Menú

Almagro: cuando lo popular llega a la perfección

0
Almagro es uno de los pueblos más famosos y bonitos de España y, desde luego, uno de los que merece sin dudarlo una visita.
Almagro, una joya más allá del teatro

Aunque hace ya algún tiempo les recomendé conocer el Festival de Teatro de Almagro, me había quedado con las ganas de hablar de la propia localidad. Entre unas cosas y otras ha pasado mucho tiempo, pero no quería dejar de hacerlo, básicamente porque de verdad que me parece una de esas joyas de nuestro país que es imprescindible conocer.

Almagro está en el Campo de Calatrava, una zona de La Mancha que no conocía cuando fui allí para el Festival. De hecho, no conocía la provincia de Ciudad Real, a la que he viajado desde entonces y que me ha causado una impresión excelente: realmente creo que es una de las grandes y más injustamente desconocidas de nuestro país.

La Plaza Mayor de Almagro

Lo cierto es que, aunque no fuese así para mí, Almagro es una de las pocas excepciones a ese desconocimiento generalizado de Ciudad Real: la localidad es bastante conocida por el festival de teatro, por su corral de comedias y por su espectacular Plaza Mayor, una de las más bonitas de España, y ojo que sé que decir eso es decir mucho.

almagro05.jpg
Plaza Mayor | C.Jordá

Sin embargo, dentro de este género urbanístico es una rareza a mitad de camino entre las plazas completamente cerradas y las más abiertas y desordenadas: la mitad responde al primer modelo, con dos lados mayores de edificios iguales, con soportales y pintados de un coherente y precioso color verde turquesa herencia del paso por la localidad de los famosos Fúcares, los banqueros de Carlos I.

Son casas modestas y al mismo tiempo hermosas, de hecho creo que una parte muy importante de su belleza está en esa sencillez: sólo una planta baja y dos pisos por encima, de una construcción ligeramente irregular, columnas traídas de aquí y de allá, madera y tejas, con miles de ventanas de pequeños cristales tapados por visillos blanquísimos.

Es, simplemente, la arquitectura popular llevada a la perfección. Simplemente, digo, como si eso fuese simple.

El Corral de Comedias de Almagro

En esta misma Plaza Mayor está la segunda maravilla de la localidad, que es el famoso Corral de Comedias de Almagro, otro ejemplo de la belleza que puede llegar a tener la sencillez.

almagro15.jpg
Corral de Comedias | C.Jordá

Como ustedes ya sabrán se trata nada más y nada menos que un teatro del siglo XVII que ha llegado milagrosamente a nuestros días y que nos muestra, de nuevo, la excelencia en lo popular, que es lo que era el teatro en aquella época, como se refleja en el delicioso edificio, pequeño -aunque grande si tenemos cuenta que estamos en Almagro-, en las sillas de enea, en el modesto escenario…

El Corral de Comedias es como viajar en el tiempo y, si tienen la oportunidad, les recomiendo que vayan a una representación, porque es una experiencia realmente inolvidable.

Palacios y calles encaladas

El Corral de Comedias y la Plaza Mayor son las dos cosas que han dado fama a Almagro, pero el resto de la localidad no las desmerece: es un pueblo grande con un centro histórico importante en el que se ve todavía lo que supuso ser sede central de Orden de Calatrava y la prosperidad que vivió desde el siglo XV.

Palacios de paredes blancas con preciosas portadas de piedra y patios espectaculares; grandes conventos que tienen también claustros de belleza notable; calles que van girando poco a poco para que la perspectiva de sus casas encaladas sea perfecta; iglesias de fachadas modestas de ladrillo pero de cargado interior barroco.

Y todo con algunos extras en absoluto desdeñables: para empezar una gastronomía sobresaliente, con varios restaurantes realmente buenos y, sobre todo, con una relación calidad – precio excepcional. Además, por supuesto, de las tradicionales y famosas berenjenas aliñadas que están obligados a probar.

tablas-de-daimiel01.jpg
Tablas de Daimiel | C.Jordá

Y para continuar unos alrededores en los que hay mucho por descubrir y disfrutar, ya que Almagro es una centro de operaciones perfecto para conocer desde maravillas naturales como las Tablas de Daimiel; a espectaculares fortalezas como Calatrava la Nueva, pasando por alucinantes yacimientos prehistóricos como la Motilla del Azuer.

0
comentarios

Herramientas