Menú

AMPLIACIÓN DE CAPITAL LIBERTAD DIGITAL, S.A.

HASTA EL 10 DE OCTUBRE. QUEDAN DÍAS PARA EL FINAL

Pinche aquí para ver las bases

Soria o esa España eterna que quizá está desapareciendo

Pocas capitales españolas resultan, creo yo, tan desconocidas y lejanas como Soria, se diría que más distante aún que la estepa rusa que representó en Doctor Zhivago y casi tan inexistente como el mismísimo Teruel.

Puede que esto se deba a que es una de las más pequeñas –solo por detrás de Teruel, precisamente-; puede que a que no tienen grandes monumentos como las catedrales o las murallas de otras ciudades de Castilla –aunque esto no es del todo cierto-; o puede a que no haber encontrado un leitmotiv para atraer al turismo de masas, algo que se está intentando con la poesía.

Leer más...

Por qué Disneyland es el mejor parque de atracciones

Vaya por delante una aclaración que creo necesaria al principio de este artículo: no siento la “magia Disney”, no me gusta especialmente el mundo Disney y no experimento ninguna emoción –más allá de cierta compasión- al ver a un señor con un calurosísimo disfraz de gomaespuma caracterizado de un ratón que anda a dos patas y habla y gesticula.

Dicho lo cual, tampoco odio Disney, pero por cuestiones generacionales o porque soy así de sieso o por una mezcla de los dos anteriores y de que a mí lo que me ha gustado siempre es Mortadelo y Filemón, el caso es que no me entusiasma. Así que, sin quererlo, resulta que soy el más imparcial de los observadores a la hora de juzgar un lugar como Disneyland París, al que, por fin -¿por fin?- he viajado este verano.

Leer más...

De Rueda a la isla de Creta: el más sorprendente viaje del vino

Rueda es una de esas zonas vitivinícolas con tradición que podemos encontrar en España en las que el vino no es un producto más, sino que es una parte esencial de la historia y el paisaje, de la vida de los que allí viven y de su día a día, trabajen o no en una bodega o tengan o no un viñedo.

Así que viajar por allí es casi literalmente sumergirse en vino, o al menos en su ambiente, en su mundo. Afortunadamente se trata de un mundo apasionante, incluso para aquellos que sólo bebemos vino de forma ocasional y que no entendemos demasiado de caldos, por mucho que le demos vueltecitas a la copa y olisqueemos el tinto como si realmente oliésemos a algo más que a vino.

Leer más...

Qué ver en Milán, además de un partido de fútbol

Debe ser muy difícil tener como competencia a ciudades como Venecia, Florencia o Roma y eso explica, creo yo, que Milán no esté demasiado bien considerada como destino turístico. Pensamos en la capital de Lombardía como una ciudad rica, con industria, nos suena que hay mucha moda y eso… sin embargo nadie –bueno, casi nadie, tampoco seamos exagerados- viaja allí simple y llanamente para conocer la ciudad.

Pero si usted va allí –digamos a una final de la Champions League- lo cierto es que Milán no es sólo una ciudad fantástica para pasear, rica, agradable y con tiendas maravillosas, sino que tiene algunos monumentos excepcionales que ver, cosas muy interesantes. En suma, que vale la pena aprovechar el viaje para hacer algo de turismo.

Leer más...

Malinas: la mejor excusa para salir de tu ruta en Flandes

Tranquila, bonita, provinciana en el mejor sentido de la palabra, Malinas es una de esas ciudades en las que uno piensa que podría quedarse a vivir, aunque como viajeros sepamos que eso es imposible. Pero andas por sus plazas, disfrutas de sus cafés y sus restaurantes, contemplas sus muchas iglesias y su bellísima catedral y piensas que allí podría ser, que allí se podría llevar esa vida alejada del mundanal ruido.

Lo importante, en cualquier caso, no es la ensoñación sedentaria del viajero, sino descubrir en Malinas un secreto dentro de Flandes y de Bélgica, menos rutilante quizá que las ciudades más famosas y turísticas (Gante, Brujas, la propia Bruselas…) pero con un encanto propio, especial y quizá –aunque no ahora que les estoy fastidiando la sorpresa- inesperado.

