Menú

Spielberg, un 'inicio de película' para el Mundial de Fórmula 1 tras el coronavirus

0

Imagínense garajes cerrados de forma hermética, caminos señalizados para evitar cualquier tipo de contacto entre los equipos, clínicas móviles de análisis, y gradas desiertas donde sólo resuena el ruido de los propulsores de los monoplazas. Una imagen que es la única posible si la F1 quiere, como pretende, arrancar el Mundial el próximo 5 de julio en Austria, en el circuito de Spielberg. La radio de aquel país ya lo ha anunciado, y no sólo se correrá una carrera, no, se correrán dos, en dos fines de semana consecutivos. Es la única manera posible de que la F1 pueda arrancar una temporada nefasta en lo económico y que supondrá un reto aún mayor del que ya es organizar un Mundial cualquier año ‘normal’. Es como cuando Bruce Willis salvó la tierra en Armageddon, o Will Smith hizo lo propio en Independece Day, todo está pensado al milímetro. Aeropuertos que están cerca de los circuitos, circuitos que están alejados de las urbes, controles médicos continuos, caterings controlados… Será como convertir a la F1 en una burbuja de cristal, en la que sí, pueden surgir grietas en cualquier momento si algo falla en el delicado protocolo en el que se sostiene todo. Dicen en la Fórmula 1 que "todo sea por devolver, aunque sea por televisión, el espectáculo de las carreras a los aficionados, bueno y todo sea por evitar la ruina de un deporte que ha demostrado en esta crisis su severas dependencias económicas y de patrocinio.

Tras Austria, deberá llegar Hungría, quizás Bélgica, y aunque está previsto Italia y España, aunque estas citas son menos probables atendiendo a las limitaciones prevista para el segundo semestre del año. La idea es que la F1 gire por Europa hasta mediados de septiembre y luego ruede por América o/y Asia. Como ven falta mucho por concretar, lo bueno es que la hoja de ruta ha dejado de estar en blanco y precisa de mucha imaginación, como la que se requiere para escribir un guión de película de ficción, porque si nos llegan a contar hace unos años esta película que vivimos hoy, nadie le hubiera dado mucha credibilidad y la habría calificado de pura ficción.

0
comentarios

Herramientas