminado: en una hora y media nos habrá dado para recorrer un lugar realmente peculiar, aprender mucho sobre el cava y tomarnos un par de copas.

No está nada mal, ¿verdad?

Y NO SE PIERDAN NUESTRA GALERÍA DE IMÁGENES DE LAS CAVAS CODORNÍU

2
comentarios
Escribir comentario
1 Adri, día

Muy interesante el artículo, la verdad es que las cavas Codorniu son una visita obligada para los amantes de este espumoso. Os recomiendo visitar el Facebook de Anna de Codorniu para descubrirlo todo sobre este grupo centenario.

2 yang, día

Supra Shoes on hot sale now,we carry a large inventory from Supra Footwear, Including Supra Shoes,Supra Skytop And Supra Avenger,Supra Bandit,Supra Bullet.

Herramientas