Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Vettel de piloto a pandillero

0

¡Ya basta! Ya basta de que se crea que es el único que corre en la pista, qué parezca que nadie lleva la razón más que él, que crea que él nunca comete errores y que son los demás los culpables de todo, de sus desgracias, pinchazos, etc. Pero claro cuando gana, cuando triunfa siempre es mérito suyo, nunca ha admitido que haya sido beneficiado por los comisarios de la FIA, como en el gran premio de este domingo, donde la sanción por conducción peligrosa fue insuficiente. Y lo fue porque no sirvió para mantener las posiciones y al final Hamilton, perjudicado por la bandera roja, cruzó la bandera a cuadros detrás del alemán.

Fue insuficiente porque la acción de Vettel no es accidental, es premeditada, es innecesaria, además no se produce durante la disputa de ninguna posición sino tras el safety car. Hamilton frena y reduce la velocidad, algo bastante común durante las salidas del coche de seguridad, Vettel no le ve o no intuye la maniobra del inglés y se traga literalmente a Hamilton. Pese a ser un despiste clarísimo del piloto de Ferrari, Vettel como si fuera un pandillero o matón, se pone en paralelo a Hamilton y le empuja con la rueda delantera hacia lateral. Para mi eso es bandera negra.

¿A quién no se le ha puesto alguien en paralelo de forma amenazante en la carretera por una acción que el otro vehículo ha considerado que no era oportuna?¿ Quién no se ha encontrado con conductores que se creen que la carretera es suya? Eso, para el día a día pero no en las carreras. Y llega Vettel una referencia del automovilismo en una disciplina donde se juegan la vida cada domingo y porque no le ha gustado la maniobra de Hamilton, no sólo se pone en paralelo sino que le atiza con la rueda. En ningún caso los comisarios deberían haber mantenido a Vettel en pista. Una concesión más, que puede generar un precedente nada positivo para la F1. Una pena ver a un campeón del mundo hacer estas cosas. Cuánto entiendo ahora a Mark Webber.

0
comentarios

Herramientas