Leer más...

Valle de los Neandertales: cuando bisontes, rinocerontes, hienas y neanderales convivían en Madrid

El Valle del Lozoya es una de las partes más conocidas del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y es un buen ejemplo de lo que es ese privilegiado y protegido espacio en el que se mezclan con mucha armonía una naturaleza impresionante, la intervención humana e incluso un patrimonio cultural también excepcional como es el Monasterio de El Paular.

Desde hace unos meses a esos atractivos ya conocidos se les ha sumado uno nuevo o, si quieren, el más viejo de todos: un yacimiento paleontológico de los más importantes del sur de Europa que lleva años excavándose y que por fin está abierto al público con un nombre que me parece de lo más evocador: el Valle de los Neandertales.

Leer más...

Los mejores trucos para viajar barato

Puede que les parezca que aún queda mucho para las vacaciones, pero es el momento de planificarlas si quieren no tener problemas para elegir destino y, sobre todo, encontrar los mejores precios para billetes y en no pocas ocasiones, alojamientos u otros tipos de gastos.

No se lo digo por decir: yo estoy planificando las mías y, casualmente, esta misma semana he tenido un compromiso laboral que puede resultarme de gran ayuda por varias razones, ya sea para estas, ya para algún viaje del futuro.

Leer más...

Costa Brava: el rincón de España que lo tiene todo

Llevo media vida escuchando hablar de la Costa Brava, leyendo las maravillas que han escrito de la zona incluso señores como Josep Pla, ahí es nada; media vida con ganas de visitar un rincón de España que, desgraciadamente, queda un poco lejos de Madrid.

Lo hice, finalmente, el pasado verano, en uno de esos viajes que tiene muchas papeletas para convertirse en una decepción: era imposible no tener unas expectativas muy altas y eso, ay, es peligroso.

Leer más...

Carlos I o la excusa que no necesitamos para viajar a Flandes

¿De verdad necesitamos alguna excusa para viajar a Flandes? Lo cierto es que no, que nos basta con tener ganas de conocer una zona llena de historia y de ciudades bellísimas y encantadoras, un rincón de Europa clave en varios momentos históricos del continente y, también es importante o puede serlo, a una distancia muy razonable y con todas las comodidades para que el viaje sea absolutamente confortable.

Pero si aún así ustedes buscan esa excusa innecesaria o un hilo conductor para dar un cierto sentido unitario al viaje, tengo uno excelente: buscar los rastros de la infancia y la juventud de uno de los reyes más importantes de España, que nació en esa tierra entonces lejana y que no llegó a la España sobre la que habría de reinar hasta tener 17 años: Carlos I.

Leer más...

Descubrir en Brujas lo que no sabíamos de las brujas

Seguro que si les hablo de brujas la mayor parte de ustedes se hará una imagen mental que incluirá elementos como la mujer vieja, el gato negro, las escobas voladoras y los calderos en los que burbujean maléficas pociones. De hecho, en casi todo Occidente la imagen será muy parecida y es bastante lógico: llevamos siglos viéndolas así en miles de manifestaciones artísticas, pinturas, obras literarias, cuentos y canciones populares y, por supuesto, también en el séptimo arte, que así las ha representado muchísimas veces en el último siglo, casi tantas como las que necesitadas de un carácter en el que pudiese resumirse la maldad.

Hasta aquí todo normal, la sorpresa es que esa imagen mental y ese icono artístico tienen un origen concreto: dos grabados de Peter Brueghel el Viejo fechados en Amberes en 1563. Antes de ello las representaciones gráficas de brujas son escasísimas y, además, no cuentan con la mayor parte de la parafernalia de la que hemos hablado: parecen simples mujeres normales. Y no les estoy contando una mera suposición, sino una teoría que es el fruto de la investigación desarrollada por la experta Renilde Vervoort, que estudió el tema durante años y lo hizo su tesis doctoral.

Leer más...

Herramientas