Menú

Viñales y Alonso, dos de dos

0

Estos dos pilotos, el primero de MotoGP y el segundo de Fórmula1, tienen una cosa en común, han firmado el mismo resultado en las dos primeras carreras, cada uno en su especialidad. Mientras que Maverick Viñales ha conseguido ganar en Catar y Argentina, Fernando Alonso no ha podido terminar ni el gran premio de Australia ni el de China. Dos de dos. Son la cara y la cruz de un fin de semana de doblete de motor y que han dejado claro, al menos, dos cosas.

Por un lado McLaren ha demostrado que les falta demasiada pretemporada. Los problemas en la unidad de potencia privaron al equipo de probar y ajustar el chasis, el mismo que ha provocado el abandono en las dos primeras pruebas. Lo mejor, sin duda, Fernando Alonso que, aunque no luzca, está haciendo magia y además se esfuerza en hacerlo saber. En China el asturiano llegó a rodar séptimo antes de abandonar, muy por encima de las posibilidades reales del McLaren, pero el talento y las horas de vuelo de Fernando le permitieron respirar velocidad por unas vueltas. Pero el coche no aguanta. Alonso sabe que está, posiblemente, ante su mejor versión y no deja de remarcarlo cada vez que es preguntado por la prensa. “Posiblemente esta y la de Australia han sido las mejores vueltas que he dado en mi carrera”, decía Fernando después de la calificación del sábado en China. Parece evidente que Alonso quiere salir del equipo de Woking y ha empezado con la operación de marketing, totalmente lógica por otro lado. Tiene claro que quiere volver a ganar y que está en plena forma pero le falta un coche a la altura y el McLaren- Honda no lo está.

El escenario es completamente opuesto para Maverick Viñales. Recién aterrizado en Yamaha ha ganado las dos primeras carreras con una autoridad que promete. Él, como Alonso, también se ha preparado como nunca pero la máquina marca la diferencia. Se podría decir que la Yamaha es la moto de Viñales, como la horma de su zapato, un tal para cual. Además, la debilidad de Honda y la irregularidad de la Ducati le están poniendo en bandeja una oportunidad única de la que es consciente el propio Maverick. Quedan muchas carreras, mucho campeonato pero todos están de acuerdo en que de momento Mack está a otro nivel.

 

0
comentarios

Herramientas