Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Yo sí felicito a Carmen Jordá, nueva miembro de la FIA.

0

Sin conocer qué problemas hay entre ellas, algunas pilotos que representan a las mujeres en este mundo de hombres, que es el motor, han dejado mucho que desear con sus declaraciones ante el nombramiento de la española Carmen Jordá como nueva miembro de la Comisión de Mujer de la FIA.

Empezando por la presidenta de dicha comisión, Michele Mouton, quien ganó cuatro rallies y fue subcampeona del mundo en 1982. La pilota francesa ha afeado a la española por, según ella, no tener el suficiente nivel ni para este puesto ni para, si quiera, conducir un Fórmula 1.

Parece mentira que la presidenta de la comisión que debe apoyar a las mujeres en un deporte complicado para la féminas desprecie a una colega que lo único que busca es ser mejor y ser la mejor. ¿Por qué? Me pregunto yo. Porqué Carmen es un bellezón, porqué Carmen es española… Lo ignoro, pero está claro que en este deporte las mujeres deberíamos hacer piña para hacernos valer y respetar, pero en cambio hacemos algo que es muy femenino, destruirnos a nostras mismas. Somos nuestras peores enemigas.

Que Carmen no haya ganado ninguna carrera reconocida, no quiere decir que no tenga visión o capacidad de gestión para mejorar este deporte. Su idea de crear un F1 de mujeres donde las pilotos puedan competir en igual con otras mujeres, ha sido acogida por muchas como un insulto.

Entre ellas Pippa Mann, piloto británica, que fue la primera mujer en puntuar en la Fórmula Renault 3.5 y que después ha hecho carrera en EEUU. La británica ha escrito en las redes sociales: "Estimada FIA, si la noticia que estoy oyendo es correcta, habéis nombrado a una piloto sin resultados notables, que no cree que compitamos en igualdad en este deporte, para que represente a las mujeres en las carreras, estoy increíblemente decepcionada. Sinceramente, una participante en las 500 Millas y una ganadora en las IndyLights".

Pues Pippa, y a todas las demás, en las carreras, a la hora de soportar hasta seis "G" de fuerza, rodar durante más de setenta vueltas en el mismo tiempo y conduciendo una mole que vuela a más de 300 Kilómetros hora, las mujeres en general, no pueden luchar en igualdad contra los hombres. La fuerza física es lo suficientemente importante como para que surja la diferencia. Para mi la ignorancia reside en quien no quiere ver tal realidad y se cierra a otras formas, otras ideas a través de las cuales las mujeres puedan hacer su entrada real en este mundo. Soy mujer y hablo de motor, y sí a veces soy cuestionada por ello, pero nunca tiraría piedras contra profesionales mujeres que han luchado por hablar, escribir y radiar este deporte. Bravo por Izaskun Ruiz, por Noemí de Miguel, Nira Juanco, Lara Álvarez y tantas otras que han sido cuestionadas no por sus comentarios en un previo o en una entradilla, sino por su pelo, su camiseta o si su sonrisa no era los suficientemente expléndida. Comentarios fuera de lugar y que nunca deberían venir de otra mujer.

Ignoro porqué Carmen tiene tantas detractoras. Desde fuera se la ve una mujer segura de si misma y lo más importante, tenga o no tenga logros en su palmarés, ama la velocidad y quiere trabajar para mejorar las cosas. Para mi es suficiente y para mí es un orgullo que una española nos represente en la FIA. Enhorabuena Carmen.

La francesa, en 2015, criticó duramente a la española al considerar que no tenía nivel para pilotar en Fórmula 1

0
comentarios

Herramientas