Menú

Una muerte no tan anunciada

0
Que la Fórmula Uno comenzaba a tener problemas ante la creciente crisis económica no era secreto para nadie. Sin embargo, con esta noticia, la realidad golpea de lleno a la máxima categoría del automovilismo. Honda dice adiós a la F1 después de 45 largos años, tanto como escudería como proveedor de motores. Fue sin duda en esto último en lo que tuvo sus mayores éxitos.
 
Y yo me pregunto. ¿No era esta misma escudería la que comenzó a ponerse seria con el fichaje de Ross Brawn en noviembre de 2007? ¿No era acaso esta misma casa japonesa la que ofreció un cheque en blanco a Fernando Alonso? Pues sí, es la misma y probablemente buscaban casi desesperadamente la llegada del español para salvar su existencia en la Fórmula Uno. Alonso hubiera llegado con patrocinadores, nuevos mecánicos, mayor interés mediático y una experiencia necesaria para desarrollar con eficiencia y rapidez un monoplaza capaz de sumar. Posiblemente, no hay ningún otro piloto que tenga todo esto en la F1. Obviamente, mucho menos Jenson Button –hasta la llegada de Hamilton la gran esperanza británica– y Rubens Barrichello, un piloto rápidamente venido a menos y cuya repercusión en la prensa sólo se limita  a las últimas polémicas.
 
No hay duda de que este insospechado adiós de Honda ha dejado a casi todos sorprendidos. Se trata de una de las escuderías con mayor presupuesto. Supongo que ningún equipo hace públicas sus cifras completas. Debe haber alguna reserva. Toyota es las que más dinero invirtió en 2008 en su equipo de F1, unos 445 millones de dólares en 2008. Le siguen McLaren (433 millones), Ferrari (415 millones) y... Honda (398 millones). Después están Renault (393), BMW Sauber (366) y Red Bull (164).
 
Un análisis sencillo es hacer una comparación de la relación presupuesto/resultados. Parece obvio concluir que los japoneses no han dado en el blanco. La situación de Toyota a nivel mundial le permite tener esa "pérdida". Bueno eso al menos hasta 2007. Hoy en día tengo que ponerlo en duda. Tanto Toyota como Honda tienen en EEUU su mayor mercado. Es ahí mismo donde han tenido verdadero éxito, no sólo por sus ventas sino por el mero hecho de haber logrado el gran mérito de entrar a un mercado tan orgulloso de su industria automotora.
 
Llegados a este punto tenemos que observar con  atención lo que ocurrirá en las próximas semanas. Este adiós no estaba previsto y cabe preguntarse qué futuro le espera a otras escuderías menores como Red Bull, Toro Rosso o la histórica Williams, tan falta de buenos resultados desde hace ya años. Tal vez una solución sería imitar a Force India y aceptar convertirse en segundas escuderías para evitar la desaparición. Lo de Honda –a la que sin duda tendré que dedicar un post más extenso sobre su paso por la F1– es una mala noticia. Sospecho que Ross Brawn buscará socios para hacerse con toda la plataforma que deja y así tener su propia escudería. Posiblemente tengamos muy pronto noticias al respecto.
 
0
comentarios
Escribir comentario

Herramientas